Trump se acerca a un duelo con Biden tras arrasar en el “supermartes”

“Ha sido una noche y un día increíbles”, resumió Donald Trump, quien tiene prácticamente garantizado un duelo con el demócrata Joe Biden en las presidenciales de noviembre tras arrasar en el llamado “supermartes”.

El expresidente republicano fue declarado vencedor en 12 estados de los 15 en disputa. Se trata de Virginia, Carolina del Norte, Oklahoma, Tennessee, Maine, Alabama, Arkansas, Massachusetts, Colorado, Minnesota, Texas y California, estos últimos los dos más poblados del país, según proyecciones de medios de comunicación estadounidenses.

Aún así Nikki Haley, la última que se interpone en su camino por la nominación presidencial del partido, le ha privado de una victoria absoluta, al imponerse en Vermont.

Los resultados en Utah y Alaska llegarán a lo largo de la noche.

Ha sido un “supermartes” sin misterio. Ni el republicano, de 77 años, ni el demócrata, de 81, tienen a nadie que les haga sombra en las primarias, durante las que se designa a los candidatos de ambos partidos para los comicios.

- “¡Gracias - MAGA!” -

El gran ganador de la noche fue Trump, que estaba exultante.

“Ha sido una noche y un día increíbles, increíbles. Ha sido un período increíble en la historia de nuestro país”, afirmó ante sus seguidores, congregados en su mansión de Mar-a-Lago, en Florida.

“¡Gracias - MAGA!”, escribió antes en su plataforma Truth Social, utilizando el acrónimo del lema trumpista “Make America Great Again” (“Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo”).

Su perfil es atípico.

La Cámara de Representantes, cuando tenía mayoría demócrata, le acusó de haber incitado a una insurrección. Fue absuelto por el Senado, pero se enfrenta a 91 cargos por delitos graves.

Esto no impide que sea apreciado por los votantes de clase trabajadora, blancos y de las zonas rurales.

Desde el 15 de enero y, a pesar de sus problemas legales, Trump ha ganado casi todas las primarias.

Los demócratas toman nota y dan la voz de alarma.

Trump “está decidido a destruir nuestra democracia” y “hará o dirá cualquier cosa para alcanzar el poder”, afirmó Biden en un comunicado difundido por su equipo de campaña.

En otro pidió fondos porque “Trump está arrasando en las primarias”. “Seremos nosotros contra toda la derecha trumpista en estas elecciones (...). Necesito tu ayuda”, afirma el demócrata.

Hace ya semanas que Biden da por perdida la batalla de Haley.

Esta exembajadora ante la ONU de 52 años encarna el ala moderada del Partido Republicano y promete restablecer la “normalidad” frente al “caos de Trump”, pero acumula derrotas. La pregunta es si seguirá en la carrera.

Ella no lo ha aclarado. En un comunicado su equipo de campaña resaltó que “sigue habiendo un gran bloque de votantes republicanos en las primarias que expresan profundas preocupaciones sobre Donald Trump”.

En la mansión de Trump nadie tenía dudas.

Bajo imponentes lámparas de araña y molduras doradas, los invitados rezumaban optimismo.

“No creo que la otra candidata republicana tenga ninguna oportunidad. Debería renunciar”, dijo April Culbreath, líder de una rama local del partido.

En teoría las primarias pueden prolongarse hasta julio. Pero el equipo de Trump predice una victoria “el 19 de marzo” a más tardar, después de que voten Georgia y Florida.

El millonario quiere centrarse en una revancha con Joe Biden antes de tener que enfocarse en sus problemas legales.

Su primer juicio penal comienza el 25 de marzo en Nueva York.

Del lado demócrata, Biden puede estar tranquilo. No tiene rivales de peso.

Las candidaturas de dos demócratas, el congresista Dean Phillips y la autora de libros de autoayuda Marianne Williamson, nunca han suscitado entusiasmo a pesar de las críticas recurrentes de los votantes a la edad del presidente o a su apoyo a Israel.

Como se esperaba el martes ganó en todos los estados, menos en un territorio: la Samoa Americana, un archipiélago del Pacífico donde fue derrotado por un empresario prácticamente desconocido.

