Gavarito, el asesino de niños, pidió libertad condicional y juez se lo niega

Luis Alfredo Garavito, el temible asesino serial de Colombia, a quien se le atribuye el asesinato y violación de 189 niños, ya cumplió gran parte de su condena. En ese sentido, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) presentó a un juez local la solicitud de libertad condicional, no obstante, el magistrado rechazó dicho pedido.

El nombre de Alfredo Garavito tiene el efecto del terror inmediato para los colombianos. Su sola mención recuerda la historia de uno de los peores asesinos en serie que ha tenido el país. En el año 2000 fue condenado a 40 años (la pena máxima en Colombia) por el asesinato y la violación de 189 niños, de entre ocho y 16 años de edad, crímenes que cometió en menos de diez años.

Cada tanto, la posibilidad de que sea liberado de la cárcel se desliza a través de chats de whatsapp, de rumores o, como en este último caso, de una noticia en la prensa. El programa de televisión Los Informantes reveló una carta de mayo de este año en la que el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) le pedía a un juez que le concediese la libertad condicional a Garavito.

El entonces director de la prisión de alta seguridad donde está recluido, conocida como La Tramacúa, adjuntaba una serie de documentos para argumentar su petición. Entre ellos, una carta que indicaba que Garavito “ha observado durante su tiempo de reclusión una buena conducta”.

En el mismo programa se informaba de que el juez negó la libertad del asesino serial porque no cumplía con todos los requisitos y tampoco había pagado los perjuicios a las familias de las víctimas. Sin embargo, el escándalo- en un país que está fuertemente dividido frente a la prisión perpetua para violadores de menores- quedó servido y hasta el presidente Iván Duque se pronunció al respecto. “Quiero decir que tengo profunda indignación con esa posibilidad que alguien sugirió, que esa bestia de Garavito salga de prisión. Es un bandido, delincuente, rata apestosa que solo les ha hecho daño a los niños”, dijo el mandatario colombiano.

La cadena perpetua para violadores es una de las banderas de Duque y había sido aprobada por el Congreso en 2020. Sin embargo, hace poco más de un mes la Corte Constitucional tumbó esa ley, que había sido criticada como populismo punitivo desde varios sectores sociales.

El alto Tribunal consideró que esa medida implicaba un retroceso en la resocialización de los reclusos y en la política criminal. Además, que el Congreso se había extralimitado en sus funciones pues al aprobar la prisión perpetua afectaba directamente un eje de la Constitución de 1991 que se funda en la dignidad humana. “La proscripción de la pena de muerte y la cadena perpetua constituyeron un punto de partida de la Constitución de 1991. Son prohibiciones sustanciales a nuestro Estado social de derecho”, indicó la Corte en septiembre pasado.

Por eso el caso de Garavito tensa ese debate. El confeso asesino en serie actuó en 11 de los 32 departamentos de Colombia e incluso llevó su estela de terror a Ecuador, donde violó y asesinó a cuatro niños entre 1990 y 1999. Solía disfrazarse de indigente, monje o persona con discapacidad para acercarse a fundaciones que trabajaban con niños, la mayoría humildes y de facciones finas.

Uno de los casos más recordados ocurrió en Pereira, en el eje cafetero colombiano, donde fueron hallados los cadáveres de al menos 20 niños. Ese fue el detonante para la captura del hombre que comenzó admitiendo esos asesinatos y, al terminar el interrogatorio, ya había confesado ser el autor de 189 homicidios.

Garavito ha pagado las tres quintas partes de su condena y ha reducido cinco años por estudios o trabajo dentro de la cárcel. Sin embargo, tras el escándalo, el actual director del Inpec, Mariano Botero Coy, fue vehemente en que el asesino serial no quedará en libertad “bajo ninguna circunstancia”.

En un video difundido este lunes, Botero agregó que enviaron esa documentación como un trámite que deben cumplir como autoridades penitenciarias. Así que, por lo pronto, mientras el temido Garavito no pueda pagar la reparación a los cientos de víctimas, seguirá en La Tramacúa en Valledupar.

La historia de Garavito

Luis Alfredo Garavito nació en 1957 como el primogénito de una familia que crecería con otros seis hijos en Génova, departamento del Quindío en plena zona cafetera de Colombia. Su infancia, según lo que registró el escritor Harold Schechter en su libro “The Serial Killer Files” (“Los archivos de asesinos en serie”), estuvo marcada por el maltrato. Schechter explica que Garavito fue “sometido a golpizas brutales y constantes por su padre alcohólico” y “violado por dos vecinos adultos”. De ahí que haya crecido como una persona alcohólica y depresiva con tendencias suicidas.

A finales de los 80, empezó a cambiar de residencia, tras haber pasado por un centro de tratamiento psiquiátrico.

Desde la década de 1990, Garavito empezó a sembrar el terror en Colombia. Atraía a sus víctimas haciéndose pasar por vendedor ambulante, monje, indigente, persona en condición de discapacidad o incluso representante de fundaciones falsas para ancianos y niños, con el objetivo de tener acceso a las escuelas, según lo informó en 1999 el entonces fiscal general del país, Alfonso Gómez Méndez, meses después de capturar a este hombre. “Esto no tiene precedentes en Colombia”, sostuvo el funcionario.

