Comisario con supuesto vínculo con 'Cucho' y su camioneta comprada "a cuotas"

Esta mañana se presentó ante el Ministerio Público, el comisario Celso Ortega, director de la Policía en Caaguazú, para su declaración indagatoria en el marco del operativo antinarco desarrollado en Alto Paraná. El mismo llegó hasta la sede fiscal en una imponente camioneta, que según su hermano es de la familia y fue adquirida a cuotas.

La fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, convocó este domingo al comisario Celso Ortega para una declaración indagatoria en prosecución a la investigación de la red de narcotráfico que se desarrolla en Alto Paraná.

“Nosotros no sabemos ni para qué estamos acá. Él se presenta por orden del comandante de la Policía”, manifestó Lelis Ortega, abogado y hermano del comisario.

Manifestó además que hasta el momento no tuvo acceso a la carpeta y que brindarán toda la información a la opinión pública, de lo que vaya ocurriendo. “El que nada debe, nada teme”, aseguró.

Lo llamativo de la presencia del comisario, fue su llegada en una imponente camioneta de la marca Dodge. Al ser consultado, su hermano aseguró que el vehículo es de la familia y que lo utilizan entre todos.

Los periodistas insistieron en consultarle acerca de la forma en que fue adquirida, a lo que el abogado respondió que “a cuotas se compran las cosas”.

Días atrás la Fiscalía allanó la Comisaría Octava de la localidad de Nueva Londres, Departamento de Caaguazú, donde el comisario Ortega es el jefe principal. Se incautaron documentos e informaciones que podrían vincular a la autoridad policial y otros uniformados, a la red de narcotráfico cuyo líder (Reinaldo Javier Cabaña, alias Cucho) fue detenido en Alto Paraná.

 

Giuzzio revela el “dolor” que le produjo a Marito saber del nexo entre Cucho y Añetete

El ministro de la Senad, Arnaldo Giuzzio, contó detalles de la investigación que posibilitó dar un duro golpe al narcotráfico en Alto Paraná, donde están implicados fiscales, policías e inclusos políticos.

En el programa La Lupa, la autoridad explicó que el principal detenido, Reinaldo Javier Cabaña, alias “Cucho”, tenía empresas legales que fue construyendo en 10 años, era de perfil bajo pero también conocido en la zona. “Era un silencio a voces su existencia en Alto Paraná, pero no es uno de los más grandes”, dijo.

Reconoció que la investigación en su contra ya inició en la anterior administración (hace seis meses), con los pedidos de informes e intervención de paquetes, surgieron los primeros nombres.

Destacó el sigilo con que se montó tanto la fase previa como el operativo en sí. “Empezó con la anterior administración por los hechos que se fueron dando, fue descubierta la participación de fuerzas públicas, fiscalía y el nexo político, cuando asumimos en agosto, le dimos forma y le comunicamos al presidente y él se sorprendió en un principio (por el vínculo con el político de Añetete) y mencionó que le dolía en el alma lo que pasó”.

Señaló en cuanto al último punto que existen datos que implicarían el vínculo del diputado Ulises Quintana con "Cucho". “Hay relacionamiento que culmina con la posesión de esa camioneta. Estamos averiguando si efectivamente estaba con intención de comprar. Es muy llamativo, porque todo la documentación dice 2008 pero el auto aparenta ser uno más nuevo, aunque vimos en Internet que en otros países se transforman para parecer nuevos”, resaltó.

MÁS POLÍTICOS

Giuzzio sostuvo que el supuesto narco no solo habría dado apoyo al legislador del bloque colorado abdista, sino que también a otros partidos políticos. “Esta generación de narcos es muy hábil, no pone los huevos en una sola canasta, eventualmente hay sospechas de que hay vinculaciones con otros sectores políticos. Eso seguramente vamos a ir viendo. No sabemos (sobre si la sospecha es fuerte)”, esgrimió.

 

Fiscal general dice que "limpiará la casa" e irá tras fiscales corruptos

La fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, brindó este domingo todo su apoyo y felicitaciones a los agentes fiscales que participaron del operativo en Alto Paraná donde dieron con una importante red de narcotráfico.

La representante del Ministerio Público, fiscal general Sandra Quiñónez, felicitó a los agentes por la labor desarrollada a lo largo de estos meses, que culminó con un resultado “sumamente exitoso” tras el operativo en el Alto Paraná.

En relación al operativo, la fiscal general expresó que no permitirá ningún tipo de presión en la investigación, por más de que los procesados sean fiscales, jueces o políticos. “No importa quien sea, nosotros vamos a limpiar nuestra casa. No les tiene que sorprender que aparezcan más fiscales involucrados”, afirmó.

