Carlos Paiva ahorcó a Lourdes Pino y 17 años después murió de la misma manera

Carlos Paiva mató a su compañera de trabajo, fue condenado a 25 años de cárcel. Estando encerrado perdió todo...familia, amigos, pero el 7 de enero de 2010, el presidente de la República Fernando Lugo lo indultó y quedó libre. Tal vez la culpa, el remordimiento o la soledad lo llevó un 21 de mayo de ese mismo año a sacarse la vida. De esa manera, se cerró la historia de un crimen que en los noventa por los ribetes que tuvo conmovió a toda la sociedad.

Lourdes María Rossana Pino, de 22 años, tras terminar sus estudios secundarios fue a trabajar a la empresa de ropas Whaaldren donde su tío era gerente, por lo que era una persona de confianza que se desempeñaba en el departamento de publicidad, aunque también manejaba el dinero que se depositaba cada lunes en un banco de plaza.

Fue así que el lunes 26 de julio de 1993, Lourdes tenía que depositar G. 12 millones en efectivo y G. 65 millones en cheques en el banco Real, ubicado en las calles Estrella casi Chile, de Asunción. A eso de las 9:00, ella salió en compañía del chofer Carlos Paiva de la empresa -ubicada en el barrio San Vicente- con rumbo al centro.

Pasaron las horas y los empleados no regresaban a la oficina. En ésa época, no había teléfonos celulares, por lo que se esperaba que Lourdes y Carlos regresen. Pasado el mediodía, solo el chofer volvió a la empresa y contó que llevó a la joven empleada hasta el banco, pero como no había lugar para estacionar, coordinó con ella que iba a dar unas vueltas mientras hacía el depósito. Pero Paiva dijo que Lourdes no salió y que él esperó por ella hasta que decidió regresar.

Lourdes Pino se fugó con el dinero. Esa fue la primera y más fuerte hipótesis. La policía comenzó a buscar a la joven, mientras también investigaban a Carlos Paiva, quien fue la última persona que estuvo con la empleada.

Macabro hallazgo

Carlos Paiva fue interrogado varias veces por los policías y, si bien el hombre nunca se quebró, a los investigadores no les cerraba algo en su historia. Tampoco era muy creíble que una joven de 22 años se fugue con G. 12 millones, que para la época era mucha plata, aunque no era suficiente para poder vivir por más de un par de meses. La misma mañana de la desaparición los cheques ya fueron anulados y nunca nadie se presentó a cobrarlos.

Mientras la policía hacía su trabajo, el motel Regios, de Lambaré, comenzaba a tener algunos inconvenientes con sus clientes, quienes se quejaban de un mal olor en la habitación Nº 9.

El jueves 29 de julio de 1993, el mal olor en la habitación del motel se volvió insostenible y la pareja que estaba ahí pidió rápidamente ser cambiada a otra pieza. Fue entonces que un equipo de limpieza entró al lugar para solucionar el problema. Cuando una de las limpiadoras iba a cambiar las sábanas de la cama sintió un fuerte hedor. Se procedió a levantar el colchón y en eso un susto mayúsculo se apoderó de las mujeres, quienes vieron en el hueco de la cama un cadáver.

Se llamó a la policía y en cuestión de minutos se pudo confirmar que ese cuerpo en avanzado estado de putrefacción era el de Lourdes Pino. La joven estaba vestida con su pantalón azul y su tricota marrón, tal como hacía tres días salió rumbo al banco. El médico forense con una simple inspección ocular ya vio que tenía marcas en el cuello. Luego se confirmó con una autopsia que la joven murió estrangulada.

Se ordenó la captura de Carlos Paiva, quien fue inmediatamente llevado al Departamento de Investigación de Delitos para ser nuevamente interrogado. En esta ocasión, Carlos ya no pudo seguir con su mentira y confesó el crimen.

Es más, junto con los policías fue hasta el Cerro Lambaré donde les mostró el sitio donde tiró los cheques, la cartera de Lourdes y otras cosas más luego de haberla matado.

La nueva versión del hecho daba cuenta de que Carlos Paiva, al mando de una camioneta Nissan, subió a Lourdes Pino en la mañana del 26 de julio, tomaron la avenida Félix Bogado e iban conversando y en un momento dado el chofer le tocó la pierna a su compañera de trabajo, tal vez creyendo que ella le correspondería, pero fue totalmente lo contrario, la muchacha le recriminó el hecho e incluso dijo que le iba a comunicar lo ocurrido a su tío. Eso hizo cambiar los planes al chofer, quien no quería que el incidente se conociera, pero tomó la peor decisión de todas.

