China volvió a confinar a millones de habitantes por variante de Covid

Millones de personas estaban confinadas a sus casas en China el lunes en un intento de contener el mayor brote de coronavirus en meses, incluyendo siete casos positivos en Wuhan, donde la enfermedad surgió por primera vez a finales de 2019.


Fuente: AFP

China informó el lunes de 55 nuevos casos de coronavirus de transmisión local. El brote de la variante delta, de rápida propagación, ya llegó a más de 20 ciudades y más de una docena de provincias.

El foco en Wuhan se produjo después de la publicación diaria de datos oficiales pero fue confirmada por medios estatales, que dijeron que los contagios se habían rastreado hasta una estación de tren.

"Los siete fueron identificados como trabajadores migrantes", informó la agencia oficial de noticias Xinhua, citando a funcionarios de prevención y control del covid-19.

En las grandes ciudades, incluida Pekín, se testeó a millones de residentes, se acordonaron residencias y se pusieron en cuarentena a contactos cercanos de personas contagiadas.

Las autoridades de la capital se reunieron y acordaron "aumentar la vigilancia, tomar estrictas precauciones y defender [la ciudad] hasta la muerte, sin escatimar gastos", indicó el gobierno de Pekín.

En la ciudad de Zhuzhou (centro), situada en la provincia de Hunan, más de 1,2 millones de personas fueron puestas en aislamiento estricto el lunes y durante tres días, mientras las autoridades llevan a cabo una campaña de test y vacunaciones, indicó un comunicado oficial.

"La situación sigue siendo sombría y complicada", dijo el gobierno de Zhuzhou.

China había logrado hasta ahora reducir los casos locales a prácticamente cero, lo que permitió reabrir la economía.

Pero el último brote, vinculado a un foco en Nanjing donde nueve trabajadores de la limpieza de un aeropuerto internacional dieron positivo el 20 de julio, provocó más de 360 casos en las últimas dos semanas.

En Zhangjiajie, un destino turístico conocido por su parque forestal, surgió un brote el mes pasado entre los clientes de un teatro, que luego llevaron el virus a sus casas en todo el país.

Zhangjiajie confinó el viernes a sus 1,5 millones de habitantes.

Las autoridades están buscando urgentemente a personas que hayan viajado recientemente desde Nanjing o Zhangjiajie, e instaron a los turistas a no visitar las zonas donde se detectaron casos.

Mientras tanto, Pekín bloqueó la entrada de turistas durante la temporada alta de viajes de verano.

Tras el descubrimiento de algunos casos entre los habitantes que habían regresado de Zhangjiajie, la capital solo permitirá la entrada a los "viajeros esenciales" con test negativos.

Los responsables de la ciudad pidieron el domingo a los residentes que "no salgan de Pekín a menos que sea necesario".

La semana pasada el distrito de Changping de la capital confinó a 41.000 personas en nueve comunidades de viviendas.

Este lunes también se registraron nuevos casos en el popular destino turístico de Hainan, así como en la provincia de Henan, devastada por las inundaciones, indicaron las autoridades sanitarias.

 

La segunda dosis de Sputnik V, un fantasma en la vacunación en Venezuela

A la lentitud de la vacunación contra la covid-19 en Venezuela se sumó la escasez de la Sputnik V, el fármaco por el que el Gobierno acordó con Rusia el envío de diez millones de unidades y del que solo se recibieron, de forma pública, 1.430.000. La vacuna parece hoy un fantasma, mientras un número indeterminado de ciudadanos esperan, sin certezas, la segunda dosis.


Fuente: EFE

El retraso se registra desde hace semanas y las autoridades del país aún no se han pronunciado, pese a que muchos ciudadanos -la mayoría personas de más de 60 años- debían inyectarse la segunda dosis a los 21 días, pero llevan casi dos meses en espera.

Aunque la situación no se presenta exclusivamente en Venezuela, por un problema en la producción de estas vacunas, los representantes de la salud y de diversos sectores reclaman respuestas a las autoridades, que han sido ampliamente criticadas por el "desorden" en el proceso de vacunación.

