Lana del Rey recorre la América profunda en su disco más personal

Los Ángeles (EE.UU.). "Cuando era camarera, llevaba un vestido blanco, mira cómo conseguí esto", canta Lana del Rey en el tema de apertura de "Chemtrails Over the Country Club", la colección de canciones más personal de la enigmática artista que, por primera vez, se adentra en la América profunda.


Fuente: EFE/Javier Romualdo

La continuación del aclamado “Norman Fucking Rockwell” se estrena este viernes con un sonido parecido al de su predecesor, aunque con giros al country desde los que la autora repasa su lugar en la música entre referencias a iconos como Joni Mitchell y Joan Baez.

“He luchado mucho para ser entendida como una persona y no como una moda”, explicaba Del Rey en una entrevista reciente para la portada de Music Week Magazine.

Considerada una de las mejores cronistas musicales de la época, Lizzy Grant (su nombre auténtico) ha ido narrando el devenir de Estados Unidos, su gran musa, con una iconografía repleta de referencias a la cultura popular.

Su séptimo disco llega una década después de que “Video Games” sirviera como carta de presentación de una artista que recuperaba el imaginario del siglo XX (el Hollywood clásico, Elvis Presley y la promesa del sueño americano) cuando el país se precipitaba a una crisis de identidad que aún no ha superado.

Menciones al Brooklyn de Lou Reed (“Ultraviolence”), al Art Deco y el neo-noir (“Honeymoon”), al espíritu hippie de 1968 (“Lust for Life”) y a la decadencia actual de California (“NFR”) son las piezas con las que construyó su universo.

Ahora, lejos de ese “Born To Die” (2012) citado como influencia por artistas de la talla de Taylor Swift y Bruce Springsteen, Del Rey viaja a las zonas rurales del país para enumerar los motivos por los que rechazó la popularidad y apostó por una carrera de largo recorrido.

Así lo expone en “White Dress”, un recuerdo de que con 19 años trabajaba de camarera buscando una oportunidad en noches de micrófono abierto o en “conferencias de hombres de la música”.

El siguiente corte, que da nombre al álbum, celebra los momentos cotidianos, “lavarme el pelo, lavar la ropa / televisión tarde en la noche, solo te quiero a ti”, como rechazo total a la vida de celebridad.

Ese recelo continúa en “Let Me Love You Like a Woman” y “Wild At Heart”, donde Del Rey confiesa que necesitaba abandonar su adorada Los Ángeles para adentrarse en nuevos territorios.

La compositora ha recorrido ese país que tan preocupada le dejó en su anterior disco por el cambio climático (“Los Ángeles está en llamas), el populismo de Trump (“Kanye West es rubio y se ha ido”) y el narcisismo de las redes sociales (“espero que se esté retransmitiendo”).

Y de esta manera, las 11 canciones del álbum están repletas de citas a Arkansas, Nebraska, Louisiana, el country de Texas y Tennessee, con arreglos entre el rock, el folk y el funky que envuelven la voz de una cantautora que, a bordo de su camioneta, se analiza a ella misma.

“La cosa de estar en la carretera es que hay demasiado tiempo para pensar”, dice en “Not All Who Wander Are Lost”.

¿Y qué piensa? Pues que no está tan mal, a pesar de todo. “He estado haciendo versiones de Joni y bailando con Joan. Stevie me llama por teléfono”, razona en “Dance Till We Die” como recordatorio de que, más que tener de referencia a Joni Mitchell, Joan Baez y Stevie Nicks, ahora es una más del grupo.

A modo de contraste, la artista cierra la colección con una versión de “For Free”, el clásico en el que Mitchell celebraba que solía tocar gratis antes de “hacerlo por fortunas”.

Del Rey ha contado siempre que su sueño cuando trabajaba de camarera era rodearse de un círculo de músicos como lo hicieron Bob Dylan, Joan Baez, David Crosby y compañía en los años 60 y 70. No lo encontró así que, según confiesa en “Chemtrails Over the Country Club”, tuvo que imaginarlo.

 

El paraguayo Adrián Benegas presenta "Orphan of Life"

El compositor, productor y tecladista de rock pesado Adrian Benegas promociona el videoclip de su más reciente canción, "Orphan of Life".