Paiva siguió conduciendo hasta que entró a la Avenida Novena donde se detuvo luego de que la camioneta haya parado. El chofer abrió el capot y se puso a revisar algo en el motor.

Mientras tanto, Lourdes seguía en el asiento del acompañante esperando seguir camino, pero en un momento dado Paiva le dice que va a buscar un cable para hacer arrancar el vehículo. Carlos va al asiento trasero de la camioneta, se pone detrás de la muchacha y, en un descuido, con el cable del acople estranguló a su víctima hasta matarla. Posteriormente volvió a tomar el volante del rodado y enfiló hacia la zona de Itá Enramada, ingresando en el primer motel que vio: Regios.

Entró a la habitación Nº 9, estuvo un rato largo en el sitio, bajó el cadáver de Lourdes, pidió algo para tomar y decidió ocultar el cuerpo en el hueco de la cama. Luego pagó la cuenta y se fue nuevamente hasta la empresa Whaaldren, donde contó que llevó a la joven hasta el banco y que nunca más la vio salir.

Carlos Paiva en 1995 fue condenado a 25 años (la pena máxima en esa época) por la muerte de Lourdes Pino, siendo encerrado en la cárcel de Tacumbú, donde por su buen comportamiento años después fue designado como mozo de la dirección del penal. Durante el día cumplía con esas funciones y luego pasaba a su celda a dormir.

El indulto

Justamente por su buen comportamiento es que el 6 de enero de 2010 el entonces presidente Fernando Lugo indultó a unos 20 presos, entre ellos estaba Carlos Paiva quien cumplía 17 años de su condena de 25. La noticia causó revuelo e indignación en la sociedad, ya que el crimen de Paiva fue muy grave y le faltaban unos ocho años más de encierro, cuando ya fue beneficiado con la libertad.

Como sucede casi siempre, cuando Carlos Paiva fue detenido y enviado preso, su familia lo abandonó. Contaban que tenía esposa e hijos, pero los mismos ya no lo visitaban, incluso la mujer formó otra familia. Dentro del penal el chofer era una persona de poco hablar, siempre estaba callado y apenas se reía.

Cuando salió en libertad su hermano Vicente Paiva fue el que le tendió una mano, lo llevó a vivir con él en su casa ubicada en el barrio Monseñor Bogarín, de Mariano Roque Alonso.

Carlos no tenía trabajo y por su pasado era casi imposible que alguien lo vuelva a contratar, por lo que vivía de la caridad del hermano. Esa situación sumado al hecho de estar solo y olvidado por su familia calaron en él, haciendo que poco a poco se vuelva más retraído. La soledad y la depresión lo iban consumiendo rápidamente. Fue así que el 28 de mayo de 2010, a cinco meses de recuperar su libertad, Carlos Paiva se suicidó.

Javier, el hermano, relató a la policía que alrededor del mediodía llamó a Carlos para almorzar, pero éste no le respondió, por lo que fue hasta su habitación, abrió la puerta y lo encontró colgado de una de las vigas del techo.

La ironía de la vida. Carlos murió ahorcado, de la misma manera que le dio muerte a Lourdes Pino 17 años atrás.

 

"Yuko", los innovadores 'mix' hechos de remedios yuyos para darle sabor al tereré

Los remedios yuyos son un complemento infaltable en el tereré, dándole un toque refrescante y natural a la infusión que acompaña a tantos compatriotas a diario. Con la idea de innovar en este segmento, un matrimonio decidió darle vida a “Yuko”, preparados hechos a base de ‘pohâ ñana’.

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

Si hay algo que define al paraguayo por naturaleza es el tereré, un fiel compañero que se encuentra presente durante todo el año pero que cobra especial relevancia en los días de intenso calor, ayudando a aplacar -al menos en parte- las altas temperaturas que caracterizan a nuestro país.

Algo que casi nunca puede faltar en un termo o una jarra son los remedios yuyos, a los cuales nuestro dulce idioma guaraní ha nombrado como “pohâ ñana”. Estas hierbas medicinales tienen un sinfín de usos y propiedades que van desde mejorar la circulación de la sangre hasta depurar el estómago luego de un “atracón”.

