Bolsonaro agradece apoyo para que Brasil "superara una crisis" en la Amazonía

El mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro, agradeció a las "decenas de jefes de Estado" que colaboraron para que su país "superara una crisis". Aseguró que siempre buscó "un diálogo junto a los líderes del G7", en alusión a la tensión internacional desatada por los incendios en la Amazonía.


Fuente: EFE

“Muchas gracias a decenas de jefes de Estado que me han escuchado y nos ayudaron a superar una crisis que solo interesaba a quienes quieren debilitar a Brasil!”, escribió Bolsonaro en su cuenta de Twitter.

Las declaraciones de Bolsonaro se producen después de una semana marcada por las duras críticas que recibió por su tardía reacción ante los incendios forestales que devoran desde hace semanas parte de la selva amazónica.

Los comentarios del presidente sobre la Amazonía, el mayor bosque tropical del mundo, y los ataques dirigidos a líderes mundiales que criticaron sus políticas ambientales agravaron la tensión, que incluso dejó en el aire la ratificación del pacto comercial entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur, conformado por Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay.

Ante la presión internacional, Bolsonaro, quien llegó a afirmar que el “real interés” detrás de la preocupación ambiental de varios países era amenazar la soberanía brasileña, fue moderado su discurso en los últimos días y se mostró dispuesto a conversar con otros gobiernos.

Así, el mandatario reafirmó este domingo que buscó “desde el principio” el diálogo tanto con los líderes del G7, reunidos estos días en su cumbre anual en Francia, como con España y Chile.

“Brasil es un país que recupera su credibilidad y hace comercio con prácticamente todo el mundo”, expresó el presidente brasileño, un capitán de la reserva del Ejército y quien está el poder desde el 1 de enero.

Agregó además que Brasil es “una de las mayores democracias del mundo, comprometido con la protección ambiental” y que “respeta la soberanía de cada país”.

Ante la creciente ola de incendios que golpea la selva amazónica, Bolsonaro autorizó el envío de tropas de las Fuerzas Armadas para combatir los focos de fuego en siete de los nueve estados que conforman la Amazonía brasileña.

 

Bolsonaro moviliza al Ejército ante la presión internacional por la crisis en la Amazonia

La fuerte presión internacional, que incluye protestas convocadas en las embajadas brasileñas en varias ciudades del mundo y campañas defendiendo la Amazonia en las redes sociales, ha obligado al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a dar marcha atrás y aceptar su responsabilidad en la crisis que ha consumido 20.000 hectáreas del gran pulmón planetario.


Fuente: El Pais de España

Bolsonaro confirmó en cadena nacional la noche del viernes que movilizará al Ejército a las regiones amazónicas para intentar atajar la crisis de incendios, que se ha intensificado en 2019. El mandatario aprovecho el breve mensaje para defender sus políticas ambientales y afirmó que los incendios forestales “existen en todo el mundo” y que eso “no puede ser pretexto para sanciones internacionales” ante las amenazas vertidas por líderes europeos.

Por cuatro minutos, Bolsonaro contestó directamente al mandatario francés Emmanuel Macron, quien amenazó bloquear el acuerdo de la Unión Europea con el Mercosur a causa de las “mentiras” de Bolsonaro. Macron ya había anunciado este viernes su intención de incluir esta “crisis internacional” en la cumbre del G7, que se realiza este fin de semana. Según Bolsonaro, Brasil “es ejemplo de sostenibilidad” y “tiene una ley ambiental moderna”.

El presidente también dijo que la protección de la Amazonia “es nuestro deber” y que es consciente que entre sus tareas corresponde el “combatir la tala ilegal y cualquier tipo de actividad criminal que ponga a la selva en riesgo”. El presidente, que durante la campaña electoral llegó a afirmar que la “Amazonia no es nuestra”, ahora se ha visto obligado a aceptar su responsabilidad frente una creciente perplejidad mundial.

El mandatario anunció el envío de ayuda militar a los nueve Estados que comprenden la Amazonia. El decreto, llamado GLO Ambiental, ha sido firmado la mañana de este viernes y prevé el uso de las Fuerzas Armadas hasta el 24 de septiembre en caso de que “lo requieran los gobernadores [de los Estados]”. Hasta la noche del viernes, las entidades de Roraima y Rondônia, al norte del país, ya habían requerido la ayuda. Mientras el presidente hablaba en cadena nacional se registraron manifestaciones, conocidas como “cacerolazos”, en algunos puntos de grandes ciudades, como São Paulo, Río de Janeiro y Recife.

La reacción del Gobierno Bolsonaro a la repercusión internacional de los incendios, que ya devastaron más de 20.000 hectáreas de vegetación en la Amazonia y la zona del Pantanal, no se limitó al discurso en televisión. Doscientas embajadas brasileñas alrededor del mundo recibieron documentos con orientaciones a las autoridades para que defiendan la Amazonia. En el documento, hay apartado para el Fondo Amazonia, financiado por Noruega y Alemania —y del cual ambos países cancelaron las ayudas.

