Crisis afecta a emprendedores: 6 de cada 10 cerrarían sus locales en un mes

La Asociación de Emprendedores de Paraguay (ASEPY) y la empresa Nauta lanzaron una encuesta digital dirigida a propietarios de empresas y comercios sobre las consecuencias específicas que está generando el coronavirus en su economía. En total, 934 empresas y comercios de diversos rubros respondieron el sondeo.

Cristian Sosa, director ejecutivo de la asociación de emprendedores, indicó a radio Universo 970 AM y GEN Tv que 8 de cada 10 empresas encuestadas consideraron que la situación actual generará una disminución significativa de sus ventas y un 57% afirmó que podría dejar de funcionar dentro de un mes, de las cuales una mitad no llegaría a las dos semanas.

Mientras que un 55% de las empresas admitió que tendrá dificultades para pagar salarios y otro 48% no tendrá capacidad para pagar sus proveedores ni de cubrir préstamos o créditos. Estos números se disparan en empresas de rubros como la gastronomía y el entretenimiento, donde un 47% de los encuestados afirmó que se vería forzado a despedir colaboradores.

Sosa indicó que esta encuesta buscó saber una estimación de cómo afecta la medida sanitaria al sector de los emprendedores. La misma se realizó del 13 al 18 de marzo. Los encuestados fueron empresarios de diversos estamentos. En un 30% los que generan menos de 20 millones al mes, 30 % entre 20 a 100 millones, 19% 101 a 500 millones y luego un 21 %de más de 500 millones.

El director de ASEPY sostuvo que el emprendedor no solo requiere de una refinanciación de los créditos, sino que otras medidas que le permita cubrir el salario de sus colaboradores. Entre las medidas expuestas por el entrevistado figura la moratoria de impuestos y servicios básicos como luz y agua, para ayudar a cubrir el pago a los empleados.

“Hoy la prioridad de los emprendedores es salvar los puestos de trabajo. Eso es algo resaltable”, puntualizó el entrevistado.

 

Medidas del BCP para salvar la economía: explican cada una

La reducción de la tasa de la política monetaria, los cambios en el encaje legal, el refinanciamiento y la reestructuración de créditos son las medidas que implementa el Banco Central del Paraguay para el apoyo a la economía nacional. La entidad explicó qué implicará cada una de ellas.

¿QUÉ SIGNIFCA LA REDUCCIÓN DE LA TASA DE POLÍTICA MONETARIA?

El Banco Central del Paraguay bajó la del 4% al 3.25 % la Tasa de Política Monetaria, la cual constituye la referencia que utiliza la entidad financiera para conducir la política monetaria a un objetivo de inflación.

Con esta reducción se espera que también los bancos comerciales reduzcan sus tasas de interés, con lo que a su vez hará que las familias y empresas de cualquier tamaño accedan a recursos financieros de una manera más fácil y barata.

Al mismo tiempo, esto permite que las familias decidan destinar este dinero a la inversión y al consumo, con lo que se produce un aumento del gasto total de la economía.

En síntesis: cuando la tasa de interés de mercado baja provoca que la inversión, el crédito, el consumo y la actividad económica suban.

¿QUÉ ES EL ENCAJE LEGAL Y QUÉ CAMBIOS SE APLICARÁN?

El encaje legal corresponde al porcentaje obligatorio de dinero que los bancos mantienen en reservas líquidas en el BCP, entidad que posee la capacidad de regular este nivel de encaje. Ese dinero no puede utilizarse para préstamos ni inversiones.

La nueva disposición durante esta pandemia es que los bancos y financieras podrán disponer de hasta el 2 % del encaje aplicado sobre los depósitos a la vista y los de dos hasta 360 días de plazo, a fin de ganar mayor liquidez para sus actividades financieras y satisfacer los requerimientos de sus clientes.

¿QUIÉNES PODRÁN REFINANCIAR, RENEGOCIAR Y REESTRUCTURAR SUS CRÉDITOS?

Las empresas y personas que al 29 de febrero no presenten un atraso superior a 30 días, podrán acceder a un plan de refinanciación hasta el 31 de diciembre del 2020, plazo durante el cual podrán acomodar las cuotas, según la viabilidad financiera de sus créditos.

Se podrán hacer renovaciones, refinanciaciones o reestructuraciones del capital para aquellos cuyos ingresos hayan sido afectados por las medidas relacionadas a la pandemia del coronavirus. Esto implica interrumpir el cómputo del plazo de la mora, sin alterar la calificación crediticia, para así dejar que siga siendo sujeto de crédito.

