Perú marca récords de contagios diarios un mes después de quitar la cuarentena

El Covid-19 volvió a tomar fuerza en Perú un mes después de que se levantó oficialmente la cuarentena en gran parte del país al cerrar julio con un récord de 7.448 nuevos contagios en un día y a un ritmo de un caso nuevo por cada cuatro pruebas realizadas.


Fuente: EFE

El séptimo país del mundo y el tercero de Latinoamérica con más casos acumulados de COVID-19 ya suma 422.183 contagios y 19.408 muertes desde que el pasado 6 de marzo se detectó el primer infectado por coronavirus en esta nación.

La última semana fue especialmente crítica, pues la propagación del virus se volvió a acelerar cuando se cumple un mes desde que el Gobierno eliminó la cuarentena en 18 de las 25 regiones del país y dos semanas desde que se reinició el transporte regular de pasajeros entre provincias.

A inicios de julio los contagios diarios disminuían muy lentamente con cifras que llegaron a estar por debajo de los 3.000 casos por día, pero ahora se están detectando unos 7.000 diarios como ocurrió en las últimas tres jornadas.

Esto se disparó también la tasa diaria de positivos, que a comienzos de julio estaba por debajo del 20 % e incluso llegó a marcar 14 % el 11 de julio, pero en la última semana este valor ha escalado a más del 25 %, lo que significa que al menos una de cada cuatro personas analizada está contagiada.

Este nuevo impulso que está adquiriendo la pandemia en Perú se vio reflejado igualmente en un incremento de los casos activos a nivel nacional.

CASOS ACTIVOS SUBEN A 112.000

Durante los primeros días de julio, los nuevos contagios no superaban a los pacientes recuperados, lo que llevó a que los casos activos descendieran hasta los 97.000, pero el nuevo repunte elevó esa cifra a las casi 112.000 personas que actualmente son portadoras del virus y fuente de nuevos contagios.

Pese a esta tendencia, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti, descartó que el país se encuentre en un rebrote, pues nunca llegó a controlarse el avance de la pandemia hasta niveles mínimos como sí ocurrió en algunos países europeos.

Mazzetti reconoció que hay un aumento de casos, lo que llevó al Gobierno a prorrogar el viernes el estado de emergencia a nivel nacional.

No obstante, la situación es muy distinta en cada región de la variada geografía peruana, pues mientras unas regiones ya están recuperando poco a poco la normalidad, otras viven sus momentos más críticos.

SURGEN NUEVOS EPICENTROS

Es el caso de las ciudades andinas de Arequipa y Cusco, en el sur del país, que en los últimos días se convirtió en los nuevos epicentros de la pandemia al haber colapsado el sistema público de salud, igual que en abril y mayo ocurría en las regiones amazónicas de Loreto y Ucayali.

Arequipa es una de las pocas regiones donde nunca se levantó la cuarentena, por lo que lleva 140 días bajo el confinamiento que comenzó para todo el país el 16 de marzo y que terminó para 18 departamentos el 1 de julio.

Allí el Gobierno tuvo que tomar control de la gestión de los hospitales pese a que se trata de una competencia de los Gobiernos regionales, pues la situación rozaba el caos bajo el control del gobernador de Arequipa, Elmer Cáceres, quien para combatir el virus alienta el consumo de dióxido de cloro, un producto similar a la lejía y desaconsejado por las autoridades sanitarias.

En esas regiones que habían vuelto a la “nueva normalidad” desde principios de julio estaba Cusco, pero su capital, la antigua capital del imperio incaico, ha vuelto a cuarentena por lo menos hasta final de agosto, igual que otras importantes ciudades donde también se ha registrado un aumento de casos, como Puno y Tacna.

ALTA DEMANDA DE OXÍGENO

En estas urbes se están repitiendo las escenas ya vividas en otras partes del país de largas filas de personas en busca de oxígeno para recargar los cilindros que sirven para tratar en casa a sus familiares enfermos ante la dificultad de encontrar cama en los hospitales.

En la capital, Lima, el mayor foco de la pandemia en Perú al concentrar aproximadamente el 60 % de los casos, los hospitales continúan al límite.

Al respecto, el Ministerio de Salud exhortó este domingo a la ciudadanía a no automedicarse con ivermectina, uno de los tres medicamentos junto a la cloroquina y a la azitromicina utilizados en Perú para tratar los síntomas de la COVID-19.

La Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) advirtió que está contraindicada para mujeres gestantes y lactantes y que su uso inadecuado puede resultar ineficaz y provocar efectos adversos o riesgo en la salud, como mareos, náuseas, vómitos, dolor estomacal, entre otros síntomas. EFE

 

OMS asegura que efectos del covid-19 se sentirán por muchos años más

La Organización Mundial de la Salud considera que los efectos de la pandemia continuarán por mucho tiempo más. Mientras tanto recomiendan seguir protocolos para que la vida sea relativamente normal.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la Organización Mundial de la Salud afirmó que “la pandemia se sentirá por décadas”.

“Esta es una crisis sanitaria que sólo se vive una vez por siglo”, añadió el etíope, quien instó a “aprender a convivir con la pandemia hasta que tengamos la vacuna”.

“Tenemos que saber luchar contra este virus con las armas con las que contamos ahora”, mencionó Tedros, cuestionado por varios países al respecto de su gestión al frente de la OMS.

En todo el mundo, unas 675 mil personas perdieron la vida a causa de la enfermedad, mientras que la cifra de contagios subió a 17 millones y medio.

Al respecto de las posibles vacunas, el laboratorio Moderna de Estados Unidos y la Universidad de Oxford en Reino Unido aceleran la fabricación de estos medicamentos, los que podrían estar disponibles para antes de finales de año.

 

Brasil sobrepasa las 92.000 víctimas y 2,66 millones de infectados por COVID-19

Brasil sumó en las últimas 24 horas 1.212 muertos por COVID-19, con lo que ya totaliza 92.475 víctimas, mientras que los contagiados sobrepasan los 2,66 millones, informó este viernes el Gobierno.


Fuente: EFE

De acuerdo con el más reciente boletín del Ministerio de Salud, en la última jornada se reportaron 52.383 nuevos casos, con lo que el número de infectados con el nuevo coronavirus ascendió a 2.662.485.

Tras cinco meses, la pandemia no da tregua y el nuevo coronavirus se concentra en las regiones del centro y sur de Brasil, el segundo país más afectado por la enfermedad, detrás tan sólo de Estados Unidos.

Además de los casos registrados, otros 3.529 están en investigación y 725.959 bajo acompañamiento.

No obstante, la cifra de recuperados supera los 1,8 millones, una lista en la que ya figura el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien hace una semana superó la enfermedad tras pasar 20 días con el virus en su organismo.

Pese a su mejoría, el mandatario volvió a desafiar a la pandemia y este viernes alentó a sus seguidores a "enfrentar" el virus que ya deja cerca de 100.000 muertes en el país.

"Estoy en el grupo de riesgo. Nunca fui negligente, yo sabía que un día me iba a contagiar, como desafortunadamente creo que un día va a pasar con todos ustedes. ¿Tienen miedo de qué? ¡Enfrenten!", aseguró el líder ultraderechista durante un acto en Bagé, en el estado de Rio Grande do Sul.

A pesar del avance de los casos y del número de víctimas, los Gobiernos locales continúan en sus planes de desescalada gradual.

Entre las medidas que se destacaron este viernes estuvo la del alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, que permitió a los cariocas bañarse nuevamente en el mar a partir de este fin de semana, aunque sin descansar o tomar el sol en la playa.

Hasta hoy solo era permitido realizar actividades deportivas en las aguas del océano o en sus playas.

 

EE.UU. supera los 153.100 muertos y 4,5 millones de contagios por COVID-19

Estados Unidos alcanzó este viernes la cifra de 4.550.247 casos confirmados de COVID-19 y la de 153.138 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.


Fuente: EFE

Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del sábado) es de 63.175 contagios más que el jueves y de 1.344 nuevas muertes.

Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 32.689, más que en Francia o España.

Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.531 personas y le siguen en número de fallecidos la vecina Nueva Jersey con 15.819, California con 9.144 y Massachusetts con 8.609.

Otros estados con un gran número de decesos son Illinois con 7.692, Pensilvania con 7.207, Florida con 6.843, Texas con 6.628, o Michigan, con 6.450.

En cuanto a contagios, California suma 493.396, le sigue Florida con 470.386, tercero es Texas con 435.702, y Nueva York cuarto, con 415.014.

El balance provisional de fallecidos -153.138- ha superado ya con creces la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente estadounidense, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y los 60.000 fallecidos, aunque luego auguró hasta 110.000 fallecidos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que para las elecciones presidenciales del 3 de noviembre Estados Unidos habrá superado los 230.000 fallecidos.