Ambicioso plan: Essap prevé reparar 150 caños por día

En respuesta a los más de 1.500 reclamos de caños rotos, la Essap anuncia un plan intensivo de 15 días de trabajo en Asunción y alrededores.

Según comunicó la Essap, de 1.096 reclamos en Asunción, 57 corresponden a diciembre y los 1.039 restantes son de enero y febrero de este año. Además, en Gran Asunción suman 490 reclamos de años rotos.

El objetivo del plan intensivo es dar respuesta a la mayor cantidad de reclamos durante las próximas dos semanas y llegar a unas 150 reparaciones diarias.

Puede interesarle: Implementan novedosa técnica tratar el pie diabético y evitar amputarlo

Unos 23 móviles con una cuadrilla de tres a cuatro funcionarios cada uno saldrán a las calles durante 15 días seguidos, incluyendo sábados, domingos y feriados para llegar a la meta.

El titular de la Essap, Luis Fernando Bernal, dará más detalles esta mañana en planta de tratamiento de Viñas Cue. La descoordinación entre las municipalidades y la Essap a la hora de solucionar los problemas, se mantiene como una constante con el paso de los gobiernos.

Lea también: Mades defiende reacción de yaguareté que atacó a cazadores

Hombre muere electrocutado mientras manipulabas cables en su vivienda

La víctima fatal se desempeñaba como cuidador de la vivienda donde ocurrió la tragedia.

Un hombre falleció mientras se encontraba manipulando cables en un domicilio del cual era encargado. El trágico hecho ocurrió ayer en la Colonia Acaray de este distrito.

Puede interesarle: De Lambaré a Asunción en 20 minutos por la Costanera Sur

La víctima fatal es Jair Alves de 49 años, domiciliado en la Colonia Paso Ita, quien era cuidador de dicho inmueble, propiedad de Fidencio Cardozo Quintana.

Según el reporte de la Comisaría 24° barrio Puerta del Sol, los familiares del fallecido manifestaron que ayer en horas de la siesta, Jair estaba manipulando algunos cables en el fondo de la casa, momento en que sufrió una descarga eléctrica ocasionado su fallecimiento instantáneo.

El caso fue comunicado al fiscal de turno, Víctor Adolfo Santander, quien realizó los procedimientos de rigor,

Es noticia: Desbaratan estructura narco y abortan ‘exportación’ de 2 toneladas de marihuana

Dos personas fueron arrastradas por el raudal en Luque

Una madre y su hija menor de edad fueron arrastradas por el raudal esta madrugada en la ciudad de Luque. Otros tres agentes formados para el Grupo Lince, que también iban en el vehículo rumbo a su acto de egreso, lograron salvarse.

Un vehículo Toyota, modelo Premio, en el que iban cinco personas para el egreso del curso Lince en el complejo de la Secretaría Nacional de Deportes (SND), fue arrastrado por el raudal hasta un arroyo ubicado detrás del Club Valderrama.

Tres uniformados pudieron salir del rodado, y dos personas fueron arrastradas hasta el cauce hídrico. De acuerdo con el reporte policial, se trata de Sara Benítez y su hija menor de edad.

El capitán José Cabrera, de la Compañía 4ta de Bomberos Voluntarios, confirmó al canal GEN el hallazgo del vehículo y el cuerpo sin vida de una de las desaparecidas. Se busca a la otra en estos momentos.

Ambas son parientes del lince Braihan Ariel Gómez (20), quien iba al acto de egreso junto con sus demás compañeros de curso Carlos Sosa (21) y Renato Jara (21).

“Nos reportaron a las 04:00 de la caída del vehículo detrás del Club Valderrama. Aparentemente se rompió el soporte del puente. Estaban a bordo 5 personas, de los cuales 3 eran Linces. Lograron salir por las ventanillas. Hicieron lo posible para salvar a las dos mujeres, pero no lograron ubicarlas”, reportó a su vez el bombero voluntario de Luque, Alex Benítez, a radio Ñanduti.

Por su parte, el comisario Gustavo Ruiz Díaz, jefe del Grupo Lince, informó a GEN que las mujeres arrastradas por el raudal son la tía y la prima de uno de los uniformados.

El jefe policial confirmó que el acto de egreso seguirá de igual manera, pese al lamentable suceso, en atención a que mucha gente fue hasta el SND para el evento.


Un aviso canino salvó la vida a beba abandonada en un yuyal

El rescate de una recién nacida arrojada en un yuyal de Caacupé fue posible gracias a los ladridos de una perrita, según informaron desde la Comisaría interviniente. Una demora superior hubiera implicado un desenlace fatal.

El Crio Juan Ferreira, de la Comisaría de Caacupé, relató la milagrosa historia de una recién nacida, quien se encontraba sola en un yuyal de la capital espiritual del Paraguay.

“Yo recibí una llamada las 13:30 de un amigo, diciéndome que encontraron a una beba, que gracias a una perrita que empezó a ladrar frente al pastizal, se acercó, vio un bulto y le encontró”, comentó el jefe policial, en una entrevista con la 730 AM.

Lea también: De Lambaré a Asunción en 20 minutos por la Costanera Sur

La beba estaba prácticamente inmóvil, en posición fetal. Cuando se acercaron ella comenzó a llorar y posteriormente la llevaron al hospital.

A criterio del interviniente, y, a juzgar por los resultados de la inspección, si el rescate demoraba un poco más, probablemente no hubiera sido posible salvar a la niña.

Por las características de la pequeña, el parto no tuvo complicaciones y el embarazo llegó a término. La pacientita, pese a todo, se encuentra sana.

Además, HOY: Intervienen supermercados y comercios en Capiatá por vender pescados sin permiso