De Niro, DeVito y Ben Stiller: "Quédense en casa, por favor"

Nueva York.- Los actores Robert De Niro, Danny DeVito y Ben Stiller se han convertido en "influencers" de las redes sociales por una buena causa: ayudar a que la población del estado de Nueva York, el epicentro del coronavirus en Estados Unidos, se quede en casa y frene la propagación, según pidieron en vídeos colgados en Twitter que acumulan ya unos dos millones de visitas.


Fuente: EFE

"Hola, soy Robert De Niro. Todos necesitamos quedarnos en casa. Necesitamos frenar la propagación de este virus y solo lo podemos hacer juntos, no solo para protegernos a nosotros mismos, sino a los demás y a la gente mayor que amas. Por favor. Les estoy vigilando", dice el legendario actor protagonista de "The Irishman", mientras señala a la cámara en su mensaje.

Los vídeos fueron compartidos por el gobernador Andrew Cuomo este domingo por la noche, coincidiendo con la entrada en vigor de un plan llamado "Nueva York en Pausa" que obliga al 75 % de la fuerza trabajadora a hacer sus funciones desde casa e impone multas para las empresas que no cumplan con esta estricta medida, que se suma al cierre de escuelas y universidades públicas, teatros y cines, bares y restaurantes.

De acuerdo a las últimas cifras, en el estado hay más de 15.000 casos positivos de coronavirus.

"Soy Danny DeVito y os pido de corazón, en todo el estado de Nueva York, que os quedéis en casa. Todo el mundo. Tenemos este virus, esta pandemia y, ya saben, la gente joven la puede agarrar y trasmitirla a la gente mayor. Y lo siguiente que saben, es que estoy acabado", ironizó por su parte el actor de la mítica serie "Taxi", que alentó a "ver un poquito la televisión" para sobrellevar el confinamiento.

Ben Stiller abandonó su registro humorístico por unos minutos y se dirigió "a la gente joven que piensa que esto es la vida de siempre": "No lo es. Realmente tenemos que quedarnos en casa, es la única manera de frenar la propagación. Si no está preocupado por sí mismo, piense en proteger a los ancianos en su vida, a los que ama, que son muy vulnerables. Quéndense en casa, por favor".

Stiller, como DeVito, animó a su audiencia a entretenerse durante el encierro, en su caso aprovechando "el milagro de internet" y, según mostró divertido, aprendiendo nuevas habilidades, como utilizar una motosierra para dibujar una cara con bigote en el tronco de un árbol.

 

Harvey Weinstein arrojó positivo al coronavirus, según medios

Nueva York ..El famoso productor de Hollywood caído en desgracia Harvey Weinstein, condenado a cumplir 23 años de prisión por delitos sexuales tras un juicio en Nueva York, arrojó positivo a la prueba del coronavirus, según reportan medios locales.


Fuente: EFE

Weinstein, que está en la cárcel Wende Correctional Facility en el condado de Erie y cuya salud ha sufrido varios quebrantos, es uno de dos reclusos que han arrojado positivo al COVID-19 en esa prisión, en el norte del estado.

De acuerdo con los medios locales, que citan a funcionarios familiarizados con el caso, el premiado productor se habría contagiado con el virus cuando ingresó al sistema penitenciario estatal el miércoles pasado desde Rikers Island, la cárcel municipal de Nueva York.

Ha trascendido a la prensa que en Rikers también varios reclusos así como personal han arrojado positivo al virus y que habría al menos 38 contagiados. Este sábado, la presidenta de la junta de directores de las prisiones de la ciudad, Jacqueline Sherman, envió una carta a funcionarios del estado y la ciudad pidiendo que reclusos de bajo perfil y alto nivel de contagio fueran dejados en libertad.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, informó este domingo precisamente que 23 reclusos de bajo perfil fueron puestos en libertad y que se evalúa la situación de otros 200, para prevenir más contagios que siguen creciendo en la ciudad, donde ya sobrepasan los 9.000 casos.

Weinstein, el que un día fue el productor de cine más poderoso de Hollywood, fue condenado el pasado 11 de marzo a 23 años de prisión en Nueva York por violación y agresión sexual a dos mujeres tras un juicio que ha dado voz a sus víctimas y cimentado las reivindicaciones del movimiento feminista del #MeToo, que catalizó su escándalo.

El pasado 5 de marzo, día en que un jurado lo halló culpable, fue trasladado del hospital Bellevue a la prisión de Rikers, uno de los mayores y más peligrosos complejos carcelarios de EE.UU., tras ser sometido a una intervención quirúrgica para insertarle una férula en el corazón.

Tras el veredicto del jurado, Weinstein, que el pasado jueves cumplió 68, años salió con custodia policial de la corte suprema estatal de Nueva York pero no ingresó en Rikers porque sufría palpitaciones cardíacas y en su lugar fue llevado al Bellevue.

La pasada semana, el Departamento de Cárceles y Supervisión Comunitaria, que supervisa las prisiones en el estado, informó que se suspenderían las visitas a los reclusos para evitar la propagación del virus.

 

"Mujer Maravilla 1984" se plantea saltarse los cines y estrenarse en "streaming"

Los Ángeles (EE.UU.). Warner Bros. se está planteando la posibilidad de saltarse los cines y lanzar "Wonder Woman 1984" por medio del "streaming" debido a la crisis global por el coronavirus, que mantiene las salas cerradas en gran parte del planeta.


Fuente: EFE

El medio especializado The Wrap adelantó este viernes esta opción que está barajando el estudio, según dos fuentes anónimas y conocedoras de estas discusiones.

The Wrap aseguró que esta posibilidad está siendo considerada por Toby Emmerich, presidente de Warner Bros., y los consejeros de más alto rango de la compañía.

