Ministro de Justicia sabía de granja VIP y fue advertido sobre posible ataque del PCC

El exdirector de la Penitenciaria de San Pedro, Wilfrido Quintana, expuso documentos que dejan en evidencia la mentira del ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, quien aseguró que no estaba al tanto de la existencia de la granja VIP.

El ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, ratificó este martes que la granja que fue hallada detrás de la Penitenciaría de San Pedro no estaba habilitada, pese a que presuntamente desde el 2013 ya albergaba a los peligrosos reclusos que gozaban de innumerables privilegios.

“Esa granja se hizo sin autorización del Ministerio de Justicia, no existe ninguna resolución al respecto, no existe ninguna comunicación y, evidentemente, el director lo hizo a escondidas”, expresó en charla con radio Monumental.

CUANDO ENTRÓ YA FUNCIONABA

Sin embargo, el exdirector de la Penitenciaria de San Pedro, Wilfrido Quintana, expuso los documentos que avalan que llegó a informar debidamente al Ministerio de Justicia sobre la existencia de dicho establecimiento. “No sé por qué (dice que no sabe nada el Ministro), yo tengo documentos que me respaldan”, acotó.

El 7 de enero, el ahora destituido comunicó a su superior inmediato que el penal contaba con una granja y que tenía la intención de asignarle un nombre. También justificó que cuando asumió en el cargo vio que varios condenados ya estaban residiendo en el lugar.

El 14 de enero recibió la contestación de parte de la Asesoría Legal del Ministerio de Justicia, donde le solicita que remita los proyectos que se ejecutarán dentro de la granja, demostrando de esta manera que se tenía pleno conocimiento de lo que ocurría en el penal.

PIDIÓ TRASLADO DE LOS MIEMBROS DEL PCC

Así también Wilfrido Quintana mostró que solicitó el 17 de mayo pasado al director general Blas Martínez el traslado con carácter urgente de 7 supuestos miembros del Grupo Rotela y otros 7 del Primer Comando Capital (PCC), ya que tras la muerte de otro integrante de este último clan se comenzaron a dar permanentes discusiones y amenazas de muerte.

ADVIRTIÓ POSIBLE INCIDENTE

A todo esto se suma que el exdirector de la Penitenciaria de San Pedro afirmó que el 24 de mayo se comunicó vía telefónica con el comisario Mario Quiñónez, jefe de inteligencia del Ministerio de Justicia, para informarle que tenía información sobre el plan del PCC de introducir armas al penal para cometer un hecho grave.

“Yo comuniqué al Ministerio de Justicia que había una intención de los del PCC de meter armas al Penal”, indicó. “Según mis fuentes, existía la sospecha de que los miembros del PCC estarían queriendo introducir armas dentro del penal. Entonces se hicieron informes de mapeo de las celdas. La masacre se pudo haber evitado”, lanzó.

ASÍ INICIÓ LA GRESCA

El extitular penitenciario indicó que la gresca comenzó cuando los integrantes del clan Rotela derribaron el portón de acceso a su pabellón y se dirigieron hacia donde estaban los del PCC, quienes terminaron reaccionando de la peor manera.

 

Apuñalan a un recluso, otra vez en penal de San Pedro

Dos heridas de arma blanca recibió este martes un interno de la cárcel de San Pedro. El hombre está hospitalizado y su estado es delicado, pero estable.

Lejos de estar más vigilados después del sangriento amotinamiento del fin de semana, nuevamente hoy se registró un ataque en la Penitenciaría Nacional de San Pedro del Ycuamandyyú.

Un reo identificado como Librado Fleitas Pavón (36) sufrió dos estocadas, una en el tórax y otra en la región abdominal, según confirmaron a la 730 AM los directivos de la cárcel. La nueva gresca habría sucedido durante el recesos, momento en que están todos esparcidos.

El hombre fue traslado de urgencias al Hospital Regional de San Pedro, en donde se encuentra estable, pero a la espera de ser evaluado por un cirujano.

No pasaron ni tres días del violento motín que dejó 10 fallecidos a consecuencia de una guerra entre facciones del PCC y del clan Rotela y hoy se produce un nuevo hecho de sangre.

Se desconoce si se realizó alguna requisa desde entonces, pero lo que sí se confirma es que los presos se las ingenian para seguir teniendo consigo todo tipo de armas.

 

Excesos en consumo de platos típicos por San Juan puede terminar en una abrupta subida de peso

La ingesta excesiva de estos alimentos puede acarrear flatulencias, disminución de la digestibilidad, estreñimiento y contribuir al sobrepeso; además, disparar los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre, advierte Claralina Mendoza, nutricionista y tecnóloga de alimentos del MSP. La recomendación es medir las porciones y acompañar los platos con abundantes verduras de estación.

El mbejú, pastel mandi'o, chipá asador, pajagua mascada, chicharô trenzado son infaltables en las celebraciones del San Juan y su consumo por lo general se acentúa en el inicio del mes de junio.

Pero estas delicias típicas tienen un alto aporte calórico y graso que pueden favorecer al aumento abrupto de peso y generar descompensaciones, principalmente en personas con enfermedades crónicas.

La ingesta excesiva de estos alimentos puede acarrear flatulencias, disminución de la digestibilidad, estreñimiento y contribuir al sobrepeso; además, disparar los niveles de colesterol, triglicéridos y glucosa en sangre, advierte Claralina Mendoza, nutricionista y tecnóloga de alimentos del MSP.

