Bailes, cantos y elección de misses en el Día de la Madre de las mujeres privadas de libertad

Las madres que se encuentran en las diversas penitenciarias del país fueron agasajadas por su día. Las celebraciones se dieron cumpliendo con todas las normas sanitarias establecidas en el marco del Covid-19.

Los agasajos se dieron en el Buen Pastor, Juana María de Lara de Ciudad del Este, Serafina Dávalos de Coronel Oviedo y en las penitenciarías regionales que cuenta con pabellones para las mujeres privadas de libertad (MPL)

A comparación de años anteriores, la celebración esta vez estuvo marcada por el distanciamiento de familiares por medidas de prevención del COVID-19, aunque ello no restó que los festejos se dieran en medio de un gran almuerzo, música, concurso de bailes, poesías y regalos.

La celebración en los centros penitenciarios inició con un desayuno y el mejor ánimo de las MPL que resaltaron la entrega, cariño, paciencia y dedicación que honra a cada madre y por las cuales buscan encaminarse en los distintos programas de rehabilitación y reinserción social del Ministerio de Justicia.

Al mediodía un almuerzo que convocó a compartir alrededor de una mesa fue el punto coincidente entre las MPL que viven en los distintos Centros Penitenciarios para Mujeres y Penitenciarías Regionales.

Además de concursos de baile moderno, poesía y números folclóricos, en el Buen Pastor se coronó Miguelina López como Mamá del año, como primera princesa salió Celsa Lezcano y segunda princesa Edith Picco.

En el Centro Penitenciario para Mujeres “Juana María de Lara” fue electa Miss Mamá, Sinforiana Isazi

 

Afirman que el Estado abandona al obrero mientras crece el hambre

Eduardo Ojeda, dirigente de la Corriente Sindical Clasista aseguró que aunque la pandemia de coronavirus haya generado una situación económica complicada, en Paraguay es peor porque el gobierno se luce por su ausentismo.

"​La situación empeoró para la clase obrera", afirmó Eduardo Ojeda a Radio Universo 970 AM.

El dirigente obrero aseveró que se agravaron las condiciones de los trabajadores. "A todo eso, no tener trabajo hace que se enfrente la pandemia en malas condiciones", indicó.

Sostuvo que "el modelo económico que rige en Paraguay provocó que el golpe sea más fuerte" y que en esa coyuntura, "la pandemia generó una situación catastrófica".

"Hay casi 250.000 trabajadores desocupados según informes oficiales y casi setecientos mil en la franja de formalidad, con acceso a IPS", añadió.

Eduardo Ojeda aseguró que "el Estado está en total ausencia" y sin brindar garantías de seguridad a la clase trabajadora para que pudieran sortear la crisis sanitaria.

"El Estado no llega a un apoyo ni del 30%. Hay otros cien mil trabajadores con IPS que están formalmente cesados en sus contratos y son situaciones graves, que se empeora aún más con la falta de equipos de bioseguridad para los médicos, lo que es lamentable", manifestó.

Insistió en que "lo que nos preocupa a nosotros es que cuando se instale la pandemia con fuerza serán más los despidos. Más de dos millones de trabajadores están en paro".

"El Estado no asume esto, genera duda en la ciudadanía con la corrupción, nos deja en situación de abandono, entonces tenemos que prepararnos para la rebeldía. Estamos pasando hambre", aseveró.

Eduardo Ojeda contó que "presentamos al presidente del Congreso, la Comisión de Presupuesto y a la ministra de trabajo una ley de emergencia laboral, pero nos ignoraron".

"Apuntamos a que el Estado debe garantizar el salario mínimo para los trabajadores formales, despedidos y suspendidos. Y a los informales otorgar el 75% del salario mínimo", indicó.

Recordó que el Estado tiene una deuda con IPS de 500 millones de dólares y que se puede negociar. "Esa deuda histórica el IPS puede fondear y subsidiar a los trabajadores que están en la formalidad", refirió.

"Necesitamos gobernantes que estén comprometidos con la ciudadanía. Este gobierno es antipatriota y viene del fraude, sin moral y sentimos que esto no va a cambiar", consideró.

 

Prevén que la generación de nuevos empleos en Paraguay empiece en el 2021

El efecto del coronavirus en Paraguay dejó en el mercado laboral más de 100.000 suspensiones temporales de empleo y unos 10.000 despidos entre marzo y abril, sin perspectivas de crear nuevos puestos laborales hasta comienzos de 2021, según dijo la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo.


Fuente: EFE

“Este año no vamos a poder hablar de nuevos empleos. Podemos hablar de protección, de recuperación del empleo a través de la reactivación, pero no vamos a poder hablar de generar nuevos empleos”, comentó en una conversación con la agencia internacional EFE.

Hasta llegar a 2021, el Ministerio de Trabajo cuenta con un cronograma de tres fases para evitar la destrucción de más puestos de trabajo, proteger los existentes y recuperar los que quedaron suspendidos desde marzo, cuando se decretó la cuarentena sanitaria para frenar la expansión del coronavirus en el país.

La primera etapa “de protección del empleo” arrancó en marzo y se prolongará hasta junio, con “todas las medidas establecidas por la ley de Emergencia” y las “compensaciones económicas para trabajadores formales e informales”.

