Aún no impacta el coronavirus pero insta al gobierno a anticiparse y evitar colapsos

Tomás Mateo Balmelli, médico infectólogo pondera las medidas que Paraguay tomó para combatir al coronavirus pero insta al gobierno a anticiparse a adoptar otras medidas de cara al ingreso de la etapa invernal.

"Para la etapa invernal, la influenza será uno de los invitados al igual que el coronavirus, que quiere quitarle el puesto al primero".

Eso indicó Mateo Balmelli en una entrevista exclusiva brindada a un medio de televisión. El infectólogo considera que el coronavirus aún no causó impacto fatal.

"Por las medidas que se tomó, aún no se ha visto el impacto del coronavirus", dijo, pero estima que mantendría en vilo al país por más de un año.

Sin embargo hizo énfasis en la conducta cívica porque "no tiene que colapsar el sistema hospitalario" y que "si nos vamos a infectar que sea de manera no abrupta".

"A partir del 29 de marzo al primer día de inicio de la semana santa, el gobierno debe tener estrategias de vigilancia y restricciones para que no pase lo que pasó en Italia", dijo.

Añadió que "hay que anticiparse en las acciones y tener planes hacia el 12 de abril, porque el coronavirus no se acabará esa fecha".

"¿Desde el 12 de abril qué va a pasar? ¿Vamos a seguir aislados o vamos a cambiar nuestro plan estratégico?, mencionó Mateo Balmelli.

Asimismo abogó por un mayor número de exámenes diarios para poder tener un universo más claro de la situación.

"Es imposible clínicamente diferenciar a un paciente con cuadro respiratorio de coronavirus con otros 200 que se producen. Hay que hacer más testeos para tomar mejores decisiones", indicó.

También instó al Ministerio de Salud a "empezar lo más antes posible la inmunización contra la influenza" porque de no hacer eso supondría un escenario peor que pondría en aprietos al sistema hospitalario.

 

Paraguayos varados en Foz: "No nos estamos divirtiendo ni burlando de la tragedia"

El actor paraguayo Rodrigo Calonga, es uno de los compatriotas varados en Foz de Iguazú, tras no poder llegar hasta nuestro país por el cierre de las fronteras.

En comunicación con Universo 970 y el canal GEN, Calonga contó que estaba viviendo en Río de Janeiro desde hace 5 años. Por la crisis del coronavirus, tuvo que dejar su trabajo y toda su vida profesional en dicha ciudad.

“El Consulado me recomendó volver a Paraguay. Hace dos semanas estoy intentando salir del Brasil y siempre se cancelaban los vuelos”, relató Calonga.

“La gente cree que estábamos de vacaciones, nosotros teníamos una vida y una profesión. Tuvimos que dejar todo, porque el mundo paró y el Consulado nos recomendó a que volvamos al país. No teníamos donde irnos”, agregó.

Dijo que la disposición del cierre de fronteras, imposibilitó a que tanto él como otro grupo paraguayos lleguen hasta nuestro país y quedaron varados en Foz de Iguazú. Allí fueron asistidos por el Consulado y están alojados en un hotel, hasta que se permita el ingreso hacia territorio guaraní.

“Estamos en un hotel de Foz de Igauzú. Estamos en una habitación entre 3 a 4 personas, la probabilidad de contagio es mayor de esta manera. La gente está pensando que estamos en un hotel 5 estrellas y no es así.No nos estamos divirtiendo ni burlando de la tragedia”, precisó.

Sostuvo además que es consciente de que tienen que cumplir con la cuarentena obligatoria al llegar a nuestro país. Sin embargo, sostuvo no es lo más prudente a que tantas personas se alojen juntas en las unidades militares equipadas para el efecto.

 

"Mi sugerencia al presidente será que en Semana Santa no haya desplazamiento de gente"

El ministro de salud Julio Mazzoleni explicó hoy a medios televisivos que para él, un escenario ideal es mantener por lo bajo el índice de contagios de coronavirus y por ende, retomar las actividades económicas. Por lo pronto sugerirá restringir toda actividad en Semana Santa.

