Vacunación masiva contra la influenza inicia la semana próxima, anuncian

Vicente Acuña, director del Hospital San Pablo anunció que la campaña masiva de vacunación contra la influenza arranca el 21 de mayo. Por ahora se está procediendo a la primera etapa.

Acuña replicó lo que estableció el Ministerio de Salud, que arrancó con la primera fase de inmunización el pasado 6 de mayo.

“Ahora mismo hay personas que asisten a los vacunatorios, pero no es aún la etapa de vacunación masiva”, contó Acuña a Radio La Unión.

Precisamente, la primera fase va del 6 al 20 de mayo. Desde el viernes de la semana que viene intensificarán las dosis.

En esta primera parte pueden vacunarse niños de 6 meses a tres años, embarazadas, puérperas, personas de 4 a 59 años con enfermedad de base y docentes de nivel inicial y primaria.

El Ministerio de Salud adquirió 1.600.000 dosis para dar una mayor cobertura a nivel nacional. “Todas las personas mayores de sesenta años podrán entrar a vacunarse sin agendamiento”, explicó.

 

La siguiente semana llegarían unas 350.000 dosis contra el COVID-19, según Borba

El ministro de Salud, Julio Borba, manifestó que desde la siguiente semana se espera la llegada unas 350.000 dosis contra el COVID-19 que permitirá el avance en el Plan Nacional de Vacunación.

Este viernes por la tarde se prevé la llegada de 40.000 vacunas de Sputnik V, destinadas para la primera dosis de unas 40.000 personas, explicó el ministro de Salud en entrevista con la 730 AM.

Asimismo, anunció que entre el domingo y lunes se estarían liberando unas 250.000 dosis de Sinopharm adquiridas de los Emiratos Árabes Unidos y 100.000 de Moderna, donadas por Qatar.

Borba expresó que la llegada de estas vacunas se estaría dando la siguiente semana, de acuerdo a la disponibilidad de logística para el traslado de las mismas.

Por otra parte, mencionó que no tienen ninguna información nueva acerca del Mecanismo Covax, pero que existe un compromiso de envío de dosis antes de que finalice el mes de mayo.

El ministró también expresó su preocupación ante la baja concurrencia a los vacunatorios de las personas mayores de 70 años, indicando que solamente el 50% de los registrados fueron a aplicarse la dosis contra el COVID-19. “Es algo que llama mucho la atención”, indicó.

 

Mortalidad por Covid-19 con significativo descenso, según reporte

La Dirección de Vigilancia de la Salud informó el promedio diario de fallecidos por Covid-19 es de 11.38 por millón de habitantes y el tiempo de duplicación de muertes por el virus es de 48 días, lo que coloca a Paraguay en el segundo país con más muertes diarias por millón de habitantes en la región.

El Reporte Semanal de COVID-19 señala que el promedio de casos nuevos diarios es de 2.183, y no es significativamente diferente a las semanas previas. Luego de cuatro semanas consecutivas de aumento se reporta un cambio porcentual negativo con respecto a un promedio móvil de las semanas previas.

Hasta el momento, la cifra de internaciones en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) muestra un récord máximo de 570 pacientes en un día, mientras que las internaciones generales reflejan un nuevo máximo de 2.760 pacientes reportados en un único día.

El tiempo de duplicación del total de casos confirmados es de 82.89 días. De mantenerse el ritmo actual, las proyecciones indican que se podría llegar a 351.776 casos reportados para el 29 de mayo, aproximadamente 54.191 casos nuevos en los próximos 21 días, equivalente a un promedio de 2580 casos por día.

La transmisibilidad (Rt) -promedio de contagios por infectados- es de 1.02 y significativamente distinto a 1 en el intervalo de credibilidad. Con base a los casos nuevos reportados, la evolución de la transmisibilidad en la semana indica una tendencia creciente en la curva epidémica.

En tanto que, la tasa de positividad diaria es de 35.9% en promedio, lo que significa que una de cada tres pruebas laboratoriales resulta positiva, reportado en función a un promedio de 6.070 muestras diarias procesadas.

ÓBITOS

Una forma de comparar el impacto del Covid-19 en el tiempo y entre poblaciones distintas es utilizando la tasa de mortalidad específica.

En tal sentido, según puede constatarse en la plataforma Our World in Data, a la fecha, Paraguay es el segundo país con más muertes diarias por millón de habitantes en la región.

De igual modo, la plataforma Worldometers reporta al Paraguay como el segundo país con más muertes por millón de habitantes en los últimos siete días a nivel mundial solo superado por Uruguay. Eso nos coloca actualmente como el segundo país con mayor riesgo relativo de muerte por COVID-19 a nivel mundial.

La proyección actual proporcionada en la plataforma del IHME, basadas en modelos tipo SEIR y la tendencia reciente, alerta sobre el potencial de alcanzar 25398 muertes por COVID-19 en el mes de septiembre.