Rusia ha dicho que el tiempo de inoculación entre la primera y segunda dosis puede ser de hasta 180 días, pero el silencio y la falta de datos sobre la llegada de un nuevo lote de vacunas mantienen a la población bajo "incertidumbre" y "preocupada", sostiene en conversación con Efe el director de la ONG Médicos Unidos, Jaime Lorenzo.

FALLOS EN EL PLAN DE VACUNACIÓN

El doctor señaló que, "si hubiera un plan de vacunación" ordenado y público en Venezuela, este error de gestión de las dosis recibidas, sin tener garantías para completar la pauta, no se registraría.

"Si usted tiene un plan de vacunación, debe tener la seguridad de, si van a ser dos dosis, tener las segundas dosis suficientes para cubrir lo que estabas haciendo", indicó.

En un recorrido por varios puntos de vacunación en Caracas, Efe constató que la Sputnik V está ausente en cada uno de ellos y, aunque los funcionarios se niegan a hablar a las cámaras, confirman que la única vacuna en existencia es la china Sinopharm.

"A mí me pusieron la Vero Cell de Sinopharm", comentó a Efe el jubilado Ildefonso Castán, de 60 años, que aseguró sentirse a gusto con el proceso de vacunación.

La situación es distinta para quienes han sido vacunados con la Sputnik V, pues tienen que visitar constantemente su centro para preguntar si ya llegaron las segundas dosis, como en el caso de la señora Sixta, de 65 años.

"Me dijo el muchacho que estaba esperando y que viniera a cada rato a preguntar para ver cuándo llega la vacuna", relató a Efe.

LOS CONVENIOS DE ADQUISICIÓN DE VACUNAS

Venezuela ha anunciado acuerdos para adquirir veinte millones de vacunas con Rusia -diez de Sputnik V y diez de EpivacCorona-, doce millones de unidades del fármaco Abdala con Cuba, y con el mecanismo Covax, que coordina la Organización Mundial de la Salud (OMS), para un poco más de once millones de dosis, pero no se ha informado públicamente de los convenios con China.

El Gobierno ha difundido la llegada de 1.800.000 dosis de la china Sinopharm, divididas en dos cargamentos, y de 1.430.000 unidades de la Sputnik V en ocho lotes, el último, el pasado 12 de junio.

Según estos datos, Venezuela ha recibido, desde febrero, 3.230.000 vacunas.

El 24 de junio, además, la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, anunció la llegada de un lote de la vacuna cubana Abdala -en fase de ensayo en La Habana-, pero sin detallar la cantidad.

A inicios de julio, el presidente Nicolás Maduro aseguró que el país contaba con vacunas en existencia para inmunizar al 20 % de la población, es decir, unos seis millones de personas, pero no aclaró cuándo llegaron estos fármacos ni a cuál laboratorio pertenecían.

Desde entonces, las autoridades venezolanas no han ofrecido más detalles sobre nuevas llegadas, aunque se espera que en las próximas semanas el país reciba dosis de Covax, según anunció la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Hasta el domingo 25 de julio, en Venezuela se había vacunado a un total de 3.612.473 ciudadanos, de acuerdo con los datos ofrecidos por el presidente, quien prometió inmunizar al 70 % de la población este año, unos 22 millones de personas.

La promesa fue cuestionada reiteradamente, ya que el proceso sigue siendo lento y en el recorrido realizado por Efe solo se constataron largas filas de personas en espera para ser vacunadas en dos centros. Los otros tres estaban casi vacíos y con una vigilancia estricta.

El Gobierno ha señalado en reiteradas ocasiones que la demora en la llegada de vacunas se debe a las sanciones que EE.UU., la Unión Europea y otros países han impuesto a Venezuela, una carencia que -aseguró- se estaba mitigando gracias a países "amigos", como Rusia o China.

Pero a la fecha, el mayor problema en el proceso de vacunación se presenta, precisamente, por al escasez del fármaco ruso.

