Denuncian profanación de tumba en PJC: sospechas apuntan a estudiantes de Medicina

Una persona denunció que los restos óseos de su abuelo fueron profanados del cementerio de Pedro Juan Caballero, en el departamento de Amambay. El mismo presume que estudiantes de la carrera de Medicina podrían ser responsables del hecho.

Un oyente denunció a través de Radio Futura 97.5 FM la profanación de la tumba de su abuelo, Pablo Sotelo, fallecido el año pasado a los 87 años de edad.

Según contó, días atrás su madre se percató de que la sepultura había sido violentada tras asistir al entierro de un pariente en dicho camposanto ubicado en Pedro Juan Caballero.

Aprovechando aquella visita ocasional, la mujer fue con intenciones de revisar el lugar donde yacen los restos mortales de su padre, encontrándose con la ingrata sorpresa de que el féretro fue forzado.

En este caso, los desconocidos se habrían llevado el cráneo del difunto, de acuerdo a lo manifestado por el denunciante a través de la emisora radial.

“Es una vergüenza que pase eso”, manifestó. Asimismo, dijo que una vez al mes van a visitar la tumba de su abuelo, por lo que presumen que la profanación se habría producido recientemente.

El oyente sospecha que detrás de esto podrían estar involucrados estudiantes de Medicina, en vista a que generalmente utilizan restos óseos para sus prácticas universitarias y ya existen antecedentes de casos similares.

Crimen de psicóloga en motel: indagan si joven detenido era su paciente

El Ministerio Público aún no puede confirmar si el joven detenido en Ñemby sea el paciente de la psicóloga asesinada en un motel en Pedro Juan Caballero. El hombre es el principal sospechoso al estar a bordo del rodado de la mujer asesinada de 28 puñaladas.

La fiscala Reinalda Palacios indicó a radio Ñanduti que a pesar de la presunción, aún no se puede confirmar que el joven detenido sea paciente de la psicóloga asesinada en el motel de Pedro Juan Caballero y que procederán a buscar en los registros de la fallecida para confirmar o descartar el dato.

El sospechoso del asesinato de la psicóloga Juana Elva Rojas fue identificado como Lucas Mathias Prieto, de 23 años, el mismo fue detenido el sábado en Ñemby, al mando del vehículo de la mujer de 63 años.

La mujer dijo en su hogar que iba a visitar a una paciente pero nunca llegó a destino. “La psicóloga no llegó a la casa de la paciente a la que iba a ver. Los familiares se constituyeron en el domicilio de la paciente a la que ella dijo que iba a ver y allí se enteraron que nunca llegó”, agregó.

El cuerpo sin vida de Juana Rojas de Cáceres fue hallado en la mañana del sábado en un motel de la ciudad de Pedro Juan Caballero. Aparentemente, la mujer llegó hasta el motel acompañada por un hombre el viernes a las 20.00 en su vehículo. Horas después, el hombre se retiró del motel en el vehículo de la víctima.

“El hombre llama a la recepción, avisa que se iba a retirar, y que la pareja iba a quedarse a pasar la noche, pagó una parte y se fue. Al no tener respuestas, el encargado llama y abre la puerta y se encuentra con la escena. El detenido sale en el auto de la psicóloga. Ella recibió 28 puñaladas”, contó la fiscala.

El detenido aún no fue trasladado a Pedro Juan Caballero pues tiene una causa abierta por hurto especialmente grave ocurrido en Ñemby, donde reside la familia del joven.

Caminera reporta aumento de conductores en estado etílico

El elevado número de conductores en estado etílico preocupa a la Patrulla Caminera, por lo que continuarán los controles preventivos a fin de evitar siniestros viales. Según las cifras, esta semana superó en cantidad a la anterior.

Clara Alvarenga, jefa de RRPP de la Patrulla Caminera, indicó en entrevista con el Trece que los controles y el alcotest en vez de disminuir, muy por el contrario, van en aumento.

Detalló que de las 6.654 pruebas de alcotest efectuadas, arrojaron que 459 conductores se encontraban en estado etílico, a comparación de la semana pasada que fueron 444, es decir, 15 personas más.

“Esto va aumentando y es preocupante”, apuntó, alegando que el año pasado se registró un bajo índice a raíz de la pandemia.

Sostuvo que la liberación de las restricciones y el clima propician a que las personas no se midan con las bebidas alcohólicas, y en consecuencia, se den siniestros viales.

En cuanto a los accidentes de tránsito, señaló que se reportaron 46 en total, de los cuales en 26 se registraron sólo daños materiales, 13 tuvieron desgracia y 7 con derivación fatal, todos del sexo masculino.

Finalmente, acotó que las altas graduaciones de alcohol en la sangre son derivados directamente al Ministerio Público.

“Tuvimos un caso en CDE, donde un motociclista arrojó positivo 1,71 casi 2, eso es altísimo”, puntualizó.

Buses internos reajustaron el precio del pasaje de manera arbitraria

Si bien las empresas de transporte interno dependen de los municipios, aun así, la tarifa es la misma que establece el Viceministerio del Transporte, por lo tanto, los permisionarios no pueden ajustar el precio arbitrariamente, advierten las autoridades.Pese a ello, lo hicieron.

Los buses de Asunción y el área Metropolitana son dependientes del Viceministerio del Transporte, los del interior de la Dinatran y los internos de los respectivos municipios.

Sobre este punto, varios usuarios de unidades internas denunciaron el cobro arbitrario de 1.000 guaraníes más de lo correspondiente, es decir, G. 3.300 por el servicio convencional.

Al respecto, el viceministro de Transporte, Víctor Sánchez, aclaró las dependencias correspondientes a cada empresa e informó que la Municipalidad de Asunción se rige por las tarifas establecidas en el decreto del Ejecutivo, el cual estipula que el servicio tradicional es de 2.300 guaraníes y el diferencial de 3.400 guaraníes.

“Esas unidades van a ser retiradas y llevadas al corralón, pagando una multa por falta grave”, comentó Sánchez en entrevista con la 730 AM.

Usuarios de transporte internos de Asunción abonaron 3.338 guaraníes por viajas en un bus tradicional.