Comisión Ejecutiva de la ANR con "debut" de Galaverna y visita de Abdo

Este miércoles se llevó a cabo una reunión de la Comisión Ejecutiva de la ANR, en la cual asumió como miembro el senador Juan Carlos Galaverna. Además, se produjo la visita del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

En la reunión de la Comisión Ejecutiva de la ANR, fue presentado oficialmente como miembro, el senador Juan Carlos Galaverna, al cual el titular del Partido, Pedro Alliana, calificó como una “adquisición de lujo”.

“Esta es la película que queríamos ver, pero falta algo y vamos a trabajar para completarla”, agregó Alliana, haciendo relación a que todavía falta un paso más para lograr la unidad totoal en la ANR.

Además, durante la reunión se produjo la visita del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, quien expresó a la Comisión su preocupación por el tratamiento del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2020.

Al respecto, Alliana adelantó que el próximo lunes se estará dando una reunión con el ministro y técnicos del Ministerio de Hacienda, junto a parlamentarios y gobernadores de la ANR

Por otro lado, el titular de la ANR, mencionó como objetivo el darle tranquilidad y gobernabilidad al presidente de la República y lograr zanjar los reclamos menores que existen en las filas coloradas.

Otro de los temas abordados, fue la necesidad de llegar a un consenso de cara a las elecciones municipales del próximo año.

 

Tesorera confirma deuda del PLRA: G. 34.000 millones

La diputada Esmérita Sánchez, quien aceptó ser tesorera del PLRA, reconoció que la deuda del partido es de 34.000 millones y cuestionó que se haya exagerado al hablar de G. 38.000 millones. Criticó que muchos se nieguen a ayudar al partido.

“Ayer un poquitito se equivocaron en decir 38.000 millones, pero de hecho es mucho todavía el monto que se debe”, reconoció la diputada Sánchez.

Detalló que 12.000 millones corresponden a un monto anual que se debe abonar por subsidios, aportes y otros rubros para que los partidos puedan sobrevivir.

Sánchez sostuvo que se abona por número de afiliados, pero que esto no se cumplió y se generó un retraso que culminó en la deuda.

Consultada sobre lo que le diría a Blas Llano, quien sostuvo que el PLRA está en la bancarrota económica, respondió que mucha gente no se anima a ayudar al partido como lo hizo ella, quien aceptó ser tesorera porque alguien tenía que tomar la responsabilidad.

En tal sentido resaltó que bajo su administración se redujo la lista funcionarios, que de 62 pasaron a solo 20.

El titular del PLRA, Efraín Alegre, ya no tiene quién lo represente en la Cámara Alta, donde lo acusan de no abrirse al diálogo. Las bancadas llanista e independiente anunciaron un acercamiento entre sí para buscar la unidad.

 

Oficina paralela en Mburuvicha: Senador habla de vínculo cercano de Silva y Mario Abdo

El senador oficialista Silvio Ovelar desmintió la existencia de una oficina paralela de espionaje en Mburuvicha Róga para vigilar a los políticos opositores al Gobierno actual. Sin embargo, reconoció que Raúl Silva trabajó fuertemente para la campaña de Mario Abdo Benítez. El mismo llegó a formar parte del equipo de transición de gobierno.

Consultado por la prensa respecto al supuesto sistema de espionaje para indagar sobre actividades del expresidente Horacio Cartes, el senador Silvio “Beto” Ovelar manifestó que no considera que sea este el caso, sino más bien una fantasía.

Argumentó que para hacer un espionaje se deben contar con los recursos suficientes y agregó que ni siquiera el Ministerio Público, el de Interior o la Senad tienen los aparatos adecuados para el efecto.

“Es una fantasía o imaginación, los muchachos se ganan y por lo visto hay un concurso de disparateros. No me extrañaría que surja del propio entorno”, arguyó el legislador.

Ovelar dijo que conoce a Raul Silva, sindicado como la cabeza de este grupo paralelo, porque forma parte del equipo de trabajo del titular de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Nicanor Duarte Frutos, y estuvo apoyando fuertemente a Mario Abdo en la campaña política.

