La historia del famoso Lobo del Aire de la Policía

El historiador aeronáutico Antonio Luis Sapienza brinda detalles sobre algunos sucesos vinculados al helicóptero más grande que llegó a operar en nuestro país, un Mil MI-8 ruso, que efímeramente estuvo al servicio de la Policía Nacional hasta su cese de operaciones tras capotar en la Agrupación Especializada a manos de un inexperto piloto que sacó a volar la aeronave sin permiso.

Paulo César López, paulo.lopez@nacionmedia.com -

La Nación

En contacto con La Nación/Nación Media, Sapienza comenzó relatando que el 16 de mayo de 1992, el avión Ilyushin IL-72 de Aeroflot, entonces aún con bandera soviética, aterrizó en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi trayendo una carga muy particular: un helicóptero Mil MI-8, que venía desarmado y que fue ensamblado en la sede del Grupo Aerotáctico.

Este helicóptero pertenecía a Phoenix Cargo, una empresa húngara que estaba interesada en vender helicópteros a las Fuerzas Armadas de nuestro país.

Luego de ser pintado de blanco con una franja azul a lo largo de las ventanas, los propietarios húngaros, Imre Deak (piloto) e Istbán Takac (mecánico), intentaron vender el aparato a las Fuerzas Armadas e incluso fue ofrecido al entonces presidente, Andrés Rodríguez, quien llegó a realizar un vuelo en el helicóptero el 27 de mayo de 1992, días después de su presentación oficial.

En el viaje inaugural en nuestro país rumbo a un acto oficial en el departamento de San Pedro, el piloto húngaro, quien nunca había volado en territorio paraguayo, se perdió hasta que pudo retomar el trayecto bajo la guía de un oficial militar que estaba a bordo en dirección al destino fijado, la localidad de Arroyo Morotî, a la que llegaron horas después de lo previsto.

Las autoridades policiales y militares quedaron sorprendidas por la capacidad del aparato, que podía trasladar hasta a 24 efectivos con sus pertrechos, además de los dos integrantes de la tripulación, o hasta 4.000 kilos de carga. Sin embargo, la operación de venta no se pudo concretar por razones presupuestarias. De todas maneras, los propietarios decidieron instalarse en nuestro país y empezaron a dedicarse al alquiler de la aeronave, que incluía el servicio de pilotaje.

CAMPAÑA PRESIDENCIAL

Los primeros clientes en nuestro país fueron los precandidatos a presidente y vicepresidente por el Partido Colorado Juan Carlos Wasmosy y Ángel Roberto Seifart, que contrataron los servicios para trasladarse a distintos puntos del país en el marco de la campaña proselitista y para arrojar desde el aire volantes de propaganda sobre Asunción y ciudades del Área Metropolitana.

Para el efecto la aeronave fue pintada de blanco con un dibujo alegórico de un corazón rojo en gran tamaño y una pequeña estrella blanca en el interior del fuselaje trasero en ambos lados. La fórmula Wasmosy-Seifart estaba inscrita con letras negras a ambos lados del fuselaje y en el brazo de cola junto con la leyenda Lista 2 con letras rojas en los tanques de combustible laterales, explica Sapienza.

Una vez ganadas las elecciones generales e instalado en el Palacio de Gobierno, Wasmosy alquiló el helicóptero para destinarlo a la entonces Dirección de Narcóticos (Dinar), actual Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), que lo utilizó entre enero y mayo de 1993 para transportar al personal antidrogas en el marco de las operaciones de localización y destrucción de cultivos ilegales en el interior del país.

Posteriormente, fue arrendado durante cuatro meses al Ministerio de Educación, que lo utilizó como transporte de docentes en zonas aisladas del país y como ambulancia.

