Madonna anuncia nuevo álbum para el 2019

La cantante pop compartió la noticia en sus redes sociales y anticipó que el disco estará muy influenciado por la cultura portuguesa, país en donde reside hace tiempo.

Estaba previsto para el último trimestre de este año, pero el nuevo disco de Madonna no verá la luz hasta 2019, según ha confirmado la cantante, que asegura que su trabajo estará fuertemente influenciado por su nueva vida en Lisboa.

“Estoy finalizando mi disco, que lanzaré el año próximo”, señaló la cantante, que no ofreció más detalles de este nuevo proyecto.

Cabe resaltar que su vida en Lisboa responde a que uno de sus hijos entrena en el equipo de fútbol del Benfica, y es por ello que es otra de las estrellas que se ha instalado en los últimos tiempos en la capital portuguesa, donde tienen casa Monica Bellucci y Michael Fassbender, entre otros.

 

Attaque 77, CJ Ramone y 2 Minutos en la primera edición de Ciudad Punk

En noviembre llega el festival que reunirá a la comunidad punk con bandas internacionales y nacionales en su primera edición.

A través de las redes sociales, la productora local G5Pro dio a conocer el line up oficial del nuevo festival que estará arrasando en noviembre; Ciudad Punk.

Con el comienzo de la primera preventa en los primeros 500 tickets, el festival seduce al público con las primeras bandas argentinas como Attaque 77, 2 Minutos y el legendario CJ Ramone. Asumimos, se espera que también incluyan grupos paraguayos.

La cita será en Casco Antiguo el 10 de noviembre y las entradas ya se pueden encontrar en todos los puntos de venta de Red UTS a partir de Gs. 100mil. Pasada preventa, el precio final será de Gs. 200mil.

 

Axel celebró la vida y con una clave conquistó a su público

VIDEOS. El cantante argentino se lució anoche en el Banco Central del Paraguay, donde deleitó y conquistó al público con una presentación muy íntima, en la que repasó sus más memorables clásicos y también cantó sus nuevos éxitos.


Fuente: Gabriela Marmori Battilana (@Gabymarmori)

A pesar del tiempo inestable un gran marco de público se observó anoche en el Gran Teatro del Banco Central del Paraguay, donde después de seis años, el público tuvo la oportunidad de volver a ver en vivo a Axel, con su tour Volver a ser uno.

A las 21:26 comenzó el concierto con el gran éxito Tu amor por siempre, en el que se lo vio a Axel con guitarra en mano, rodeado únicamente de sus demás instrumentos musicales y esta vez sin la compañía de su banda, con el objetivo de hacer un contacto más cercano e íntimo con los fans.

El romántico inicio prosiguió con la línea de los clásicos con Amada mía, La Clave para conquistarte y Mi fuerza eres tú, un hit de 1999 que a pesar de los años permanece en la memoria de la gente.

Siguiendo con la guitarra llegó Miradas, para posteriormente pasar al piano de cola para recordar otra de las piezas infaltables como lo son Amo, Me estoy enamorando y Me puedes de punta a punta.

Tras este deleite de romanticismo Axel pasó a un tramo un tanto más reciente de su carrera con canciones como: Creencias, Afinidad, Solo quiero verte reír, Todos somos uno y Cuando no encuentres paz.

El show prosiguió con Ángel dorado, No pretendas, Vuelve y Quédate, tras lo cual Axel hizo una pausa para invitar al escenario a la compatriota Marie Chantal, quien obtuvo el privilegio de cantar junto al reconocido artista el tema “Y qué”, tras subir un cover al Instagram.

El cantautor la presentó y comentó que a cada país que va intenta promocionar el talento joven, porque es el trato que le hubiera gustado recibir a él cuando daba sus primeros pasos.

La fabulosa noche continuó con ¿Qué estás buscando? y Te equivocas. Aquí, la velada iba acercándose al final, pero antes, Axel decidió aproximarse más al público bajando al segundo nivel del escenario, donde cantó Celebra la vida y se despidió.

Sin embargo, al grito de “otra, otra”, el intérprete regaló dos más y cerró el recital con Aire, un hit de su último Álbum Ser, lanzado en el 2017 y finalmente Te voy a amar, para el broche de oro a las 23:10.

 

Kilkfest: toda una generación bajo los efectos de una sobredosis musical

Los dos extremos de la generación millennial disfrutaron de una verdadera cátedra musical en el Espacio Idesa durante el Kilkfest. Cerca de 14.000 personas, según conteos oficiales, vivieron a pleno el rock latino de Molotov, el indie siempre vigente de los Franz Ferdinand y la fiesta de The Chainsmokers.


Fuente: Óscar López D. @oscarlode

El Kilkfest se realizó entre la tarde-noche de ayer viernes y terminó este sábado ya de madrugada. A partir del line-up se notaba que la propuesta iba a ser heterogénea en cuanto a géneros musicales y a bandas, por lo que la organización -que corrió por cuenta de G5pro y Miller- buscó juntar a la generación millennial en toda su extensión, desde los nacidos en 1983 hasta los más jóvenes, los de 1994.

