Pastor evangélico cuestiona limitación en cultos: “No marginen a las iglesias”

El líder de la iglesia evangélica Más que Vencedores, Emilio Agüero Esgaib, cuestionó el protocolo sanitario aplicado al sector religioso por regular la cantidad de personas en los templos, mientras que permite al área comercial albergar a una mayor cantidad. Aseguró que el reclamo no pasa por el lado monetario.

“No marginen a las iglesias”, reza el posteo realizado en la cuenta de Facebook del pastor evangélico Emilio Agüero Esgaib. Mediante su escrito se dirige a las autoridades de Salud Pública para hacerles saber la postura del sector religioso ante las medidas sanitarias impuestas en el marco de la pandemia del coronavirus.

“Estamos en la Fase 3, de avanzar en los próximos días a la Fase 4 solo nos permitirían meter 50 personas por culto. Nuestro auditorio es para 700 personas. En todos los rubros (casinos, restoranes, shopping, etc.) pueden entrar 1/3 según su capacidad, ¿por qué no la iglesia? El Ministro Mazzoleni insiste en mantener dos metros de distanciamiento, lavado de manos y tapabocas y con esto no habría peligro de contagio. Si lo cumplimos, ¿por qué no permitir a la iglesia Más que Vencedores (y otras más) que puedan meter 1/3 según su capacidad? ¿Cuál es el criterio?”, esgrimió.

El líder evangélico mencionó que desde julio ya volvieron a abrir unas 937 y resaltó que ningún contagio se ha reportado, porque cumplieron las normas y poseen disciplina.

En defensa de su petición, Agüero indicó que la Iglesia es una Institución fundamental para la educación, contención espiritual, emocional y apoyo integral a la sociedad. “Tenemos derecho a congregarnos para adorar a nuestro Dios, según la Biblia nos pide”, argumentó.

El religioso sostuvo que el Gobierno debe dar explicaciones claras y científicas, caso contrario, es una discriminación abierta hacia ese sector. “Estamos obedeciendo voluntariamente, solo pedimos una explicación clara y trato justo”, puntualizó.

En charla con la radio Universo, Emilio Agüero dijo que desde el Gobierno alegan que se debe reactivar la economía, pero aseguró que también ellos desean volver a generar ingresos. “Si bien es sin fines de lucro, la Iglesia tiene cuentas que pagar y trabajadores a su cargo”, reconoció. No obstante, aclaró que durante la pandemia los seguidores siguieron aportando el diezmo, por lo que el pedido no pasa por el lado monetario.

 

IPS impide ingresar a personas que tengan short o pollera

Hace 22 días, el IPS implementó un protocolo de vestimenta, el cual establece que las personas que deseen ingresar a consultar deben tener pantalones largos, zapatos cerrados y remeras con mangas. Está prohibido ingresar con zapatillas, zapatos abiertos, vestidos, polleras por encima de la rodilla o short.

Este jueves, la previsional impidió el ingreso de un grupo de personas al hospital central. El motivo fue que no estaban vestidas acorde al nuevo reglamento. Una de las afectadas, paciente trasplantada renal, se vio obligada a comprar pantalones para poder realizarse sus estudios y tomar sus medicamentos a hora.

“Me dijeron que vine con vestido y me dijeron que no podía ingresar. No vengo por paseo sino porque necesito. Tengo un problema en el corazón y reumas”, dijo la asegurada Catalina Cabañas, en entrevista con la radio 730 AM.

“Yo soy enferma trasplantada renal. Me dijeron que no puedo entrar. Hay excepciones que no me gustan. Hay personas en laboratorios con bermudas, polleras y entran”, comentó por su parte Irma Ayala, otra asegurada del instituto.

El Dr. José Oviedo, jefe de Neumología del Hospital Central, explicó a las presentes que se recomienda la vestimenta para que los pacientes estén completamente cubiertos y reduzcan el riesgo de contagio de coronavirus.

“Son protocolos de salud, el ir decorosomente vestidos. Con más razón, al venir en un hospital, se recomienda venir completamente cubierto. La condición de pandemia nos obliga a reconvertirnos y evitar contagios. Si bien esto se socializó en prensa, no toda la prensa se hace eco”, culpó por la falta de comunicación a los asegurados de la previsional sobre esta medida.