“En el fuselaje estaban pintados algunos títulos como ‘Los niños primero’ en letras rojas sobre una fina línea roja y debajo de ella el título ‘Ministerio de Educación y Culto’, también en letras rojas. Por primera vez en su vida operativa en Paraguay se pintó una matrícula en la pluma de cola; no era matrícula paraguaya de ZP, sino solo sus números de serie en letras y números negros: MI-8-25380″, detalla nuestro entrevistado.

DONACIÓN

Luego de permanecer durante un año sin uso estacionado en el aeropuerto, periodo en el cual los pájaros anidaron en su estructura, fue alquilado para la Policía Nacional en carácter de donación de parte de la Fundación Santa Rosa de Lima. Luego del mantenimiento, el fuselaje fue pintado de caqui, que por entonces era el color característico de la institución policial, y el techo y la cola en blanco. Además,fueestampadoeltítulo de Policía Nacional sobre las ventanas así como el escudo de la institución junto con la leyenda “Santa Rosa de Lima/ Policía Nacional” en letras negras en pequeños rectángulos blancos debajo de las ventanas laterales del piloto y copiloto, así como en letras grandes debajo del fuselaje.

Pomposamente bautizado de manera extraoficial como Lobo del Aire, en referencia a una serie estadounidense de los años 80, el que fue el primer helicóptero de la institución policial fue presentado oficialmente el 31 de agosto de 1994 con motivo del Día del Agente de Policía y la base fue establecida en la Agrupación Especializada, en el barrio Tacumbú de Asunción, donde se tenía previsto que funcionara lo que se denominaría Agrupación Aeropolicial.

En su breve periodo al servicio de la Policía, se realizaron varias misiones en persecución de cuatreros, traficantes de drogas y retenes en ciudades como Coronel Oviedo, San Pedro del Ycuamandyyú, San Esta- nislao y Guayaibí. Una de las intervenciones más recordadas fue la operación de recaptura tras una fuga masiva de reos del penal de Emboscada.

También fue usado en misiones humanitarias durante inundaciones para el rescate y suministro de alimentos,ropa, medicamentos y chapas a comunidades aisladas.

No obstante, las hazañas pronto acabarían y portento se precipitaría a tierra cerca del mediodía del 24 de noviembre de 1994 en circunstancias poco épicas, cuando un aprendiz invitó a un camarada “a salir a dar una vuelta” y sacó el helicóptero sin permiso en ausencia de los pilotos instructores que acompañaban cada vuelo.

“Estuvo más o menos tres meses volando para la Policía Nacional hasta que un irresponsable, un subcomisario de nombre Cecilio Torales, que era piloto civil y que estaba siendo adiestrado por los húngaros para volar helicópteros, pero todavía no estaba preparado para volar, un día en ausencia de los instructores intentó despegar con el helicóptero para purear (alardear) ante sus camaradas y se estrelló contra un árbol. De milagro salieron ilesos de ese accidente él y su acompañante, el oficial inspector Miguel Canata, dada la robustez del aparato y porque no cayeron de muy alto. Una vez que alcanzaron la máxima potencia, Torales despegó, pero una vez en el aire no pudo controlar el helicóptero y se estrellaron contra un enorme árbol que estaba frente a ellos.

El helicóptero, herido de muerte, cayó y se estrelló fuertemente: todas las palas del rotor principal se rompieron y el fuselaje sufrió daños importantes. Ambos policías sufrieron varias heridas y fueron trasladados al Hospital de la Policía. Sin embargo, no resultaron gravemente heridos”, rememoró.

De acuerdo a publicaciones periodísticas de la época, los efectivos policiales fueron sumariados e incluso se exponían a ser dados de baja por el perjuicio causado a los bienes de la institución. En cambio, se desconoce en qué terminó el procedimiento disciplinario, pues en la prensa no volvió a publicarse nada al respecto, indicó Sapienza al ser consultado sobre qué ocurrió con los responsables del accidente.

