VIDEO| Repartidores atrapan a ladrón que robó la motocicleta de su compañero

El asalto ocurrió en Ituzaingó, pero el delincuente la había escondido en una casa de Hurlingham. A ese lugar, la fue a buscar el grupo compuesto por unos 15 trabajadores de una app de pedidos. Toda la secuencia fue registrada en video

Un grupo de 15 repartidores de una reconocida aplicación de delivery se solidarizó con un colega que había sufrido el hurto de su motocicleta en la localidad bonaerense de Ituzaingó e hizo justicia por mano propia: luego de divisar y atrapar al asaltante, lo golpearon en el rostro, lo maniataron y le exigieron que los conduzca hasta el domicilio donde se encontraba el vehículo. Finalmente, la víctima recuperó su herramienta de trabajo.

Fuentes policiales precisaron que los repartidores, que prestan servicio para la aplicación Pedidos Ya, se enteraron del robo que había sufrido un compañero y decidieron tomar cartas en el asunto. Por eso mismo, ayer domingo por la tarde capturaron al delincuente en el cruce de las calles Juan B. Kiernan y San Juan, en la localidad de Villa Tesei, partido de Hurlingham, donde le propinaron golpes de puño y lo ataron de ambas manos.

Acto seguido, los improvisados captores le exigieron al ladrón que devolviera la moto previamente hurtada de la comisaría 3a de Ituzaingó - Las Cabañas. Con ese fin, lo trasladaron en la parte trasera de un rodado hasta el domicilio en el que guardaba su botín.

“Miren chicos, atrapamos a la rata que le robó la moto a un compañero”, se escucha decir al repartidor que filmó el traslado del ladrón, identificado como F.L., hasta la vivienda donde se encontraba el vehículo robado. “Le rompí bien la boca”, se jactó el delivery mientras conducía con el teléfono celular en una de sus manos.

Al llegar a la casa ubicada en la calle Cura Navarro, uno de los repartidores sujetó de las manos a F.L. y le estampó la cara contra la reja de una ventana. Mientras era insultado y recibía golpes en la nuca, el sospechoso -que exhibía heridas en su rostro- le suplicaba al dueño de la vivienda que entregara la moto de inmediato.

“¡Dame la moto que es mía! ¿Querés que te muestre la cédula también?”, se escucha decir al dueño de la moto robada durante la violenta secuencia, en tanto que sus compañeros lanzaban insultos al aire y exigían la devolución de la moto.

Una vez dentro de un pasillo de la casa, los repartidores entendieron que el dueño de casa era cómplice del ladrón y comenzaron a amenazarlo con una posible denuncia en su contra por robo de automotor. “¿Le sacaron las ruedas que no entregan la moto?”, indagó uno de ellos.

Tras varios minutos de tensión y discusión entre las partes, el propietario de la vivienda entregó la motocicleta.

Al ser notificados del hecho mediante un llamado al 911, personal del Comando de Prevención Hurlingham (CPH) se presentó en el domicilio donde se hallaba la moto robada y el dueño confirmó que unas 15 personas, todas a bordo de motocicletas y vestidas con uniformes de Pedidos Ya, se presentaron para reclamar la devolución del vehículo, una moto marca Mondial LD110.

Horas más tarde, familiares de F.L. se presentaron en la Comisaría 4a de Hurlingham para denunciar que su familiar había sido interceptado por un grupo de hombres que lo atacaron en defensa de su compañero de trabajo. En la dependencia policial también se apersonó el propietario de la motocicleta hurtada, a fin de solicitar el levantamiento del pedido de secuestro de su rodado porque ya lo tenía en su poder nuevamente.

La causa quedó en manos de la UFIJ N° 3 del Departamento Judicial de Morón, a cargo de la fiscal Valeria Courtade, quien abrió una investigación bajo la carátula “averiguación de ilícito” y dispuso que se realicen las medidas judiciales de rigor.

Con información de Infobae

Encuentran a joven nigeriana secuestrada hace diez años

El ejército nigeriano anunció este jueves que encontró a una de las 276 estudiantes secuestradas por la organización yihadista Boko Haram hace diez años en la pequeña localidad de Chibok, en el noreste de Nigeria.

Fuente: AFP

Lydia fue “rescatada junto a sus tres hijos” cerca de la ciudad de Ngoshe, en el estado de Borno, anunció el ejército en un comunicado, precisando que la joven está embarazada de cinco meses.

El secuestro, ocurrido el 14 de abril de 2014, provocó entonces la indignación internacional y desencadenó una campaña llamada “Bring back our girls” (“Traigan de vuelta a nuestras niñas”).

Cerca de 100 de las jóvenes siguen desaparecidas.

Puede interesar: Brasil se consolida como mayor productor de azúcar en el mundo

A lo largo de los años, el ejército rescató a varias de ellas, muchas de las cuales habían sido obligadas a casarse con sus captores yihadistas.

Los miembros de Boko Haram, ahora debilitados por las operaciones del ejército y las luchas internas con su facción rival Estado Islámico del África Oriental, siguen sin embargo perpetrando atentados en el norte de Nigeria, principalmente en zonas remotas.

La insurgencia yihadista en esa zona del país ha dejado más de 40.000 muertos y dos millones de desplazados desde 2009.

Los secuestros masivos siguen siendo una gran preocupación en Nigeria ante la proliferación de grupos criminales armados conocidos como “bandidos” que operan en las carreteras, en los hogares de las víctimas e incluso en las escuelas para obtener rescates.

Más de 1.680 alumnos fueron secuestrados en escuelas nigerianas entre 2014 y 2022, según la oenegé Save the Children.

