Niña contó a su profesora que era abusada por su papá, fue detenido e imputado

La Fiscalía imputó al hombre por el hecho punible de abuso sexual en niños. Sospechan que el mismo habría sometido a su hija, quien actualmente tiene 11 años, desde el año 2016.

La fiscal Vivian Coronel, de la Unidad Especializada en hechos punibles contra niños y adolescentes, requirió la prisión preventiva de un hombre que abusó sexualmente de manera sistemática de su hija menor de edad.

El sospechoso está procesado por abuso sexual en niños.

Lea: Candidato de Efraín, dueño del mayor aguantadero de vehículos carneados

El juez Amílcar Antonio Marecos, quien atiende en la causa, dio curso favorable al planteamiento del Ministerio Público y ordenó el encarcelamiento del encausado, considerando la gravedad del hecho presuntamente cometido.

La Fiscalía tiene fundadas sospechas, que el sindicado desde el 2016 habría estado realizando actos sexuales (manoseos) a su hija menor, quien actualmente tiene 11 años de edad.

Las agresiones sexuales se registraban en un inmueble ubicado en la capital del Alto Paraná, especialmente cuando el agresor se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Lea más: Wiens en Itaipú: “Honraré el cargo con trabajo, sin descanso”

Según la pesquisa, la niña confesó en su momento a su profesora sobre los presuntos abusos sufridos y luego los responsables de la institución educativa radicaron la denuncia formal ante el Ministerio Público.

Posteriormente, la fiscal Vivian Coronel ordenó que la pequeña sea inspeccionada por un médico forense y de igual forma sea evaluada por una profesional del Centro de Atención a Víctimas, confirmándose de esa forma la sospecha de abuso sexual.

Tras considerar los elementos incriminatorios, la representación fiscal formuló el acta de imputación en contra del presunto agresor sexual.

Proyectan exoneración del pago de peaje para pobladores de tres localidades

El diputado colorado Roberto González presentó un proyecto de ley “De exoneración del costo de peaje al tránsito automotor en relación a los pobladores de San Bernardino, Altos, y Nueva Colombia, del Departamento de Cordillera”.

Con esta iniciativa, según la exposición de motivos, se busca promover el desarrollo local, regional, económico y social de los pueblos, sobre todo de aquellos que necesitan una mayor atención por sus características socioeconómicas y que, por razones de traslado diario de sus habitantes hacia la capital, se hallan afectados por el pago del peaje en la Estación Ecovía - Tramo Luque-San Bernardino.

El documento explica que “los pobladores de las diferentes comunidades de San Bernardino, Altos y Nueva Colombia, dedicados a múltiples actividades que van desde lo agrícola, lo cotidiano, lo comercial y lo laboral, deben trasladarse diariamente hacia la capital, al efecto de desarrollar sus obligaciones, por lo que urge exonerar el costo del peaje”.

Puede interesar: Proponen que adultos mayores paguen solo mitad de tarifa de ANDE y Essap

El proyectista enfatizó que esta medida derribaría trabas que son de naturaleza económico-fiscal para el desarrollo integral de los pueblos afectados por el peaje en la citada estación.

Explicó que esta situación afecta a estudiantes, productores, comerciantes y trabajadores en general, cuyos traslados y posterior regreso a sus comunidades de residencia, se encarecen de manera importante por los costos del peaje.

Lea también: Abastecen con medicamentos e insumos hospitales de Central y Alto Paraná

De ser aprobada esta normativa, beneficiará enormemente el desarrollo local, regional, económico y social de las comunidades; y no afectaría significativamente las recaudaciones del puesto de peaje, ya que los conductores registrados en los citados municipios apenas representan el 10 % de las respectivas poblaciones, de acuerdo a la argumentación.

El documento entrará en etapa de estudio en las comisiones asesoras.

Abastecen con medicamentos e insumos hospitales de Central y Alto Paraná

Las farmacias de los hospitales de Villa Elisa, San Lorenzo y de la X Región Sanitaria – Alto Paraná, son reabastecidas constantemente con suministros médicos, que incluyen medicamentos esenciales e insumos varios para la atención hospitalaria y ambulatoria.