Dijo además que el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, fue muy claro en cuanto a que se investigue todo, y en ese sentido lo harán. “Nosotros nos comprometimos al momento de asumir, que vamos a enfrentar al crimen organizado, al terrorismo y a la corrupción. Lo estamos haciendo”, sentenció.

 

Esposa de Cuevas cobra rubro docente mientras se pasea por shoppings

Nancy Florentín de Cuevas, esposa del presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Cuevas, no asiste a la escuela Inglaterra de Sapucai, en donde figura en planilla con dos cargos: “bibliotecaria” y “técnica administrativa”, pero cobra con rubro docente. Un equipo de GEN y La Nación confirmó que la mujer se pasea por Asunción y acompaña a su esposo a eventos públicos. Una supuesta resolución del MEC le permite ausentarse por enfermedad. Sin embargo, en el propio ministerio tienen otra resolución con el mismo número, pero con un contenido diferente.


Fuente: La Nación

Después de las prime­ras publicaciones sobre las irregula­ridades de la administra­ción de Miguel Cuevas como gobernador de Paraguarí, llegaron hasta la redacción de este equipo periodís­tico denuncias del presunto“planilleo” de la esposa del titular de Diputados en una pequeña escuela de Sapucai. Las denuncias tienen fuertes indicios de ser verdaderas, a juzgar por lo que se encon­tró en las documentaciones oficiales sobre la tarea que ejerce la señora Nancy Flo­rentín de Cuevas, los testi­monios de las autoridades del MEC, la forma en que reac­cionó la vicedirectora de la entidad educativa, lo que establece la reglamentación al respecto y la extraña apa­rición de dos documentos con el mismo número de resolu­ción del MEC.

Nancy Florentín aparece con dos cargos en la escuela N° 151 Inglaterra de Paraguarí; la de “bibliotecaria”, por la que percibe unos G. 2.327.000 en forma mensual, y la de “auxiliar técnico adminis­trativo”, por laque percibe unos G. 2.040.000 cada mes. Sin embargo, la misma apa­rece con rubro docente den­tro del organigrama del MEC. Además, supuestamente, la misma cumplía normal­mente su horario laboral en la escuela de Sapucai.

Desde febrero del 2018, Nancy Florentín tiene permiso para ausentarse mediante un recurso que se llama “cumplimiento de fun­ciones pasivas fuera del aula”. Una medida que se aplica mayormente a profesionales docentes dentro del sistema educativo paraguayo. Esto, según la resolución N° 3668 que desde el MEC facilitaron a este equipo periodístico.

Francisca Martínez, direc­tora de Asuntos Legales del MEC, habló con GEN y La Nación sobre este punto y dijo que para acceder al beneficio de “funciones pasivas fuera del aula”, la docente debe pre­sentar un certificado médico que compruebe la enferme­dad de la recurrente, a fin de acogerse a este sistema.

En el caso de la esposa del diputado Cuevas, la misma solicitó las funciones pasi­vas fuera del aulapor “Sín­drome climatérico (meno­pausia) y estrés de etiología a determinar (en estudios)” según consta en el certifi­cado médico. Martínez, que trabaja hace 30 años en los asuntos legales del MEC, dijo que es la primera vez que escucha un diagnós­tico de este tipo para soli­citar las funciones pasivas. El certificado médico fue firmado por el doctor Luis Battilana, nada menos que director médico del hospital regional de Paraguarí.

Pero el tema va más allá. El cargo de bibliotecaria se ade­cua, según el reglamento del MEC, dentro de las funciones administrativas de una ins­titución pública. De acuerdo con lo que establece la nor­mativa que regula la función docente, solamente el perso­nal de profesores puede bene­ficiarse con las “funciones pasivas”. La esposa de Cue­vas tiene rubro docente, a pesar de ejercer una función administrativa en la escuela Inglaterra.

LAS MENTIRAS DE LAS AUTORIDADES DE LA ESCUELA

El pasado jueves 30 de agosto, el equipo de GEN y La Nación llegó hasta la escuela Ingla­terrade Sapucai para ver la situación laboral de la señora Nancy Florentín. Al llegar al lugar, la situación fue llama­tiva. Lavicedirectora de la escuela, identificada como Doralicia Acuña, primero no quiso atender al equipo perio­dístico y negó el ingreso al pre­dio escolar. Después, Acuña se arrimó hasta el portón desde donde habló finalmente. Dijo que la “bibliotecaria” Floren­tín acude regularmente a la escuela Inglaterra. Incluso,aseguró que estuvo ese día en la institución educativa durante la mañana.

Sin embargo, esa misma mañana, NancyFlorentín estuvo acompañando a su esposo, Miguel Cuevas, en eldesfile por la jornada de ani­versario de la ciudad de Esco­bar, en el departamento de Paraguarí. El equipo de GEN y La Nación filmó y grabó ese acto. De hecho, toda la gente que asistió esa mañana al desfile vio al presidente de Diputados acompañado de su esposa.

