Brasil: condenan a empresario vinculado en negociado de la energía de Itaipú

Kleber Ferreira, presidente de Leros, compañía brasileña que buscaba ventajas en la compra de energía de la Ande, fue condenado en primera y segunda instancia en los tribunales de São Paulo.

De acuerdo al informe del portal ‘Estado’, el presidente de la empresa brasileña investigada por el Congreso paraguayo por buscar presuntas ventajas en la compra de energía excedente de la Itaipú, el empresario Kleber Ferreira ya ha sido condenado por incumplimiento del mercado de energía libre en Brasil, en una acción de cobro que alcanza 713 millones de reales.

Dicho incumplimiento ocurrió en 2008, dos años antes de que Ferreira abriera Léros Comercializadora de Energía.

Ferreira fue acusado ​​por la Cámara de Comercio de Electricidad (CCEE), la entidad que administra el mercado de energía libre en Brasil, de vender y no entregar US$ 208 millones en energía.

La empresa Leros es investigada en Paraguay por la Comisión Bicameral por presuntas irregularidades en un acta bilateral de Itaipú firmada entre el gobierno brasileño y nuestro país. El pacto ha llevado a la actual crisis política del gobierno del presidente Mario Abdo Benítez.

 

Secuestró a 37 personas, luego lo mataron: gobernador de Río culpa a armas de Paraguay

El Gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, anunció este martes que el trabajo de la Policía "no va a parar" en la lucha contra la delincuencia, y señaló que uno de los principales objetivos para acabar con el flagelo será el de controlar el tráfico de armas y drogas provenientes de Paraguay.


Fuente: EFE

El anuncio del Gobernador se dio en una rueda de prensa luego de que 37 personas, que permanecieron secuestradas durante casi cuatro horas en un autobús, fueran rescatadas, sanas y salvas por las autoridades, tras la muerte del secuestrador a manos de un francotirador del grupo élite de la Policía.

Aunque se desconocen los motivos que llevaron a William Augusto da Silva, como fue identificado por las autoridades el hombre de 20 años que secuestró el autobús, para el Gobernador la acción “está vinculada con el crimen organizado que estimula la violencia en las comunidades”.

De acuerdo con Witzel, es el “libre acceso a las armas de guerra”, como los rifles, lo que fomenta la violencia en regiones como Río de Janeiro.

Por eso, el Gobernador procuró posiciones más fuertes del Gobierno del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, para frenar el tráfico de armas de países vecinos como Paraguay, donde según el mandatario regional se han realizado numerosas incautaciones de armas que tenían como destino Brasil.

En junio pasado, las autoridades argentinas se incautaron de casi mil armas que iban a ser enviadas a Brasil en un megaoperativo realizado en las ciudades de Buenos Aires, Santa Fé, Córdoba, Río Negro y Santiago del Estero, en la que fueron capturadas 17 personas y realizados 52 allanamientos.

Witzel, quien asumió como gobernador el 1 de enero, ha legitimado públicamente la letalidad policial contra delincuentes en las favelas y defiende que francotiradores de elite abatan a criminales que porten fusiles.

La Policía “no va a parar” su lucha contra la criminalidad en Río de Janeiro, enfatizó el mandatario en la rueda de prensa en la que se dieron los detalles de la operación que concluyó con el rescate de 37 personas que fueron secuestradas en un autobús en la mañana de este martes en la ciudad más emblemática de Brasil.

De acuerdo con el mandatario regional, las Policía de la capital fluminense tiene la capacidad técnica para proteger a la sociedad, y aunque no se refirió específicamente a armas, indicó que las autoridades “aún necesitan recursos” para enfrentar a la criminalidad.

“Tenemos mucho trabajo a hacer para contener la violencia y proteger a la población, especialmente, a la más pobre, que sufre con la violencia urbana”, aseguró el mandatario regional.

La política de “mano dura” contra la delincuencia no es una acción aislada del Gobierno de Río de Janeiro.

Desde su campaña por la presidencia, Bolsonaro, de quien Witzel es un fiel admirador, ya se había comprometido con el tema y tan pronto asumió como mandatario dio los primeros pasos al permitir la tenencia de armas de fuego en casa y el porte de este tipo de artefactos a políticos, camioneros, periodistas que cubran asuntos policiales, abogados, agentes de tránsito y cazadores, entre otros.

 

Brasil: hombre toma de rehenes a pasajeros y amenaza con incendiar bus

Una mañana de terror se vive hoy en Río de Janeiro, donde un hombre armado tomó de rehenes a los pasajeros de un bus en plena carretera. El sujeto amenaza con incendiar la unidad. La ruta está bloqueada.

