Facebook pagará USD 14 millones tras demanda de EEUU por discriminación laboral

Facebook acordó pagar hasta 14 millones de dólares para resolver una demanda del gobierno de Estados Unidos que acusa al gigante tecnológico de favorecer a los inmigrantes que aspiran a miles de trabajos de salarios altos, anunciaron las autoridades el martes.


Fuente: AFP


Los fiscales estadounidenses alegaron que Facebook "canalizó" puestos de trabajo hacia titulares de visas al evitar anunciarlos en su sitio web de reclutamiento y al aceptar solo solicitudes enviadas físicamente por correo o negándose directamente a considerar a trabajadores estadounidenses.

La demanda, interpuesta en diciembre de 2020, representa un nuevo frente en la creciente presión judicial, regulatoria y antimonopolio sobre el gigante de las redes sociales, que llega a miles de millones de personas en todo el mundo con sus plataformas.

"Facebook no está por encima de la ley y debe cumplir con las (protecciones) de derechos civiles federales de nuestra nación", aseveró la fiscal general adjunta Kristen Clarke en un comunicado.

La compañía, también en un comunicado, insistió en que creía "firmemente" que estaba cumpliendo con los estándares del gobierno federal, pero acordó poner fin al litigio y "seguir adelante".

"Estas resoluciones nos permitirán continuar enfocándonos en contratar a los mejores colaboradores tanto de Estados Unidos como de todo el mundo", indicó una portavoz.

Según el acuerdo del Departamento de Justicia, Facebook pagará 4,75 millones de dólares a Estados Unidos y hasta 9,5 millones de dólares a personas elegibles afectadas por la supuesta discriminación de la compañía.

La red social también debe capacitar a sus empleados sobre las medidas contra la discriminación en la ley de inmigración de Estados Unidos y hacer más para reclutar trabajadores estadounidenses.

La demanda apuntó a más de 2.600 puestos, con un salario promedio de unos 156.000 dólares, ofrecidos desde enero de 2018 hasta septiembre de 2019.

Los fiscales alegaron que el gigante de Internet reservó puestos para candidatos con visas H1-B de "trabajador calificado" u otras visas de trabajo temporal.

Las visas para trabajadores calificados son valiosas para las empresas de tecnología de Silicon Valley que buscan ingenieros y otros talentos altamente capacitados, con Asia como el hogar de muchos trabajadores muy buscados.

El acuerdo se produce en medio de la tormenta de críticas que enfrentó Facebook por cuenta de la denunciante que filtró estudios internos que mostraban que la compañía sabía que sus sitios podrían ser dañinos para la salud mental de los jóvenes.

Las autoridades estadounidenses han luchado por regular las plataformas de redes sociales como Facebook, en medio de señalamientos sobre cómo gigantes tecnológicos pisotean la privacidad y proporcionan un megáfono para información errónea peligrosa.

 

Un buzo encuentra en Israel una espada de un cruzado de hace 900 años

Israel reveló este martes una espada hallada por un buzo cerca de la costa israelí que se cree que tiene 900 años y que perteneció a un cruzado.


Fuente: AFP


Shlomi Katzin, un buzo israelí, descubrió el sábado en Cesarea (noroeste) una espada de un metro de largo con una empuñadura de 30 centímetros completamente cubierta de corales y conchas, pero "en perfecto estado", anunció la Autoridad de Antigüedades de Israel (AIA).

Esta espada es "un hallazgo raro y magnífico que según todos los indicios perteneció a un caballero cruzado", señala en el comunicado un directivo de la AIA, Nir Distelfeld. "Es fascinante ver un objeto así, que nos transporta 900 años en el tiempo, a otra era con caballeros, armaduras y espadas".

El objeto se encontró en una zona donde las corrientes submarinas desplazan arena, lo cual permitió el descubrimiento, dijo Kobi Sharvit, jefe de arqueología submarina de la AIA.

La espada se entregó al departamento de tesoros nacionales y se exhibirá al público una vez que se limpie y analice, dijo el director de la AIA, Eli Escosido.

 

Exsecretaria de campo de concentración nazi guarda silencio en la apertura de juicio

La exsecretaria de un campo de concentración nazi, de 96 años, permaneció en silencio en el primer día de su juicio en Alemania, que comenzó finalmente este martes tras haber sido postergado tres semanas atrás por un intento de fuga.


Fuente: AFP

Irmgard Furchner enfrenta ante el tribunal de Itzehoe (norte) los cargos de complicidad en asesinatos e intentos de éstos en más de 11.000 casos en el campo de concentración de Stutthof, en la actual Polonia, entre 1943 y 1945.

