Asesino y asaltante, con 2 días libres para salir de cárcel para atracar: Richard’i, el mimado

Richard Darío Benítez, alias “Richard’i”, es un peligroso delincuente que contaba con 15 órdenes de captura (lo detuvieron ayer). Condenado a 23 años por asesinar a una joven durante un asalto, el hombre era un verdadero “consentido” de la justicia.


La revisión de su currículo delincuencial echa luz, ahora, sobre una llamativa arista: dos jueces le prodigaron tales consentimientos, que fueron claves para que su figura y funestas acciones, ampliaran el número de víctimas, entre ellas, una mortal en Ciudad del Este, que lo llevó a ser condenado a 23 años de cárcel.

En efecto, los jueces Troadio Galeano, de la capital altoparanaense, y Néstor Arévalo, de San Pedro, otorgaron a Richard’i, el privilegio de tener dos días libres a la semana (sábados y domingos), tiempo que el delincuente usufrutuaba para cometer todo tipo de asaltos a cambistas, gasolineras, supermercados, otros comercios y a transeúntes. Y todos a mano armada.

Puede interesarle: Asistente fiscal extorsionó a policías que extorsionaron a chofer de Bolt

El trato preferencial a un reo que mató a una joven mujer en Ciudad del Este, por resistirse a su atraco es tema de polémica, ahora que apunta directamente en la administración judicial de casos graves de internos que insólitamente gozan de escapes semanales de sus lugares de reclusión, en la mayoría de los casos para cometer robos, asaltos y otros ilícitos.

El delincuente fue atrapado durante un control de rutina efectuado por agentes policiales a la altura del Km 60 de la Ruta PY02. Allí se produjo la detención de Richard Darío Benítez Pereira, de 33 años.

Al ser interrogado dio una identidad falsa, lo cual fue constatado a través del sistema informático donde saltó una fotografía que no le correspondía. Fue así como, tras presionarlo, se vio obligado a confesar su verdadero nombre a las autoridades.

Doctora emitió informe falso sobre presunto abuso a bebé, acusan y contrademandan

Una explosiva polémica se desató tras la denuncia de una doctora, que emitió un informe sobre presunto abuso en una bebé, por parte de su progenitor. Al final el informe forense refutó ese diagnóstico, señalando que no hubo tal abuso, sino que fue irritación de piel, sin ninguna herida que diga lo contrario.


Julián Tomàs Ayala, el papá de la pequeña, señaló en su denuncia que la retiró de la casa de su madre, como parte de un trato amistoso que llegó con esta, después de un proceso consensuado de separación.

Refiere que al devolver a la niña con su madre, dijo a esta que había visto a la chiquita que tenía irritación, y que le lleve a un médico para que le recete algún medicamento tòpico.

La mujer consultó con una doctora (identificada en la denuncia fiscal) quien emitió un informe a la Policía Nacional (y por ende al Ministerio Público) en el que señalaba que la menor sufrió de abuso.

Pero el drama del papá de la nena no paró, ya que el caso fue ventilado a los medios, y en el sitio laboral del hombre lo despidieron de su cargo, en un taller mecánico.

El abogado Miguel Godoy, representante de Tomàs Julián, señaló que el perjuicio contra su cliente es significativo, en el campo económico y en lo moral.

“Mi cliente expresa que nada podrá borrar el enorme perjuicio moral que le causó la denuncia falsa de la doctora. Y estamos evaluando que además de las disculpas que la misma, que la justicia defina una sanción ejemplar en todo sentido”, expresó Godoy en comunicación con la 1020 AM.

Te puede interesar: Alerta en Capiatà: hombre utiliza billetes falsos para pagar en despensas y comercios

Operativo Invierno: realizan más de 25 atenciones en el albergue de Emergencia Nacional

El Ministerio de Salud reportó que en el marco del Operativo Invierno, encabezado por la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), se realizaron al menos 25 atenciones en el albergue habilitado para personas en situación de calle.

Además de realizar evaluaciones sanitarias y dar tratamiento a personas que padecían cuadros respiratorios, dolores articulares y curaciones por heridas, manifestó el Dr. Hugo Valdez, coordinador de Asistencia Sanitaria en Emergencias y Desastres (ASANED).

“Se realizaron 21 evaluaciones en el albergue de la SEN en la Costanera, además se inició el tratamiento a 6 personas, que tenían dificultades respiratorias y dolores articulares. También se procedió a realizar curaciones de heridas”, señaló el Dr. Valdez.

Puede interesar: Tras infracción, conductor se niega a control y agrede a agente de la Caminera

Agregó que las atenciones comenzaron el sábado, continuaron ayer domingo y seguirán en los próximos días, ya que se pronostican temperaturas menores de 10 grados, condición para activar el Operativo Invierno.

Cabe mencionar que el Ministerio de Salud tiene como misión coordinar la atención médica en el albergue de la SEN en la Costanera de Asunción. Se encarga además de eventuales evacuaciones de urgencia a centros asistenciales cercanos. Algunas gobernaciones también tienen prevista la habilitación de lugares de asistencia para los que están en situación de calle y en esos casos las tareas se coordinan con las regiones sanitarias.

Lea también: Proyectan exoneración del pago de peaje para pobladores de tres localidades

Para la atención sanitaria del albergue de la Costanera están afectados el Hospital General de Barrio Obrero, el Hospital del Indígena y el Servicio de Emergencias Médicas Extrahospitalarias (SEME).

Esta semana trasladarán al primer grupo de internos al nuevo penal de Minga Guazú

El Ministerio de Justicia prevé realizar esta semana el traslado del primer grupo de personas privadas de libertad, con condenas firmes, al nuevo Centro de Reinserción Social de Minga Guazú, recientemente habilitado.

Los primeros internos serán trasladados desde la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este, donde se encuentran unas 1.600 personas privadas de libertad, de los cuales el 25% cuenta con condena.

Te puede interesar: Paraguay apunta ser parte del avance del mundo hacia la inteligencia artificial

El traslado será de manera gradual, por grupos de 50 personas, hasta llegar a un total de 500 internos, en una primera etapa, según el plan del Ministerio de Justicia.

El nuevo Centro de Reinserción Social de Minga Guazú fue habilitado semanas atrás y cuenta con capacidad para albergar a 1.237 personas, incluyendo un área de máxima seguridad. En este nuevo establecimiento, apuntan a priorizar la capacitación de los internos en formación laboral, a fin de estimular su reinserción social.

El requisito establecido para escoger a las personas que serán trasladadas hasta ese sitio es que las mismas cuenten con condenas firmes.

El Estado paraguayo estará cumpliendo con normativas internacionales que establecen que las personas privadas de libertad procesadas y condenadas deben estar apartadas entre sí.