Con esta fase inicial se está solapando la segunda, la de reactivación, que comenzó, en parte, el pasado 4 de mayo con la “cuarentena inteligente”, como el Gobierno se refiere a la retirada paulatina de las restricciones sanitarias.

No obstante, el calendario de Trabajo marca su inicio oficial en junio, cuando ya esté más avanzada y consolidada la “cuarentena inteligente” y “esos sectores que dejaron de operar puedan volver a la actividad (...), siempre que el Ministerio de Salud permita ir accediendo a más reactivación”.

“Hasta el año que viene, a partir de enero, creemos nosotros que sí, que ya superada la crisis, ojalá superada la pandemia, podremos hablar de nuevos empleos, de la generación de nuevos empleos, siempre, por supuesto, desde un sector privado fortalecido a través de las medidas de reactivación económica”, señaló Bacigalupo al hablar de la fase de “promoción de nuevos empleos”, la última del calendario.

FORMALIZACIÓN ATRACTIVA

El objetivo de Trabajo para enero de 2021 no es solo fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo, sino implantar la formalidad en un país en el que la tasa de informalidad laboral ronda el 65 %, según los datos de la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (DGEEC).

Bacigalupo reconoció que Paraguay ya mostraba “una tasa bastante alta de trabajo informal” antes de la pandemia y que “sin duda, el COVID subió los índices de la informalidad”.

“Vamos a tener que hacer un doble o un triple esfuerzo en la formalización y también hacer que esa formalización sea realmente atractiva”, auguró la ministra.

Eso implicará reformas en la seguridad social que apuntarán a un seguro de desempleo y otras medidas para garantizar la cobertura médica y la protección de la jubilación, “que son los dos grandes pilares del esquema del empleo formal”.

Trabajo ya presentó al Equipo Económico Nacional (EEN) un proyecto de ley de Seguro del Desempleo, ante las perspectivas de que “esta crisis va a durar”.

“Queremos que, en un mediano plazo, Paraguay pueda contar con un seguro de desempleo que opere en ese tiempo en el que el trabajador se encuentra sin empleo y busca otro trabajo, porque uno de losrequisitos para que el trabajador pueda acceder a ese monto mensual por seis meses es que esté activamente buscando empleo y capacitándose para una oportunidad laboral”, adelantó la ministra.

La propuesta de su cartera es un año de capitalización sin aporte obrero patronal, para pasar después a una contribución “de sumas bastante bajas, teniendo en cuenta que el proyecto prevé la redistribución de ciertas sumas de dinero que hoy ya conforman el aporte obrero patronal”.

Además, el Equipo Económico Nacional también estudia otras fuentes de fondeo para garantizar este seguro de desempleo.

EMPLEO EN OBRAS PÚBLICAS

Al margen de la Ley de Emergencia aprobada poco después de decretarse la cuarentena, el Gobierno paraguayo se encuentra elaborando un plan de reactivación económica, como ha repetido en varias ocasiones el ministro de Hacienda, Benigno López, y que Bacigalupo avanzó a Efe.

“Tres pilares importantes: inversión en empleos, fortalecimiento de las medidas de protección social y mayor acceso al crédito para todas las empresas del país”, perfiló la ministra.

La inversión en empleos pasa por impulsar las obras públicas, mientras que la protección social se centrará en los programas de compensación económica y las medidas crediticias se enfocarán en inyectar mayor liquidez en el sistema bancario y fortalecer el Fondo de Garantías (Fogapy) para las micro, pequeñas y medianas empresas.

“En obras púbicas, la idea es generar más de 75.000 puestos de trabajo a través de la construcción masiva de viviendas sociales y de obras públicas en general”, proyectó Bacigalupo.

Paraguay registra 754 contagios y 11 fallecidos, según los datos publicados por el Ministerio de Salud.

 

Covid-19: Anuncian posible cierre de colegios católicos si no reciben ayuda del Estado

El Arzobispo de Asunción Edmundo Valenzuela manifestó que debido a la alta morosidad en las cuotas, los colegios privados católicos pueden cerrarse por lo que solicitó subsidio al Estado para pagar a los docentes.

Desde el Departamento Arquidiocesano de Educación Católica (Daec) informaron que la situación no podrá ser sostenida por mucho tiempo debido a la falta de ingresos, hecho vinculado principalmente a la alta morosidad de los padres en las cuotas.

La crisis sanitaria a causa del Covid-19, afecta a los colegios privados católicos por lo que corren el riesgo de cerrar sus puertas.

Por consiguiente, el Monseñor Edmundo Valenzuela solicitó un subsidio al Estado para pagar a los docentes y evitar las suspensiones de los contratos laborales y despidos.

La Daec explicó que a los centros educativos subvencionados, el Estado solo cubre los sueldos de algunos docentes.

Añadieron que ya brindaron los descuentos para todas las familias que no puedan cubrir con la totalidad de las cuotas, además de disminuir más aún los costos a aquellas personas que no pueden pagar el monto ya con los descuentos.

Indicaron que ya dieron todo tipo de reducción: por cuestiones sociales, a los becados, entre otros, y en ese sentido sostienen que necesitan ayuda del Estado para mantener el empleo y la educación.