El jueves será la próxima gran noche del presidente: defenderá su visión para Estados Unidos durante un discurso ante el Congreso, el tradicional “Estado de la Unión”.

Fuente: AFP

Fiscalía de Colombia acusa a expresidente Uribe de soborno y fraude

La Fiscalía de Colombia acusó este viernes al exmandatario Álvaro Uribe (2002-2010) de soborno a testigos y fraude, en el primer juicio penal contra un expresidente en la historia del país.

por Juan Sebastian SERRANO, AFP

Uribe es señalado de “ofrecer dinero en efectivo u otras utilidades a seleccionados testigos de hechos delictivos para que faltaran a la verdad”, en un caso que lo vincula con grupos paramilitares, según un escrito presentado por el fiscal, Gilberto Villarreal, quien levantó cargos por soborno, soborno a testigos y fraude.

En la reanudación de una audiencia virtual que inició la semana pasada, el exmandatario insistió en su inocencia y solicitó que el caso fuera anulado.

“No tomé nunca incitativa de buscar testigos. Pretendí defender mi reputación”, argumentó Uribe, quien se expone a una pena de entre seis y 12 años.

La jueza Sandra Heredia rechazó este pedido y reconoció como posibles víctimas a un senador, a la exesposa de un paramilitar que relacionó al exgobernante con estos grupos armados y a dos exfiscales.

- “Impacto en el alma” -

Considerado uno de los políticos más influyentes en Colombia, Uribe dijo sentir “un impacto en el alma” por ser el primer expresidente en tener que defenderse ante la justicia.

También alegó ser víctima de un complot urdido por jueces y “opositores” que usaron “interceptaciones (telefónicas) ilegales” para obtener pruebas en su contra.

A sus 71 años, responde por una denuncia que inicialmente lanzó él, pero que luego se volvió en su contra.

En 2012, Uribe, entonces senador, presentó una denuncia contra el congresista de izquierda Iván Cepeda, al que acusó de buscar testimonios falsos para vincularlo con los paramilitares que libraron una guerra feroz contra las guerrillas de izquierda entre los años 1990 y comienzos de 2000.

Pero la Corte Suprema no solo se abstuvo de enjuiciar a Cepeda, sino que en 2018 comenzó a investigar al expresidente por sospechas de que fue Uribe quien en realidad trató de manipular testigos.

Uribe presuntamente trató de enlodar a Cepeda con la acusación de que había contactado a exparamilitares presos para que lo relacionaran con estos escuadrones de ultraderecha responsables por cientos de masacres.

En agosto de 2020 los altos magistrados ordenaron el arresto domiciliario del exmandatario, argumentando que en libertad podría entorpecer la investigación.

Luego Uribe renunció al Senado y su expediente pasó a un tribunal ordinario, que levantó la orden de reclusión y reinició todo el proceso.

- Montajes -

El exfiscal general (2012-2016) Eduardo Montealegre y su segundo Jorge Perdomo también habrían sido objeto de un montaje concebido por Uribe, según la tesis de la fiscalía.

A través del abogado Diego Cadena, el exmandatario habría ofrecido beneficios a paramilitares presos para que denunciaran a los entonces fiscales por supuestamente ofrecerles beneficios por testificar contra Uribe.

La siguiente audiencia del juicio fue convocada para el 10 de julio.

Durante su mandato, Uribe gozó de una inmensa popularidad por la política de mano dura con la que su gobierno debilitó las guerrillas.

Sin embargo, su imagen se ha visto afectada por múltiples escándalos y procesos judiciales en los últimos años.

En noviembre de 2023, el exmandatario testificó ante la fiscalía en una investigación preliminar por su supuesto conocimiento anticipado de una masacre y el asesinato de un defensor de derechos humanos, a raíz del testimonio del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso.

También fue denunciado ante un tribunal argentino por su presunta responsabilidad en más de 6.000 ejecuciones y desapariciones forzadas de civiles cometidas entre 2002 y 2008, durante su gobierno, un caso conocido como “falsos positivos”. La justicia de ese país aun no se ha pronunciado sobre el caso.

