Nuevo presidente de El Salvador despide a funcionarios vía Twitter

Nayib Bukele, de la derechista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), asumió el poder el pasado 1 de junio y un día después anunció la supresión de cinco secretarías del Gobierno, sin detallar el futuro laboral de los empleados.


Fuente: EFE

Bukele ha publicado en Twitter desde el martes una serie de órdenes a sus ministros para destituir a diversos funcionarios, entre los que destacan al menos ocho supuestos familiares del expresidente Salvador Sánchez Cerén (2014-2019), entre hijos y nietos.



El jefe de Estado sostuvo que estos son "evidentes casos de nepotismo", a los que se suman los de otros supuestos familiares de miembros del FMLN.

"Solo en salarios, su grupo familiar se llevó más de seis millones de dólares en su quinquenio. Solo en salarios", subrayó Bukele en referencia a Sánchez Cerén.

Estos despidos y acusaciones se dan a pesar de los señalamientos contra Bukele de supuesto nepotismo durante su administración en la Alcaldía de San Salvador (2015-2018) y en su actual gabinete.



El Tribunal de Ética Gubernamental sancionó a Bukele en 2016 con una multa de 2.517 dólares por nombrar a su hermano Yamil Bukele como presidente del Instituto Municipal de Deportes (IMDER) de San Salvador.

Según los periódicos locales El Faro y El Mundo, entre los funcionarios nombrados por Bukele se encuentra su "tío" Jorge Kattán, quien se desempeña como secretario de Comercio e Inversión de la Presidencia.

El izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN), que tuvo las últimas dos administraciones, denunció "despidos masivos" del nuevo Gobierno, por lo que anunció la formación de un "equipo jurídico" para apoyar a estas personas.

"Se está conociendo los casos, preparando la defensa, e iniciando el proceso entre abogado y persona afectada respetando siempre la privacidad de cada caso", apuntó la formación el miércoles.


 

Vaticano acepta cambios en el "Padrenuestro" y de "Gloria" utilizados por los italianos

La Conferencia Episcopal Italiana (CEI) ha adoptado en su Asamblea General del 22 de mayo una nueva versión del Misal Romano, aprobada por el papa Francisco, que incluye cambios en la oración del Padrenuestro y del Gloria.


Fuente: EFE

El Padrenuestro en italiano incluía la frase “non ci indurre in tentazione”, que en español se traduciría como “no nos induzcas a la tentación”, y ahora ha sido cambiada por “non abbandonarci alla tentazione”, es decir “no nos abandones a la tentación” en español.

En 2017 el papa Francisco defendió que esa frase en la versión en italiano no era correcta, porque dijo que Dios no puede inducir a los hombres a la tentación y que por ello era más adecuado utilizar una frase similar a “no nos dejes caer en la tentación”.

“En la oración del Padrenuestro, que Dios nos induzca en tentación no es una buena traducción. También los franceses han cambiado el texto con una traducción que dice: ‘no nos dejes caer en la tentación’. Soy yo quien cae, no Dios quien me arroja”, sostuvo.

La nueva fórmula adoptada por la Iglesia italiana es por lo tanto similar a la empleada desde hace muchos años en España, “no nos dejes caer en la tentación”, o por la asumida en Francia desde 2017.

Las Conferencias Episcopales del mundo pueden elegir si siguen la decisión de los obispos de Italia de revisar el rezo más extendido del catolicismo.

Asimismo, la CEI ha cambiado la oración del Gloria, en concreto la parte en la que dice “pace in terra agli uomini di buona volontà” (“paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”) por “pace in terra agli uomini, amati dal Signore” (“paz en la tierra a los hombres, amados por el Señor”).

 

Juez acepta nueva denuncia contra Lula por sobornos y su chance de libertad está en jaque

Un juez brasileño aceptó una nueva denuncia contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción desde abril de 2018, en otra causa relacionada con el presunto pago de sobornos de la constructora Odebrecht, informaron este jueves fuentes oficiales.


