Casillas rechaza "con rotundidad" la posibilidad de ser ayudante de Ancelotti

El ex arquero de la selección española de Fútbol y del Real Madrid, Íker Casillas, rechazó "con rotundidad" la posibilidad de ejercer como ayudante del nuevo entrenador del club blanco, el italiano Carlo Ancelotti.

Casillas, que asistió a la inauguración en Ávila del "Cruyff Court Fundación Iker Casillas", unos campos de fútbol de uso libre para niños y jóvenes, impulsados por la Fundación Cruyff y la Fundación "la Caixa", señaló a los periodistas en este sentido: "No me apetece, no me llama".

"No pego con el tema de entrenador. Ahora mismo, te aseguro que no", respondió el exguardameta, al ser preguntado si le gustaría ser ayudante del técnico italiano, a cuya cuestión constestó con claridad: "No, no, no, no. Cero".

Previamente, recordó que Ancelotti, en su primer año en el Real Madrid contó con Zinedine Zidane y posteriormente con Fernando Hierro, por lo que "sería algo normal coger a alguien de la casa", entre los que citó a Álvaro.

Al respecto, Íker Casillas se refirió a Ancelotti como "un hombre inteligente, que se va a saber rodear bien de gente del club para poder desempeñar una gran labor en el primer equipo".

Respecto a su fichaje para retornar como entrenador del Real Madrid, Casillas destacó el hecho de que Ancelotti "conoce el club", tras permanecer dos años en los que logró "la ansiada décima para el madridismo, rompiendo con ese sinsabor".

Por ello, considera que la decisión de fichar al técnico italiano es "totalmente acertada", ya que "conoce la casa y es muy querido por la directiva y por los jugadores".

 

Italia abre la Eurocopa de su redención

Tres años y medio después de vivir el día deportivamente más triste de su historia, con la clasificación fallida al Mundial de Rusia 2018, Italia da este viernes (15:00 de Paraguay) el pistoletazo de salida a la Eurocopa con un duelo de alta exigencia contra Turquía, un equipo que sabe dar su mejor versión en las citas grandes.

El escenario del Olímpico romano, con 16.000 espectadores en las gradas y el tenor Andrea Bocelli como protagonista de la ceremonia de apertura, alberga el comienzo de una Eurocopa que para Italia debe representar una redención y la guinda al renacimiento lanzado por el técnico Roberto Mancini.

La eliminación sufrida en noviembre de 2017 contra Suecia en al repesca mundialista representó un "año cero" para Italia, que desde entonces, tras la llegada de Mancini, volvió a empezar hasta encadenar una racha de 27 partidos sin conocer la derrota que le devolvieron a la elite del fútbol europeo.

Ya no queda ningún superviviente del equipo campeón del mundo de 2006, del que Gianluigi Buffon fue el último en dar su adiós, pero Mancini armó a una selección competitiva, que cuenta con elementos de alto recorrido internacional como Leonardo Bonucci, Giorgio Chiellini o Marco Verratti, y jóvenes llamados a afirmarse definitivamente entre los más grandes.

Es el caso del meta Gianluigi Donnarumma, de Nicoló Barella, de Federico Chiesa o de Manuel Locatelli, quien tendrá el reto de sustituir al lesionado Verratti este viernes en el debut italiano frente a Turquía.

Mancini recogió las cenizas de un grupo hundido y falto de ideas y aprovechó ese vacío para cambiar la filosofía de juego "azzurra". Del defensa y contragolpe, pasó a una actitud ofensiva, basada en la posesión y en la rapidez.

Con estas ideas, Italia se clasificó para la Eurocopa con el pleno de victorias, diez de diez, un logro igualado solo por Bélgica, además de meterse en la fase final de la Liga de Naciones de la UEFA.

Tras este momento dulce, es el momento de demostrar este crecimiento en una gran cita oficial, contra una Turquía que está viviendo un nuevo auge tras los grandes resultados conseguidos por el grupo de 2008, semifinalista en la Eurocopa de Austria y Suiza finalmente ganada por España.

El seleccionador Senol Gunes cuenta con una plantilla que mezcla excelente técnica, como la de Hakan Calhanoglu e Yusuf Yazici, y experiencia y carácter, como el de Burak Yilmaz, artillero flamante campeón de Francia con el Lille.

Los turcos llegan a Roma tras salir invictos, en la fase de clasificación, del doble enfrentamiento contra Francia. Lo hicieron con cuatro puntos en dos partidos y con un equipo que sabe defenderse con mucho orden, antes de hacer daño en zona ofensiva.

