Ecosia, el buscador que ayuda a plantar árboles y que surge como vía para salvar bosques incendiados

Tras la destrucción de una gran cantidad de bosques a consecuencia de los incendios forestales -principalmente en el Amazonas-, varios internautas han sugerido utilizar una herramienta virtual que promueve la reforestación y conservación del medio ambiente: Ecosia, el buscador ecológico.

Desde hace varias semanas, la palabra “Amazonas” se encuentra en boca de todos debido a los miles de focos de incendio que fueron detectados en este “pulmón verde”, convirtiéndose en una situación de interés tanto para el Brasil como para el resto del mundo.

En paralelo, en nuestro país también se ha venido hablando con énfasis sobre los incendios forestales que afectaron la zona del Chaco y algunas de las reservas naturales allí asentadas, poniendo en peligro inclusive el Pantanal paraguayo.

Luego de producirse estos trágicos sucesos ambientales, varios internautas sugirieron como medida alternativa el uso de Ecosia, un “buscador ecológico” que contribuye con la plantación de árboles en diversas partes del mundo.

Este proyecto nació en el año 2009 de manos de Christian Kroll, un joven empresario alemán que luego de culminar la universidad tuvo la convicción de que, hiciera lo que hiciera, quería generar un impacto positivo en el mundo. Fue así como luego de realizar un viaje por América del Sur descubrió la importancia de la selva y de su conservación.

Ecosia tiene un aspecto visual similar al buscador de Google, pero con la diferencia de que destina el 80% de sus ingresos a la plantación de árboles en diferentes países como Haití, Nicaragua, Ghana, Etiopía o Brasil, entre otros.

Su funcionamiento es muy sencillo: al igual que Google, posee un cajón de búsquedas en el que uno debe ingresar la palabra o frase a ser consultada. En este caso, los anuncios de búsqueda (publicidad) integrados en la plataforma generan ingresos que posteriormente son redirigidos a diversos proyectos de plantación sostenible en todo el mundo.

Otro de los aspectos destacados de este buscador ecológico es la transparencia, dado que publica de manera mensual sus informes financieros, así como el cuidado del medio ambiente pues -según afirma la compañía en su blog- sus servidores utilizan energía 100% renovable y cada búsqueda elimina aproximadamente 1 kg de CO2 de la atmósfera. Igualmente, se jactan de asegurar el respeto de la privacidad al no vender información de los usuarios a terceros.

La meta de la compañía es alcanzar los 1.000 millones de árboles plantados para el año 2020. A la fecha, Ecosia ha contribuido a la plantación de más de 66 millones de ejemplars, con una inversión que supera los 9 millones de euros.

Los usuarios tienen la opción de agregar Ecosia a Chrome y Safari como buscador predeterminado o, en todo caso, descargar la aplicación en smartphones con sistema operativo tanto Android como iOS.

 

Diseñadora de joyas impacta con sus filigranas en São Paulo inspirada en la "kuñakarai"

La diseñadora de joyas paraguaya, Fiorella Galli, representó al país en la Semana de Diseño de São Paulo denominada “Design Líquido”. El evento se llevó a cabo en el Instituto Europeo de Diseño (IED), donde la especialista expuso una colección inspirada en la mujer titulada “Kuñakaraí”.

Fiorella Galli creció en el mundo de las joyas, es allí donde surgió su pasión por ellas y la creatividad para crear cada pieza. En el rubro ya lleva 15 años, razón por la cual “Kuñakaraí” tiene un significado especial.

“Cuando vi que la filigrana estaba muy olvidada en su momento, decidí darle importancia y hacer de ella una obra de arte, ya que cada pieza se hace completamente a mano, así empezó mi marca ‘Fió’”, recordó Galli en conversación con HOY.

Las creaciones de Fiorella dieron un giro inesperado cuando llegó a ella un profesor de diseño de joyerías, quien al ver su técnica con buena terminación, la invitó a participar de la Semana del Diseño en Brasil.

“Mi muestra estaba compuesta por tres mini colecciones nombradas en guaraní: yvoty (flor), ysy (madre) e yguasu (mar), que trataban sobre la expresión de los símbolos femeninos, todas ellas representaban un homenaje a la mujer, de ahí el nombre “Kuñakaraí”, indicó.

La obra de arte que exhibió la compatriota en el vecino país, tuvo como nombre una palabra en guaraní, que significa ‘mujer’ pero al mismo tiempo refiere a madre, doña, esposa, reina, dama y mamá. “Así como la mujer tiene varios roles en una sola persona, esta palabra tiene muchos significados sobre la mujer en una sola. Me pareció que era la mejor palabra para representar a la colección”, señaló.

Fiorella Galli fue la primera diseñadora paraguaya en participar de la mayor celebración del diseño en Brasil y en una de las cinco mejores semanas dedicadas al tema en el mundo. La exposición estuvo habilitada desde el lunes 19 al sábado 24 de agosto. Además, la especialista desarrolló un workshop exclusivo sobre “Diseño y Proceso de la Filigrana” para diseñadores brasileños.

“Para mí ser una embajadora de los diseños de joya de Paraguay fue un privilegio y una experiencia enriquecedora”, expresó.