En función a la tendencia actual dicha plataforma anticipa que el periodo más crítico será entre los meses de junio y julio, superando los 200 óbitos diarios asumiendo incluso una reducción de -60% y -70% de la movilidad. Estas proyecciones anticipan una demanda de recursos hospitalarios muy por encima de la capacidad actual.

Al corte de la semana epidemiológica 18 en Paraguay, el promedio diario de muertes por millón de habitantes es de 11.38 casos. reportándose un descenso significativo con respecto a la semana previa. El tiempo de duplicación del total de muertes es de 48 días.

Igualmente, alertan a las autoridades nacionales, departamentales y distritales, así como a la ciudadanía que, comparado al nivel regional y global, el impacto de la Covid-19 en Paraguay aún es crítico.

 

Duelo: “Una carta de despedida a mamá”, recomienda especialista

La Dra. Lucia Valdez, Jefa del Dpto. de Psicología del Hospital de Clínicas, mencionó cómo los hijos que perdieron a su mamá, pueden sobrellevar el 15 de mayo.

“Es cierto que el día de la madre es un día sensible, especialmente por las personas que han perdido a la suya recientemente en este contexto de pandemia. La situación de duelo siempre implica el dolor de una pérdida, pero se intensifica dependiendo de la importancia y la relación que hemos tenido con esa persona en nuestra vida”, mencionó la experta.

Lógicamente la relación con la madre es una relación vital, por lo que su ausencia impacta de manera importante. “Y la recuperación del duelo dependerá del apoyo que reciba de nuestro entorno familia, amigos y eso para reorganizar la vida cotidiana en función de la ausencia que fue muy significativa”.

Según explicó la especialista, la coyuntura de la pandemia hizo que muchos hijos no puedan estar con sus madres por la internación, el aislamiento y otros factores, y dichas situaciones son las que podrían generar ese sentimiento de no haber tenido la oportunidad de cuidar o el sentimiento de no haber hecho lo suficiente con el consecuente sentimiento de culpa.

“En algunas situaciones, es más, en algunos casos ni siquiera hubo velorio o el sepelio con reducidas personas, y podría generar la sensación de que no haya habido despedida o una oportunidad de expresar sentimientos y emociones sin la contención familiar de los allegados y amigos. Por eso es que se aconseja de manera social realizar rituales de despedida que puedan ser igualmente válidos: A través de la web, una ceremonia virtual que se pueda recordar a la persona fallecida, donde se exponga algunos aspectos relevantes de su vida y puedan ser valoradas por la familia, la comunidad, los amigos. Se pueden crear murales de homenajes o un espacio abierto para expresar las condolencias”.

Las personas que están recientemente con duelo, que han perdido a su madre o algún familiar querido la recomendación psicológica es que cada uno se dé tiempo para respetar ese sentimiento de dolor. “Expresar sentimientos y emociones permite sanar, no reprimir los sentimientos, sino dejar que se expresen y entonces eso es curativo”, afirmó la Dra. Valdez.

Las pérdidas múltiples

Las pérdidas múltiples se están dando durante esta pandemia y significa desde luego un gran impacto en la vida de las personas. La especialista explicó que “Una pérdida es difícil, pero cuando son más de un afecto cercano o familiares significativos se intensifica el dolor de la pérdida. A veces genera desesperanza y en algunos depresión, siempre de acuerdo a las características de la personalidad de la persona que cursa el duelo”.

Si es posible, es bueno buscar primeramente en los propios recursos psicológicos personales la manera de ayudarse, realizando actividades, creando rutinas que a cada uno le resulte agradable. Si una persona no puede ser funcional o reaccionar aunque lo intente, es preciso buscar ayuda profesional.

“A veces es bueno poner en práctica ciertas aficiones: El bordado, la costura, la cocina, el ejercicio físico, para buscar la serotonina natural, buscar el acompañamiento de los buenos amigos, lectura de libros, mantener una rutina de buenos hábitos. En lo posible, evitar conductas de riesgo como el abuso en el comer, en el beber y otros. Si uno no puede sopesar esa tristeza al punto que ya no le permite funcionar en las actividades cotidianas, eso sería una alerta para pedir ayuda”, recomendó la jefa del Dpto. de Psicología del Hospital de Clínicas.

También es aconsejable tener un momento en el día para activar los recuerdos de la persona amada que perdimos “Quizás podemos preparar un espacio en algún rincón de la casa donde poner una foto o quizás también prender una vela y hacer una oración de acuerdo a la fe de cada uno. Podemos simplemente honrar la vida de esa persona conectándonos con su legado, con los momentos especiales vividos con esa persona, los esfuerzos que ha hecho en su vida, lo más auténtico que nos ha dejado para la vida de los otros, permitir así hablar con los demás acerca de la vida de esa persona. A veces la gente tiene miedo de hablar para no hacerle recordar o ponerle más triste, al contrario, el duelo es justamente también el tiempo de recordar o valorar a esa persona que entonces permitir hablar con otros acerca de los valores que nos ha dejado esa persona, porque el legado es lo que trasciende la vida y es lo que queda para siempre y no muere nunca”.