El zaguero Merih Demiral conoce muy bien a Italia, al jugar en el Juventus, y su compañero de selección Caglar Soyuncu, del Leicester, está acostumbrado a medirse con los mejores delanteros de Europa en la Premier League.

Para Italia, a la espera de que Ciro Immobile, delantero del Lazio, consiga ser decisivo en las grandes citas internacionales, el gol debe llegar del juego coral, con elementos como Lorenzo Insigne y Domenico Berardi que serán clave, junto a la técnica de Jorge Frello Jorginho y Barella en la medular, para abrir espacios en la defensa turca.

Cita grande a la vista para abrir la Eurocopa, en un grupo A en el que también están encuadradas Suiza y Gales, selecciones organizadas, comprometidas y decididas a dar batalla.

- Alineaciones probables:

Italia: Donnarumma; Florenzi, Bonucci, Chiellini, Spinazzola; Barella, Jorginho, Locatelli; Insigne, Berardi, Immobile.

Turquía: Çakir; Celik, Soyuncu, Demiral, Meras; Yokuslu; Karaman, Yazici, Tufan, Calhanoglu; Yilmaz.

Árbitro: Danny Makkelie (HOL).

 

Cristiano Ronaldo: "tan motivado o más que en 2004"

A cinco días del debut de Portugal en la Eurocopa, el capitán de "las quinas", Cristiano Ronaldo, asegura que está "tan motivado o más que en 2004".

El delantero luso de 36 años, que debutó en una Eurocopa en la edición de 2004 y que fue campeón de la última, celebrada en Francia en 2016, asegura durante una entrevista para la Federación Portuguesa de Fútbol (FPF) que está "en este Europeo como si fuese el primero".

Lejos de promesas grandilocuentes, el delantero de la Juventus no promete títulos, ni quiere hacer pronósticos, aunque dejó claro que "vamos a entrar en todos los partidos a ganar".

Sobre el favoritismo de revalidar el título y llegar a la final en Wembley el próximo 11 de julio, el de Madeira reconoce que "las expectativas son elevadas", dados los éxitos de los últimos años, en los que también vencieron la primera edición de la Liga de las Naciones.

El máximo goleador de la historia de Portugal tampoco se muestra temeroso de que los lusos estén en el Grupo F, denominado el "grupo de la muerte", ya que se miden a Hungría, Francia y Alemania.

"Son estos los adversarios y contra ellos vamos a jugar", afirmó, a la vez que mostró respeto por todas las selecciones, ya que "no hay juegos fáciles.

Portugal debutará contra Hungría en Budapest el próximo 15 de junio.

A nivel personal, Cristiano Ronaldo acaricia el récord de máximo goleador con una selección nacional, que actualmente tiene el iraní ya retirado Ali Daei con 109 goles.

Tras el tanto de ayer contra Israel, Cristiano suma 104 dianas con "las quinas" en 175 partidos.

 

Debuta frente a Bolivia después de 22 largos años

Paraguay mide a Bolivia el lunes de la semana que viene por la edición 47 de la Copa América. La última vez que se enfrentaron en la primera fecha de este certamen fue en 1999.

Aquél año, la Copa se realizó precisamente en Paraguay. La Conmebol le confirió la organización y los partidos se jugaron en Asunción, Ciudad del Este y Pedro Juan Caballero.

La Albirroja era dirigida entonces por Ever Hugo Almeida, quien comenzaba el certamen enfrentando a Bolivia, dirigida en ese momento por Héctor Veira.

Fue el 29 de junio en el Defensores del Chaco. Un mustio 0-0 fue el resultado final de ese encuentro que fue pitado por el chileno Mario Sánchez. La cita fue por el Grupo A.

Paraguay salió a la cancha con Ricardo Tavarelli, Francisco Arce, Celso Ayala, Carlos Gamarra, Delio Toledo, Julio Enciso, Diego Gavilán, Roberto Acuña, Roque Santacruz, Nelson Cuevas y Hugo Marcelo Ovelar.

Ingresaron luego Guido Alvarenga, Mauro Caballero y Miguel Angel Benítez. Luego de 22 años, ambas selecciones se encontrarán en un debut en el mismo torneo.

Más atrás en el tiempo, en la Copa América de Argentina de 1987, el 28 de junio de ese año también debutaban enfrentándose en el Gigante de Arroyito y el resultado sería también de 0-0 por el Grupo C.

Silvio Parodi era el entrenador albirrojo y Nito Veiga se hacía cargo de la conducción del representativo altiplánico.