Cayeron los últimos rayos del sol cuando empezó el festival. En Paraguay ya nos vamos acostumbrando a la puntualidad y tal es así que a las 18:00, arrancó el Kilkfest con Nine Bits, una banda con un pop-rock prolijo, liderado por Andrea Montanaro y su voz. El grupo se supo abrir camino en la escena local gracias a sus presentaciones en bares y escenarios, lo cual les catapultó a un stage internacional.

Todo el calor del reggae llegó con La Siega Roots a las 19:00. Otra de las bandas que logró gran aceptación en los últimos tiempos. Aquella añoranza de los festivales de reggae que trajeron a grupos de toda América quedó satisfecha con la presentación. Mientras, el público iba acercándose en mayor medida a los distintos sectores habilitados.

A las 19:45 arrancaron los Ripe Banana Skins, con lo que ya nos tienen acostumbrados. Hicieron un pequeño recorrido por su primer material discográfico RBS, más identificado con los “mayorcitos” mientras que las canciones de Oído Antena, con un sonido más vanguardista liderado por los frontmans Rodrigo Cristaldo y Andrés Selich, hicieron vibrar al Espacio Idesa.

Una hora después, a las 20:45, saltaron a escena los Villagrán Bolaños. Ya conocidos en la escena nacional y dueños de un rock que podría considerarse puramente paraguayo hicieron vibrar -literalmente- al público. Además de la lírica, la técnica de Karim Manzur en la guitarra, de Federico Wagener en el bajo y de Mauri Román en la batería, dieron un sonido distorsionadamente limpio a los “zombies”, como es habitual en ellos.

Villagrán Bolaños. Foto: René González, G5pro.



Ya con poco espacio para circular y luego de que el público haya tomado una pausa de hidratación, a las 22:00 aparecieron los Molotov. Ultraconocidos en el país por sus presentaciones, dieron un violento lengüetazo a toda su discografía. Al inicio se registraron algunos inconvenientes en el sonido del bajo de “Micky” Huidobro que no pasaron a mayores y no evitaron que el show sea completo. La situación política del país hizo que “Gimme tha power”, retumbe y que Frijolero se cante desde el alma.

Los mexicanos dieron un bonus al público interpretando una versión hardcore de “Me convierto en marciano” bastante cerca al de la banda Misfits que inspiró a los músicos latinos a partir de su ya convertido en himno punk “I turned into a martian” compuesta por Glenn Danzig.

El "pinche público". Foto: René González, G5pro.



Como es tradicional Molotov terminó su presentación con la controversial “Puto!”. El polvo empezó a levantarse y el ambiente rockero era pleno hasta que Tito Fuentes agradeció al “pinche público” por vibrar con su “pinche grupo”.

Ya hoy sábado, a las 00:00, salieron los Franz Ferdinand. Automáticamente, la reminiscencia del 2010 volvió a los que tuvieron el honor de ver a la “primera piedra” de lo que fueron los grandes conciertos internacionales en Paraguay. Más aún cuando se escuchó el “No You Girls”, una canción que -por obligación- se canta saltando. Se pudo percibir que la energía queer de Kapranos está intacta ocho años después. Interactuó en varias ocasiones con el público con un guaraní bastante bien pronunciado para un angloparlante. Se pudo oír “aguije”, “rohayhu Paraguay”, “mba’eteko los perros?” e incluso hizo que todo el público se ponga en cuclillas para dar un salto, antes de terminar la presentación.

“Lazy boy”, “Do you want to”, “Walk away”, “Jacqueline”, fueron festejadas. El indie no tiene la violencia del rock y los Franz Ferdinand supieron compensar la adrenalina con técnica, lírica, un buen sonido y baile. En algunos momentos de la presentación hubo baches pero que tampoco afectaron a Kapranos y los suyos.

Alex Kapranos. Foto: René González, G5pro.



El disco Always Ascending está representado en su tema homónimo. Como la mayoría de las bandas indie que tuvo su auge a finales de los 2000 e inicios de los 2010, también empezaron a experimentar con new wave. Esta fue la especialidad de Julian Corrie, que intercalaba teclados, voz e incluso guitarra para hacer de soporte en algunas canciones. El baile no se hizo esperar y el público le retribuyó a los Franz Ferdinand la energía que esparcieron.

“This fire is out of control. I'm going to burn this city”, sonó fuerte en Idesa. Los fanáticos y no tanto corearon la canción con energía y con esa impresión los escoceses salieron del escenario, dejando una fresca sensación de vigencia.

Lo que quedaba de energía en el público más los que aún llegaban durante la presentación de Franz Ferdinand se fusionaron en el escenario con los Chainsmokers. Al ser un dúo de disc jockeys neoyorquinos cualquiera podía pensar que cruzar el Atlántico desde Europa iba a ser algo complicado y no fue así. Andrew Taggart y Alex Pall pusieron a la multitud en sus consolas y dieron un show único. Luces, fuegos artificiales, humo, todo era una fiesta y no importaba que ya eran las 02:00.

Al ser productores musicales ya colaboraron con varios aristas de todo el mundo y de distintos géneros. Más de 1:30 de show donde se destacaron “Don’t let me down” y “Paris”, coronaron un show que reunió a una generación que salió extenuadamente conforme de una sobredosis de géneros musicales.