“No salió más nada publicado en la prensa. Seguramente se llevó a cabo el sumario porque se trató de la destrucción de un bien público, aunque era arrendado. A lo mejor al subcomisario se le dio de baja, o noascendióypasóaretiro”, sostuvo.

IRRESPONSABILIDAD

Sapienza lamentó la irresponsabilidad del inexperto piloto, pues, según expresó, volar un helicóptero es muy diferente a volar un avión, pues aquel debe ser pilotado con las cuatro extremidades. Es decir, los dos pies en los pedales y las dos manos en los controles, a diferencia del avión, donde se puede tener una mano libre, por lo que es muy diferente el sistema de despegue y aterrizaje, explicó.

Además de ello, se trataba de un helicóptero de grandes proporciones, que no son recomendables para la instrucción de novatos, pero al ser el único con el que contaba la Policía era utilizado para el entrenamiento de nuevos pilotos.

Como anécdota, Sapienza recuerda que llegó a conocer al policía que estrelló la nave y que incluso le sacó una fotografía durante un entrenamiento.

Con relación a qué se hizo con el aparato luego del accidente, señaló que el entonces ministro del Interior, Carlos Podestá, y el comandante de la Policía, Mario Sapriza, habían anunciado que, aunque costaría mucho dinero, existía la posibilidad de reparar el helicóptero para que pueda volar nuevamente, pero los daños fueron muy significativos, por lo que quedó reducido a chatarra y sus restos quedaron en la Agrupación Especializada.

Respecto a las características de la aeronave, Sapienza apuntó que era un helicóptero muy práctico que se sigue fabricando y que incluso contaba con un baño.

“La construcción militar soviética y después rusa siempre fue muy espartana. O sea, no tiene las comodidades de un helicóptero occidental. Yo entré a la cabina del helicóptero y el baño estaba en el fondo, pero por ejemplo no tenía paredes, o sea quien se quería ir a defecar u orinar tenía que hacerlo delante de todos los otros pasajeros. Era una construcción fuerte pero rústica comparando con los estándares de Occidente”, finalizó.

Cobró 100 millones en banco, desde donde la siguieron, violentaron y despojaron el botín

Una mujer retiró el dinero de un banco ubicado sobre la avenida Eusebio Ayala de la capital, y cuando acababa de retornar a su negocio, fue encañonada con armas de fuego por dos hombres, que le solicitaron entregar el monto de su extracción y luego huyeron.


«Ellos le juegan directo al objetivo que tenían en mente. Las otras personas no le importaban. Le siguieron cuando salieron del banco. No hace falta ser Policía para saber (que conocían la información sobre la operación bancaria que realizó) porque le pidieron el monto exacto”, expresó el jefe de Investigaciones de la Policia, comisario Cèsar Diarte a la emisora Ñandutì.

El mismo remarcó que si bien existen protocolos de seguridad para intentar frenar los episodios de atracos ligados a operaciones bancarias, los escenarios en donde se perpetran tienen flancos por donde se deslizan casos.

“Siempre hay que mantener cautela e ir acompañado de una persona. La gente del banco siempre pregunta la hora, día y monto que van a retirar pasando cierto monto. Conste que algunos se cuidan y van acompañados, pero al tener (los delincuentes) la información exacta, es difícil dudar de todo”, acotó Diarte.

En ámbito de la investigación, relevaron datos acerca de las personas que manejaban la información en torno al monto de dinero que se iba a extraer de la sede bancaria.

Te puede interesar: Asaltos ‘fríamente calculados’: inteligencia, empleados infieles y alerta a empresas

Arrancan jornadas quirúrgicas en Clínicas por semana de la Hipófisis

A fin de dar respuesta a los pacientes con hipófisis que están desde hace tiempo en lista de espera para cirugía, el Departamento de Neurocirugía, lleva adelante las jornadas quirúrgicas en la denominada “Semana de la Hipófisis”.

El objetivo es realizar 10 intervenciones, dos por día, y posteriormente ir operando uno por semana.