Propone disfrutar de los platos tradicionales moderando la ingesta y esto se logra cuidando las porciones para lo que sugiere incluir en la dieta alimentaria dos hortalizas y tres frutas diarias, cuidar la hidratación corporal bebiendo al menos 2 a 3 litros de agua por día y realizar de 30 a 40 minutos de actividad física como mínimo.

En el país, la prevalencia de enfermedades crónicas es de: 10% personas con diabetes y 58% personas con sobrepeso y obesidad, recuerda Mendoza.

Para no privarse de la gastronomía paraguaya, la profesional recomienda: elegir productos frescos, ingerir las comidas típicas en porciones pequeñas, elaborar recetas con ingredientes saludables de manera a reducir las calorías, la sal, las grasas y azúcares.

También se puede elegir formas de cocción más saludables como ejemplo al horno, a la parrilla, al vapor o al tatakuá. Se recomienda moderar la ingesta de alimentos ultra procesados y evitar la contaminación cruzada, lavarse las manos al cambiar de actividades y mantener los alimentos cocidos separados de los crudos.

En cuanto a bebidas, lo mejor es optar por agua, jugos naturales y agua saborizada casera hecha con menta, jengibre, rodajas de frutas como limón, naranja, piña, pomelo u otra fruta de estación, en vez de gaseosa y jugos envasados.

Los platos típicos deben ser acompañados preferentemente con muchas verduras crudas y aprovechar las de estación.

Mendoza dejó el aporte calórico de cada uno de los platos que por lo general son consumidos también en esta época del año.

Aporte calórico de algunas comidas típicas

Asado a la estaca: 255 Kcal.

Chicharo trenzado: 299 Kcal.

Chipa de almidón: 216 Kcal.

Chipa de almidón – Diet: 180 Kcal.

Chipa asador: 192 Kcal.

Chipa guazú: 200 Kcal.

Chipa guazú – Diet: 155 Kcal.

Chipa so´o: 283 Kcal.

Mbejú: 55 Kcal.

Payaguá mascada: 107 Kcal.

Vori vori: 280 Kcal.

Sopa paraguaya: 215 Kcal.

Sopa paraguaya – Diet: 179 Kcal.

 

Juez (y dirigente deportivo) justifica envío de reos a granja VIP: Corte auditará causas

La Corte Suprema, a través del Consejo de Superintendencia auditará las causas de los cuatro condenados recluidos en la denominada Granja Porvenir de la penitenciaría de San Pedro. El juez que firmó la resoluciones alega que es normal que vayan allí los condenados por narcotráfico y asesinatos.

El juez penal de Ejecución Néstor Arévalo, quien llamativamente también es presidente del club deportivo Santaní, afirmó a los medios de prensa que le parece normal que la Granja Porvenir se encuentre fuera del perímetro de vigilancia de la cárcel.

Alegó que el director destituido de ese penal, Wilfrido Quintana, le indicó que la granja estaba habilitada y reunía las condiciones necesarias para albergar a los reclusos. Sostuvo que llegó a visitar el sitio hace 15 días y que vio allí a los internos.

“El día domingo (cuando la fiscalía sorprendió en horas de la noche a los reclusos con sus parientes en el sitio) era un día especial para la familia paraguaya (por el día del padre)”, dijo. “Para mí no es irregular, es un lugar normal donde los internos van, como Víctor Brítez que sufría un problema de salud (claustrofobia)”, dijo.

Justificó que en sus notas instaba a las autoridades penitenciarias a instalar las medidas necesarias de seguridad en el sitio y que además hubo otros jueces anterior a él que otorgaron el mismo beneficio a otros reos.

“La granja está hace mucho tiempo, depende de la gente de la penitenciaría que funcione, que no se escapen, que vayan a limpiar y preparen al lugar. La propiedad debe mantenerse limpia. Desconozco quiénes pagan las obras en ese lugar. La función de esa granja es para cultivar productos de la canasta básica”, alegó Arévalo

CORTE AUDITA CAUSAS

El Consejo de Superintendencia de la Corte informó que ante la irregularidad auditará las causas de los cuatro recluidos en la "granja" de la cárcel.

Así también solicitó al Ministerio de Justicia las copias de las resoluciones que dispusieron la reclusión de los reclusos en el lugar que estaba ubicado en la parte posterior de la cárcel.

Victor Brítez Aranda, Angel Tranquilino Giménez (condenados por narcotráfico y crímenes ligados al delito), Juan Ramón Benitez Guerrero (condenado por homicidio doloso) y Gustavo Ramón Paredes (condenado por lesión grave) vivían “a cuerpo de rey” en la granja de aspecto humilde (por fuera) y de lujos por dentro.

Durante la intervención fiscal a la “granja” se relevó algunos de los elementos que utilizaban los “presos”: televisores con cables, internet, computadora, cocina a inducción, heladera, aire acondicionado, horno eléctrico, vinos extranjeros de marcas de alto costo en supermercados.

En materia de ropas hallaron también uniformes de policías, lo cual da a la sospecha que los reos vip se vestían con dichos uniformes para salir a dar vueltas de paseo o “negocios” tanto en San Pedro como otras localidades.