El 10% de los contagiados de covid en el mundo son enfermeros

Según el estudio realizado por el Consejo Internacional de Enfermería, aproximadamente tres millones de estos profesionales contrajeron la covid-19 en todo el mundo.

Esto representa un 10% del total de contagios en el mundo, ya que a nivel global, la tasa de afectados por la pandemia alcanza treinta millones de personas.

A lo largo de 44 países murieron al menos un millar, in embargo no se descarta que la cifra pueda ser aún mayor a la que el ICN tiene en su base de datos.

Una de las principales preocupaciones es la insuficiente provisión de elementos de trabajo a los enfermeros. Destacan la carencia de tapabocas, trajes especiales e insumos.

La cifra exacta de contagios en el mundo, según revela la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos es de 29.751.156 personas y 939.175 fallecimientos.

Estados Unidos y la India son los dos países más castigados con contagios y decesos. El primero registra cerca de siete millones de casos y el segundo 5.020.359.

 

Trump contradice a expertos y promete 100 millones de dosis contra el COVID-19 para fin de año

El presidente de EE.UU., Donald Trump, contradijo este miércoles a los expertos de los gubernamentales Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) y prometió que será capaz de distribuir 100 millones de dosis de la vacuna para fin de año.


Fuente: EFE

“Seremos capaces de distribuir 100 millones de dosis de vacunas para el final de 2020, y luego un número muy grande después”, aseveró el mandatario en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Las declaraciones de Trump contradicen al propio director de los CDC, Robert Redfield, quien hoy en una audiencia en el Senado de EE.UU., explicó que la vacuna estará disponible entre noviembre y diciembre, pero será distribuida de manera limitada a los grupos con más riesgo de morir por el virus.

Además, Redfield indicó que el público estadounidense podrá acceder a la vacuna “probablemente mirando el tercer, finales del segundo trimestre, tercer trimestre de 2021”.

Preguntado al respecto, Trump consideró que Redfield se equivocó, afirmó que se sintió “sorprendido” con sus declaraciones y explicó que lo llamó por teléfono para explicarle que había cometido un “error”.

“Creo que cometió un error cuando él (Redfield) dijo eso, simplemente es información incorrecta. Le llamé y no me dijo eso y creo que quizás se confundió con el mensaje, quizás lo dijo de manera incorrecta. No, estamos listos para ir adelante de manera inmediata”, aseguró el mandatario.

Trump afirmó el martes que la vacuna podría estar lista “en cuatro semanas” y hoy insistió en que será anunciada “en octubre”, “quizás a mediados de octubre”, “un poco después de octubre” o “en noviembre, aunque no más tarde que eso”.

Para ser distribuida al público estadounidense, cualquier vacuna debe recibir el aval de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, en inglés), la agencia gubernamental que se encarga de aprobar el uso de nuevos fármacos, vacunas y otros productos relacionados con la salud pública.

Las farmacéuticas Pfizer, Moderna y AstraZeneca llevan a cabo en EE.UU. estudios de la vacuna que ya están en la fase 3, pero aún no han entregado su producto a la FDA para que los examine.

Una vez que la FDA apruebe la vacuna, las autoridades podrán distribuir las primeras dosis en solo 24 horas, anunció este miércoles Paul Ostrowski, que supervisa la logística de la Operación Warp Speed (Máxima Velocidad), lanzada por el Gobierno para acelerar los esfuerzos para contener la pandemia.

EE.UU. es el país del mundo más afectado por la pandemia, con 6,6 millones de casos detectados y más de 196.000 fallecidos, de acuerdo a los datos independientes de la Universidad Johns Hopkins.

 

Hallan a un pingüino muerto tras ingerir una mascarilla en Brasil

La muerte de un pingüino tras ingerir una mascarilla N95 en Brasil ha elevado la preocupación de los ambientalistas ante el creciente aumento de los "residuos de la pandemia" del nuevo coronavirus, los cuales suponen una nueva amenaza para la cada vez más vulnerable fauna marina.


Fuente: EFE

El pingüino fue encontrado sin vida hace una semana en la playa de Juquehy, en el litoral norte de Sao Paulo, y fue sometido a una autopsia por la ONG Instituto Argonauta para la Conservación Costera y Marina, centrada en la rehabilitación de especies marinas afectadas por los residuos lanzados al mar.

Durante el procedimiento fue localizada una máscara negra modelo N95 en el interior del estómago del animal, el cual estaba extremadamente debilitado, según confirmó este miércoles la ONG.

El presidente del Instituto Argonauta, el oceanógrafo Hugo Gallo Neto, destacó los problemas que están siendo generados por el descarte inadecuado de los residuos, especialmente de lo que calificó como "basura de la pandemia".

"Desde hace algún tiempo venimos encontrando máscaras, hemos localizado unas 135 por el momento, y el caso del pingüino es el primero de un animal que probablemente murió por la ingesta de basura de la pandemia", resaltó Gallo.

Los pingüinos de Magallanes migran todos los años desde la Patagonia Argentina en busca de alimentos, pero una parte de ellos se pierden del grupo y acaban siendo localizados en las playas de Brasil.

"Los animales son encontrados durante este periodo, muchas veces débiles y con falta de cuidados", según explica la bióloga Carla Beatriz Barbosa.

Los animales que son localizados con vida por el Instituto son trasladados a centros de rehabilitación y posteriormente devueltos a la naturaleza, mientras que los que aparecen sin vida son sometidos a una necropsia.

"Es un problema muy serio y Brasil tiene una política poco eficiente en el combate a la cuestión de la basura en el mar. Eso pasa por un problema de educación de la población, gestión, fiscalización y legislación por parte del poder público", agregó.

 

Misión de la ONU acusa a Maduro y sus ministros por crímenes de lesa humanidad

Una Misión Internacional a la que la ONU encargó investigar la situación de derechos humanos en Venezuela ha concluido que el presidente Nicolás Maduro y sus ministros del Interior y Defensa están involucrados en graves crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad del país.


Fuente: EFE

El informe publicado hoy por esa Misión ofrece amplia información “que demuestra que las autoridades del Estado -tanto a nivel presidencial como ministerial- ejercían poder y supervisión sobre las fuerzas de seguridad civiles y militares, y las agencias identificadas como autoras de las violaciones y crímenes documentados”.

“La Misión tiene bases razonables para creer que tanto el presidente como los ministros del Interior y de Defensa contribuyeron a la comisión de los crímenes documentados en este informe”, se señala en las conclusiones de la investigación.

Las graves violaciones de los derechos humanos denunciadas fueron perpetradas en operaciones realizadas por toda la gama de entidades de seguridad estatal en Venezuela: la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), incluida la Guardia Nacional Bolivariana (GNB); y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y las Fuerzas de Acción Especial (FAES).

También figuran el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), el Servicio Nacional de Inteligencia (SEBIN), la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y las fuerzas policiales estatales y municipales.

Los investigadores han recogido evidencias de que a pesar de que las autoridades -desde los responsables de las entidades involucradas hasta políticos- tenían conocimiento de los crímenes que se han cometido desde 2014 hasta ahora (periodo que cubre el informe) incluso ayudaron a que se cometieran con las políticas y planes que adoptaban.

“Las autoridades dieron ayuda esencial, incluida material, logística y en recursos humanos, que era necesaria para las operaciones de seguridad e inteligencia que resultaron en la comisión de los crímenes”, denuncia el informe, que será presentado la próxima semana al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.