El no desplazamiento de personas evitará un contagio mayor de coronavirus, dado el habitual movimiento que se registran en esas fechas en sitios puntuales.

Mazzoleni, en ese sentido explicó que para él, “el escenario ideal sería que retomemos las actividades normales de forma gradual tanto sean económicas y las demás”, siempre y cuando las condiciones se vayan dando positivamente.

El ministro de salud afirmó que “a partir de la pandemia habrá un nuevo orden de vida” y que en ese sentido, “esperemos que el pico de contagios avance lentamente”.

“No podemos calcular el pico porque existen elementos epidemiológicos que determinan la tasa de ataque, el progreso, las zonas y los grupos de edad”, indicó.

Asimismo, Julio Mazzoleni se refirió a las medidas de restricción. “Tenemos que acostumbrarnos a esto hasta que contemos con alguna vacuna”, señaló.

Explicó que clínicamente “la progresión debe ser lenta. Hay que dar un martillazo a la curva y si va a aumentar que sea de manera gradual”.

También insistió en que las personas de avanzada edad son las más vulnerables y que son las que deben adoptar la conducta de distanciamiento con mayor rigurosidad.

Mi sugerencia al Presidente @MaritoAbdo es que en Semana Santa no exista desplazamiento de gente

 

Gobierno cambia estrategia para asistir a familias: en vez de kits, harán "giros" de dinero

El Gobierno Nacional anunció una modificación en su plan de asistencia a las personas afectadas económicamente por la suspensión de actividades debido a la cuarentena. En este caso, se reemplazará la entrega de kits alimentarios por la modalidad de transferencias monetarias.

Durante una conferencia de prensa desarrollada en Palacio de López, las autoridades del gobierno anunciaron el lanzamiento del Programa de Seguridad Alimentaria “Ñangareko”, el cual tiene como principal objetivo asistir a las familias paraguayas que están atravesando momentos difíciles durante este periodo de cuarentena por el coronavirus.

Según explicó el ministro Hugo Cáceres, este programa reemplazará a la entrega de kits alimentarios que estaba prevista inicialmente como medida paliativa y pretende llegar a 330.000 familias a nivel país.

En este caso, se recurrirá a la modalidad de transferencia monetaria para la compra de alimentos, similar al modelo utilizado en otros programas sociales como Tekoporâ.

“Estas medidas nos van a ayudar a llegar más rápido y seguir la recomendación de Salud (para evitar la aglomeración de personas), también se ahorrará casi 1 millón de dólares que iba a costar el operativo logístico y se moviliza la economía local en los comercios que le queden cerca a la gente”, refirió.

El ministro de la Unidad de Gestión de la Presidencia sostuvo que con esto se podrá llegar “a la gente que necesita más y que está en estado más vulnerable”, de manera a darles asistencia oportuna.

A partir de mañana estarán habilitadas la página web y las líneas telefónicas para que las personas afectadas puedan registrarse. Se prevé iniciar con el proceso de transferencia a partir del martes.

En principio, se hará un primer desembolso de G. 230.000, a ser acreditados vía billetera electrónica (a través del número de celular). Haciendo el cálculo para un mes completo, el monto que se deberá gastar por día en cada familia es de Gs 7.600.

El dinero podrá ser utilizado únicamente para la adquisición de alimentos y productos de higiene, según explicaron desde el gobierno.

El programa “Ñangareko” se hará en alianza con compañías telefónicas y operadoras del país como Bancard, Dinelco, Tigo, Personal, Zimple e Infonet y no tendrán costo alguno para las personas beneficiadas ni para el Estado.

Aquellas personas que sean beneficiarias de algún otro programa social del gobierno (Tekoporâ, Adultos Mayores, etc) no podrán acceder a este beneficio.

CANALES HABILITADOS PARA EL REGISTRO DE LOS BENEFICIARIOS:

*Línea telefónica gratuita: 0800-11-0736

*Línea telefónica (desde cualquier celular): 021-729-0736

*Completando un formulario a través de la página web de la SEN en www.sen.gov.py