Luego de un chispazo de inspiración, el matrimonio conformado por Carlos G. Becker y Laura Benítez decidió darle vida a “YUKO”, su propia marca de preparados líquidos elaborados a base de remedios refrescantes.

Según cuenta Carlos, la idea nació hace tres años atrás luego de sentarse a pensar con su esposa qué tipo de negocio podían emprender juntos ya que ambos tenían trabajos fijos y buscaban la manera de tener independencia financiera.

Admite ser un amante del tereré, aunque siempre fue una dificultad para él ir a buscar a una ‘yuyera’ de la cual pueda surtirse, ya sea por una cuestión de distancia o falta de tiempo. Justamente considerando esa situación encontró una oportunidad para dar vida a este emprendimiento.

Para poder empezar, adquirieron algunos equipos y montaron un improvisado vivero en el quincho de la abuela de su esposa. Posteriormente, contrataron a una tecnóloga de alimentos para realizar pruebas para la extracción de las plantas medicinales mediante técnicas de calor, aunque sin obtener el resultado deseado.

Luego de este traspié, siguieron intentándolo y por ello hicieron algunas investigaciones durante alrededor de un año hasta lograr lo que se habían proyectado al principio: elaborar un preparado de plantas medicinales que mantenga el sabor y la esencia de cada yuyo. Para dicho fin, consiguieron apoyo de Conacyt y contactaron con una ingeniera agrónoma que los ayudó en el proceso.

Carlos comentó que gracias a las fórmulas de extracción que pudieron crear -y las cuales están en camino a ser patentadas-, consiguieron un método capaz de replicar de manera fidedigna la experiencia de consumir el pohâ ñana. “Con las pruebas que hicimos logramos un producto que sabía mejor, olía mejor y se veía mejor al remedio yuyo fresco en el tereré”.

En su descripción, definen a “Yuko” como “yuyo concentrado”, de ahí el origen del nombre. El producto final es un líquido que incluye la mezcla de distintas plantas medicinales, siendo su propósito el darle un toque refrescante y con sabor al tereré.

Actualmente poseen una granja en la ciudad de Atyra donde tienen su propio cultivo de plantas medicinales, las cuales han pasado por un riguroso proceso de selección y cumplen con los estándares de calidad del Instituto Nacional de Tecnología y Normalización (INTN). En el lugar, cuentan con todas las herramientas e insumos necesarios para asegurar que cada planta crezca en óptimas condiciones.

Los preparados o “mix” vienen en pequeños frascos y se están hechos con distintas mezclas, una para cada gusto: el denominado “0 Stress” posee menta’i, cedrón Paraguay y limón; el “Che korasô” cuenta con tarope, menta’i y cardo santo; por su parte, el “Digest / Yorador” está hecho a base de kokû, burrito y yerba de lucero; Asimismo, está el “Detox” que incluye para para’i, cedrón kapi’i y perdudilla.

Para realizar los pedidos, los interesados ​​pueden comunicarse al número 0991 975 700. Pueden encontrarlos en la cuenta de Instagram @yukofresco.

 

Cómo evitar que las estafas terminen arruinando el viaje soñado

Los fraudes están a la orden del día y las personas deben ser cautelosas y no dejarse engañar con falsas promesas. En la nota te contamos cómo evitar caer en el engaño a la hora de adquirir un paquete vacacional.

Si bien este tipo de casos no son exclusivos de la temporada veraniega, con la llegada del calor puede realizar las estafas a las personas que desean viajar a puntos paradisíacos para pasar unos días de vacaciones, bien alejadas de todos los problemas. Sin embargo, el viaje soñado puede terminar en un verdadero dolor de cabeza si no se toman todos los recaudos.

Antes de aceptar ofertas, por el entusiasmo del momento, es mejor mantener la calma y programar las vacaciones con tiempo, en una agencia registrada, y solicitar información o recomendaciones a nuestros amigos más cercanos.

Para evitar sufrir el engaño, las recomendaciones a tener en cuenta para garantizar que las vacaciones de quienes deseen viajar sean seguras y agradables son las siguientes:

Una de las más importantes es utilizar compañías confiables y reconocidas en el rubro. Si se utiliza una no tan conocida, primero hay que investigarla a fondo antes de aventurarse.

