Jorge Moreira y la más dulce de las revanchas

Le tocó vivir el duro pasar del inmigrante. Jorge Moreira apenas era un adolescente cuando fue detenido en Madrid y deportado. Como justa revancha, el destino le permitió dar la vuelta olímpica en uno de los sitios más emblemáticos de la capital española.

El seleccionado albirrojo portó la representación guaraní en la ‘super final’ de Libertadores, que acabó ayer con triunfo de River Plate (3-1) sobre Boca Juniors.

Y el diario AS de España rescató una historia poco, o nada, conocida de la vida del veloz lateral derecho del hoy tetracampeón de América.

Moreira tenía apenas 16 años cuando fue abandonado a su suerte en Madrid por un empresario, que la había prometido fichar por uno de los grandes del fútbol español.

Para no perder la oportunidad, con ayuda de familiares y terceros, el ‘Clavito’ ingresó a filas del Club Villaverde Boetticher, que en ese entonces militaba en la tercera división.

Su estadía en España terminó de forma abrupta cuando, semanas después, fue detenido por la Policía Nacional y procesado en un Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) por no tener los papeles en regla (ilegal). Consecuentemente, y sin otros trámites jurídicos, fue expulsado de la madre patria.

Según AS, el Boettichern “ya nunca más” supo de su jugador paraguayo, hasta que dieron cuenta de su presencia entre los convocados de River Plate para la histórica revancha que se disputó en el colosal Santiago Bernabéu.

AL MUNDIAL

En otro punto, Moreira integra la nómina de 23 convocados por Marcelo Gallardo para disputar el Mundial de Clubes en Abu Dhabi.

River debutará el martes 18 de diciembre en una de las semifinales y en caso de ganar jugará la final el sábado 22.

Juveniles de Olimpia se reintegran a la selección

Los cinco juveniles franjeados, señalados por Gustavo Morínigo, finalmente retornaron a los trabajos de la selección paraguaya Sub 20.

El combinado albirrojo trabaja a doble turno en Ypané con las miras puestas en el Sudamericano de la categoría a disputarse desde enero próximo en Chile.

Y la noticia de la mañana corre por la reaparición de los cinco jugadores de Olimpia que habían sido apartados por Gustavo Morínigo.

En este sentido, ayer se supo que desde la coordinación de selecciones, departamento bajo el mando de Morínigo, se había notificado a los referidos que quedaban fuera por no haberse presentado a entrenar el viernes y sábado últimos, cuando los mismos fueron citados por Daniel Garnero para concentrar con el plantel de Primera para el partido contra el 3 de Febrero, siendo que Olimpia solicitó permiso a la Asociación.

Tras la ola de comentarios que levantó el asunto, Pedro González, Fernando Cardozo, Martín Sánchez, Hugo Quintana y Braian Ojeda pudieron sumarse a los entrenamientos.

El plantel, que debe ser conformado por 33 futbolistas, se completa este mediodía con el arribo del arquero Diego Huesca, que juega en las inferiores del Valencia español.

Paraguay medirá a Ecuador, Argentina, Perú y Uruguay en el Grupo B del Sudamericano.

“Richard tuvo la suerte de que se reaccionó a tiempo”

El doctor Juan Carlos Portillo echó luz sobre la situación del exjugador Richard Báez, que está en cuidados intensivos por una reacción alérgica severa y no un infarto, como en principio se mencionó.

El campeón de América con Olimpia en 2002 puede considerarse un afortunado de la vida.

En este sentido, el doctor Portillo habló hoy con la 970 AM y detalló el estado de salud de Báez a poco más de 24 horas del incidente.

El exdelantero sería alérgico al maní, ya que su ingesta provocó “una reacción severa” y no “una afectación en el miocardio”, como se informó en un principio.

“En el caso de Richard hay elementos que van a ser considerados en las próximas horas. Una posibilidad es que pudo haber broncoaspirado alguna partícula del alimento durante el desayuno“, explicó.

Actualmente está bajo una sedación profunda y hoy se realizará el retiro progresivo para evaluar el efecto neurológico.

El doctor Portillo indicó que Báez, de 45 años, tuvo “la suerte de que reaccionó a tiempo y fue asistido”, o sino sería otro el desenlace.

Pepe tantea el inicio del Mundial de Clubes

El paraguayo José Saturnino Cardozo, entrenador de las Chivas de Guadalajara, aseguró hoy que su equipo está concentrado en vencer el próximo sábado al Kashima Antlers japonés en el Mundial de Clubes y por lo tanto asumirá el partido como una final.

“Es una final, nosotros nos enfocamos exclusivamente en ese partido, inclusive no tenemos un análisis profundo de lo que es el Real Madrid (su contrario en semifinales si derrota a los asiáticos), sino que nos dedicamos más al Kashima”, aseguró el técnico antes del viaje de los mexicanos a los Emiratos Árabes.

Cardozo afirmó que han estudiado bien al rival que enfrentarán el en el debut en el Mundial, al que calificó como “un equipo ordenado que no cambia nada su sistema”.

“Tenemos que ser mucho más agresivos en tres cuartos de cancha hacia arriba, ser más inteligentes, tener la posesión de la pelota, meterle mucha velocidad y mucha dinámica”, recalcó.

Las Chivas concluyeron hoy su preparación en Guadalajara, occidente mexicano, con un entrenamiento a puertas abiertas en el que fueron acompañadas por su afición.

Cardozo afirmó que el plantel llegará al torneo internacional con buena forma física y con un intenso entrenamiento en la definición.

“El equipo ha estado ordenado, dinámico de tres cuartos de cancha hacia arriba y hemos entrenado mucho en la terminación de las jugadas, en la gestación de la jugadas no tenemos problemas porque generamos mucho”, refirió.

Este domingo el plantel realizó una práctica ligera y partió de la sede del club de Verde Valle hacia el aeropuerto de Guadalajara, de donde tomó un vuelo a Dubai con una escala en Houston, Estados Unidos.

El conjunto llegará mañana a la ciudad de Al-Ain, donde levantará su campamento y realizará la preparación hasta el encuentro contra el Kashima.

Los equipos mexicanos nunca han alcanzado la final en un Mundial de clubes. Sus mejores actuaciones son terceros lugares del Necaxa en el año 2000, Monterrey (2012) y Pachuca el año pasado.