Venezuela acumula hasta la fecha 306.673 contagios y 3.607 fallecimientos, y hace una semana se anunció la llegada de la variante delta por lo que los gremios y la oposición han urgido nuevamente a acelerar el proceso de inmunización.

 

Europa supera los 60 millones de infectados por coronavirus

Europa ha superado los 60 millones de casos de coronavirus, informó este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS), que instó a impulsar la vacunación y a respetar las medidas de control social y sanitario frente a la pandemia.


Fuente: EFE

La región europea, que incluye a 53 países, es la segunda con más infectados después de la americana (con 77 millones) y ha registrado hasta ahora más de 1,2 millones de muertos por la covid-19.

"El fin de la pandemia está todavía en el horizonte (...) Es importante que los países continúen con sus esfuerzos combinados para proteger a la población más vulnerable y a quienes están en riesgo", señaló en un comunicado la directora de Emergencia de OMS-Europa, Dorit Nitzan.

La OMS recordó que los índices de vacunación varían de forma notable entre los distintos países y que en algunos la cobertura de los grupos prioritarios como mayores de 60 años, trabajadores sanitarios y población de riesgo es "baja".

"Para terminar con la pandemia debemos ampliar de forma rápida y equitativa la vacunación en todos los países, incluyendo el apoyo a la producción de dosis de forma apropiada y repartirlas para proteger a la población vulnerable", afirmó Nitzan.

Además del impuso a la vacunación es necesario realizar test, secuenciación de pruebas, rastreo y aislamientos y cuarentenas, así como lavar las manos, usar mascarillas y mantener la distancia en lugares abarrotados y cerrados.

La OMS instó también a que en caso de viajar o ir a reuniones es importante respetar las medidas sanitarias y sociales y evaluar los posibles riesgos de forma continua.

 

Argentina registra 6.083 nuevos casos de COVID-19 y 51 fallecimientos

Argentina notificó este domingo 6.083 nuevos casos de COVID-19, con lo que el número total de positivos ascendió a 4.935.847, mientras que los fallecimientos se elevaron a 105.772, tras ser reportadas 51 muertes en las últimas 24 horas.


Fuente: EFE

Las cifras revelan un descenso respecto a los positivos registrados este sábado, cuando se notificaron 10.356 casos.

Argentina registró un récord diario de casos el 27 de mayo último, cuando se reportaron 41.080 contagios, mientras que el mayor número de muertes en una sola jornada se verificó el pasado 21 de junio, con 792 fallecimientos ese día.

En la provincia de Buenos Aires se reportaron este domingo 1.435 casos, mientras que en la central provincia de Córdoba se contabilizaron 696 positivos, en la capital de Argentina se reportaron 484 contagios y en la provincia de Santa Fe (centro), 450 contagios.

De acuerdo con el informe oficial, hay 4,5 millones de pacientes que ya han sido dados de alta, mientras que el número de personas con diagnóstico confirmado de la covid-19 que permanecen ingresadas en unidades de cuidados intensivos fue este domingo de 3.913, bastante por debajo del récord de 7.969 del pasado 14 de junio.

El porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías es del 54,2 % a nivel nacional y del 53 % si solo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

Hasta el momento, en Argentina se han realizado 19,4 millones de test para detectar el virus, de los cuales 54.673 se hicieron este domingo.

Argentina experimentó en abril y mayo un vertiginoso aumento de los casos de covid-19, con altísimo nivel de ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva, pero la curva ascendente de positivos comenzó a ceder en junio, tras la aplicación de nuevas restricciones sanitarias.

La semana pasada se reportaron los primeros contagios de la variante delta sin nexo con viajeros procedentes de otros países.

Mientras busca dejar atrás la segunda ola de covid-19, Argentina, con unos 45 millones de habitantes, continúa con su campaña de vacunación contra el coronavirus, iniciada a finales de diciembre último.

De acuerdo con datos oficiales difundidos este domingo, hasta el momento se han aplicado 32,1 millones de dosis.

Un total de 25 millones de personas recibió la primera dosis de la vacuna, mientras que 7 millones de personas fueron inoculadas ya con la segunda dosis.