Televisión Francesa interesada en investigación de paraguaya sobre efectos de plaguicidas

Un estudio sobre incidencias de plaguicidas en niños expuestos a dichos químicos, mereció la atención de la prensa francesa.

La Televisión Nacional Francesa envió a Paraguay al reconocido periodista de investigación Martin Boudot quien junto al camarógrafo Mathias Denizo, realizaron el trabajo sobre la pesquisa lllevada a cabor por la profesora doctora Stela Benitez Leite, sobre el ADN de niños expuestos a los plaguicidas.

Nuestra función específica aquí es seguir el trabajo de la Dra. Stela que es único y además a esa investigación ya hecha, adjuntar estudios
clínicos y pruebas, a través de muestras de suelo, de la soja, del cabello de los niños que nosotros tomamos en el mismo lugar en que se hizo la investigación para comparar, y conseguir más información”, dijo Boudot.

El periodista científico explicó que la temática de los programas son temas relacionados al medioambiente y la salud. “Ya hemos
realizado por ejemplo un episodio en África del Sur, sobre el oro; en Indonesia, sobre la industria textil; en Polonia sobre la industria del carbóny ahora en Paraguay, sobre la industria de la soja”.

La investigación de la docente de la Universidad Nacional de Asunción, la Prof. Dra. Stela Benítez Leite, especialista en Pediatría, fue
realizada conjuntamente con el laboratorio de genética toxicológica de la Universidad Católica.

Lo que está haciendo la Dra. Benítez Leite en esta investigación es muy importante, ya que de ser posible, este estudio será replicado
en todas partes del mundo y en Francia, cuando el documental sea difundido, estoy seguro que será de interés para médicos franceses, incluso podrían iniciar investigaciones de la misma envergadura”, añadió el documentalista.

Los investigadores galos mencionaron que es la primera vez que vienen a Paraguay, y llegaron hasta aquí gracias al trabajo de investigación de la
catedrática. “Fuimos ya a Canindeyú, a San Juan, Katueté, Curuguaty y en Asunción también realizamos una recorrida. Estaremos aquí por 21 días y luego regresaremos a Francia para editar el documental”.

El lunes 10 de diciembre a las 10:00 hs., en el Auditorio de Ciencias Contables y Administrativas de la Universidad Católica de Asunción, campus Santa Librada.

 

En nombre de Jesús, el Papa y un millón de paraguayos en el mundo, aclaran a antimigrantes

El Ministerio de Relaciones Exteriores sentó postura sobre la adhesión del Estado al Pacto Mundial sobre Migración ante la necesidad de la promoción de reglas claras sobre migración y la protección de los derechos humanos de la población migrante. El documento aclara que el respaldo se ajustara a la Constitución Nacional y que el pacto en cuestión no tiene carácter vinculante para los Estados firmantes.

El comunicado explica que la adopción del pacto obedece al mandato de la Carta Magna, en los principios de solidaridad y cooperación en las relaciones internacionales, y en consonancia con el mensaje de la Iglesia Católica que insta a acoger, proteger, promover e integrar. En ese ámbito el papa Francisco recordó que Jesús se identifica con cada migrante rechazado en cualquier época de la historia.

En lo referente a la postura del Paraguay sobre este instrumento de cooperación internacional, se hace mención al más del millòn de paraguayos esparcidos en distintos puntos del globo, por lo tanto constituye una obligación moral apoyar las acciones que promuevan el bienestar de los migrantes, con el fin de evitar que sean sometidos a tratos denigrantes o a situaciones de irrespeto a sus derechos fundamentales, por la mera condición de ser migrantes.

De igual manera expone que el pacto será de utilidad para los países que reciben a los compatriotas, “para que estos adecuen su ordenamiento en la materia para así proteger mejor a nuestros compatriotas migrantes.”.

Al mismo tiempo el pronunciamiento pone énfasis en los compromisos asumidos en virtud de este Pacto, en lo que hubiere lugar, se efectuará estrictamente según la Constitución Nacional y el marco jurídico vigente de la República del Paraguay, no quedando comprometida ni socavada en modo alguno la soberanía nacional, al no tratarse de un acuerdo vinculante para los Estados.

El Pacto Mundial sobre la Migración no es vinculante, sino de carácter moral, no se trata de un tratado ni un acuerdo internacional, no obliga a los Estados a recibir migrantes ni a darles nada fuera de lo contemplado en sus propias leyes. Tampoco da a la Organización de las Naciones Unidas la potestad de determinar qué reglas ha de aplicar cada país a los migrantes, ni a establecer obligaciones en cuanto a la recepción de extranjeros.