 

Médica de la UNA denuncia acoso laboral y persecución tras pedir permiso por lactancia

Tras denunciar por acoso laboral a las autoridades académicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA, una médica y estudiante de la citada casa de estudios será sometida por segunda vez a un sumario administrativo por ausencias, con riesgo de perder su postgrado. Denunció además que hasta la fecha no ha podido matricularse para su tercer año de especialización, ante la negativa de los directivos.

Guillermo Ferreiro, representante legal de la médica, relató, en contacto con HOY, que la mujer cursaba el postgrado de Anestesiología, como residente de primer año, cuando quedó embarazada en 2016.

Al año siguiente, cuando tuvo a su bebé, solicitó el permiso por lactancia, un beneficio establecido por Ley. Al mismo tiempo fue diagnosticada con una enfermedad autoinmune cuyo tratamiento fue suspendido por continuar con el amamantamiento y lo que ocasionó ciertas ausencias en el curso de dicha especialización que cursaba la afectada, comentó Ferreiro.

El abogado indicó que desde ese momento comenzó el problema de su clienta con las autoridades de la Facultad de Ciencias Médicas UNA, quienes negaban los permisos correspondientes mediante acosos laborales, según la denunciante.

Ferreiro detalló que los hostigamientos consistían en una interminable burocracia para concederle el permiso de lactancia, seguida de largas jornadas de guardias, incluso más de lo que permite el reglamento.

Ante esta situación y exceso de trabajo, la afectada presentó las denuncias ante el Consejo Superior de la alta casa de estudios.

“Presentaron un sumario contra ella sin argumento, porque pidió permiso para dar de amamantar a su bebé. El segundo sumario, la misma cosa. Tenemos todas las pruebas de los acosos y malos tratos que ella recibió por parte de las autoridades de la facultad”, apuntó.

Manifestó además que, hasta la fecha, la afectada no pudo inscribirse aún para cursar el tercer año de la especialización.

“En marzo comenzaron las clases y hasta ahora no logró matricularse. Se presentó con una escribana y no le hicieron caso. Incluso le dijeron que cambie de profesión”, refirió.

El letrado lamentó la situación por la que atraviesa la médica y mencionó que la misma sigue tratamientos psicológicos porque está al borde de un colapso nervioso por estrés y pánico.

Por último, sostuvo que tienen todas las pruebas de la denuncia por acoso laboral que ya fueron presentadas en un primer momento ante las autoridades académicas de la facultad.

“Está con un segundo sumario con denuncias falsas, sin argumentos porque buscan de todas las formas apartarla del hospital y terminar con su especialidad”, puntualizó.

 

Duplicación de Avda. Silvio Pettirossi, una de las obras que no se ejecutará

Debido al peligro que corre la estabilidad macroeconómica, el MOPC suspende desde hoy hasta el 31 de diciembre las licitaciones de varias obras, entre ellas, la duplicación de la Avda. Silvio Pettirossi y el paso a desnivel frente a la Terminal de Ómnibus de Asunción.

El titular del MOPC, Arnoldo Wiens, aclaró que las obras en ejecución no se detendrá, pero sí se suspenderán cuantiosas licitaciones que estaban en puerta para importantes proyectos viales.

La duplicación de la Avda. Silvio Pettirossi (conexión Luque-Mariano Roque Alonso Limpio), el tramo Atyra-Tobatï, la costanera de Concepción, el tramo Loreto-Paso Barreto en Concepción, Yvytymi-La Colmena en Paraguarí, el tramo San Juan Nepomuceno –San Francisco en Caazapá, el mejoramiento de camino de varios tramos del Chaco Paraguayo y el paseo de Fátima la avenida desde el Puente Remanso hasta el nuevo puente en construcción.

Asimismo, la pavimentación asfáltica de 306 Km preparados para el departamento Central que formaba parte del segundo paquete de asfaltado. En el llamado anterior se licitaron 250 km que están por finalizar.

Además, la construcción de puentes en algunos departamentos que iban a ser cubiertos con fondos locales, los colectores de J. Eulogio Estigarribia, la conexión San Juan Bautista Yvyraty, el tramo Casilla 2 Tembiaporä hasta Empaque Bananero.

“Las obras no paran, lo que sí frenamos son las que debían licitarse”, enfatizó Arnoldo Wiens. Queda exceptuado de esta medida el pliego el del llamado para el dragado del río Paraguay, considerada una obra impostergable para la cual se deberán encontrar recursos.