El Gobierno brasileño defiende que los incendios forestales ocurren el Brasil “todos los años” y que actúa para contener los focos de quemadas.


 

Bolivia ataca incendio con un avión que dispersa 74 mil litros de agua en cada incursión

El avión cisterna Boeing 747 Supertanker, considerado el más grande de su tipo en el mundo, emprendió este viernes su primer viaje en Bolivia para combatir los incendios que devastaron más de 700.000 hectáreas de bosques y pastizales en la zona cruceña de la Chiquitania.


Fuente: EFE

La misión de la gigante aeronave comenzó en el aeropuerto Viru Viru de Santa Cruz alrededor de las 15.05 hora local (19.05 GMT) tras varias horas de reuniones entre los especialistas y las autoridades bolivianas para definir los puntos que se atenderán con prioridad.

Más temprano, en una declaración a los medios, el vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, explicó que el primer punto para la dispersión de unos 74.000 litros de agua es el municipio de San José ubicado en el departamento oriental de Santa Cruz donde hay una cortina de fuego “muy extensa y muy intensa”.

“Vamos a intentar hacer de dos a tres descargas (de agua)”, apuntó el vicepresidente para que luego de ello se valore si en los siguientes viajes se añaden algunos químicos que ayuden a aplacar las llamas.

Inicialmente se planificó que la labor de la nave se extienda por unas tres horas este viernes.

García Linera manifestó que “esta es una gran lección” para que Bolivia pueda estar preparada en el futuro para afrontar este tipo de sucesos que “han roto la normalidad” del comportamiento del clima a nivel global.

El vicepresidente expresó también que en los siguientes días el Supertanker se trasladará al extremo de la frontera triple entre Bolivia, Brasil y Paraguay donde se presentaron otros incendios y que para ello se va coordinando “mecanismos de ayuda conjunta”.

Por delante del Supertanker acompaña una aeronave tipo Beechraft de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) que colaborará en la identificación de las coordenadas de los incendios, aseguró el gerente de los Servicios de Aeropuertos Bolivia (SABSA), Milton Claros.

“Este es el primer envío de agua que estamos realizando, el primer carguío”, recalcó Claros que además señaló que la labor de la aeronave se ampliará por varios días.

El Supertanker llegó la madrugada de este viernes a Bolivia tras un extenso viaje desde su base en Sacramento, California.

En un reporte del Gobierno boliviano sobre los incendios realizado el jueves pasado se estableció que al menos 1.817 familias y más de 700.000 hectáreas de bosques y pastizales fueron afectadas por los incendios en la zona de la Chiquitania cruceña.

La Chiquitania es una de las principales zonas turísticas de Bolivia donde están asentadas las misiones jesuíticas, declaradas patrimonio de la Unesco y consideradas de las mejor conservadas de América.

La gravedad de la situación empujó a la Gobernación de Santa Cruz a declarar hace una semana la emergencia departamental y días después el Gobierno decidió la creación de un “Gabinete de Emergencia Ambiental” para afrontar la contingencia.

 

Macron acusa a Bolsonaro de mentir y no apoyará el acuerdo UE-Mercosur

El presidente francés, Emmanuel Macron, consideró este viernes que su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, "mintió" en sus compromisos medioambientales, por lo que se opondrá a la firma del tratado de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y Mercosur, indicaron fuentes de la Presidencia gala.


Fuente: EFE

"Dada la actitud de Brasil estas últimas semanas, el presidente solo puede constatar que el presidente Bolsonaro le mintió durante la cumbre de Osaka" del G20, señalaron las fuentes.

Agregaron que, "en esas condiciones, Francia se opondrá al acuerdo con Mercosur".

Macron eleva el tono en el intercambio de acusaciones que en los últimos días mantiene con Bolsonaro, ante los incendios que están devastando la Amazonía en las últimas semanas, mucho más virulentos que en otros años.

El presidente francés recordó que Brasil firmó las conclusiones de la cumbre del G20 de Osaka de junio pasado en materia de biodiversidad, acordadas por todos los componentes de ese grupo excepto por Estados Unidos, que ya se había desmarcado del resto en las dos anteriores citas.

Pero París sostiene que, con su actitud en las últimas semanas, Bolsonaro no está cumpliendo esos compromisos, por lo que considera que le mintió durante la cumbre de Japón.

"Las decisiones y declaraciones de Brasil estas últimas semanas muestran de forma clara que el presidente Bolsonaro ha decidido no respetar sus compromisos climáticos ni comprometerse en materia de biodiversidad", agregó la presidencia gala.

El acuerdo de libre cambio entre la UE y Mercosur, adoptado el pasado 28 de junio pero todavía no ratificado, prevé incrementar los intercambios comerciales entre ambos firmantes mediante la supresión de tarifas aduaneras a diferentes productos.