Este martes, la nonagenaria ingresó a la sala de audiencias en silla de ruedas, vestida con una chaqueta blanca y portando un bastón en una mano, constató un periodista de la AFP.

Para esconder su rostro de los numerosos fotógrafos y camarógrafos destacados en el lugar, su cabeza se encontraba cubierta con un pañuelo y lucía unas grandes gafas de sol.

"No hará ninguna declaración por el momento. Tampoco responderá a las preguntas", declaró su abogado Wolf Molkentin.

Furchner, única mujer implicada en el nazismo en ser juzgada durante décadas en Alemania, dio su identidad y después se mantuvo en silencio, escuchando el acta de acusación.

Su proceso había comenzado el 30 de septiembre de manera rocambolesca: la acusada, que vive en una residencia para ancianos cerca de Hamburgo, había huido en lugar de presentarse en el tribunal.

Ahora comparece libre, pero se han tomado medidas de vigilancia precautorias para asegurar su presencia en las audiencias.

La fiscalía la acusa de haber "ayudado e incitado al asesinato pérfido y cruel" de miles de prisioneros, entre junio de 1943 y abril de 1945, en este campo en el que trabajaba como mecanógrafa y secretaria del comandante del lugar, Paul Werner Hoppe.

- Pretende "no saber nada" -

En este campo cercano a la ciudad de Gdansk (Danzig en aquella época) donde murieron 65.000 personas, "detenidos judíos, partisanos polacos y prisioneros de guerra soviéticos" fueron asesinados de forma sistemática, subrayó la Fiscalía.

De acuerdo a sus competencias, "aseguraba el buen funcionamiento del campo" y "tenía conocimiento de todos los hechos acaecidos en Stutthof", sobre todo de los asesinatos a tiros o por gaseado, de acuerdo al fiscal Maxi Wantzen.

En una reciente entrevista, brindada en 2019 al diario NDR, la exsecretaria había señalado que "no sabía nada" de las masacres cometidas en ese campo.

En una carta enviada antes de la fecha de la primera audiencia, la acusada indicó al juez instructor que no deseaba presentarse personalmente ante el tribunal.

Ese día de su primera comparecencia tomó un taxi y desapareció durante algunas horas, antes de ser encontrada. Colocada bajo prisión preventiva, fue liberada una semana más tarde.

- Justicia tardía -

Su comportamiento provocó gran consternación. Su ausencia demostró "menosprecio por los sobrevivientes y por la ley", dijo a la AFP el vicepresidente del Comité Internacional de Auschwitz, Christoph Heubner.

"Si tiene salud para huir, tiene salud para ir a prisión", tuiteó Efraim Zuroff, un cazador de nazis estadounidense-israelí, presidente del Centro Simon Wiesenthal, que ha ayudado a llevar a criminales de guerra a juicio.

Setenta y seis años después del final de la Segunda Guerra Mundial, la justicia alemana sigue buscando a los excriminales nazis aún vivos, aunque se trata de una justicia considerada muy tardía por las víctimas.

Alemania además amplió sus investigaciones a los ejecutores, muchas veces subordinados que recibían órdenes, de la maquinaria nazi.

Otro acusado, Josef Schütz, centenario, comenzó su comparecencia el 7 de octubre en el tribunal de Brandenburg-an-Havel (noreste), ante el que afirma ser inocente.

Se trata del más anciano actualmente acusado por crímenes nazis. Este ex suboficial de la división "Totenkopf" de las SS está acusado de "complicidad en los asesinatos" de 3.518 prisioneros, cuando estuvo destacado en el campo de concentración de Sachsenhausen entre 1942 y 1945.

"Los individuos sospechosos de crímenes nazis que viven actualmente eran muy jóvenes en el momento de los hechos y ocupaban más bien puestos subalternos", indicó a la AFP Guillaume Mouralis, director de investigación en el CNRS (centro nacional para la investigación científica de Francia) y miembro del Centro Marc Bloch de Berlín.

"La paradoja es que los 'criminales de oficina' en los escalones intermedios y superiores de la jerarquía, en última instancia fueron muy poco inquietados (por la justicia)", añadió.

 

OMS planea comprar pastillas antivirales para tratar casos leves de COVID-19 a bajo costo

Un programa de la agencia de la ONU busca adquirir medicamentos que necesitarán 120 millones de pacientes en todo el mundo. El molnupiravir podría ser uno de los fármacos utilizados.


