Francia y Alemania protagonizan la cita del día

Las dos últimas campeonas del mundo, Francia y Alemania, debutan hoy (15:00 de Paraguay) en la Eurocopa 2020 en un partido en el que se espera un pulso entre el brillo de los franceses, conducidos por Kyllian Mbappé, y el espíritu colectivo de una Alemania en renovación.

Francia, por su condición de vigente campeona universal, por lo mostrado recientemente y por su tremenda plantilla, parte como favorita en un partido que tiene mucho de clásico del fútbol europeo y mundial. Comienzo tremendo para ambos.

Sin embargo, los alemanes, campeones mundiales en Brasil 2014, suelen crecerse en los torneos -Rusia 2018 fue una excepción- y sobre todo suelen sacar lo mejor de sí justo ante rivales de gran envergadura.

"Sobre el papel Francia es más fuerte pero solo sobre el papel. Ellos pueden ser tranquilamente favoritos, tienen grandes delanteros. Nosotros tenemos que ser agresivos y marcar terreno. Estamos preparados", dijo el defensa alemán Antonio Rüdiger en lo que puede ser visto como un aviso a los franceses.

No se trata, dijo, de intercambiar amabilidades ni jugar "bello y bonito" y usó una palabra alemana -"eklig"- para describir la actitud que había que tener que solo se entiende en el contexto .

La traducción literal sería "asquerosos" pero eso es algo que ese contexto no se usa en español. A lo que apunta es que Alemania debe ser incómoda, desagradable y, dijo, "dejar marcas" a lo largo del partido.

"Cada uno juega con sus armas. Nuestras armas son asociarnos y jugar nuestro fútbol. Si sus armas son otras ellos recurrirán a ellas. Seguimos concentrados en nuestra preparación, analizaremos sus virtudes y sus debilidades", dijo Kylian Mbappé en lo que puede ser visto casi como una respuesta a Rüdiger.

Mbappé tambien se refirió al espíritu colectivo alemán como una especie de seña de identidad. "Es un equipo, una nación que siempre ha sabido crear un colectivo fuerte y que ha mantenido una identidad", explicó.

A esa apuesta por el colectivo también se ha referido el defensa alemán Mathias Ginter. "Lo más importante es ser un grupo de conjurados dentro y fuera del campo", dijo en declaraciones a la revista "Kicker".

En lo táctico es posible que en el campo haya un enfrentamiento de dos esquemas diferentes. El seleccionador francés, Didier Deschamps, suele apostar por un 4-4-2, en el que es de esperar a Karim Benzema -recuperado de un golpe en el amistoso ante Bulgaria- y a Mbappé adelante y a Antoine Griezmann en la media punta.

La Alemania de Joachim Löw, por su parte, viene ensayando con un 3-4-3 relativamente flexible de acuerdo a las exigencias que presente el partido.

Los dos esquemas pueden llevar a que en el campo se presenten asimetrías en la ocupación de espacios que puede conducir a variantes ofensivas que pueden sorprender a uno u otro equipo.

En Alemania ha habido una discusión sobre una posible variante sacrificando uno de los hombres de ataque, incluyendo a Lukas Klostermann como lateral derecho y desplazando a Joshua Kimmich al centro, como una especie de guardaespaldas de Toni Kroos e Ilkay Gündogan.

Sin embargo, en los ensayos públicos que se han hecho ha aparecido Kimmich como lateral derecho.

Aunque Alemania ha sido un dolor de cabeza para Francia en los campeonatos del mundo, lo ha apeado en dos ocasiones en semifinales y una vez en cuartos de final, los últimos partidos se han saldado con victorias para los franceses en la Liga de Naciones en 2018, por 2-1, y en la semifinal de la última Eurocopa por 2-0.

- Alineaciones probables:

Francia: Lloris; Pavard, Varane, Kimbembe, Hernández; Kanté; Pogba, Rabiot; Griezmann; Benzema y Mbappé.

Alemania: Neuer; Ginter, Hummels, Rüdiger; Kimmich, Gündogan, Kroos, Gosens; Havertz, Müller; y Gnabry.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (ESP).

Estadio: Allianz Arena de Múnich.

 

UEFA investiga posible tinte racista en desaforado festejo

La UEFA decidió abrir expediente al delantero austríaco Marko Arnautovic, tras los gestos y los gritos que lanzó este domingo contra varios jugadores normacedonios tras marcar el 3-1 definitivo con el que Austria selló su primera victoria en una Eurocopa.