Se trata de una combinación de metal sinfónico, rock alternativo y heavy metal.

En la segunda mitad del 2020, Benegas se concentró en la producción de nuevas canciones, repitiendo la dupla con el vocalista alemán Herbie Langhans (Avantasia, Firewind), quien fue también el cantante principal de su álbum debut The Revenant, lanzado en el 2019.

Sobre el nuevo video lyric, Adrian indica que el audiovisual fue programado y diseñado desde cero en 3D.

“No es el típico video de letras convencional con imágenes aleatorias en el fondo y letras pegadas al frente. Para este material, nuestro diseñador visual creó esta especie de dimensión paralela energética donde Herbie interpreta la canción de una manera asombrosa. Estoy muy orgulloso de lo que hemos creado juntos”.

Adrián se asoció con el productor alemán Sascha Paeth, responsable de la producción de temas de innumerables bandas icónicas de metal, como Avantasia, Kamelot, Rhapsody, Épica, entre otras.

En el 2020 Adrian Benegas logró un hito en su carrera artística al firmar con el sello Symphonic Distribution (USA). Sobre el punto, dijo estar muy emocionado y feliz por este acuerdo de distribución mundial para su próximo lanzamiento.

 

"Los amantes de la Casa Azul" suben a escena en las tablas del Arlequín

La obra teatral “Los amantes de la casa Azul” se estrena este viernes 19 de marzo, a las 21:00, en el Arlequín Teatro (Antequera 1061 entre Rca. de Colombia y Tte. Fariña). La misma cuenta el singular encuentro entre el revolucionario León Trotsky y la artista Frida Kahlo.

Escrita por Mario Diament y dirigida por José Luis Ardissone, la trama presenta la breve historia de amor entre Frida Kahlo y León Trotsky.

León Trotsky había llegado a México a comienzos de 1937 junto a su mujer Natalia Sedova. Tenía casi 60 años y venía de un largo periplo en el exilio, perseguido por Stalin. Finalmente, el refugio político llegó desde México. Las gestiones ante Lázaro Cárdenas las había hecho el muralista Diego Rivera. Fue así que él y su mujer, Frida Kahlo, le ofrecieron al matrimonio ruso su propia casa en el barrio de Coyoacán.

A partir de la llegada a la casa azul, Frida y Diego parecen fascinados con la figura de Trotsky. Al fin y al cabo, en él, en ese cuerpo viejo, cansado, en el pelo desprolijo y en la barba puntiaguda está encarnada toda la teoría revolucionaria de los últimos 100 años.

Conforman el elenco Jazmín Romero (Frida Kahlo), Gustavo Ilutovich (León Trotsky), Héctor Silva (Diego Rivera) y Chela Villagra (Natalia Sedova).

Las funciones serán los viernes y sábados a las 21:00 y los domingos a las 20:00. Las entradas tienen un costo de 60.000 Gs. anticipadas hasta los jueves, en días de función 75.000 G. Se pueden hacer reservas al teléfono 0992 442152.

 

Últimas funciones de "Tóxica", en el ciclo de Verano de Cultura Asu

La obra teatral “Tóxica” presenta dos últimas funciones en el Auditorio Ruy Díaz de Guzmán del Centro Cultural Manzana de la Rivera (Ayolas 129 esq. Benjamín Constant) este viernes 19 y el sábado 20 de marzo, a las 20:00.

“Cristina es un persona “tóxica” y Renzo, su marido, su atormentada víctima. Si la pareja ya de por si es una bomba de tiempo, los monumentales celos de Cristi van a poner en peligro algo más que el matrimonio. La suma de Katia pone el toque de suspenso a esta historia de amor que corre el riesgo de partirse en mil pedazos”, reza la trama escrita por Patricia Reyna.

El espectáculo sigue la historia de una relación de pareja afectada por la “toxicidad”.

Javier Lacognata, Laura Riveros y Leticia Panambi integran el elenco dirigido por Juan Carlos Cañete para Equipo Teatro.

El costo de las entradas es Gs. 30.000 y están disponible en Ticketea. Se puede hacer agendamiento previo al 0991322213.

“Tóxica” es parte de la programación del Ciclo de Verano de la Dirección de Cultura y Turismo de la Municipalidad de Asunción.