Fiscal con ayuda de jueza desaloja a su suegra de 70 años y desata indignación

Sorpresa e indignación generó en la localidad de Nueva Londres (Caaguazú)el desalojo y orden de detención que sufrió la señora Lidia Lopez de Smith, de 70 años y con problema cardíaco.

La orden de desalojo y de captura fue firmada por la jueza Sandra Regina Porto Varela, a pedido del fiscal Alfirio González. Este alega que su suegra esgrime comportamiento violento, lo cual torna impracticable la convivencia con la misma.

El fiscal González remitió a la comisaría local un escrito en el que conmina la ejecución de la medida al comisario y los agentes, so pena de que si así no lo hicieran, serán todos trasladados a otras jurisdicciones alejadas de sus residencias.

“Según los policías de Nueva Londres , el fiscal Alfirio Gonzalez le daba tiempo hasta el lunes para aprehender a la anciana y poner a cargo de la justicia, De lo contrario todos los policías serán trasladados por incumplir la orden de detención según los uniformados”, informó el periodista Mariano López, de la emisora 970 AM.

Vecinos de la anciana criticaron la falta de consideración del fiscal y la jueza, y a través de medios de comunicación del depatamento y en las redes sociales, pidieron la intervención del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, para someter a juicio a los mismos.

ACLARACIÓN

La jueza Sandra Porto remitió documentación a nuestro diario mediante la cual muestra que solo declaró en rebeldía a la señora Lidia Lopez de Smith, de 70 años, por no haberse presentado a su audiencia indagatoria donde se debía adoptar una medida cautelar, al solicitarse su arresto domiciliario, tras ser denunciada por sus hijos por presuntamente maltratar a su esposo.

“La audiencia se fijó para el 11 de junio. Los funcionarios me informaron que fue notificada en tiempo y forma, pero que no compareció y no justificó. Cuando el procesado no se ha presentado y no justifica, necesariamente es declarado en rebeldía y cuenta orden de captura, para que comparezca para la audiencia. Cuando ya se presenta, se extingue el estado de rebeldía”, refirió.

La magistrada explicó que la imputación por violencia fue presentada por la fiscal Gladys Torales, no así por el yerno de mujer, el fiscal Alfirio González, tal como se mencionó. “Me sorprendió e indignó esto porque no hubo decisión de desalojo. Nunca hablé con el fiscal Alfirio. Lo que haya hecho (de haber existido el desalojo) yo no presencié ni autoricé”, indicó.

Ante el involucramiento a un hecho que no tuvo participación, Porto ratificó que ya remitió los documentos al Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), para explicar lo ocurrido.

 

Otro aplauso a Linces: obligan a motociclista ruidoso a sacar su molestoso roncador

Agentes del Grupo Lince interceptaron este viernes a un motociclista que se iba de forma 'ruidosa' sobre la Avenida Defensores del Chaco. Los uniformados le instaron al joven a que saque el roncador del caño de escape de su motocicleta y lo dejaron continuar con su trayecto.

Este viernes se dio un curioso caso entre agentes del Grupo Lince y un motociclista. Éste último venía desplazándose por la Avenida Defensores del Chaco con el molestoso sonido proveniente del roncador de su caño de escape.

Los uniformados lograron interceptarlo en la zona de Cuatro Mojones y el momento fue captado en un vídeo por la ciudadana Griselda Giménez, quien destacó en su cuenta de facebook lo realizado por los Linces.

La testigo comentó a HOY Digital que los agentes pararon al motociclista frente a un taller mecánico, donde pidieron prestado las herramientas para que el joven pueda sacar el roncador molestoso.

Ante la atenta mirada de los uniformados, el motociclista culminó con el ‘mandato’ y posteriormente lo dejaron continuar con su camino.

Cabe destacar que varios municipios poseen la ordenanza que prohíbe el uso de estos roncadores, que son un verdadero dolor de cabeza para la ciudadanía, especialmente en horas de la noche.

 

Zuccolillo en terapia: 48 a 72 horas cruciales para saber como evoluciona, dicen médicos

El empresario Aldo Zuccolillo, que este jueves había sufrido un accidente cerebrovascular hemorrágico, actualmente se encuentra estable y los médicos sostienen que estas horas "son cruciales" para poder determinar un diagnóstico exacto.