Canonizarán al primer ‘santo milenial’ que realizó milagros de ultratumba

Carlo Acutis fue beatificado en 2020, después de que el sumo pontífice le reconociera un milagro ocurrido en Brasil en 2018.

El papa Francisco, en la audiencia del jueves con el cardenal Marcello Semeraro, prefecto del Dicasterio para las Causas de los Santos, aprobó los decretos para la canonización del adolescente italiano Carlo Acutis, que murió de leucemia en 2006, cuando tenía 15 años.

La oficina de prensa de la Santa Sede informó que el sumo pontífice había convocado a un Consistorio, con fecha aún a determinar, en el que se canonizará a varios beatos, incluido Acutis, al que el Vaticano calificó de “alguien que nació original, pero no morirá siendo una fotocopia”, y que utilizó “su creatividad en la red para dejar un mensaje que no se consume perdiéndose como tantos algoritmos”.

El joven, también conocido como el ‘santo patrono de Internet’, fue un devoto católico aficionado a la tecnología, que se dedicó al catecismo virtual creando un sitio web para dar a conocer los milagros de los santos.

El camino de Acutis hacia la santidad inició en 2020, cuando fue beatificado después de que el papa le reconociera un milagro ocurrido en Brasil en 2018. En la audiencia de este jueves, Francisco le adjudicó un segundo milagro al joven, ocurrido en Italia el 8 de julio de 2022.

Se cree que una niña que se encontraba en grave estado de salud tras sufrir un accidente en bicicleta se curó después de que su madre visitara la tumba de Acutis para pedirle que intercediera por su hija.

La tumba abierta de Acutis se encuentra en el Santuario de la Expoliación en el municipio italiano de Asís, vestido con una sudadera y zapatillas deportivas. Cuando fue exhumado para su beatificación 14 años después de su muerte, sus restos se encontraban en aparente perfecto estado.

“No me quiero morir”: las últimas palabras de un niño de 12 años asesinado a tiros en México

Según los testimonios, el menor habría recibido tres disparos de un carro estacionado a las afueras de la casa de su abuela.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, calificó de “muy lamentable” el asesinato de Dante Emiliano, un adolescente de 12 años que perdió la vida a balazos a las afueras de la casa de su abuela, en la ciudad de Paraíso (Tabasco).

El mandatario confirmó que se están haciendo las investigaciones de este crimen que ha causado conmoción en México y adelantó que ya hay “avances para detener a los responsables”.

López Obrador refirió la información aportada por la Fiscalía de Tabasco que aclaró en un comunicado que el estudiante de primer año de bachillerato no fue asesinado por evitar que su madre fuera secuestrada, sino que le dispararon desde un vehículo, al oponerse a que se lo llevaran.

¿Qué pasó?

El niño habría recibido una llamada telefónica, mientras estaba la vivienda de su abuela, y salió a la calle, afirmó el gobernador de Tabasco, Carlos Manuel Merino, entrevistado por Radio Fórmula.

A las afueras del domicilio se encontraban unos desconocidos a bordo de un automóvil. Según explicó Merino, tras un diálogo, uno de los tripulantes intentó sujetarlo. Al intentar retirarse, otra persona que iba en el vehículo le hizo tres disparos.

Los momentos de agonía del menor de edad quedaron registrados en las redes. Los medios relatan que el estudiante, herido de bala en el abdomen, mientras esperaban que llegara una ambulancia, dijo: “¡Ya quiero a mi madre!”, “¡No me quiero morir!”, “¡Díganle a mi abuelita!”.

Las investigaciones

La Fiscalía de Tabasco afirmó en un comunicado que “se realiza un trabajo minucioso” que, “por el rigor de las investigaciones requiere sigilo”.

El ente acusador asevera que “cuenta con información recabada a través de videograbaciones y testimonios”, lo que le permitirá “avanzar en las investigaciones”.

El organismo también manifestó que posee “otros indicios importantes” que “están bajo análisis para integrarlos a la carpeta de investigación iniciada por el delito de homicidio”.