Lea también: Conmoción en Uruguay por la violación y asesinato de una estudiante de 24 años

En marzo, más de 130 niños fueron secuestrados en su escuela por hombres armados en el estado de Kaduna, en el noroeste, siendo este uno de los mayores secuestros de los últimos años en Nigeria.

El ejército nigeriano declaró que todos los alumnos habían sido rescatados unas semanas después en el estado vecino de Zamfara.

Brasil se consolida como mayor productor de azúcar en el mundo

La producción de azúcar en Brasil, apoyada en una zafra sin precedentes y precios mundiales favorables, alcanzó un nivel histórico en la temporada 2023-2024, consolidando al país como el mayor productor mundial, según cifras oficiales divulgadas este jueves.

La producción ascendió a 45,7 millones de toneladas, un alza del 24%, anunció la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab) en su último informe.

Brasil, el mayor exportador mundial de azúcar, también alcanzó un récord de ventas al exterior entre abril de 2023 y marzo de 2024, con 35,2 millones de toneladas, 26,8% más respecto de la zafra anterior.

Además del aumento de los precios mundiales, Conab señaló que el país suramericano se benefició de una “disminución de los envíos de productores importantes como India y Pakistán, que han sufrido problemas climáticos”.

El gigante agrícola cosechó 713,2 millones de toneladas de caña de azúcar durante esta temporada (+16,8%).

El resultado de la zafra refleja además el aumento de la productividad en las principales regiones productoras, impulsado tanto por las inversiones en el sector para renovar las plantaciones como por condiciones climáticas favorables, particularmente en el estado de Sao Paulo (sureste), explicó la empresa pública vinculada al Ministerio de Agricultura.

La productividad alcanzó los 85.580 kilos por hectárea, un 16,2% más que en la cosecha anterior.

Ante los atractivos precios mundiales del azúcar, los productores brasileños prefirieron la producción de la materia prima frente a la de etanol (producido a partir de caña de azúcar), que aún así aumentó un 12%, hasta los 29.700 millones de litros.

Después de alcanzar en septiembre pasado su nivel más alto desde 2010, los precios mundiales del azúcar, calculados por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), han vuelto a caer, sobre todo en vista de las perspectivas de una cosecha abundante en Brasil.

En marzo, “la magnitud de las exportaciones de Brasil también afectó los precios mundiales del azúcar”. Pero “los continuos temores sobre la cosecha” en el país sudamericano, “que sufrió una sequía prolongada”, finalmente “limitaron la caída”, indicó la FAO en su informe mensual sobre los precios de los alimentos de principios de abril.

Conmoción en Uruguay por la violación y asesinato de una estudiante de 24 años

Bárbara Prieto fue interceptada cuando se dirigía al Instituto de Formación Docente de Rivera.

Bárbara Prieto, una joven uruguaya de 24 años a la que le faltaban dos materias para recibirse de maestra, salió el martes por la mañana a clase y nunca regresó. Su violación y asesinato han levantado la indignación en Rivera, la ciudad al norte de Uruguay donde tuvo lugar el crimen.

El hermano de la joven presentó la denuncia ante la Policía ese mismo día a las 19 horas, alegando que su hermana no pasaba tanto tiempo ausente sin comunicarse, y los hechos se precipitaron.

Los agentes identificaron las cámaras que había en el camino que habitualmente tomaba la estudiante hacia el Instituto de Formación Docente y en una quedó grabado el momento en el que un joven en bicicleta se acercaba a la ella por detrás, forcejeaba y se la llevaba a un descampado, de donde salió ya solo, informa Montevideo Portal.

Al rastrear la zona, cercana al antiguo centro comercial Melancia, encontraron las pertenencias y los documentos de Prieto, un poco más allá, se encontraba su cuerpo, semidesnudo y con evidentes signos de violencia.

Detenido y en prisión preventiva

Su asesino fue encontrado rápidamente, esa misma noche. Se trata de un joven de apenas 20 años que antes de ser capturado había intentado vender el celular de su víctima.

El detenido, identificado como Anderson Isaías Sosa Escotto, fue imputado este miércoles por el delito de homicidio muy especialmente agravado por haberse cometido con graves sevicias, recoge el mismo medio local.

La fiscal Alejandra Domínguez dispuso la prisión preventiva para Sosa por 180 días por un crimen cometido con “excesiva crueldad”. La estudiante sufrió una agresión sexual y recibió varias heridas cortopunzantes antes de ser asesinada. La fiscal también informó de que la víctima no conocía al asesino.

El delito de feminicidio agravado conlleva una pena de entre 15 y 30 años de cárcel, a lo que se puede agregar otros 15 de medidas limitativas.

Rivera expresa su repulsa

El miércoles la ciudad de Rivera se echó a la calle para manifestar su repulsa por el brutal asesinato.

En la marcha participó el pastor de la comunidad cristiana a la que Prieto asistía, Nelson da Rosa. “Amaba cantar, amaba la música y realmente era muy buena en lo que hacía y muy amiga. Todos hemos sentido mucho, mucho, mucho. Ha sido una pérdida muy grande para nosotros”, señaló en declaraciones recogidas por Subrayado.

También acudió a la muestra de duelo la directora del Instituto de Formación Docente de Rivera, Silvia Brasil, que la definió como “una alumna muy dulce, muy alegre, siempre sonriente, muy educada”.

Por su parte, la Asociación de Maestros de Rivera emitió un comunicado expresando su “dolor e indignación” por el femicidio, pidiendo justicia y que se aborde “de modo serio y permanente este mal social”, según recoge Teledoce.