Pipa, Fideo y tango para entrar a la gran definición

Argentina humilló esta noche a Paraguay 6-1, en una jornada en la que la Albirroja se encontró con innumerables inconvenientes que su rival aprovechó para hacerlo trizas. El viernes, el seleccionado nacional va por el tercer puesto contra Perú.

El conjunto de Tata Martino se hizo de la goleada con goles de Marcos Rojo, Javier Pastore, Ángel di María en dos veces, Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín.

Argentina solamente aplicó la lógica en este partido, y no sería una exageración decir que lo hizo de forma despiadada.

Es que su rival nunca ejerció un buen sistema de control en la defensa. Las marcas estaban todas endebles, y eso, para un adversario como el de hoy es como enfrentarse al mar sin salvavidas.

A Paraguay, a más de costarle en todo el partido bloquear los conductos de entrada le condicionó la lesión de Derlis González y Roque Santacruz, con los que en avanzada perdió fuerza.

Con cambios obligados se desdibujó el plan inicial de Ramón. Lucas Barrios y Raúl Bobadilla trataron de suplir esas ausencias pero no pudieron hacerlo acabadamente.

Rápidamente se quedaron, como el equipo en sí sin fuel oil. Barrios hizo el descuento antes del fin del primer lapso y ello supuso un panorama más alentador.

Pero al inicio del complemento, en un tiempo de diez minutos, Di María dio dos golpazos que terminaron por acabar cualquier ilusión de recuperación.

Después, Sergio Agüero, sin marca y Gonzalo Higuaín en las mismas condiciones dieron cada uno el tiro de gracia que si bien no mató el honor albirrojo, expuso de relieve que cualquier situación desfavorable es propicio para un rival como Argentina, que posee habilidad, rapidez, solvencia y un cerebro que abre cualquier espacio para servir goles a sus compañeros como Lionel Messi.

En otras circunstancias, el resultado habría sido distinto. Sin desmeritar al ganador, si Paraguay estuviese en la plenitud de sus capacidades la debacle no sería tal.

El resultado es la consecuencia de cómo se presentó el compromiso y las ventajas para uno y las desventajas para otro, y en ese desbalanceo, y con el análisis de uno y otro equipo, el marcador le sienta más que perfecto.

 

Christian Ledesma se une al Deportivo Quito

El paraguayo es la nueva incorporación del conjunto ecuatoriano para la temporada que se avecina. La Pantera inaugura el casillero de nuevos futbolistas que llegarán a la institución, que pretende ser protagonista en el certamen de ese país.

El contrato del ex Olimpia y Cobresal se extiende hasta fin de año, y es el primero que llega en la serie de incorporaciones que hará la entidad.

Christian se consagró este año campeón con el conjunto minero, y la apuesta de la directiva quiteña es aún a pesar de la situación financiera poco favorable.

Además, el compatriota fue uno de los principales pedidos del entrenador Paul Vélez, quien tiene en vistas dos incorporaciones más que cerrarían en las siguientes horas.

Uno de los que podría concretar su paso al club chilla es el chileno Jean Beausejour.

 

Sperduti sale de Cerro por la puerta de atrás

Sin pena ni gloria, esta mañana el mediocampista argentino se despidió de sus ahora ex compañeros para evaluar su próximo destino. Mauricio esperaba mayores oportunidades, pero le llega la hora del adiós y el momento de ponerse a buscar trabajo.

El mediocampista culminó su contrato de un año, y en ese periodo dejó muy pobres dividendos.

Llegó a barrio Obrero como refuerzo para la Copa Sudamericana, pero no fructificó y casi siempre fue relegado a ser jugador de alternativa.

En 28 partidos marcó un solo gol (6 de octubre del 2014, en el triunfo de Cerro ante General Díaz 3-1).

Completó en ese total de presentaciones 1.771 minutos, siete amonestaciones y una expulsión. Siete veces fue titular los 90 minutos.

 

Le retiraría su amistad por pasarse a Olimpia

Carlos Báez, quien de tan fanático cerrista que es suprime la letra O en cualquier escrito comentó a un medio radial que hablará con Diego Barreto sobre su decisión profesional. Admite que es uno de sus mejores amigos, pero que el cambio de vereda golpea porque hay un pueblo que sufre lo que muchos califican de traición.

"Diego tenía un gran grupo que lo apoyaba en Cerro. aún no lo creo que haya ido a Olimpia", declaró el siempre polémico ex jugador Carlos Aquiles Báez a Cardinal AM.

La ida del arquero a Para Uno repercute en propios y extraños, jugadores activos y ex cerristas, quienes ven esto como una afrenta al sentimiento azulgrana.

"Nosotros hicimos un pacto cuando éramos cicloncitos, por eso golpea", indico y añadió que "como hincha tomo como una traición", su sorprendente cambio de aire.

Prosiguió con que "pactamos en esos tiempos que el dinero no sería importante", que "la institución está por encima de los dirigentes y encima hay un pueblo atrás", y que a todos duele su decisión.

Asimismo comentó que "voy a hablar con él en su momento", referente a si le retira o no su amistad por decantarse por el rival de todos los tiempos.

No obstante, a pesar de tener un enorme dolor como fanático, Báez dijo que "es un tipazo, intachable. Es un hermano para mí", y que justamente por eso le afecta.

El ex defensor contó que muchos cerristas le dicen a él que si tienen la oportunidad de salir de barrio Obrero irían a cualquier club, menos al Decano.

Barreto dio un golpe mediático al firmar un contrato de dos años con Olimpia, que ahora cuenta con Iván Torres, Pablo Zeballos, Miguel Paniagua y el entrenador Francisco Arce.