Salud prevé adquirir test, mascarillas y batas para afrontar al COVID-19

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni informó que hay varios procesos de compras que realiza la estatal. Anunció que para este lunes se hará la gestión para adquirir entre 100 mil y 200mil test del coronavirus ya que solo cuentan con stock para 15 días más, además de batas y tapabocas. Sin embargo, cuestionan la baja ejecución del fondo de emergencia.

Mazzoleni explicó durante la conferencia de prensa, que la cartera tiene varios procesos de compras. Acotó que varios insumos y equipos ya fueron recibidos por la institución.

Sin embargo, debido al proceso administrativo, que son pasos ineludibles, hasta el pago se refleja la ejecución baja que tienen hasta el momento del Fondo de Emergencia de USD 500 millones, hecho que es cuestionada por la ciudadanía.

Por otra parte resaltó las donaciones que acortan la brecha sobre las metas establecidas y que Salud ya distribuyó en hospitales.

“Hay compras de mascarillas que todavía no se reflejan en la ejecución. Hemos comprado más de 3 millones de tapabocas a través de la tienda virtual de Contrataciones y otros procesos que venimos haciendo y que se verán en dicha ejecución”, expresó el ministro.

Asimismo manifestó que el lunes harán la compra entre 100mil y 200mil unidades de insumos laboratoriales para afrontar los próximos meses. “Ahora hay stock para 15 días”, sostuvo.

Indicó a su vez que se tiene dos hospitales de contingencia que permiten estar preparados para la lucha contra la Covid-19, lo que permite también el aumento de camas para las internaciones, señaló.

En cuanto a las batas, el titular de la cartera sanitaria indicó que el pedido de compra debe pasar por la revisión de la Comisión de Supervisión de compras y por la Contrataciones Públicas.

“En cuanto al Ministerio de Salud, esto ya está finiquitado”, señaló.

 

Primer caso de Covid-19 en Tacumbú y al menos 140 nuevos positivos en Ciudad del Este

Un militar que hacía guardia perimetral en la cárcel de Tacumbú dio positivo al Covid-19, según confirmó el Ministerio de Salud Pública. Además, el ministro estima que solamente en el informe de hoy se incluirán a unos 140 nuevos casos de Ciudad del Este, en su gran mayoría, de la cárcel.

La cárcel de Tacumbú posee una guardia perimetral constituida mayormente por militares, quienes no tienen acceso a la población del penal. Uno de ellos dio positivo al coronavirus , adelantó el ministro Julio Mazzoleni.

“Es una persona joven, asintomática, que como parte de la preparación para una operación programada se sometió al test y dio positivo al coronavirus”, explicó Mazzoleni.

En cuanto a Alto Paraná, se siguen procesando las pruebas tomadas a internos del penal, a contactos de los guardiacárceles y a la comunidad en general, por lo que se prevé un número alto en los próximos días.

“Tenemos muchos positivos en el día de la fecha, yo estimo alrededor de 140 positivos que estaremos reportando hoy”, informó el ministro y resaltó que la gran mayoría corresponde al penal de Ciudad del Este.

Reitró que se trabaja sobre la lógica de utilizar la cárcel como un albergue, donde funcionarios de salud trabajan in situ en el monitoreo de casos.

 

Iglesia habría encubierto a cura acusado por acoso sexual: “No hay nada qué hacer"

La Iglesia Católica supuestamente encubre hace siete años al sacerdote Anuncio López, de la Congregación Oblatos de María Inmaculada, acusado de presunto acoso sexual. Varios jóvenes pidieron su expulsión, pero solo se realizó una investigación interna, liderada por los propios compañeros del religioso en cuestión. Existen fotografías comprometedoras del mismo con algunas mujeres.

El martes pasado, la joven Luz Céspedes publicó una extensa carta en las redes sociales para denunciar la falta de respuestas de la Iglesia Católica al denunciar hace siete años los acosos sufridos de parte de un líder religioso cuando solo tenía 14 años de edad. El sacerdote en cuestión es Anuncio López, quien se desempeñaba como el cura párroco de la Parroquia Santa María y director del colegio Santa María del Chaco de la localidad de Mariscal Estigarribia.