GEN y LN: ¿Cuál es la situa­ción de la profesora Nancy, por qué no viene a trabajar?

Profesora Doralicia: Viene ella a trabajar, ¿quién les dijo que no viene?

GEN Y LN: ¿Ayer estuvo?

Profesora Doralicia: Sí.

Todos los días viene.

GEN Y LN: ¿Y el miércoles pasado?

Profesora Doralicia: Sí, todos los días ya le dije.

Resulta extraño, además, que la vicedirectora de la escuela Inglaterra diga que Floren­tín asiste diariamente a la escuela, siendo que, según los documentos que tienen en el MEC, la misma está con “funciones pasivas fuera del aula”. Es decir, tiene permiso para faltar.

SUPERVISIÓN EN CONTRADICCIONES

Griselda Paniagua, super­visora administrativa del MEC en Paraguarí, dijo al equipo periodístico de GEN y La Nación que en la super­visión administrativa –de la que dependen administrati­vamente todas las escuelas de Paraguarí– no recibieron ningún pedido de permiso o de “funciones pasivas” a favor de la bibliotecaria y auxiliar administrativa, Nancy Flo­rentín.

Sin embargo, Paniagua reco­noció que hay comentarios acerca de la inasistencia de la esposa de Cuevas a su lugar de trabajo. “Según los comenta­rios, asiste muy poco a la ins­titución. Pero eso se tiene que ver con los registros. Yo sólo recibo los documentos de horas trabajadas, pero ahí no puedo confirmar si ella vino”, refirió la supervisora.

Para Francisca Martínez, de la Asesoría Legal del MEC, las instancias que deben vigilar y controlar todo el proceso para que no haya “planille­rismo” son los directores de las instituciones educativas, las coordinadoras escolares, las supervisiones regionales y por último el MEC, a través de sus unidades de investiga­ción o control.

Sin embargo, Gladys Garay, de la supervisión pedadógica del MEC, dijo que justamente desde la institución le envia­ron para ver la situación de la escuela “en general”. Sobre la situación de la profesora Nancy Florentín, señaló que no está bajo su jurisdicción determinar si cumplió o no con sus jornadas laborales, alegando que están las ins­tancias pertinentes encarga­das de determinar eso. “Yo solamente me encargo de la parte pedagógica”, insistió en más de una ocasión la funcio­naria Garay.

MISMO NÚMERO PARA DOS RESOLUCIONES

La resolución es la misma, la N° 3668, pero los conteni­dos diferentes. Una de ellas autoriza a Florentín de Cue­vas a no asistir a su puesto laboral como “biblioteca­ria” de la escuela Inglaterra de Sapucai, amparándose en el recurso de “cumplimiento de funciones pasivas”, debido a que la misma está con una enfermedad. Eso es lo que indica el documento que pre­sentaron a GEN y La Nación desde la propia dirección jurí­dica del Ministerio de Educa­ción (MEC).

Sin embargo, el otro docu­mento pero con el mismo número habla de que la reso­lución N° 3668 declara de “interés educativo los cursos de capacitación, la conferen­cia de orientación vocacional, el material educativo para el estudiante y la guía didáctica para docentes; presentados por la Fundación Principios de Vida, correspondiente al área de Desarrollo Perso­nal y Social de la Educación Media”. Ambas resoluciones son del 23 de febrero del 2018 y aparecen firmadas por el entonces ministro de Educa­ción, Raúl Aguilera Méndez.

UNA “PERLA” MÁS QUE INVOLUCRA A CUEVAS

Desde que La Nación y GEN se iniciaron las publicaciones sobre irregularidades en la gestión del actual presidente de la cámara de Diputados, Miguel Cuevas, los aportes de la gente no dejaron de llegar al equipo periodístico.

La serie se inició el 9 de agosto pasado, con la primera publi­cación en la que se demos­tró que durante la adminis­tración de Cuevas se armó un esquema para engañar a comisiones o comités de barrios de Paraguarí. Pos­teriormente, otras publica­ciones de GEN y La Nación confirmaron que Cuevas nombró con cargo de direc­tores al esposo de la asistente de la fiscala que lo investigó y a uno de los secretarios del juez que sobreseyó a Cuevas justamente de la investiga­ción, a pedido del Ministerio Público.

Sin embargo, la propia fis­cala Sonia Pereira, que había pedido la desestimación de la investigación, solicitó revocar este procedimiento. Actualmente, el pedido “duerme” en los cajones del Tribunal de Apelaciones en lo Penal de Paraguarí, cuyos miembros ya fueron recusa­dos por este caso.