Schechter apunta a que “La Bestia” primero se ganaba la confianza de niños entre los 8 y 16 años con su empatía, charla y a menudo comprándoles alcohol o dándoles algo de dinero. Después empezaba a ejecutar su macabro plan, invitando a los menores a dar un paseo por zonas rurales. “Cuando los niños empezaban a cansarse, Garavito lanzaba el ataque. Los amarraba con nylon, los violaba, mutilaba y después les cortaba la garganta o los decapitaba”, escribió el autor.

Se trata de una versión que ratificó el entonces fiscal Gómez Méndez en 1999, cuando habló del escabroso caso. “Los cuerpos fueron decapitados y mostraban señales de haber sido atados y mutilados”, sostuvo y agregó que Garavito antes bebía mucho y luego ataba a los niños. Los restos de sus víctimas se descubrieron en más de 60 lugares de Colombia. Y Garavito tenía un perfil claro: la mayoría eran hijos de vendedores ambulantes a los que sus padres descuidaron en algún momento en parques, semáforos o que pedían dinero en las calles. En pocas palabras, niños de bajos recursos, algunos de los cuales incluso vivían en la calle, según Schechter.

Caso Báez Sosa: uno de los acusados señala a otros y pide un nuevo juicio

Máximo Thomsen, uno de los acusados por el asesianto de Fernando Báez Sosa en Argentina, rompió el pacto de silencio señalando a otros dos de los condenados. Asimismo, el rugbista pidió un nuevo juicio.

El rugbista condenado cambió de abogado con fuertes cuestionamientos hacia su anterior representante legal. Entre una de las nuevas estrategias procesales, decidió romper el pacto de silencio para dar su versión de los hechos, en relación al homicidio de Fernando Báez Sosa, hijo de paraguayos.

Un documento al que accedió el portal Infobae, indica que Thomsen aseguró que el trabajo de Hugo Tomei, su ex letrado, careció de eficacia debido a que ejerció la defensa de los ocho acusados y, por querer hacerlo a la totalidad del grupo, no representó sus intereses individuales y los de los demás.

Sobre este testimonio, Thomsen solicitó que se declare nulo aquel proceso y se haga un nuevo juicio, ya que asegura no existió un plan premeditado para matar a Báez Sosa.

Por otra parte, mencionó que él nunca apareció grabado pegándole a Fernando y que otro de los procesados, Blas Cinalli, fue el que habría tenido el incidente con Báez Sosa. Asimismo, apuntó a Enzo Comelli, como el posible autor del golpe que provocó la muerte del joven.

Cabe recordar que en el 2023, El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de la ciudad bonaerense de Dolores (200 kilómetros al sur de la capital argentina) condenó a prisión perpetua a Máximo Thomsen, Matías Benicelli, Enzo Comelli, Ciro Pertossi y Luciano Pertossi por la muerte de Fernando Báez Sosa.

Todos ellos fueron condenados como coautores penalmente responsables de homicidio doblemente agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía.

Otros tres acusados, Blas Cinalli, Ayrton Viollaz y Lucas Pertossi, fueron condenados a 15 años de prisión como partícipes secundarios del homicidio doblemente agravado por concurso premeditado de dos o más personas y por alevosía.

Francisco anuncia el viaje más largo de su papado: ¿a dónde irá?

El pontífice realizará la gira en septiembre.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede anunció este viernes que el papa Francisco visitará tres países de Asia y uno de Oceanía a principios de septiembre de este año, en lo que será el viaje más largo en sus 11 años de pontificado, según Reuters.

“Aceptando la invitación de los respectivos jefes de Estado y autoridades eclesiásticas, el papa Francisco emprenderá un viaje apostólico a Indonesia, Papúa Nueva Guinea, Timor Oriental y Singapur del 2 al 13 de septiembre”, reza el comunicado. Asimismo, se informa que el programa completo se publicará más adelante.

Su último viaje internacional fue a la ciudad francesa de Marsella en septiembre del año pasado. Francisco tenía previsto participar en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2023 (COP28) en Dubái en noviembre del mismo año, pero no asistió por problemas de salud.

Últimamente, el pontífice, de 87 años, ha cancelado su participación en una serie de eventos por razones de médicas, aunque, descartó una eventual renuncia, calificándola de “hipótesis lejana”.

Irán amenaza atacar a Israel con drones y misiles, escalada pone al tapete el peligro nuclear

Benny Gantz, ministro de Defensa de Israel, emitió un mensaje en Washington, señalando que su país ordenó a las Fuerzas de Defensa preparar una operación militar, advirtiendo que Israel tomaría el asunto con sus propias manos si no resulta un acuerdo nuclear que limite a Irán, informó la prensa estadounidense.

Un alto funcionario israelí le comentó a The Times of Israel que Gantz, durante sus reuniones con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, y el secretario de Estado, Antony Blinken, presentó un cronograma sobre un posible ataque.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, dijo este viernes que un hipotético ataque directo de Irán contra Israel sigue siendo un escenario “muy creíble, viable e inminente” tras una semana de amenazas iraníes después del ataque contra su consulado en Damasco (Siria).

“Estamos muy al tanto de una amenaza que percibimos como muy pública y muy creíble”, ha declarado Kirby en rueda de prensa este viernes.

Dos responsables del Gobierno estadounidense afirmaron en las últimas horas bajo el anonimato a la cadena CBS que Irán podría lanzar, “antes de que termine el fin de semana y como muy pronto este viernes”, un ataque con más de un centenar de aviones no tripulados y decenas de misiles contra bases militares dentro de territorio israelí”.