El máximo organismo europeo anunció este martes que, en aplicación del artículo 31(4) del reglamento, se designó un inspector de ética y disciplina para que investigue la conducta del futbolista centroeuropeo.

Arnautovic aseguró el lunes que no es un racista y pidió disculpas. "Ayer hubo algunos intercambios acalorados en la emoción, por los que me gustaría pedir disculpas, especialmente a mis amigos de Macedonia del Norte y Albania. Quiero dejar clara una cosa: ¡no soy racista! Tengo amigos en casi todos los países y defiendo la diversidad. Todos los que me conocen lo saben", afirmó.

Arnautovic, que no fue titular, marcó su gol casi al final del partido e inmediatamente se volvió hacia varios jugadores rivales profiriendo gritos, hasta el punto de que David Alaba, capitán de la selección, corrió hacia él y le sujetó la cara con la mano para acallarlo.

"A quienes se hayan sentido aludidos: los siento, los siento, lo siento. Olvidémonos del asunto, no tiene que ver con el fútbol" señaló el futbolista, nacido en Austria de padre serbio.

 

Los clubes reducen su beneficio por primera vez en la era Premier League

Los clubes de la Premier League redujeron sus beneficios en la temporada 2019/2020 por primera vez desde la creación de la competición al tiempo que sus pérdidas se elevaron hasta los 1.000 millones de libras (unos 1.100 millones de euros).

El no haber podido jugar con público desde marzo de 2020 ha sido una de las grandes causas para el impacto financiero económico que han recibido los clubes, así como la bajada en los ingresos por derechos televisivos debido a la pandemia de la covid.

Las pérdidas económicas, valoradas en 1.000 millones de libras, según la firma Deloitte, suponen cinco veces más que las pérdidas registradas en la campaña 2018/2019.

Además, el beneficio colectivo de los equipos ha bajado un 13 %, hasta los 4.500 millones de libras (unos 5.000 millones de euros), en comparación con la temporada anterior.

La recaudación en los días de partido descendió un 13 %, mientras que la procedente de retransmisión de derechos televisivos cayó un 24 %.

Según Deloitte, los clubes podrían no volver a mostrar cifras parecidas a las del fútbol prepandemia hasta el final de la próxima temporada.

 

Portugal inicia la defensa del título en 'casa' de Puskas

Portugal comienza hoy (12:00 de PAraguay) la defensa del título continental en la 'casa' del mítico Ferenc Puskas, el Arena de Budapest, donde se abre el considerado 'grupo de la muerte' de la Eurocopa con un encuentro en el que la selección magiar aspira a dar la sorpresa, mientras los lusos tienen que asegurar tres puntos antes de los duros cruces con Alemania y Francia.

El partido se disputa en el estadio Puskás Aréna de Budapest que, siendo la única sede de la competición con aforo completo autorizado, congregará a más de 60.000 aficionados en sus gradas.

Los portugueses, grandes favoritos del encuentro, llegan a la capital húngara con la baja de uno de sus jugadores estrella, el lateral del Manchester City Joao Cancelo, quien, pese a estar previamente vacunado contra la Covid-19, dio positivo en su último test de antígenos.

Portugal busca revalidar su condición de vigente campeón europeo con una selección que mantiene algunas de las piezas fundamentales de aquel triunfo, con el incombustible Cristiano Ronaldo a la cabeza, los defensas Pepe y José Fonte o el talentoso centrocampista Joao Moutinho.

Junto a ellos, bajo el habitual esquema 4-3-3 de Fernando Santos, sobresalen nuevas caras como Bruno Fernandes, líder del Manchester United, el media punta del Atlético de Madrid Joao Félix o el extremo del Liverpool Diogo Jota.

El país centroeuropeo, por su parte, se presenta en esta Eurocopa con la baja del jugador más talentoso y desbordante de su plantilla, el joven Dominik Szoboszlai, que no pudo recuperarse a tiempo de su lesión en los abductores.

Con gusto por la presión y las transiciones rápidas, el seleccionador, el italiano Marco Rossi, reveló que su objetivo es conseguir "algunos puntos" en el complicado "grupo de la muerte".

Hungría afronta así su segunda clasificación consecutiva a la fase final de una Eurocopa sin presión y con la esperanza de, gracias a su condición de local y al apoyo de su afición, dar la sorpresa ante alguno de los gigantes del fútbol continental.