El gerente de Relaciones Institucionales del diario Abc Color, comentó a la 970 AM que Aldo ‘Acero’ Zuccolillo de 89 años de edad, desde su internación pasó por un proceso donde se llegó a la estabilización de su salud y que llevará un tiempo de 48 a 72 horas, que según los médicos son “cruciales” para determinar su diagnóstico.

“En este momento la única explicación que nos dieron es que se mantiene el mismo cuadro, nada más”, expresó Medina.

Explicó además que el propietario de ABC el día de ayer se sintió mal en su oficina en el diario y pidió que se lo lleve a un centro médico. Rápidamente se lo trasladó al Sanatorio San Roque y fue ingresado a Terapia Intensiva. Ahí se le realizaron los procedimientos correspondientes y se constató el ACV hemorrágico.

Desde su ingreso al sanatorio y durante toda la tarde, se le hicieron intervenciones para estabilizarlo y desde anoche que continúa con el mismo cuadro.

Medina aseguró que no hay ningún comentario familiar de que ‘Acero’ sea llevado al exterior para continuar con su recuperación. “En esta etapa, el peligro es mayor trasladándolo que dejándolo en donde se le están tomando todas las medidas necesarias para enfrentar la situación”, sentenció.

 

Melisa dejó atrás el silencio, hace cinco años

La niña Melisa Acuña, de 15 años, fue la primera paciente en el sector público que recibió un implante coclear con el que inició un largo proceso de aprendizaje que continúa cinco años después. Sus padres solicitan que la hipoacusia sea tratada como un problema de salud pública y que existan programas que permitan la detección temprana y la rehabilitación del paciente.

“Gracias” “Te quiero mucho” son demostraciones de cariño a través del lenguaje oral que cambiaron por completo la comunicación familiar entre Melisa Acuña de 15 años, mamá, papá y hermanos. Cinco años atrás, el mundo de Melisa cambió tras varios años golpeando puertas pasando momentos buenos y no tanto hasta que finalmente llegó el momento esperado: recibir el implante coclear que permitió sacarla del silencio de la hipoacusia (disminución de la capacidad auditiva).

Un 13 de julio de 2013, en el Hospital de Clínicas, el doctor Luis Costas y un equipo de profesionales realizaron el primer implante coclear en el sector público, siendo la niña en ese entonces de 10 años la beneficiada y con quien se inició un largo proceso de rehabilitación que continúa en medio de la paciencia, el cariño de su familia y los profesionales que la siguen acompañando.

“Melisa es un milagro y ella sigue sorprendiéndonos todos los días”, afirmó Alberto Acuña, papá de Melisa. La diferencia entre el antes y después del procedimiento “es abismal” y los progresos si bien son lentos, también son seguros porque ella le pone ganas para aprender algo más todos los días.

“El paso a paso lo seguimos dando con ella en el desarrollo de su lenguaje, la pronunciación de las palabras y en la parte de la comprensión. Cuando le hablas comprende lo que le estás diciendo y la parte más complicada es el habla, ya entiende y tiene su manera de comunicarse. Sabíamos y sabemos que esto llevará su tiempo”, relata emocionado el papá.

Acuña destacó la importancia de que se haya marcado un antes y un después con el caso de Melisa porque luego de su operación se fue dando la oportunidad de que más niños también reciban el implante coclear. En los últimos cinco años fueron catorce los niños que accedieron a este cambio en sus vidas y siguen en lista de espera 35 niños. Sin embargo, lamenta que hasta el momento no se haya lograr instalar la hipoacusia como un problema de salud pública que requiere de atención especializada desde la detección temprana y la rehabilitación del paciente.

“El problema no es solo el procedimiento, se dio una solución y demostramos a las autoridades que se podía pero necesitamos un proyecto como país para que más niños accedan a este procedimiento y que se tenga un lugar donde recurrir”, agregó.

Hoy Melisa sigue sus estudios en forma particular siendo este otro obstáculo con el que se encontraron para su rehabilitación, pero a la par ella fue mostrando mayor independencia y una mayor confianza que le permite realizar actividades cotidianas. “Todo fue un cambio para la familia y estamos gozando ese milagro y vamos a seguir en la lucha juntos porque nuestro sueño de cinco años atrás se está cumpliendo”, puntualizó Acuña.