Economía mundial expectante por el encuentro de Donald Trump y líder chino Xi Jinping

La cena de mandatarios integrantes del G 20 en la tarde noche de este sábado estará marcada por el encuentro entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su homólogo chino Xi Jinping. Ambos mandatarios están enfrascados en una guerra comercial que mantiene en vilo a la economía mundial.

(GEN en Buenos Aires, Pablo Herken envíado especial). Durante la mañana de hoy se desarrolló la tercera y última reunión plenaria entre los mandatarios, como paso previo a la emisión del comunicado final. Los ojos del mundo están puestos en la reunión entre los mandatarios representantes de las economías más importantes del mundo y la forma en que el resultado de la reunión entre Xi Jinping y Donald Trump podría impactar en los mercados mundiales.

Trump impuso multimillonarios aranceles a la importación de productos chinos por US$ 200.000 millones y su intención es aumentar trepando incluso hasta los US$ 500.000 millones, en tanto que China continental respondió de igual manera generando incertidumbre en las actividades comerciales a nivel mundial.

El apoyo de Estados Unidos al gobierno de Mauricio Macri va desde lo político, hasta la económico, Trump destacó las reformas impulsadas por su par argentino, pero la tensión se hizo presente a raíz de un comunicado de la vocera del presidente norteamericano, en que supuestamente los mandatarios hablaron de una política “depredadora” de China, calificativo que causó molestia en la delegación oficial del gigante asiático y en respuesta no fueron a algunas audiencias programadas en el marco de la cumbre, mas allá de que el comunicado fue desmentido poco después, de acuerdo a lo reportado por Pablo Herken, enviado especial de GEN a Buenos Aires.

Una vez finalizada la cumbre, Xi Jinping permanecerá en suelo argentino invitado por el gobierno de Macri, se anuncia la firma de un convenio de cooperación y financiamiento por un monto inicial de US$ 10.000 millones.

Mercosur

El presidente francés Emanuel Macrón, quien abogó por acelerar el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, no obstante todo queda en suspenso mientras se aguarda la asunción de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil, el mismo que durante su campaña se mostró cauteloso y pidió calma para la toma de desiciones que afecten los intereses comerciales del país vecino

Por otro lado se espera que todo el apoyo hacia el gobierno argentino especialmente de las potencias anteriormente mencionadas como también de Rusia, pueda repercutir en un repunte de la economía en la Argentina, y por consiguiente una mejora real en las condiciones de vid del pueblo argentino, para que la cumbre no sea una estrella fugaz para el desarrollo.

 

Muere el expresidente de EE.UU. George H.W. Bush a los 94 años

Washington.- El expresidente de EE.UU. George H.W. Bush (1989-1993) murió este viernes a los 94 años, según informó en un comunicado su hijo y también expresidente, George W. Bush (2001-2009).


Fuente: EFE

“Jeb, Neil, Marvin, Doro y yo anunciamos con tristeza que después de 94 años extraordinarios, nuestro querido padre ha muerto”, dijo en el comunicado.

Bush murió ocho meses después de que lo hiciera su esposa, la ex primera dama Barbara Bush, con la que estuvo casado 73 años.

George H.W. Bush fue piloto de guerra durante la Segunda Guerra Mundial, congresista, embajador en la ONU, director de la CIA, vicepresidente de Ronald Reagan entre 1981 y 1989 y puso fin a una carrera política de cuatro décadas como presidente.

Desde la Casa Blanca, Bush “41” (para diferenciarlo de su hijo, Bush “43”) lideró el fin de la Guerra Fría, la primera guerra del Golfo y la invasión de Panamá mientras la Unión Soviética se derrumbaba y Alemania se reunificaba.

Los triunfos diplomáticos y bélicos no le bastaron para lograr la reelección, y en 1993 entregó al demócrata Bill Clinton las llaves de la Casa Blanca y se retiró a su hogar en Houston (Texas) junto a su esposa.