La directora de "Wonder Woman 1984", Patty Jenkins, y el productor ejecutivo de la cinta, Charles Roven, no han participado en estas conversaciones.

The Wrap explicó que la prioridad de Warner Bros. es que la esperadísima secuela de "Wonder Woman" (2017) se pueda ver en la gran pantalla a partir del próximo 5 de junio.

Pero ante la incertidumbre provocada por el coronavirus, las fuentes de este portal de cine señalaron que Warner Bros. está considerando una alternativa "online" que pudiera comercializarse de forma individual y no como parte del catálogo de una plataforma.

Esto descartaría que la cinta esté disponible de primeras en HBO Max, el nuevo servicio de "streaming" que Warner tiene previsto presentar en mayo.

No obstante, la versión oficial de Warner Bros. continúa siendo que "Wonder Woman 1984" se verá en las salas y que no hay opciones abiertas para el "streaming".

"Nuestra intención es estrenarla en los cines, ese es nuestro plan", aseguró a The Wrap el presidente de distribución en Estados Unidos y Canadá, Jeff Goldstein.

Roven, por su parte, consideró "ridículo" plantear un estreno solo digital para una gran producción como esta.

"Todo el mundo admite que, por muy interesante que sea el 'streaming', si quieres un éxito de taquilla enorme y global tienes que estrenar en los cines", opinó.

"Wonder Woman" fue un gran fenómeno que encumbró a Gal Gadot como estrella mundial y recaudó 822 millones de dólares.

En la secuela, de nuevo bajo la dirección de Patty Jenkins, Gadot estará acompañada por Chris Pine, Kristen Wiig y Pedro Pascal, entre otros.

Aunque la fecha de estreno en junio de "Wonder Woman 1984" no ha sido modificada, otras superproducciones como "No Time to Die" (James Bond), "F9" ("Fast & Furious"), "Mulan" o "Black Widow" han tenido que retrasar o suspender sin fecha sus estrenos debido al coronavirus.

"Onward" y "Bloodshot", que apenas acababan de pisar los cines en marzo, llegarán a los servicios digitales en breve.

Y "Trolls World Tour", que se iba a estrenar en los cines el 10 de abril, aterrizará directamente en el mercado doméstico ese mismo día.

Todos estos movimientos, en una industria cinematográfica todavía en "shock" por los efectos que pueda tener el coronavirus, dejan el camino abierto a reformar el tradicionalmente rígido sistema de ventanas de distribución del cine, que es el plazo entre la exhibición en salas y la llegada de las películas a los hogares.

 

La Academia de Hollywood no descarta cambios en los Óscar por el coronavirus

Los Ángeles. La Academia de Hollywood indicó este jueves que su prioridad ahora mismo es ayudar a los miembros de la industria cinematográfica durante la crisis por el coronavirus y aseguró también que no descarta cambios en los Óscar por los efectos de la pandemia.


Fuente: EFE

"La Academia está enfocada en ayudar a nuestra plantilla, nuestros miembros y la industria a abrirse camino en esta crisis de salud global y económica", señaló un portavoz de la Academia en un comunicado remitido a Efe.

"Estamos en el proceso de evaluar todos los aspectos de este incierto panorama y qué cambios quizá tengan que hacerse. Estamos comprometidos a ser ágiles y previsores mientras discutimos qué es lo mejor para el futuro de la industria y haremos más anuncios en los próximos días", añadió.

La 93 edición de los Óscar está previsto que se celebre el 28 de febrero de 2021 en el Dolby Theatre de Los Ángeles (EE.UU.).

Pero uno de los interrogantes que se abren debido a la pandemia del coronavirus es si los Óscar deberían modificar los requisitos para que una película pueda ser candidata a las estatuillas.

Quizá el más relevante en estos momentos se refiere a la obligatoriedad de que una cinta que quiera entrar a la carrera deba exhibirse al menos durante una semana en un cine comercial del condado de Los Ángeles (EE.UU.) durante el año natural que precede a la gala (esto es, que se vea en 2020 para poder estar en la ceremonia de 2021).

Esta regla no se aplica a algunas categorías concretas de los reconocimientos como mejor película internacional o mejor cinta de animación.

La condición de los Óscar de que una película tenga que pasar por las salas obligó a plataformas como Netflix a que sus cintas con aroma de premios, como "Roma" (2018) o "The Irishman" (2019), tuvieran un recorrido por los cines más o menos extenso y que no se estrenaran exclusivamente en los servicios digitales.

Pero con los cines actualmente cerrados en Los Ángeles (y en muchas otras partes del planeta), cabe preguntarse si los Óscar tendrán que buscar una alternativa o solución para que el requisito de exhibición en la pantalla grande no deje fuera de los galardones a muchas películas cuya distribución ahora mismo es toda una incógnita.

Hollywood ha bajado la persiana debido a la crisis global desatada por el COVID-19 y ha retrasado o suspendido sin fecha numerosos estrenos inminentes como los de "No Time to Die" (James Bond), "F9" ("Fast & Furious"), "Mulan", "Black Widow", "A Quiet Place Part II", "The Woman in the Window" o "The New Mutants".

La industria también ha tenido que detener los rodajes de grandes producciones cinematográficas como los de las cuatro secuelas de "Avatar", "Mission: Impossible 7", "Jurassic World: Dominion", "The Batman" o la nueva cinta de "The Matrix", entre muchas otras.

La crisis también se ha dejado notar en la cancelación o aplazamiento de citas tan importantes del calendario fílmico como el Festival de Cannes (Francia) o el Festival South by Southwest SXSW y el Festival de Cine de Tribeca (ambos en EE.UU.).

El número de casos globales de COVID-19 se elevó hoy a 207.860 y los muertos ya superan los 8.600, según los datos más recientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS).