Elevado precio desata sospechas en nueva adquisición del TSJE

En los últimos 5 meses el Tribunal Superior de Jus­ticia Electoral (TSJE) adjudicó la compra de 111 relojes biométricos, que sirven para tener un reporte sobre la asisten­cia de los funcionarios. Ambos corresponden a dos licitaciones de compra de marcadores, computado­ras y muebles que totali­zan G.2.690 millones.


Fuente: La Nación

Lo llamativo de la compra es el elevado precio de la adjudicación comparado con licitaciones de esta tec­nología en Contrataciones Públicas y demás entidades públicas.

La primera de las dos licita­ciones corresponde al 27 de julio del 2018. Se adquirió un total de 50 relojes y se abonaron G. 476.500.000, mientras que la segunda licitación es de diciem­bre del año pasado; se compraron 61 relojes por G.581.500.800. En total, estas dos adjudicaciones del TSJE alcanzan más de G. 1.000 millones.

De acuerdo con el portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP), el TSJE compró cada reloj marcador bio­métrico de la marca Anviz, de procedencia China, a G.9.532.000. Sin embargo, otra entidad como el Ser­vicio Nacional de Inteli­gencia compró días antes el mismo producto de la misma marca asiática y con características similares a G. 3.360.000 cada uno.

Consultamos con la DNCP para conocer oficialmente el precio promedio que registra el Estado para­guayo en compra de este insumo, y nos facilitaron una lista con precios pro­medios de G. 3 millones.

La Nación intentó obtener la versión del TSJE, pero en prensa dejaron en espera y no respondieron la consulta.

LO QUE PAGARON OTRAS INSTITUCIONES

Se observa también la compra de este sistema en otras instituciones del Estado, por ejemplo en el Crédito Agrícola de Habilitación (CAH), donde se adquirieron 15 relojes de este tipo. El pre­cio que se pagó por cada uno fue de G. 756.000. Por su parte, el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) también realizó la compra del reloj marcador biométrico, por el que pagó G. 2.900.000 por cada uno el año pasado.

El Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados fue la entidad estatal que pagó el precio más elevado, pero su compra fue una sola unidad por G. 3.892.300.

 

Empresa de diputada investigadora, salpicada en “tragada” de Central

La proveedora de merienda escolar en la que registró accio­nes por unos G. 900 millones la diputada Celeste Amari­lla está ligada a la “tragada” en la Gobernación de Cen­tral, que le costó la imputa­ción por lesión de confianza al ex gobernador Carlos Ama­rilla. Así también, por esta causa está imputado el ex jefe departamental interino del 2013, Magno Duarte.


Fuente: La Nación

Arcángel SA, donde la dipu­tada investigadora era accio­nista hasta enero de este año, incumplió contrato de pro­visión de merienda escolar en el 2012, según remitió la Contraloría a la Fiscalía en el 2017.

Cobró por 4.520.530 raciones de galletitas dulces no distri­buidas, lo que representa un total de G. 2.350.675.600. El monto es parte del faltante de G. 9.533 millones que el ex gobernador Amarilla no pudo justificar y tuvo que acudir a medidas alternati­vas para no ir a prisión.

No existe nota de remisión de la entrega de las galletitas en el 2012, pero Arcángel cobró como si hubiera cumplido a cabalidad el contrato en este período. El pliego de bases y condiciones establece que el pago al proveedor “se acom­pañará con las remisiones debidamente firmadas y selladas por el responsable de la escuela, que describan según corresponda los bie­nes y las cantidades entre­gadas, en cumplimiento de las obligaciones estipuladas en el contrato”.

Ante la consulta, la dipu­tada Amarilla nos dijo: “Se entregaron las galletitas al gobernador interino. Se cam­bió el contrato y se hicieron dos adendas al contrato diciendo que las galletitas se habían entregado en el mes de febrero y se habían entre­gado a la gobernación, no a las escuelas. Eso nos mandó el ex gobernador interino y nosotros tenemos que cum­plir lo que dice el goberna­dor y se entregó todito en el depósito de la gobernación y hay una remisión firmada por el gobernador interino”. Sin embargo, el pliego de bases del contrato establece que el oferente debía realizar la distribución en las escuelas y debía disponer de 15 camio­nes o camionetas con todos los documentos para el trans­porte (cédula verde, habili­tación de cada vehículo, etc).

FIRMA NO CUMPLIÓ CON LO ESTABLECIDO

El ex gobernador interino Magno Duarte confirmó que sacó las adendas, pero era para salvar la situación y distribuir remanente. Así también con­firmó que no existen las notas de remisión de entrega a las escuelas, pero aseguró que las galletitas fueron repartidas.

“Eso es lo llamativo porque los informes de las entregas están”, sostuvo Duarte. Sin embargo, al ser consultado sobre las notas de remisión refirió que “llamativamente desaparecieron”.

Duarte asumió como gober­nador interino en enero del 2013, pero el contrato con Arcángel fue en el 2012 y tenía duración de 10 meses. Es decir, la firma no cumplió con lo establecido y, fuera de plazo, el sucesor de Amarilla facilitó una adenda para sal­var el caso.

Por su parte, la diputada Amarilla indicó que su amiga, representante legal de Arcángel, ya respondió a la Fiscalía sobre el caso. “María Isabel ya declaró ahí, ya pre­sentó todos los documentos, nosotros tenemos la remisión de entrega de las galletitas”, pero al ex gobernador inte­rino, no a las escuelas, como debía ser.

VENDIÓ ACCIONES

La diputada Celeste Amari­lla insistió en que ya vendió sus acciones de la firma pro­veedora de merienda esco­lar Arcángel SA y remitió la factura de fecha 18/01/2018, además de una constancia de contribuyente como res­paldo de que ya no figura como socia.

Refirió que vendió sus acciones a la representante de la firma, María Isabel Gavilán, su amiga y socia en otro negocio del rubro gastronómico. La diputada aseguró que se desvinculó de los negocios con Gavilán “justamente para no tener problemas”, por el cargo que ocupa.

Sobre la presión que realizó, según sus colegas, para que la Bicameral dé más presu­puesto a las gobernaciones para saldar deudas y tener mayor margen para compra de alimento escolar, negocio que representa actualmente su amiga Gavilán, la dipu­tada Amarilla dijo que “no hice lobby, solamente a los lecheros, a los menonitas, lo que se les va a pagar”.

 

Petta asciende a directora que apañó planillerismo de esposa de Cuevas

Gricelda Beatriz Duarte de García fue premiada por el ministro Eduardo Petta como encargada de despacho de la supervisión administrativa de Sapucai. La misma se desempeñaba como directora de la escuela básica Inglaterra y fue la encubridora de Nancy Florentín de Cuevas, esposa del presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Cuevas, en el caso de planillerismo.


Fuente: La Nación

El ascenso se concretó el 28 de noviembre pasado mediante Resolución Nº 10.005 del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), firmada por el mismo ministro Eduardo Petta, quien en un principio supuestamente se mostraba en contra de los que apañan actos de corrupción.

La exdirectora Gricelda Duarte además es concejala municipal por la Asociación Nacional Republicana (ANR) y es operadora política de Miguel Cuevas en el noveno departamento.

Nancy Florentín aparece con dos cargos en la Escuela N° 151 Inglaterra de Paraguarí: el de “bibliotecaria”, por el que percibe unos G. 2.327.000 en forma mensual, y el de “auxiliar técnico administro”, por el que percibe unos G. 2.040.000 cada mes. Sin embargo, la misma aparece con rubro docente dentro del organigrama del MEC.

Además, supuestamente, la misma cumplía normalmente su horario laboral en la escuela de Sapucai; sin embargo, se confirmó que esto no es así en la realidad. Un equipo periodístico de nuestro medio se instaló durante una semana cerca de su institución y comprobó que la esposa de Miguel Cuevas no asistía a su lugar de trabajo y tampoco justificaba sus ausencias. La misma se encontraba haciendo shopping en la capital del país en horario laboral.

El concejal de Ybycuí Ezequiel Cáceres presentó una denuncia por este hecho pero la causa está en proceso a cargo de la fiscal Josefina Aghemo. Eduardo Petta salió en defensa del ascenso de la madrina de la esposa de Cuevas y mencionó que tiene un perfil para ese cargo.

 

Diputada Amarilla registró acciones en proveedora de merienda escolar

Informes oficiales confirman que la diputada investigadora de lavado de dinero, Celeste Josefina Amarilla, aparece como accionista de la firma proveedora de merienda escolar de nombre Arcángel SA. Sus colegas de la Comisión de Presupuesto habían señalado que ella “peleó abiertamente” a fin de que se otorgue mayor presupuesto para gobernaciones para rubro de alimentos.


Fuente: La Nación

  • Por Rossana escobar m.
  • rossana.escobar@gruponacion.com.py

“Ella es la fundamentadora”, dijeron dos representantes de la Bicameral de Presupuesto que confirmaron una fuerte presión por parte de Amarilla.

La firma vinculada a la diputada investigadora registra varias adjudicaciones de contratos de provisión de alimentos que suman unos G. 142.224 millones, aproximadamente US$ 30 millones, según el Portal de Contrataciones Públicas.

La cara visible de Arcángel SA, que aparece como representante en todas las licitaciones, es María Isabel Gavilán, amiga de la diputada Celeste Amarilla. Ambas, además, emprendieron juntas un negocio gastronómico e inauguraron un cotizado restaurante en Asunción hace aproximadamente 3 años.

Observación que hizo la Contraloría sobre el contrato adjudicado a Arcángel SA, en la que se evidencia cobro por galletitas no entregadas a los niños de Central.

Según los registros comerciales e informes de Hacienda, Arcángel SA se constituyó en octubre del 2011 y aparecen como accionistas originalmente la amiga de la diputada, María Isabel Gavilán y Carlos Alberto Martínez. Como contador de la firma figura Rodrigo Amarilla Fernández, un profesional vinculado a una consultora registrada en la nómina de “Especialistas en Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo” de la Seprelad.

La actual diputada Celeste Amarilla aparece como accionista de Arcángel SA en el 2017. Sus acciones superan los G. 850 millones, según los documentos.

Deuda de la Gobernación de Central con Arcángel SA, que seguro ahora se podrá saldar, ya que se aprobó presupuesto.


DEUDA A COBRAR

Desde la Bicameral de Presupuesto confirmaron que de G. 112.000 millones de transferencia que hacía Hacienda a la AFD, se redireccionó un 50% a gobernaciones y el otro 50% a Salud Pública. Unos G. 15.000 millones van para pago de deudas por alimento escolar y el resto para reposición del recorte que tuvieron las gobernaciones, informaron.

Coincidentemente, la reprogramación favorece a la empresa Arcángel SA, ya que, según el portal de Contrataciones Públicas, por ejemplo la Gobernación de Central le debe unos G. 7.340 millones de la última licitación plurianual (2017/2018) por provisión de pan lacteado, cereal y cracker.

La diputada Amarilla confirmó sus acciones en la firma Arcángel, pero señaló que las vendió en enero de este año “al ganar las internas y para no tener problemas”. Buena estrategia por parte de la parlamentaria. Sin embargo, como las adjudicaciones son plurianuales, ella es beneficiaria directa del aumento que recibieron las gobernaciones porque el contrato de la proveedora con instituciones públicas son anteriores a su desvinculación de Arcángel SA.

Amarilla refirió que vendió sus acciones a su amiga María Isabel Gavilán, quien también es su socia en el emprendimiento gastronómico. “El restaurante también cerramos justamente para no tener ni una vinculación de nada. Se cerró hace tres meses y se están vendiendo todas las cosas”, acotó.

Volvió a insistir en su rol de investigadora de lavado diciendo “yo no tengo nada contra Cartes”, pese a que ese no es el tema de consulta.

COBRÓ G. 2.350 MILLONES POR GALLETITAS NO ENTREGADAS

Literalmente, un informe de Auditoría de la Contraloría General de la República (CGR) del 2017 señala: “Durante el ejercicio fiscal 2012, no fueron distribuidas a las escuelas públicas del departamento Central un total de 4.520.530 raciones de galletitas dulces, lo que representa un total de G. 2.350.675.600 abonados de más a la firma proveedora” en la Gobernación de Central. El contrato data del 12 de diciembre del año 2012 por valor de G. 13.954 millones.

Esto significa que las irregularidades señaladas por Contraloría salpican a la diputada que aparecía como accionista de Arcángel hasta enero del 2018.

Arcángel SA también tiene en su haber una amonestación por parte de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas por incumplimiento de varios requerimientos que hacen a la calidad de la merienda escolar en Central.

Entre las irregularidades figuran falta de etiquetado de los productos. Así también, en el informe de Contrataciones Públicas se hace referencia a componentes nutricionales fuera del rango establecido en el pliego de bases y condiciones. Arcángel SA admitió el incumplimiento, pero “en número muy reducido”, en algunas ocasiones a causa de “entrenamiento de personal nuevo”.