Gobierno anuncia nuevas restricciones para Semana Santa

El Gobierno Nacional anunció las nuevas medidas restrictivas que serán aplicadas durante la Semana Santa para frenar los contagios de COVID-19, entre ellas la restricción de circulación horaria con movilidad solo para “cuestiones esenciales”, la limitación de personas en los cultos, así como la suspensión de viajes al interior del país y de las clases presenciales, entre otros aspectos.

En una conferencia de prensa desarrollada esta tarde en el Palacio de López, autoridades nacionales brindaron detalles en relación a las nuevas medidas que serán aplicadas durante la Semana Santa.

El jefe de Gabinete Civil de la Presidencia, Hernán Huttemann, confirmó que se permitirá la circulación de personas de 05:00 a 20:00 horas, tal y como ya venía aplicándose con el vigente decreto, aunque reforzando los controles en las calles.

Así también, se permitirán solo los movimientos “mínimos e indispensables” para la compra de alimentos, medicamentos o artículos de limpieza.

Los sectores habilitados para operar son los comercios esenciales, la construcción, las industrias, junto con el sector gastronómico y los comercios a puertas cerradas, sin ventas al público y con entregas vía delivery.

Las excepciones establecen que continúan las funciones impostergables en las instituciones públicas, así como los servicios de salud públicos y privados. De igual manera, la asistencia a personas con discapacidad, adultos mayores, niños y adolescentes.

Los supermercados, despensas y farmacias, al ser considerados como comercios esenciales, continuarán operando durante la vigencia del decreto presidencial. En el caso de los comercios no esenciales, podrán continuar trabajando pero sin abrir al público y bajo la modalidad de entregas a domicilio.

Para los locales gastronómicos, también se establecerá la modalidad de delivery para las entregas de comida y otros pedidos a los clientes, sin posibilidad de abrir sus puertas durante esta semana.

Huttemann confirmó que continuará la ejecución de obras públicas y obras civiles durante la próxima semana, por lo que no habrá ninguna restricción para las personas que operan en estos rubros.

A fin de asegurar la cadena de pagos a proveedores y trabajadores, se prevé que las personas afectadas al área administrativa y financiera del sector público y privado puedan acudir a sus respectivos puestos de trabajo para garantizar este cumplimiento, indicó.

La cadena logística que afecta a puertos, aeropuertos, buques, líneas marítimas y transporte terrestre de carga, así como el servicio aduanero de carga y descarga, no sufrirá ninguna restricción y podrá seguir con normalidad.

Los hoteles y hospedajes permanecerán abiertos con estricto cumplimiento de protocolos sanitarios, para el alojamiento de personas que residen en el departamento y de aquellos que haya realizado reservas con anterioridad a la vigencia del decreto presidencial.

En lo que respecta al ámbito de la educación, su suspenderán las clases presenciales en todas las instituciones públicas, privadas y subvencionadas, pasando netamente a la modalidad virtual.

En el ámbito del transporte público, se garantizará el servicio en Asunción y el Área Metropolitana durante los próximos días, aunque con una reducción de la frecuencia en los días feriados de la Semana Santa como ya es habitual.

Durante la próxima semana no se permitirán los pasajeros parados en las unidades del transporte público, permitiendo solo personas sentadas en los viajes.

De igual manera, se prohíbe la circulación de buses de corta, media y larga distancia que viajan al interior del país, regulados por la Dinatran.

Durante la vigencia del decreto quedarán suspendidos los eventos, encuentros y actividades de ocio y entretenimiento.

En cuanto al culto y las mismas, se reducirá a 20 personas la cantidad máxima permitida de forma presencial, todo bajo un estricto protocolo sanitario.

Los parques públicos administrados por el MOPC (Parque Guasu Metropolitano y Parque Ñu Guasu) estarán cerrados durante la aplicación del decreto. Asimismo, se establece la actividad física individual a 500 metros de la vivienda de la persona.