Según el senador cartista Antonio Barrios, el abogado Silva es un “oscuro personaje” que habría ofrecido a varias personas el cargo de Secretario de Inteligencia, pero con la condición de que investigue primero a Horacio Cartes, su entorno político y a los comunicadores afín al mismo. Comentó además que Silva fue compañero de Abdo en la milicia y de la primera dama en el colegio.

Por otra parte, Silvio Ovelar mencionó que mantiene su postura a favor de las listas bloqueadas de candidaturas y de las urnas electrónicas. Dijo que lo más probable es que el sistema sea probado en las elecciones municipales y luego ver si se puede aplicar de vuelta en las generales.

 

Espionaje desde Mburuvicha: senador Barrios dice que Cartes era el objetivo

Desde el movimiento Honor Colorado denunciaron que el abogado Raúl Silva, integrante del primer anillo del presidente Mario Abdo Benítez, está detrás de un grupo parapolicial para perseguir al exmandatario Horacio Cartes y a su equipo político.

El senador colorado cartista Antonio Barrios confirmó a la radio Universo que el objetivo es el expresidente Horacio Cartes, su equipo político y los comunicadores vinculados a él.

“No nos extraña este hecho, no nos sorprende demasiado. Sabemos que estamos en la mira constante. Al presidente Cartes le buscaron de todo y le traicionaron desde el inicio al no dejarle jurar como senador. Esto es como un juego de dominó que se va armando y es fácil entender que esto es una realidad y una verdad“, indicó.

Barrios detalló que dos personas muy confiables denunciaron que el abogado Raúl Silva les propuso formar parte de un equipo a instalarse en Mburuvicha Róga para ir tras los pasos del exmandatario.

“A una persona incluso se ofertó el cargo de Secretario de Inteligencia, pero para ello, el primer punto (requisito) era perseguir al señor Cartes hasta meterlo a la cárcel. En segundo, una persecución al resto del movimiento Honor Colorado. Como tercero a los periodísticas afines”, señaló.

Barrios calificó de “oscuro personaje” a Silva, quien integra el primer anillo del Poder Ejecutivo. De acuerdo con el entrevistado, este funcionario llegó a ser compañero de Abdo en el cuartel y de la primera Dama Silvana Abdo en época de colegio.

Sostuvo que durante la gestión de Cartes, Silva supuestamente estuvo merodeando por Honor Colorado para conseguir algún cargo, pero por sus antecedentes no fue tenido en cuenta. Tras esto, migró a Colorado Añetete. Con la asunción de Abdo al poder, fue beneficiado con un importante puesto en la hidroeléctrica binacional.

El legislador cartista pidió que se investigue cómo escaló económicamente, porque nunca fue adinerado, pero ahora ostenta de una posición privilegiada.


SEPA MÁS DEL CASO

El abogado Raúl Silva, quien está apuntado como posible cabeza de un equipo paralelo de seguridad del Gobierno, se desempeña como secretario del Comité Ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá.

Normalmente este órgano es vital para las resolucio­nes que debe tomar la bina­cional con sus altas partes de Paraguay y Argentina, pero el mismo Silva estaría casi todo el tiempo ocupado en su “misión de inteligen­cia” y no en esa tarea por la cual cobra unos cien millones de guaraníes por mes inclu­yendo sueldo, viáticos y otros beneficios.

Según La Nación, Raúl Silva se habría reunido en las propias dependencias de Mburuvicha Róga con varios fiscales y ex fiscales a quienes habría ofrecido cola­borar con la misión de gene­rar una trampa jurídica con­tra Horacio Cartes y otros políticos adversarios.

Por lo menos dos de los con­vocados rechazaron “la oferta” porque considera­ron que se usaban métodos fuera de todo parámetro de funcionamiento de los órga­nos jurisdiccionales o los pro­pios organismos judiciales.

Durante las reuniones, Silva se ufanaba de ser la cabeza de un grupo denominado los Pitbull, integrado por los ministros que en el ámbito de la seguridad tiene el PDP de Desirée Masi en el Gobierno. Supuestamente con el posi­cionamiento en la Secreta­ría de Inteligencia estarían cerrando un círculo de poder para influir sobre las decisio­nes del jefe de Estado.