Hay que ser muy cauteloso ante las llamadas, correos electrónicos, publicaciones en redes sociales o personas que “al paso” ofrecen vacaciones gratis o con descuentos exorbitantes. No olvidar que lo barato termina costando caro.

Al momento de contratar un paquete de viaje es importante solicitar información clara y detallada de los servicios con que cuenta y no permitir cobros adicionales.

También es importante realizar todas las preguntas posibles para confirmar que el personal de la agencia conoce los servicios ofrecidos, y fijarse si la empresa realiza el seguimiento durante todo el viaje siempre ayuda a ordenar cualquier eventualidad que pueda presentarse.

Otra recomendación es que los viajeros comprueben que la agencia cuente con transporte, programas turísticos y disponibilidad de ingreso a los lugares para evitar el incumplimiento de los itinerarios.

Un dato importante a tener en cuenta es la experiencia que tuvieron amigos y familiares con alguna empresa, porque, de esta forma, de antemano ya se sabrá trabaja la misma.

Así también, hoy en día las redes sociales son un importante aliado porque allí se puede conocer la trayectoria de la agencia en el mercado turístico y los comentarios hechos por otros compradores.

Para los viajeros, la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) pone a disposición la plataforma virtual http://www.registurparaguay.gov.py donde brinda información veraz y garantizada de las empresas formalizadas, además tiene habilitada la línea 441-530 interno 121, y el correo de sugerencias@senatur.gov.py para realizar denuncias y reclamos relacionados a servicios turísticos que prestan las empresas.

 

Itaipú: Paraguay inicia el año en desventaja y podría esperar un trimestre

Arrancó el segundo tiempo del partido en Itaipú, donde Paraguay comienza en desventaja ante Brasil y con la probabilidad de esperar todo el primer trimestre del año para definir la tarifa 2022. Nuestro país pretende mantener el precio de USD 22,60 para invertir en infraestructura y disponer de toda la energía que le corresponde.

La tarifa de Itaipú hasta el 31 de diciembre fue de USD 22,60 Kw / mes. Sin embargo, desde el 2022, la amortización de la deud, contemplada en el Anexo C del tratado, permite una disminución de 600 millones de dólares al año (300 para cada uno), ya que la tarifa baja a USD 18,9 Kw / mes, pero debe definirse entre las altas partes.

La postura paraguaya es la de mantener la tarifa en USD 22,60 Kw / mes y la de Brasil, reducirla a 18.9 Kw / mes, tomando como base el Anexo C, como de hecho ya lo hizo, aplicando una tarifa provisoria para su mercado , ante la indefinición de.

Como ambos mantuvieron sus posiciones hasta el año pasado, el Consejo brasileño de Itaipú convocó a una reunión el 23 de febrero, a fin de volver a intentar alcanzar un acuerdo, y de no lograrlo, podrían alargar la definición hasta marzo.

“Se van a reunir a finales de febrero ¿Será que van a decidir algo? Si no deciden se va para marzo ”, reflexionó el experto en temas energéticos Victorio Oxilio.

De ser así, Brasil estaría extendiendo su tarifa provisoria por todo el primer trimestre y con la ventaja del respaldo del Anexo C, que establezca reducir la tarifa ante la amortización de la deuda.

La intención de Paraguay de mantener la tarifa es poder utilizar los recursos en el fortalecimiento del sistema eléctrico de la ANDE y disponer del total de energía que le corresponde, ya que del 100% de lo que genera la binacional, el 80% consume Brasil y el 20% Paraguay.

Para mantener el en USD 22.60 Kw / mes, se requiere justificar el uso del dinero. Las obras complementarias son una opción de inversión y además están previstas en el Anexo B del tratado, aunque nadie habla al respecto.

Al margen de esa posibilidad que ya parece enterrada, el directorio paraguayo de Itaipú baraja otras opciones.

Uno de los componentes de la tarifa es el de "gastos de explotación", el único que está sujeto a una modificación y del cual Paraguay propone "agarrarse", para mantener los USD 22,6 Kw / mes, justificando los gastos en obras complementarias.

Los gastos de explotación son los referidos a la administración, operación y funcionamiento de Itaipú. Abarca todos los gastos en los que incurre la binacional para cumplir sus compromisos técnicos de mantenimiento, de operación y laboral, es decir, de pago de personal.

La tarifa que regirá en este 2022 es la antesala a la revisión del Anexo C de la binacional, previsto para el 2023 y que establece las bases financieras de una entidad.