Durante la vigencia del decreto presidencial se establecerán estrictos controles vehiculares con acompañamiento de la Policía Nacional, las Fuerzas Armadas, la Patrulla Caminera y la Policía Municipal de cada localidad.

De momento, las fronteras con Brasil permanecerán abiertas, aunque se reforzarán los controles migratorios en los puestos fronterizos habilitados.

Las medidas entrarán en vigencia a partir de las 00:00 horas del sábado 27 de marzo y se extenderán hasta el domingo 4 de abril.

 

Confirman la circulación de la cepa brasileña en nuestro país

El ministro de Salud, Julio Borba, anunció este miércoles en conferencia de prensa la circulación de la cepa brasileña del COVID-19 en nuestro país. Actualmente son dos los casos que están plenamente confirmados.

Durante conferencia de prensa en el Palacio de Gobierno, el ministro de Salud, Julio Borba, dio a conocer la confirmación de que la cepa brasileña P1 de Manaos ya está circulando en nuestro país.

Comentó que son 2 los casos positivos que hasta la fecha han sido confirmados. Los casos correspondes a pacientes provenientes de la ciudad de Luque, según indicó el ministro.

Al respecto, a través de su cuenta de Twitter, el doctor Roque Silva, director de la XI Región Sanitaria (Central) son dos pacientes de Luque de 64 y 66 años. Ambos se encuentran bien de salud y no tienen antecedentes de viaje al exterior.

Desde hace varias semanas, las autoridades sanitarias tenían “altas sospechas” de la circulación de la cepa brasileña en el país. Sin embargo, las mismas no podían confirmarse hasta que se obtenga el informe respectivo.

 

Pasajeros de transportes públicos sólo podrán viajar sentados

Una de las disposiciones del gobierno tiene que ver con el viaje en los buses de pasajeros. En aquellos que están al amparo del Viceministerio de Transporte, ninguno podrá ir parado.

Arnoldo Wiens, ministro de Obras Públicas y Comunicaciones explicó hoy en conferencia de prensa que está garantizado el servicio de ómnibus de pasajeros públicos.

Si bien anunció que durante la vigencia del decreto habrá una frecuencia reducida, el servicio estará en funcionamiento normal, pero con restricciones.

Ellas tienen que ver con la prohibición de permitir pasajeros parados en las unidades. Habrá estrictos controles para garantizar el cumplimiento de estas disposiciones.

En lo que tiene que ver con la administración de la Dinatran, los viajes de corta, larga y mediana distancia están suspendidos durante la vigencia de las restricciones.

Se permite la circulación de los camiones de carga, de manera a que el sector agropecuario, industrial y otros sectores no se resientan económicamente.

También se cierran los parques públicos dependientes del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones. Colaborarán en los controles las FFAA, Policía Caminera y Policía Nacional.

 

Comerciantes no sienten apoyo del gobierno y no permitirán pérdida de puestos de trabajo

Eugenio Caje, de la Asociación de Comerciantes e Importadores de Paraguay afirma que así como van las cosas en el gobierno, ellos no tienen respaldo ni seguridad de que podrán sostenerse económicamente.

“Tenemos mucha preocupación e incertidumbre”, dijo Caje a Radio La Unión. El representante de los comerciantes asegura que están con temor por lo que se viene.

Al respecto mencionó que “vemos claramente que no tenemos seguridad de que el presidente quiera ayudar al sector” y que no están dispuestos a dejar a quienes trabajan en el rubro sin sus puestos de trabajo.

Contó que “varias veces intentamos hablar con las autoridades. Procuramos con el ministro de hacienda, con el titular del BCP y el mismo Mario Abdo, pero no nos recibieron”.

“No tuvo eco nuestra insistencia. No nos sentimos acompañados”, aseguró y afirmó también que “es un gran error del gobierno de querer cerrar el sector formal y por sobre todo, pagar el pato todos y de no poder seguir generando trabajo e ingresos”.

Caje explicó que las pérdidas pueden ser millonarias en el caso de volver a ser postergados. “Nuestra intención es que ninguno de nuestros colaboradores pierda su trabajo”, enfatizó.