Cada banco o financiera guiará a su cliente en el proceso y no le exigirá ninguna documentación adicional o nueva. Con esto se elimina la obligación de cancelar la deuda en la fecha originalmente pactada para extender los plazos y obtener periodos de gracias de hasta un año.

Para acceder a todos estos beneficios el Banco Central recomienda contactar con la entidad con la que tiene la deuda, explicar con sinceridad la dificultad para incumplir con el pago y pedir el asesoramiento para adecuar el plan según la capacidad y disponibilidad económica del usuario.

 

Banco Basa congela pago de créditos por tres meses

Banco Basa anunció el congelamiento del pago de las cuotas de créditos por el plazo de 3 meses, para los clientes que necesiten destinar fondos para gastos de salud, entre otros, a raíz de la coyuntura actual de la cuarentena de Covid-19 a nivel nacional.

Ayer se anunciaba la decisión del pleno de los 13 bancos que conforman Asoban, la de refinanciar las cuotas con una tasa de 9,9% para los que no puedan cumplir con los pagos. En sentido, el Banco Basa mejoró la propuesta y decidió congelar las cuotas por un plazo por 90 días.

En otras palabras, el cliente no pagará ningún recargo por la mora de las cuotas marzo, abril y mayo.

El presidente del Banco Basa, Fernando Paciello, explicó que la entidad bancaria, ofrece alternativas bancarias a sus clientes, dependiendo de cada situación, quienes necesiten destinar el dinero de los pagos de cuotas a gastos indispensables como salud, entre otros, atendiendo la epidemia del Covid-19.

"Los clientes podrán disponer por un periodo de tres meses, el congelamiento de cuotas que vencen en esos meses. Suponiendo que la cuota de marzo no pudo ser pagada, pues podrá ser abonada hasta el 1 de junio, sin ningún recargo", afirmó el presidente a GEN en una entrevista exclusiva.

Asimismo, Paciello indicó que lo mismo sucede con las 3 cuotas, hasta el mes de junio. No obstante si la medida sanitaria se extiende, desde el banco están abiertos a dialogar con el cliente para una refinanciación total de sus cuotas.

"Entendemos que es difícil que una propuesta pueda acomodar a toda la situación, por el banco está abierto a escuchar cada situación particular. Vamos hasta la oferta de financiar automáticamente por un plazo de 36 meses, hasta créditos que tengan como deuda los G. 1.000 millones. Créditos mayores necesitan por su volumen una adecuación", enfatizó.

El presidente Paciello, reconoció que es difícil encontrar una solución que se aplique a todos, ya que cada cliente pasa por una situación diferente, por lo que solicitó que cada persona vaya hasta el banco o se contacte vía telefónica para encontrar una solución que se aplique en su caso.

Por último, Fernando Paciello aclaró que dicho sistema a ser implementado será automático pero no obligatorio. “Para no pedir a los clientes que vengan y firmen pagarés, o para que no se muevan de sus casas en dicha situación, pensamos en un sistema automático que ellos deberán autorizar. El banco se contactará con cada uno de ellos o el cliente también puede llamar al banco”, concluyó.


 

Las medidas del BCP y los bancos para aliviar la economía

En esta nota te contamos cuáles son las medidas adoptadas por el Banco Central del Paraguay (BCP) y los bancos para aliviar la economía, ante la situación por el coronavirus.

Jorge Giménez, gerente de Análisis y Regulación del BCP, fue consultado este viernes sobre las medidas adoptadas por la institución y las distintas entidades bancarias ante la situación del coronavirus.

En entrevista con la radio Universo, estas fueron sus respuestas a las inquietudes de los oyentes:

¿Cómo queda el cobro de los intereses punitorios? Ya que hay bancos como el GNB que quieren seguir cobrando estos intereses. ¿Hay alguna bajada de línea desde el BCP a los bancos?

Puntualmente, con respecto a ello, no lo hay. Tenemos que identificar puntualmente cómo se dio esa operación que se hace referencia.

Lo que sí podemos decir es que el BCP decidió emitir una disposición que permite a las entidades financieras, en uno de sus apartados, proceder a la renovación, la refinanciación o restructuración de las deudas con algunos beneficios, como extensiones de plazos, consideraciones en las tasas compensatorias, renovaciones sin necesidad de presentar documentación adicional o actualizada cuando se contrató el crédito original.

Al momento de contratar el nuevo préstamo, la renovación por así decirlo, se interrumpe el cómputo de la mora y no aumenta la mora, por tanto el cliente no pierde la calidad de sujeto a crédito.