El hospital distrital de Villa Elisa recibió insumos y medicamentos por valor de G. 337.574.243 entre kit de parto como sueros fisiológicos, oxitocina, labetalol, misoprostol entre otros insumos, así como guantes, medicamentos del Programa de Tuberculosis como Rifampicina + Isoniazida + Pirazinamida + Ethambutol por un monto de 2.382.912 guaraníes.

También fueron entregados sueros (Fisiológico, Dextrosa y Ringer) por 69.206.750 guaraníes, insumos varios por 234.355.005 guaraníes y medicamentos esenciales entre ibuprofeno, dipirona y paracetamol por valor de 94.119.326 guaraníes.

En el hospital general de San Lorenzo fueron recibidos insumos y medicamentos por un total de G. 916.123.691 entre inmunoglobulinas y albuminas por un valor de 91.500.000 guaraníes, insulinas para el Programa de Diabetes por 201.107.545 guaraníes, fórmula por valor de G. 21.149.988, insumos por un total de 157.215.004 y medicamentos esenciales por 67.815.000 guaraníes.

La distribución de insumos y medicamentos en la X Región Sanitaria – Alto Paraná incluyó medicamentos por valor de 2.132.960.436 guaraníes. Entre la carga entregada se encuentran medicamentos para diabetes por 22.789.500 guaraníes, inmunoglobulina y albumina por 146.400.000 guaraníes, insumos principales para quirófano y urgencias por G. 122.106.936, medicamentos esenciales por G. 524.531.000 y vía amparo judicial por valor de 160.122.900 guaraníes.

La provisión de insumos está a cargo de la Dirección General de Gestión de Insumos Estratégicos en Salud (DGGIES), que utiliza un sistema de gestión integral de suministro de tecnología sanitaria. Este sistema abarca la selección, estimación, adquisición, recepción, almacenamiento, distribución a los centros de atención, promoción de uso racional, fármaco y tecno vigilancia.

Cuatro funcionarios apartados por negarle asistencia a paciente

De momento son cuatro las personas que dejaron de trabajar en el Hospital de Barrio Obrero, hasta tanto culmine el sumario que determinará si las desvinculan definitivamente de sus cargos o no, por negarse a atender a una mujer gritaba de dolor.

El doctor Adán Godoy, director del Hospital General de Barrio Obrero, dijo que, gracias al video registrado por la Policía, se pudo registrar un vicio que se convirtió en un hábito.

Respecto a la investigación del caso, confirmó que son cuatro los funcionarios sumariados, entre ellos, enfermeros y admisionistas, pero que no se descarta que se incluya a otros que también se encontraban de turno.

Nota relacionada: “Pedí que por lo menos me pongan un calmante, pero nadie me quiso recibir”

“Estas personas están cesantes de sus funciones, no están cumpliendo ninguna función en el hospital, están apartadas de sus cargos y la desvinculación la tiene que decidir el Ministerio de Salud”, explicó el director, en una entrevista con el canal Gen-Nación Media.

Elena Fretes es la mujer de 55 años que fue rechazada en el Hospital de Barrio Obrero, lugar al que acudió porque corresponde a la zona en la que vive.

La paciente contó que ese día se levantó a las 4:30 de la mañana, su horario habitual, y se preparó para ir al trabajo. Desafortunadamente, tuvo un percance casero antes de marcharse y, al resbalar se fracturó el fémur.

“Yo me fui con mucho dolor, apenas me alzaron de mi casa, les pedí que me reciban, que por lo menos me pongan un calmante, pero nadie me quiso recibir”, relató la mujer.

El viceministro Santiago García anunció que los involucrados en el trato inhumano se exponen a las medidas más drásticas, incluso al despido, ya que lo que hicieron no tiene justificación.

Noticia vinculada: Médicos se exponen a despido: “Nadie puede ser rechazado de ninguna urgencia del país”