¿Por qué levantarse de la cama en las mañanas de invierno es difícil?

Despertarse y salir de debajo de las mantas en los días fríos, normalmente se convierte en una tarea muy difícil de hacer para la mayoría de las personas. ¿Hay alguna razón específica? Más allá de abandonar el abrazo de una manta perfecta, claro.

Aparentemente sí. Así que la lucha es bastante real. “Hay factores fisiológicos que hacen que sea más difícil levantarse de la cama: es decir, la melatonina”, explica Janet K. Kennedy, psicóloga.

“La melatonina es la hormona del sueño del cuerpo y es más abundante en los meses de invierno. Además, la exposición a la luz es lo que indica que se detenga la producción de melatonina. Por lo tanto, si todavía está oscuro cuando te tenés que levantar, la desconexión de la melatonina será lenta y tendrás dificultades para despertarte”, asegura.

No solo es profundamente injusto estar levantado antes de que salga el sol, también es confuso a nivel físico. Despertarse en la fría oscuridad tampoco es una tarea sencilla para el estado de ánimo.

“Psicológicamente, es difícil motivarse para comenzar el día cuando está oscuro y hace frío. Es difícil sentirse optimista cuando parece que aún debería estar dormido. Además de apagar la melatonina, la luz solar es estimulante y nos ayuda a sentirnos más optimistas sobre el día”, explica la Dra. Kennedy.

Por supuesto, la tristeza del invierno es otra razón más oscura por la que algunos se aferran más a la cama durante la parte fría del calendario. Pero si tu temor te lleva a faltar al trabajo o afecta tu vida o relaciones de alguna otra manera, es posible que esté en juego algo más serio. Si sospecha que puede estar sufriendo un trastorno afectivo estacional o alguna otra condición depresiva, la Dra. Kennedy recomienda chequear el estado de ánimo a medida que avanza la mañana hasta la tarde y así sucesivamente.

“Incluso cuando las mañanas son una verdadera lucha, el estado de ánimo y la energía deberían mejorar a medida que avanza la mañana. Si el estado de ánimo y la energía permanecen bajos durante el día y, especialmente, si hay otros síntomas de depresión presentes como pérdida de interés o disfrute de actividades placenteras, cambios en el sueño o el apetito, falta de concentración/indecisión y pensamientos sobre la muerte, morir o hacerse daño a uno mismo, es importante buscar ayuda”, aconseja desde Well an Good.

Emotivo: tras egreso de nuevos Linces, propuso matrimonio a su novia

El oficial principal Richard Villalba propuso matrimonio a su novia, luego del acto de egreso de los nuevos linces.

“Los comandos también somos románticos”, publicó el Grupo Lince en redes, con un video de la sorpresiva y emotiva propuesta de casamiento.

El Oficial Principal Richard Villalba, becario argentino, le propuso matrimonio a su eterna compañera de vida, Karen.

Tras su egreso como agente policial del grupo motorizado, el uniformado se arrodilló sorpresivamente en la Secretaría Nacional de Deportes (SND), y exhibió la caja de un anillo de compromiso a su enamorada, quien correspondió felizmente a su propuesta.

A esa respuesta, los demás presentes animaron con aplausos y vítores.


El uso de la “y” en vez de la “i” en apodos: ¿por qué es incorrecto escribir Mary?

Las designaciones cariñosas o abreviadas de los nombres propios, en ocasiones utilizan la “y” al final, como una cuestión de estilo y elección personal, ejemplo, Dany para Daniel. Sin embargo, el empleo de esta letra está sujeto a una regla del español. Sepa por qué está mal escribir “Dany”.

Lo que coloquialmente conocemos como apodo, lingüísticamente recibe el nombre de hipocorístico, definido por el diccionario de la RAE como: dicho de un nombre que, en forma diminutiva, abreviada o infantil se usa como designación cariñosa, familiar o eufemística.

Para la escritura de ciertos hipocorísticos, muchos optan por utilizar la “y” al final, como por ejemplo en: Gaby, Mary, Yany, Dany y un sinfín de casos. Esta forma de utilizar la y es incorrecta.

En español, la letra «y» solo ocupa la posición final cuando va precedida de vocal: «rey», «Uruguay», «hoy». Por esta sencilla explicación, los hipocorísticos como «Dani», «Ceci», «Susi» o «Gabi» deben escribirse con «-i».

También en RAE: La fórmula “y/o” cae en desuso en el español, recomiendan no emplearla

En esos casos y en todos en los que el fonema «-i» vaya precedido de una consonante, siempre deberá escribirse con «-i» o lo que conocemos como “i latina”. La regla la expuso la Real Academia Española ante una consulta específica al respecto.

La sección RAE del diario HOY tiene como fin promover el buen uso del idioma español, con el sustento de lo que dicta la RAE, máxima autoridad de la lengua que, con el correr de los años, va cambiando algunas reglas y proponiendo adaptaciones, según la necesidad.

Puede interesarle: Personaje, un sustantivo masculino, aunque se trate de una mujer

Descubren fósiles de tortuga gigante de 57 millones de años en Colombia

Paleontólogos descubrieron fósiles de tortuga gigante de 57 millones de años de antigüedad en Colombia, informó este martes la universidad que lideró la exploración, cuyos resultados son clave para entender la geografía de Sudamérica en las épocas del Paleoceno y Eoceno.

Los fósiles de los reptiles Puentemys mushaisaensis, que se calcula medían cerca de 1,5 metros de largo, fueron hallados en el montañoso municipio de Socha (noreste), aseguró la Universidad del Rosario en un comunicado.

El descubrimiento es inédito en esta zona andina, pues los ejemplares de esta especie más cercanos están a cientos de kilómetros en El Cerrejón, una mina de carbón cercana al mar Caribe.

“Encontrarlas 500 kilómetros al sur (...) nos permite reconstruir y entender cómo eran los paisajes” del norte de Sudamérica, pues en lugar de las actuales montañas andinas de hasta más de 5.000 msnm allí había “lagos conectados y cordilleras de muy baja altitud”, explicó Edwin Cadena, el paleontólogo a cargo de la investigación.

El estudio “permite conocer mejor la conectividad de los ambientes acuáticos del norte de Sudamérica durante una parte del tiempo geológico conocido como el Paleoceno y Eoceno”, añade el comunicado.

Ambas épocas hacen parte del Paleógeno (66 a 23 millones de años atrás), el primer período geológico después de la extinción de los dinosaurios.

Fuente: AFP