Video: ‘El señor de los cielos’ agradeció a Dios, y la gracia le duró 24 horas por desoír a Tobías Vargas

Cuando cumplió 29 años, Luis Alberto Franco, alias vaka resa (ojos de vaca) o ‘Señor de los cielos’ (disputaba este apodo con otro paraguayo, famoso narco que opera en Argentina), ya era dueño de un complejo de negocios bajo la marca Toro kyra, consistente en estancias, hoteles, avionetas (estas últimas no registradas a su nombre) estaciones de servicios, terrenos y vehículos de alta gama.

En el 2016 lo ligaron a un cargamento de 20.000 kg de marihuana que cayeron en Canindeyú -en el que también se implicó a Benicio Silva, alias Silva Hû- pero del que ambos zafaron de ser condenados, mediante un proceso harto sospechoso, según expresiones del actual ministro de la Senad, Jalil Rachid.

Además de su ídolo narco ‘de los cielos’ de telenovela, Vaka resa también admiraba en extremo al extinto Pablo Escobar, el narcotraficante colombiano. Y esto, al punto en que su estancia principal del complejo Toro Kyra fue construida con la fachada de la estancia Nápoles, un ícono de la fastuosidad con que acostumbraba a construir Escobar. Este detalle, coincidente con Javier Cucho Cabaña, se extendía a otros caprichos del finado capo extranjero.

Noticia vinculada: “El señor de los cielos” , uno de los fallecidos tras caída de avioneta

En la víspera de su muerte, ayer jueves, el “señor de los cielos” o vaka resa, ya se había salvado de un accidente en el mismo avión en que hoy viernes capotó y falleció. La nave en la que viajaba con su copiloto y con el arquero Tobías Vargas, sufrió fallas que les obligó a bajar en Loma Plata para reparar los desperfectos y seguir viaje con destino a Salto del Guairá. Ese primer susto empujó a Luis Alberto Franco a hacer un video para sus amigos de redes, en el que “agradeció” a Dios, por zafar de la parca. De ese mismo temor también fue preso Tobías Vargas, quien después del sofocón de ayer, insistió en dejar la avioneta en el taller y seguir el viaje en auto, temor que finalmente le salvó la vida, pero no su entrada a un proceso en el que la acusación de narco pende de él.

Los que conocieron personalmente a alias Vaka resa señalaron en comentarios virtuales, que el mismo murió por su excesiva confianza en poder dominar aeronaves, una de sus pasiones. Y esto porque la máquina siniestrada, ya venía emitiendo señales de que no estaba del todo bien ajustada.

Nota relacionada: Hallazgo en la avioneta: bolsa repleta de dólares calcinados, Fiscalía investiga

“Pedí que por lo menos me pongan un calmante, pero nadie me quiso recibir”

La mujer que se rompió el fémur en un accidente casero y que gritaba de dolor a causa de la fractura, contó que lo único que les pidió a los médicos de guardia es que, al menos le apliquen un calmante, sin embargo, le contestaron que vaya al Hospital del Trauma.

Elena Fretes es la mujer de 55 años que fue rechazada en el Hospital de Barrio Obrero, lugar al que acudió porque corresponde a la zona en la que vive.

La paciente contó que ese día se levantó a las 4:30 de la mañana, su horario habitual, y se preparó para ir al trabajo. Desafortunadamente, tuvo un percance casero antes de marcharse.

Fretes resbaló en la puerta de su casa, cayó y se rompió el fémur. En ese instante, sus hijos la auxiliaron y, al no tener móvil, y guardar más esperanzas en la inmediatez de Policía que en la de la ambulancia, llamaron a la Comisaría 24, la cual rápidamente envió una patrullera para el traslado de la afectada.

Nota relacionada: Médicos se exponen a despido: “Nadie puede ser rechazado de ninguna urgencia del país”

“Yo me fui con mucho dolor, apenas me alzaron de mi casa, les pedí que me reciban, que por lo menos me pongan un calmante, pero nadie me quiso recibir”, relató la mujer, en un contacto con la emisora 1080 AM.

Comentó que perdieron aproximadamente una hora esperando que la reciban y que, finalmente le indicaron a su hija que vaya al Hospital del Trauma por su cuenta y le cerraron la puerta por la cara, tal como lo hicieron con un policía.