Cabe mencionar que la misma muestra exhibida en Brasil se presentará en tierra guaraní el próximo martes 17 de septiembre Shopping del Sol, en el marco de celebración de sus 15 años de trayectoria en el rubro.

 

Mentes paraguayas 'for export': compatriotas dan clases de programación en Suiza

Cuatro mentores paraguayos se encuentran dictando clases de programación a jóvenes estudiantes de una universidad en Suiza. Los mismos tienen la oportunidad de demostrar su talento y sus conocimientos a través de la organización Penguin Academy.

Marcelo Elizeche Landó, Yumi Kikuchi, Amanda Marecos y Charlie Patiño son los cuatro compatriotas que desde la semana pasada se encuentran participando de un bootcamp en tierras europeas.

Los mismos tienen la misión de enseñar programación a un grupo de jóvenes estudiantes de la University of St.Gallen, en Suiza, una de las más prestigiosas y renombradas de dicho país.

Entre los temas desarrollados en las clases de programación se encuentran Python, el Internet de las Cosas (en inglés “Internet of Things”, abreviado IoT) y robótica.

El campamento de programación tendrá una duración de 11 días, tiempo durante el cual los compatriotas podrán compartir sus conocimientos y experiencias con los alumnos de la universidad suiza.

Esta oportunidad de “exportar mentes paraguayas” es posible gracias a Penguin Academy, una organización sin fines de lucro que busca impulsar a Paraguay como destino tecnológico a través de la realización de bootcamps gratuitos.

Delia Garcete, country manager de Penguin Academy, comentó que uno de estos cuatro mentores (Charlie Patiño) salió de un campamento de programación desarrollado hace unos meses atrás en su sede de Asunción, por lo que pasó de ser “estudiante” a “maestro”.

“Ellos están dejando en alto el nombre de Paraguay y todo lo que tiene que ofrecer el país en lo que respecta a personas con conocimientos de tecnología”, manifestó.

Según mencionó, en noviembre próximo se realizará otro bootcamp en Suiza y, así como en esta ocasión, nuevamente contará con la participación de más mentores paraguayos.

 

El Negro Vázquez y sus 10 años diseñando el vestido soñado de cada novia

Al frente de la firma ‘Caburé’ está Hugo “Negro” Vázquez, un diseñador de modas que desde hace diez años acompaña a cada novia en su día especial. En conversación con nuestra redacción, el creador de vestidos habló sobre sus inicios, inspiración y colección a base de ñanduti.

La vida entre diseños y costuras del Negro Vázquez se remonta desde sus 19 años. A su joven edad buscaba un estilo de prenda con la cual sentirse identificado y cómodo, entonces diseñó un par de remeras con cortes geométricos, y así arrancó la línea de ropa que desde ese momento se llamó Caburé.

Entre telas e hilos, el diseñador de modas dio una vuelta de rubro e inició un nuevo desafío: los vestidos nupciales. “Ahí es donde me doy cuenta que realmente me apasionaba el proceso de creación, el conocerle a la persona y que sea realmente lo que ella soñó, que sea su personalidad hecha en un vestido”, expresó Hugo Vázquez en entrevista con HOY.

El diseñador lleva una década creando el atavío soñado de cada novia y pese a tanta experiencia en el sector, para él diseñar no es solo dibujar un buen vestido, su prioridad es que cada mujer se sienta feliz con lo que llevará puesto el su gran día.

“Mi inspiración a la hora de diseñar siempre es la silueta de la mujer, me encanta que se pueda lucir y ver sexy”, reveló. Además, señaló que la marca pretende que cada novia se sienta cómoda con su cuerpo y que sepa llevar lo que está vistiendo, para lograr ese punto, Vázquez escucha cada situación que acompleja a la futura esposa.

Parte de su trabajo es conocer a la clienta e intentar explotar todo lo positivo que ellas ven en sí mismas, a fin de conseguir el vestido anhelado. “Trato que todos mis vestidos se vean con mucho movimiento y fluidez”, indicó.

En cuanto a lo tradicional, el diseñador y su equipo, son quienes optan por un estilo más divertido para ir agregando al atavío, por ejemplo una frase en azul dentro, lo viejo y lo usado como detalle, etc. “Es un trabajo que tiene mucha responsabilidad, porque uno no es solamente que tiene que dibujar y desaparecer, tiene que involucrarse e ir armando con cada una su vestido, cada una tiene el detalle que lo hace diferente”, manifestó.

Conocer la historia detrás de cada mujer, es el secreto del Negro Vázquez para llegar al objetivo y que la novia sienta ese acompañamiento hasta el altar.

Por otra parte, Caburé continúa con su proyecto de valorizar la cultura guaraní en el mundo de la moda, diseñando vestidos con tela ñanduti, que es un encaje de agujas tejidas sobre bastidores en círculos radiales, bordando motivos geométricos o zoomorfos, en hilo blanco o en vivos colores.

Hace tres años que el proyecto de la marca trata de insertar al mercado el tejido autóctono de la tela, para ello lanzaron este año la primera colección de novias hechas de dicho material denominada “Samimbi”, que también tuvo su paso por Madrid, España. “Lo que queremos hacer es usar el tejido de como un tejido más dentro del resto”, finalizó.