El Pacto reafirma el derecho soberano de los Estados a determinar su política nacional de migración y su prerrogativa para gobernar la migración dentro de su jurisdicción, teniendo en cuenta las diferentes realidades nacionales, capacidades y niveles de desarrollo, expresa parte del documento oficial.

El mismo tiene 23 objetivos relaciono al respeto a los derechos humanos de los migrantes, su aporte positivo en los movimientos migratorios, rechazo a la criminalización de la migración, la creación de canales seguros para la movilidad humana, estructurar políticas para la regularización de los migrantes, la no detención de niños migrantes sea cual sea su situación, condena a la xenofobia, racismo, discriminación y otras formas de maltrato al migrante, la inclusión de la población migraste y la responsabilidad en el manejo de los grandes movimientos de personas.

La iniciativa provino de las Naciones Unidas para un entendimiento de la naciones partes, teniendo en cuenta en que ningún continente está exento del drama del desplazamiento masivo de personas por diversas causas como conflictos bélicos, persecución política, o regímenes autoritarios.

Varias organizaciones provida y profamilia se han expresado en contra de la suscripción del Pacto Mundial Migratorio propuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Desde dichos sectores alegan que este acuerdo es inconstitucional y atentatorio contra el pueblo paraguayo, además de que podría traer consigo a la ideología de género.

 

Abdo aceptó críticas y monseñor espera que el mensaje llegue

El monseñor Ricardo Valenzuela dijo que Mario Abdo Benítez aceptó las críticas realizadas en la homilía. La autoridad eclesial espera que ese reconocimiento sea sincero y que el mensaje llegue a todos.

Después de compartir un desayuno con los obispos y con el presidente Mario Abdo Benítez, el monseñor Ricardo Valenzuela ofreció una conferencia de prensa en la que se le consultó sobre la reacción del jefe de Estado respecto a la homilía.

“Él aceptó, lo mismo también la primera dama, ojalá esa aceptación sea real, sincera, me dijo: muy bien monseñor, eso es lo que nos hace falta a todos”, comentó el Valenzuela y sostuvo que este es el primer paso para encontrar una solución.

Ante la pregunta sobre si Abdo se salvó de las críticas vertidas en la misa central, el monseñor respondió que “algo también le tocó”, cuando se mencionó a los representantes del Gobierno, pero consideró que se le debe dar más tiempo, ya que su administración recién comienza.

En cuanto a la “desvergonzada corrupción”, Valenzuela indicó que el mensaje va para todos y que el Gobierno actual también debe empezar a rever las personas que está eligiendo para ocupar los cargos.

Más tarde el propio presidente, Mario Abdo, quien no quiso dar declaraciones y se retiró por la puerta trasera, finalmente utilizó su cuenta de Twitter para pronunciarse sobre la homilía.

“Palabras muy profundas que nos invitan a todos a reflexionar y abrazar con más fuerza la lucha contra la corrupción y el trabajo por la justicia para todos los paraguayos”, escribió Abdo.

 

"La gente está hastiada de la corrupción": Gobierno acusa recibo de la severa homilía

El ministro asesor de la presidencia, Daniel Centurión afirmó que desde el gobierno tomaron nota de la homilía de monseñor Ricardo Valenzuela y sostuvo que enfrentarán los problemas que aquejan al pueblo, producto de la corrupción y la impunidad.

El alto funcionario dijo estar de acuerdo al igual que la mayoría de los representantes del gobierno con los severos cuestionamientos del obispos a la clase política ya que refleja el sentir de la ciudadanía, reiteró que tanto el combate a la corrupción, al crimen y al narcotráfico, son ejes de la administración del Estado.

Centurión dio detalles sobre el desayuno entre el presidente y los obispos que se dio sin mayores sobresaltos, recalcó que el Ejecutivo está decidido a enfrentar los problemas que aquejan a la sociedad paraguaya y parafraseó al presidente en lo referente al fin de la impunidad, “acá no se protege a nadie, los que tienen denuncias van a ser sometidos a la justicia, caiga quien caiga, sea pariente o no, la justicia tiene que hacer lo suyo”.

Al mismo tiempo apuntó a que la homilía no debe generar malestar, sino que se debe tomar como una bandera de gestión “porque la gente está hastiada de la corrupción y el tráfico de influencias y estamos en ese tránsito”.

La homilía de la misa central de Caacupé fue respaldada por los fieles que asistieron a la fiesta mariana en la mañana del sábado. La ciudadanía espera que la clase política y especialmente la justicia actúe en consecuencia.

El pueblo castigado por la “desvergonzada corrupciòn y la impunidad” dio su parecer y hubo una total coincidencia con las palabras de monseñor Valenzuela, especialmente aquellas dirigidas a las autoridades nacionales, cuestionadas severamente por sus actitudes en detrimento de las necesidades del sufrido pueblo.