Bush sufría un tipo de parkinson que le impedía caminar y lo tuvo en silla de ruedas en sus últimos años de vida, en los que sus entradas y salidas del hospital fueron constantes sobre todo por problemas respiratorios.

En 2016, ni Bush 41 ni Bush 43 apoyaron al candidato republicano a la Casa Blanca y ahora presidente, Donald Trump, y según algunas filtraciones ambos votaron por la demócrata Hillary Clinton. Trump, de hecho, no acudió al funeral de Barbara Bush en abril.

En un comunicado, su oficina presidencial informó de que los detalles del funeral se anunciarán tan pronto como sea posible

 

Macri y Trump charlan sobre China y situación de Venezuela

Buenos Aires.- El presidente de Argentina, Mauricio Macri, dialogó hoy con su par estadounidense, Donald Trump, sobre temas comerciales y de crecimiento económico, la relación con China y la situación de Venezuela, informaron fuentes oficiales.


Fuente: EFE

"Hablamos de las preocupaciones que tenemos en la región, particularmente con Venezuela, compartiendo ambos presidentes la singularidad o la delicadeza que tiene el hecho de que Venezuela no es hoy un país democrático", explicó a la prensa el ministro de Exteriores del país austral, Jorge Faurie en el centro internacional de medios del G20, para cuya reunión anual de líderes llegó Trump este jueves a la capital argentina.

Según Faurie, los dos mandatarios, en una reunión bilateral en la Casa Rosada, debatieron sobre cómo es "la posible evolución" y consideraron también "cuestiones del acontecer internacional que son de relieve" y muchas serán "retomadas en el desarrollo de la temática del G20", sin dar más detalles.

"Fue una conversación de unos 50 minutos en un clima extremadamente cordial donde se habló fundamentalmente del marco de relaciones bilaterales entre Argentina y EE.UU.", añadió el ministro, que recordó la relación de amistad que une desde hace tres décadas a ambos mandatarios por su pasado como empresarios.

"Un vínculo de amistad", que a juicio del canciller "es un elemento que el presidente de Estados Unidos siempre tiene presente cuando hace su toma de decisión".

A su vez, Sarah Sanders, secretaria de Prensa de la Casa Blanca, destacó en su Twitter la excelente reunión de Trump con Macri sobre "comercio, China, crecimiento económico y Venezuela".

El resto del diálogo estuvo centrado en la relación bilateral, como cuestiones de comercio y el acceso de productos argentinos al mercado norteamericano y productos estadounidenses a Argentina.

También sobre el "apoyo económico y financiero" que EE.UU. brindó al país austral para el acceso al acuerdo firmado en junio con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para paliar la fuerte depreciación del peso y avanzar más rápidamente en las reformas que Macri quiere hacer para lograr equilibrio fiscal.

"Trump manifestó un fuerte apoyo al programa de reformas que lleva adelante la gestión del presidente Macri, reconociendo el difícil punto de partida que debió enfrentar Argentina para normalizar sus variables macroeconómicas después de tantos años de desbalances y desmanejos", consideró por su parte el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Las inversiones energéticas también estuvieron sobre la mesa, particularmente sobre los recursos disponibles en el gran yacimiento de recursos no convencionales de Vaca Muerta, en la Patagonia, donde hay gran participación de empresas norteamericanas.

Acciones de cooperación de argentina con Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico.

 

El G20 arranca en Argentina en medio de fuertes tensiones globales

Los líderes del mundo se reunirán desde este viernes en Buenos Aires en medio de encrucijada global marcada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y potencias como China y la Unión Europea y por cruciales choques diplomáticos como el que enfrenta a Rusia con Ucrania.