Antes del vencimiento de sus deudas, las personas que tengan sus ingresos disminuidos, pueden presentarse al banco para renegociar y así facilitarles la situación financiera.

¿Qué pasará con los préstamos nuevos?

La norma anterior no aplica a los nuevos créditos contratados. No obstante, las entidades van a entender la situación por la que se atraviesa, y en el momento de estructurarle la deuda, seguramente, establecerá un cronograma donde la primera cuota sea aplicada cuando se supere esta situación. La resolución habla de un periodo de gracia de hasta un año, pero el BCP no puede inmiscuirse en este aspecto, ya depende de cada banco si lo aplica y cómo lo hace.

¿Por qué no se unifican las tasas de refinanciación? Es sabido que la refinanciación genera una tasa de interés más alta que la tasa anterior.

Eso depende también, porque, como dije en otras oportunidades, existe una premisa básica en finanzas que es rentabilidad versus riesgo. Toda entidad financiera, en la medida en que pueda observar que un cliente representa más riesgo en la recuperación del crédito, le otorga tal vez una tasa más alta. También puede recurrir a otros mecanismos como la ampliación del plazo.

Lo que se pretende es dar un cierto alivio financiero al cliente, no solamente en lo que respecta a la tasa sino también al plazo.

¿Hay alguna instrucción sobre los plazos a los vencimientos de AFD?

Eso escapa a nuestro ámbito. Si bien la AFD es un banco de segundo piso que es supervisado por la Superintendencia de Bancos, ellos tienen su esquema de ‘supervisión’ de relacionamiento con las entidades financieras, porque canalizan sus recursos a través de esas intermediarias. Entonces son estas intermediarias las que fungen como clientes. Hay ciertos requisitos que deben cumplir con la AFD, de ellos depende establecer medidas excepcionales para sus clientes, que en este caso son las intermediarias financieras.

¿Qué pasa con las tarjeas de créditos? ¿Hay alguna directiva del BCP al respecto?

Puntualmente, no hay referencia a ningún producto en específico. Es cuestión que cada cliente opere con su banco cabecera y recurra a ellos para renegociar la deuda.

Hay que tener en cuenta que con estas medidas excepcionales se pretende fomentar el consumo. Aparte de esto, hay recursos disponibles a través de ciertos porcentajes como el encaje legal para las monedas local y extranjera, para dotar de liquidez al sistema financiero, para que se revierta al mercado y se mueva el consumo y la economía.

LOS BENEFICIOS EN LOS BANCOS

Raúl Vera, presidente de la Asociación de Bancos, indicó a la misma emisora que entre las propuestas que ofrecen a los clientes que sean personas individuales, microempresas o pymes la figura de la prórroga de cuotas de marzo, abril y mayo.

“Con la sumatoria de las cuotas se ofrecerá un refinanciamiento de hasta 24 meses para aquellos créditos que tengan cuotas por pagar de hasta 24 meses. Se podrá ofrecer un refinanciamiento de hasta 36 meses para créditos que tengan cuotas por un plazo superior a 26 meses”, dijo.

La tasa será 9.9 % para operaciones en guaraníes, 7 % para dólares. Las cuotas recién serán pagadas como mínimo desde junio, por lo que cualquier banco podría ofrecer facilidades superiores.

“Lo que pretendemos es dar una solución de carácter inmediato a los clientes considerados más vulnerables en esta situación que atravesamos. Otros países capaz tendrán mayores facilidades, por la misma presión tributaria”, argumentó durante la entrevista.

CONGELAMIENTO EN BASA

Fernando Paciello, presidente del Banco Basa, comentó que la entidad bancaria está ofreciendo alternativas para sus clientes que necesiten direccionar el monto que deben abonar por cuotas de créditos, por razones de salud u otros, atendiendo la epidemia del coronavirus.

“Los clientes podrán disponer por un periodo de tres meses, el congelamiento de cuotas que vencen en esos meses. Suponiendo que la cuota de marzo no pudo ser pagada, pues podrá ser abonada hasta el 1 de junio, sin ningún recargo”, afirmó.

Según recoge La Nación, Pacielo añadió que lo mismo sucede con las tres cuotas, hasta el mes de junio, y aseveró que si por ciertos motivos la cuarentena se extienda, están abiertos desde el banco para dialogar con el cliente con respecto a una refinanciación total de la deuda.

“Entendemos que es difícil que una propuesta pueda acomodar a toda la situación, por el banco está abierto a escuchar cada situación particular. Vamos hasta la oferta de financiar automáticamente por un plazo de 36 meses, hasta créditos que tengan como deuda los G. 1.000 millones”, indicó.