La señora contó que habitualmente acude a urgencias de ese hospital, porque es el que le corresponde, al ser habitante de barrio Obrero, sin embargo, describió como pésima la atención y, principalmente el trato. “Tienen la costumbre de tratarle mal a la persona que va”, afirmó.

Elena Fretes dijo que, si tuviera oportunidad de enviarle un mensaje a la ministra de Salud, María Teresa Barán, le diría que cambie a todos los médicos de ese hospital.

El viceministro Santiago García anunció que las personas involucradas en el trato inhumano se exponen a las medidas más drásticas, incluso al despido, ya que lo que hicieron no tiene justificación.

Lea también: Pronostican frío para toda la semana

Megaestafa en compras de autos: cae propietario de la playa

La Policía Nacional detuvo a Denis Steven Bareiro (31), el propietario de “Steven Automotores” que supuestamente estafó a varas personas en complicidad con un juez de Paz.

Denis Steven Bareiro de 31 años fue detenido en la ciudad de Itá tras una vigilancia realizada por los agentes del Departamento de Investigaciones. El hombre posee seis órdenes de captura por estafa y desacato. El mismo habría estafado a varias personas mediante la venta de vehículos.

Su padre Carlos Alfredo Bareiro Benítez, fue detenido el 22 de marzo pasado, por los hechos de estafa cometidos con la venta de los vehículos.

Nota relacionada: Estafa en compra de autos: cae padre del dueño de la playa

Desde la empresa Steven Automotores se lideraba un esquema de estafas a compradores de buena fe, quienes adquirían los vehículos, que luego les eran requisados “por falta de pago”.

Dentro de este esquema también está involucrado el juez de paz de Nueva Asunción, Jorge Franco Garelik, quien fue desaforado por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), para que la Fiscalía avance en la investigación.

El juez fue imputado por el hecho punible contra el ejercicio de las funciones públicas, prevaricato y asociación criminal.

Según la investigación, junto con una funcionaria del Juzgado de Paz de Chaco’i, el juez Garelik emitió resoluciones como orden de secuestro, violando los derechos de la otra parte para favorecer a la playa en cuestión.

Las resoluciones eran emitidas inmediatamente después del escrito de la demanda sin cumplir las formalidades que requiere un juicio ordinario en el ámbito civil, según se corroboró con 68 expedientes judiciales incautados durante un allanamiento.

También están imputados Mario Mereles, Carlos Yrala, oficiales de justicia, y Gabriela Candia, actuaria del Juzgado de Chaco’i.

Además, HOY: Allanan “castillo” de juez implicado en megaestafa

Instan a tener cuidado con uso de braseros y estufas

Las bajas temperaturas fomentan el uso de braseros en lugares cerrados y eso puede ser fatal, debido a la inhalación de monóxido de carbono. Niños y adultos mayores son los más propensos a estos accidentes hogareños.

El Dr. José Ortellado señaló a la radio 650 AM que el peligro principal en nuestro país radica en el uso del brasero en espacios cerrados por la liberación de monóxido de carbono que produce.

Con respecto a las estufas, indicó que muchas veces no se toma la precaución de colocarlos en lugares seguros y eso puede generar incendios o situaciones que puedan comprometer la vida de las personas.

No se aconseja introducir el brasero encendido en la habitación, ya que la quema del carbón o leña en un ambiente cerrado genera en minutos, altas concentraciones de monóxido de carbono, gas asfixiante que en poco tiempo puede producir fallo cardiovascular provocando la muerte de la persona. El humo favorece igualmente la aparición de cuadros respiratorios.

Si se va utilizar el brasero para la cocción de alimentos o calentar agua, este debe ser colocado en un rincón y con protección. Evite introducirlo en la habitación o en un lugar cerrado.

El fuego y las fogatas deben apagarse con agua, la arena no sirve para este efecto.

Las pavas son otros artefactos que igualmente deben ser manejados con precaución, sobre todo si van a emplearse en lugares donde hay niños pequeños o adultos mayores, a fin de impedir que estos sean víctimas de quemaduras.

Por otra parte, evitar cocinar, manipular líquidos calientes o tomar mate con niño en brazo o cerca.