En entrevista con la radio 1000 AM, la joven que ahora tiene 21 años explicó que está segura de que ella no es la única víctima de los acosos del sacerdote denunciado y que espera que se haga justicia en su caso. Relató que en el 2013, cuando cursaba el primer año de la Educación Media, notó que el sacerdote la miraba con deseo, causándole repulsión esta conducta del hombre mayor. “Era perturbador como nos miraba, con cara de deseo. Cuando llevábamos pollera se mordía el labio. Era un docente, sacerdote, de esa edad. Era muy grosero con los varones, se expresaba de manera vulgar. Yo llegué a ver que se encerraba con alumnas menores de edad. A algunas le abrazaba con toqueteos, no eran abrazos normales”, recordó.

La entrevistada comentó que ya no quería asistir a clases con pollera porque se sentía cohibida, esto se lo hizo saber a su madre, quien recurrió a la monja Librada Ramírez, de la Congregación Franciscana, quien era docente en esa institución. “Ella le dijo a mi madre que es hombre y que no había nada que hacer”, agregó.

Ante esta respuesta, decidió callar pero fue escrachada sistemáticamente por los profesores y monjas porque decían que solo buscaba que la Iglesia tenga problemas, que tramaba algo con su madre y que era una mentirosa. “Yo bajé mi rendimiento académico y me mudé de colegio”, rememoró.

Al año siguiente, en el 2014, un grupo de siete jóvenes de Mariscal Estigarribia presentó una denuncia concreta ante la Iglesia para exponer los abusos que presuntamente cometía el sacerdote. Se adjuntaron imágenes donde se veía a Anuncio López con menores de edad, en habitaciones, con torso desnudo, al aire libre, besándose. Los denunciantes pedían la expulsión y que se publique la decisión para sentar precedente. En cambio, la Iglesia únicamente lo comenzó a trasladar de un sitio a otro, esperando calmar las aguas. La entrevistada mencionó que la denuncia se hizo ante un obispo y que el caso inclusive llegó a Roma, pero no se tomaron cargas en el asunto de manera puntual.

En enero del 2019, los mismos jóvenes que denunciaron por abusos al P. Anuncio López, solicitaron cambio de investigadores a los Misioneros Oblatos de Maria Inmaculada porque no se avanzaba con el caso. Sobre el punto, la joven Luz Céspedes señaló que los sacerdotes Miguel Fritz y Guido Acosta llevan adelante la investigación, pese a que conviven con el acusado.

En enero de este año 2020, Anuncio López habría estado en un encuentro de la Congregación realizado en el Colegio Independencia, reunido con los sacerdotes Misioneros Oblatos de María Inmaculada, según siguen denunciando los jóvenes, de acuerdo con el periodista Ricky Alderete.

El miércoles, los representantes de OMI emitieron un comunicado en el que dicen que en noviembre del 2019 inició la investigación, pero obviando que las denuncias ya se arrastran del año 2014 y que en enero del 2019 los jóvenes solicitaron cambio de investigadores por inoperancia.

 

Índice de contagio aumenta y casos sin nexo también crecen

La cantidad de personas a las que puede infectar un caso positivo es lo que se denomina índice de contagio y en las últimas dos semanas fue en aumento, según Salud Pública. A la vez crecieron los pacientes sin nexo y aunque por ahora la situación es controlable, una disparada de números puede complicar el escenario.

Los estudios del RO, que significa índice básico de la reproductibilidad, indican que la velocidad de contagio natural de la enfermedad está cerca de tres, es decir, un infectado transmite a tres contactos cercanos.

Sin embargo, en condiciones de aglomeración y de ausencia casi total de medidas preventivas, el RO aumenta entre 7 a 8 , según explicó a Gen el director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera.

“Estuvo por debajo de uno en algún momento, desde hace dos semanas subió a 1,1, la semana pasada a 1,8 y probablemente esta semana supere el 2”, indicó Sequera.

Señaló que los casos sin nexo van aumentando y que esto significa que el virus circula en la comunidad, algo que se esperaba que suceda de manera progresiva como ahora y que de hecho seguirá ocurriendo, según Sequera.

“Lo importante es que un caso no genere un brote de 60 o 70 personas, si tenemos un positivo, lo detectamos y cuando estudiamos nos vamos a cuarentena 10 y de eso que salgan tres positivos, eso es aceptable, pero si los 10 salen positivos ahí abrimos otra vez un árbol para cada uno eso sí es peligroso”, expresó el director.

Este tipo de situaciones revelan que hay un entorno que no se está cuidando. No obstante el actual ritmo de contagios es “controlable” y por ahora el sistema de salud lo puede absorber.