Fuente: EFE

En las últimas horas fue recalando en la capital argentina el grueso de jefes de Estado y de Gobierno de los Estados que integran el G20 -las 20 economías más desarrollas y emergentes-, así como de países invitados y los representantes de organismos como Naciones Unidas y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con Argentina como anfitriona, que durante todo el año ha acogido 80 reuniones técnicas y de ministros, el cónclave, que tendrá lugar en el centro de convenciones Costa Salguero, no estará exento de dificultades para llegar a consensos, especialmente en asuntos espinosos como la defensa del libre comercio y de políticas contra el cambio climático.

"Estamos por empezar esta maratón que va a durar casi 4 días. Recibiendo a los líderes más importantes del mundo, todos juntos a la misma vez y mismo lugar, algo que nunca pasó en nuestro país", dijo el presidente argentino, Mauricio Macri, quien mantuvo ya una larga lista de reuniones bilaterales.

El reto de Argentina es lograr que los asistentes a la cita, entre ellos Donald Trump (EE.UU.), Xi Jinping (China), Vladímir Putin (Rusia), Angela Merkel (Alemania) y Emmanuel Macron (Francia) pueden llegar a acuerdos al menos en las tres prioridades marcadas para este año por la Presidencia argentina del grupo: el futuro del trabajo, infraestructura para el desarrollo y un futuro alimentario sostenible.

Con las múltiples reuniones bilaterales que mantendrán la gran mayoría de asistentes entre ellos, el desafío será cómo podrá afectar al ánimo común y a la declaración final el encuentro entre Trump y Xi, con el que se busca acabar con la guerra comercial por la política arancelaria estadounidense.

En las últimas horas, otra de las reuniones más esperadas, la del mandatario norteamericano con Putin, cayó en saco roto después de que el magnate se echara para atrás por disentir con las detenciones de buques ucranianos por parte de Moscú en el mar Negro.

Lo que sí se espera que salga adelante será la cita trilateral entre Trump, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto -que cederá el cargo a Manuel López Obrador el sábado-, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para firmar el tratado comercial conocido como T-MEC, que sustituye al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El programa oficial de la cumbre -que el país austral busca que termine el sábado con un documento final con foco en el desarrollo equitativo y sostenible- comenzará a las 10 hora local (13.00 GMT) con el arribo de los líderes al centro de convenciones Costa Salguero, ubicado a la vera del Río de la Plata en el barrio de Palermo.

Las intensas medidas de seguridad establecidas por Argentina -más de 22.000 agentes federales- más todos los efectivos que traen consigo los líderes, han ido dejando, en forma progresiva, una ciudad sitiada, con las principales avenidas anejas al lugar de la reunión cortadas y gran parte de servicios públicos suspendidos.

Poco después de mediodía, tras un retiro a puertas cerradas -bajo el lema "Un futuro equitativo y sostenible"- y la tradicional foto de familia, el presidente Macri inaugurará la sesión plenaria.

Las discusiones del primer día, con las consignas "Poniendo a las personas en primer lugar" y "Construyendo consenso", finalizarán a las 16.45 horas (19.45 GMT).

Seguidamente, los líderes y sus parejas (14 mujeres y un solo hombre, el marido de Angela Merkel, el catedrático Joachim Saur) asistirán a un acto en el Teatro Colón, emblema de la cultura porteña, donde serán agasajados con un espectáculo cultural sobre la identidad de la Argentina y participarán de una cena.

Entre los invitados a la cumbre están también el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez -al ser país invitado permanente del grupo- y el de Chile, Sebastián Piñera, y el primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, que son invitados por Argentina.

De organizaciones internacionales destacan Jim Yong Kim (Banco Mundial), Christine Lagarde (FMI) y António Guterres (Naciones Unidas).

Nacido en 1999 como una reunión técnica de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales, en 2008, en plena crisis financiera global, el G20 se convirtió en el mayor foro político y económico del mundo, cuyos miembros representan el 85 % del producto bruto global, dos tercios de la población y el 75 % del comercio internacional.

La cita de Buenos Aires culminará el sábado con las últimas discusiones, un almuerzo de trabajo y una conferencia de prensa del jefe de Estado argentino para informar de las conclusiones.