Para el efecto, cuentan con el apoyo de un importante equipo multidisciplinario que se unen en el esfuerzo logístico para resolver la necesidad quirúrgica de los pacientes, informó el Dr. Darío Díaz, jefe del Departamento de Neurocirugía.

La hipófisis es un órgano de secreción interna que está en el centro mismo de la base del cráneo, es la glándula madre que regula todas las funciones de todas las otras glándulas secretoras de hormonas.

Lea: Hallan cuerpos de madre e hija arrastradas por raudal

Esta glándula puede tener varios tipos de tumores, se divide en dos grandes grupos, una llamada Funcionantes y otra denominada No Funcionantes. Además, están los Microadenomas (pequeños tumores) y los Macroadenomas (tumores grandes).

El tumor puede tener varios tipos de manifestaciones.

Muchas veces los tumores grandes se presentan con disminución de la agudeza visual, pero los tumores chiquitos, que no representan un efecto de masa, debutan con alteraciones hormonales como ser prolactinomas, que son secretores de prolactina. Estos tumores no amenazan la vida del paciente, pero requieren de cirugía porque va afectando al paciente, aunque también pueden presentarse casos de urgencia.

Las prolactinomas suelen debutar con secreción láctea, o alteraciones en la menopausia, que se trata con medicación. Sin embargo, si sangra se vuelve una urgencia, así como otros tumores cuando generan alta presión de la cabeza.

El equipo multidisciplinario está integrado por profesionales de Neurocirugía, Anestesiología, Otorrinolaringología, Neurooftalmología, Endocrinología, y Clínica Médica, Enfermería e Instrumentación Quirúrgica. Se previeron además dos camas de terapia intensiva en caso de requerimiento.

Estas jornadas quirúrgicas no solo benefician a los pacientes sino también contribuyen a la formación de los médicos residentes de todas las especialidades involucradas.

Consultorio

Los pacientes no llegan en primera instancia con el neurocirujano, generalmente acuden por derivación de otras especialidades como ginecología y oftalmología.

Los neurocirujanos realizan consulta para adultos los lunes, martes y miércoles en la torre de consultorios. En tanto los jueves atienden a niños y los viernes se dedican a actividades académicas y asistenciales quirúrgicas.

Lea más: Limpio, bajo agua tras intensas lluvias y desborde de arroyo

Etiquetas:

Feminicidio de Katia Brítez: Fiscalía presentó acusación “en tiempo y forma”, alegan

Desde la Fiscalía afirman que la acusación por el caso de feminicidio de la joven Katia Brítez fue presentada en tiempo y forma, desmeritando así las acusaciones de los familiares.

La agente fiscal Laura Romero, responsable de la investigación, señaló que el Ministerio Público presentó acusación en tiempo y forma en el marco de la causa Katia Brítez, asesinada en agosto del año pasado por su expareja.

La misma afirmó que los datos fueron consignados correctamente por parte de la institución, descartando así cualquier tipo de error en el documento remitido por la Fiscalía al juzgado.

Nota relacionada: Fiscalía reconstruye feminicidio de la joven Katia Brítez

Por otra parte, recordó que tras errores en el escrito del Juzgado, la jueza anuló la resolución por la cual dispuso el juicio oral de Osvaldo Luis Zaracho Fernández, autor del asesinato de la joven, ocurrido en la ciudad de Lambaré.

Desde el Juzgado habían alegado que hubo un corte de energía y que, a raíz de ello, se subió un documento no modificado involuntariamente, puntualizó la fiscal del caso.

Leé también: Katia, víctima de feminicidio y de una injusta desidia judicial

Tras este inconveniente, finalmente se convocó a una nueva audiencia preliminar y se fijó como nueva fecha el próximo 29 de abril.

Cabe recordar que Osvaldo Zaracho se encuentra cumpliendo la prisión preventiva en la Penitenciaría de Emboscada.