Fuente: EFE

El magistrado Vallisney de Oliveira, de una corte de primera instancia en Brasilia, dio seguimiento a la denuncia formulada por la Fiscalía contra el exmandatario, en la que también figuran como acusados los exministros Antonio Palocci y Paulo Bernardo Silva.

Todos ellos son investigados por haber recibido presuntos pagos ilícitos de parte de Odebrecht, implicada en el escándalo de corrupción destapado hace más de cinco años en la estatal Petrobras, a cambio de favorecer políticamente a esa compañía.

Con este nuevo juicio abierto, el ex jefe de Estado (2003-2010) responde a un total de nueve procesos penales, en dos de las cuales fue condenado ya por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

En este nuevo caso, la Fiscalía sostiene que Lula y los dos exministros habrían aceptado en 2010 el pago de sobornos por valor de 40 millones de dólares, a cambio de aumentar, en beneficio de Odebrecht, la línea de crédito del banco de fomento brasileño para financiar proyectos en Angola.

Según el Ministerio Público, esa cantidad de dinero se habría puesto a disposición del progresista Partido de los Trabajadores (PT), que aún hoy sigue liderando Lula desde prisión.

Lula fue condenado en primera instancia a nueve años y seis meses de cárcel en julio de 2017, una vez que el juez Sergio Moro, hoy ministro de Justicia en el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, dio por comprobado que recibió un apartamento de parte de la constructora OAS a cambio de favorecer a esa empresa.

En enero de 2018, un tribunal de segunda instancia ratificó esa sentencia y la amplió hasta los 12 años y un mes. Sin embargo, el Tribunal Superior de Justicia (tercera instancia), la rebajó a ocho años y diez meses en abril pasado.

El mes pasado, la defensa del expresidente pidió al Tribunal Superior de Justicia que se le conceda el régimen abierto tras esta última reducción de pena.

No obstante, Lula recibió en febrero pasado una segunda condena de 12 años y 11 meses por corrupción dictada en primera instancia y pendiente de revisión en cortes superiores.

De confirmarse esa segunda pena en un tribunal de segunda instancia, el exgobernante tendría que permanecer o volver a prisión, en caso, este último, de que fuera excarcelado al pasar a un eventual régimen abierto.

 

Antiinflamatorio (de uso en Paraguay) resultó ser potente remedio para prevenir el Alzhéimer

Un antiinflamatorio (Enbrel) producido por la gigante farmaceutica Pfizer, se convirtió en las últimas horas en el centro de la noticia: resulta ser también una potente medicina capaz de prevenir el Alzheimer en un 64%.


Fuente: Agencias/ El Pais. España

El sorprendente descubrimiento se produjo en el 2015, pero la farmaceútica lo ocultó, por considerarlo costoso, por un lado, y por considerar que las pruebas para confirmarlo resultarían engorrosas.

La noticia exclusiva la publicó el The Washington Post, citando fuentes ligadas al grupo de investigadores que confirmaron los resultados y que estaban guardados en los archivos de la compañía farmaceutica.

“El Enbrel podría potencialmente prevenir, tratar y ralentizar la progresión del alzhéimer”, transcribe una parte del documento el Washington Post, elaborado por el equipo de expertos del departamento de enfermedades inflamatorias de la farmaceutica.

Las investigaciones para la cura o prevención del Alzheimer hasta el momento han sigo decepcionantes, pòr la complejiidad de hallar los elementos que ayuden a hacer frente a esta enfermedad degenerativa, hasta ahora incurable. La enfermedad afecta a medio millón de nuevos pacientes al año. en todo el mundo.

No es la primera vez que medicamentos creados para combatir determinado tipo de enfermedades, resulten altamente efectivos para curar o tratar dolencias de otra índole.

La propia farmaceutica Pfizer, décadas atrás, había descubierto accidentalmente el uso de la viagra (originalmente concebida para combatir la hipertensión arterial) para el efectivo tratamiento de la disfunción erectil, produciendo una verdara revolución en el abordaje del mayor problema sexual masculino.

No hace mucho, el Instituto de Previsión Social (IPS) solicitó la provisión de una importante partida de Enbrel, entre otros medicamentos.