Sabado 12 de Agosto de 2017 | 09:35

Obispos urgen a solución a la crisis campesina
611

Líderes campesinos con representantes de la Iglesia Católica. Foto: @angelicagesama
 
Líderes campesinos con representantes de la Iglesia Católica. Foto: @angelicagesama

La Conferencia Episcopal Paraguaya urgió a solucionar la emergencia campesina y a "enfrentar con coraje las causas de la inequidad estructural" del sector, en el marco de las protestas de miles de labriegos que desde hace un mes exigen en Asunción la condonación de sus deudas con entidades financieras.

Campesinos de todo el país siguen acampados desde entonces en el centro de la capital, frente al Congreso, que la semana pasada aprobó una ley de subsidios para esas deudas que luego fue vetada por el presidente paraguayo, Horacio Cartes.

En este sentido, los obispos instan a acuerdos que promuevan “no solamente el alivio pasajero de los problemas de pobreza y exclusión, sino que alimenten la esperanza de un pueblo, de cada persona, en una vida sana, en un trabajo digno, en una remuneración justa, en la igualdad de oportunidades”.

“Mientras no se reviertan la exclusión y la inequidad no habrá programas políticos ni recursos policiales o de inteligencia que puedan asegurar indefinidamente la tranquilidad”, dice el comunicado.

Recuerdan además que la situación de los pequeños productores “requiere una atención prioritaria y planificada de los poderes públicos”, sin perder de vista que la tierra es un bien común y que todos los paraguayos tienen derecho a la propiedad y al trabajo digno.

Subrayan también en su nota que “la dignidad de cada persona y el bien común no son apéndices o efectos colaterales del crecimiento económico”, y denuncia que el Estado lleva décadas “sin proponer soluciones profundas y duraderas”.

Además, llaman a “situar el diálogo en la búsqueda de soluciones” e invita a las autoridades a “evitar amedrentamientos”.

Los labriegos concentrados en Asunción anunciaron que a partir del lunes comenzarán su sexta semana de movilizaciones, que en un principio apuntaban a la condonación de las deudas, y ahora a que el Legislativo rechace el veto de Cartes a la ley aprobada por el Senado, que contempla el subsidio de esos compromisos financieros.

La Cámara de Senadores convocó a una sesión extraordinaria para el lunes, en la que dará entrada al veto presidencial para su posterior estudio en otra sesión.

El Gobierno considera que esa ley es en la práctica una condonación de las deudas contraídas por los campesinos con entidades financieras públicas y privadas.

Tras el veto de Cartes, el Gobierno propuso a las organizaciones de labriegos un plan que modifique la ley de refinanciación campesina y amplíe el plazo de vencimiento de las deudas, así como la asistencia a las familias afectadas con víveres y semillas.

Los grupos campesinos han rechazado esa propuesta, que el Gobierno ya ha trasladado a los grupos políticos que apoyaron en el Congreso la ley de subsidios.

 
 
 
De que se habla hoy
Hoy en las redes
twitter hoy
facebook hoy