Fuente: Infobae

Un programa dirigido por la Organización Mundial de la Salud para garantizar que los países más pobres obtengan un acceso justo a las vacunas, pruebas y tratamientos COVID-19 tiene como objetivo asegurar medicamentos antivirales para pacientes con síntomas leves por un costo de 10 dólares por tratamiento, según un borrador del documento visto por Reuters.

Es probable que el molnupiravir de la píldora experimental de Merck & Co (compañía conocida también como MSD) sea uno de los fármacos, y se están desarrollando otros fármacos para tratar pacientes leves.

El documento, que describe los objetivos del Acelerador de herramientas de acceso a COVID-19 (ACT-A) hasta septiembre del próximo año, dice que el programa quiere entregar alrededor de mil millones de pruebas de COVID-19 a las naciones más pobres y adquirir medicamentos para tratar a 120 millones de pacientes en todo el mundo, de unos 200 millones de casos nuevos que estima en los próximos 12 meses.

Los planes destacan cómo la OMS quiere apuntalar los suministros de medicamentos y pruebas a un precio relativamente bajo después de perder la carrera de las vacunas frente a las naciones ricas que se llevaron una gran parte de los suministros del mundo, dejando a los países más pobres del mundo con pocas vacunas.

Un portavoz de ACT-A dijo que el documento, con fecha del 13 de octubre, todavía era un borrador en consulta y se negó a comentar sobre su contenido antes de que esté finalizado. El documento también se enviará a los líderes mundiales antes de la cumbre del G20 en Roma a fines de este mes.

El ACT-A solicita al G20 y a otros donantes fondos adicionales de US$ 22,8 mil millones hasta septiembre de 2022, que serán necesarios para comprar y distribuir vacunas, medicamentos y pruebas a las naciones más pobres y reducir las enormes brechas de suministro entre los países ricos y los menos avanzados. Hasta ahora, los donantes han prometido 18.500 millones de dólares para el programa.

Las solicitudes financieras se basan en estimaciones detalladas sobre el precio de los medicamentos, los tratamientos y las pruebas, que representarán los mayores gastos del programa junto con el costo de distribución de las vacunas.

Aunque no cita explícitamente el molnupiravir, el documento ACT-A espera pagar 10 dólares por tratamiento por “nuevos antivirales orales para pacientes leves / moderados”.

Se están desarrollando otras píldoras para el tratamiento de pacientes leves, pero el molnupiravir es el único que hasta ahora ha mostrado resultados positivos en ensayos de última etapa. ACT-A está en conversaciones con Merck y los productores de genéricos para comprar el medicamento.

El precio es muy bajo si se compara con los 700 dólares por tratamiento que Estados Unidos ha acordado pagar por 1,7 millones del tratamientos.

Sin embargo, un estudio realizado por la Universidad de Harvard estimó que el molnupiravir podría costar alrededor de 20 dólares si lo producen los fabricantes de medicamentos genéricos, y el precio podría bajar a 7,7 con una producción optimizada.

Merck tiene acuerdos de licencia con ocho fabricantes de medicamentos genéricos indios.

El documento ACT-A dice que su objetivo es llegar a un acuerdo a finales de noviembre para asegurar el suministro de un “fármaco oral para pacientes ambulatorios”, que pretende estar disponible a partir del primer trimestre del próximo año.

El dinero recaudado se utilizaría inicialmente para “respaldar la obtención de hasta 28 millones de tratamientos para los pacientes leves / moderados de mayor riesgo durante los próximos 12 meses, según la disponibilidad del producto, la orientación clínica y los volúmenes que cambian con la evolución de las necesidades”, indica el documento. dice, señalando que este volumen estaría asegurado bajo un acuerdo de compra anticipado.

También se espera obtener cantidades adicionales más grandes de nuevos antivirales orales para tratar pacientes leves en una etapa posterior, dice el documento.

También se espera que se compren otros 4,3 millones de píldoras COVID-19 reutilizadas para tratar pacientes críticos a un precio de US$ 28 por tratamiento, dice el documento, sin nombrar ningún medicamento específico.

El ACT-A también tiene la intención de abordar las necesidades esenciales de oxígeno médico de entre 6 y 8 millones de pacientes graves y críticos para septiembre de 2022.

Más pruebas

Además, el programa planea invertir masivamente en diagnósticos de COVID-19 para al menos duplicar el número de pruebas realizadas en las naciones más pobres, definidas como países de ingresos bajos y medianos bajos.

De los US$ 22.8 mil millones que ACT-A planea recaudar en los próximos 12 meses, aproximadamente un tercio y la mayor parte se gastará en diagnósticos, dice el documento.