Efectivos de la Policía Militar y de la Rodoviária Federal cercaron un ómnibus en el Puente Río- Niterói, donde un delincuente tomó de rehenes a todos los pasajeros, según confirma el medio brasileño O Globo.

El malviviente amenaza con arrojar gasolina al bus y quemarlo con todas las personas adentro. Hasta el momento lograron liberar a tres mujeres y a dos hombres.

Sin embargo, unas 17 víctimas continuarían en la unidad de transporte en poder del delincuente, quien además de un arma de fuego, porta un cuchillo y un bidón de combustible.

El secuestrador dio la orden de que el chofer continúe el trayecto por la carretera, pero esto no es posible debido al cerco policial.

 

Nuevo atentado del Estado Islámico: boda en Kabul termina con saldo de 63 muertos

La celebración de una boda en Afganistán se convirtió anoche en tragedia cuando un suicida detonó los explosivos que cargaba y mató al menos 63 personas e hirió a otras 182, un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).


Fuente: EFE

Según afirmó a Efe el portavoz de la Policía capitalina, Ferdawas Faramarz, entre los congregados se incluía un buen número de mujeres y niños.

"La ceremonia estaba a punto de comenzar" cuando tuvo lugar el atentado, lamentó el novio en declaraciones a la cadena de televisión afgana Tolo.

"Todos los que murieron o resultaron heridos eran mis familiares por ambas partes", explicó el desolado joven, antes de añadir que "nadie pensaba que mi boda sería destruida".

"Anoche gané dolor en vez de la felicidad", concluyó.

Durante la jornada de hoy tuvieron lugar varios funerales multitudinarios en Kabul, donde fueron enterradas las víctimas entre los sollozos de los afectados familiares, mientras que la sala de bodas, en un barrio de la minoría chií hazara, amaneció con los techos y paredes destrozados por la violencia de la explosión.

El EI reivindicó hoy la autoría del ataque en un comunicado difundido en la red social Telegram y cuya veracidad no ha podido ser comprobada independientemente.

La formación terrorista explicó que primero se inmoló un atacante suicida, identificado como Abu Asem al Pakistani, y posteriormente explotó un coche bomba.

"Cuando las fuerzas de seguridad llegaron al lugar los muyahidines hicieron detonar un coche bomba aparcado, lo que causó 400 muertos y heridos entre los renegados y los miembros apóstatas de las tropas afganas", según afirmó el grupo.

Detalló que el objetivo de la acción fue "una gran concentración de los renegados politeístas", en aparente referencia a la minoría chií del país, a menudo objeto de ataques sectarios de los yihadistas, especialmente la comunidad hazara, fiel a esa rama del islam.

Poco después del atentado, los talibanes recurrieron a las redes sociales para desvincularse del ataque.

"El Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes) condena firmemente la explosión dirigida contra civiles en un hotel de la ciudad de Kabul. Este tipo de actos deliberadamente barbáricos contra civiles, incluyendo mujeres y niños, están prohibidos y son injustificables", dijo el portavoz de la formación insurgente, Zabihullah Mujahid.

La acción ha suscitado una oleada de indignación entre la población afgana, así como las condenas de políticos del país.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, calificó el "trágico" atentado de "crimen contra la humanidad".

"Los talibanes no pueden exonerarse de la culpa, ya que proveen una plataforma para los terroristas", afirmó Ghani, antes de señalar que la comunidad internacional "no debería quedar indiferente ante este tipo de actos inhumanos".

Naciones Unidas condenó en un comunicado el "cobarde acto de terror" contra la población civil, mientras que la OTAN se pronunció en términos similares y la Unión Europea afirmó que los autores son "enemigos de la humanidad".

El ataque tuvo lugar mientras se espera que los talibanes y Estados Unidos alcancen un acuerdo de paz.

La formación insurgente afirmó el pasado martes que la elaboración del acuerdo con Estados Unidos para buscar una salida a casi dos décadas de conflicto en Afganistán "ha terminado", aunque anotaron que aún se deberán reunir tras unas consultas finales y la firma de ese documento se hará ante garantes internacionales.

Pero algunos analistas han afirmado que el EI, que se resiste a desaparecer de Afganistán y todavía mantiene su bastión en la provincia oriental de Nangarhar, puede poner en jaque un posible acuerdo de paz en la nación asiática así como la estabilidad en toda la región.

El analista político Shahzada Masoud, asesor del expresidente Hamid Karzai, explicó a Efe que algunas organizaciones buscan "sabotear el proceso de paz" atacando a la población civil afgana.