Ministra dice que guardias con Covid-19 en cárcel de CDE siguen trabajando, "porque ellos pidieron"

Mientras representantes del Sindicato de Funcionarios Penitenciarios denuncian que los guardiacárceles que dieron positivo al covid-19 en Ciudad del Este son obligados a trabajar a pesar de su situación, poniendo en riesgo su vida y la de los demás, la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, dice que la situación se da “porque los propios funcionarios manifestaron el interés de seguir trabajando dentro de la penitenciaría, para custodiar la seguridad.

Voceros del gremio denunciaron esta mañana a las autoridades de Justicia asegurando que no se respetan los derechos de los guardias que están infectados y se los expone a agravar su situación y, además, contagiar a otras personas, al exigírseles que sigan trabajando resguardando el penal de la capital del Alto Paraná.

Pérez aseguró que la situación no fue generada por la cartera a su cargo sino responsabilidad de los mismos funcionarios positivos, quienes “insistieron” en seguir trabajando. Justificando la decisión dijo que se dispuso que los agentes que no tienen el virus sean trasladados en un vehículo especial, como si con eso se evitara la propagación de la enfermedad.

De acuerdo a la Ley de Emergencia, quienes den positivo al virus deben guardar aislamiento total por dos semanas por lo menos y hasta que el resultado sea negativo en dos muestras. Esta norma está siendo violada por el Ministerio de Justicia al permitir que los guardias dejen su cuarentena en albergues para asistir a su trabajo en el penal de Ciudad del Este.

 

Alto Paraná, el "epicentro" del COVID-19: suman 57 nuevos casos y ya son casi 700 activos

En la jornada de hoy se confirmaron 57 nuevos casos de COVID-19 en la zona de Alto Paraná. Tal y como en los días anteriores, la mayor cantidad de positivos corresponden a reclusos de la cárcel de Ciudad del Este.

En el informe brindado este lunes por el Ministerio de Salud se confirmó un considerable número de nuevos casos de coronavirus en la región de Alto Paraná.

Según el reporte del corresponsal del Grupo Nación, Gustavo Galeano, de esta cifra total unos 36 casos provienen de la penitenciaría de Ciudad del Este, con 30 reclusos y 6 guardiacárceles.

De igual manera, se detectaron unos 20 contactos con contagiados y 1 caso sin nexo, también perteneciente a la capital altoparanaense.

A la fecha, suman 691 casos activos en el décimo departamento, con 499 vinculados al ámbito penitenciario y 107 dentro de la comunidad.

Con los nuevos datos registrados, Alto Paraná sigue posicionándose como el punto con la mayor cantidad de casos de COVID-19 en todo el territorio nacional, siendo seguido por Central y Asunción, respectivamente.

La cantidad total de casos confirmados de COVID-19 en Paraguay llega a 2.191, con 16 fallecimientos y 1.080 personas recuperadas.

 

Salud baraja alternativas ante "descontrol" de los fines de semana

El Ministerio de Salud analiza aplicar restricciones los fines de semana, debido al intenso movimiento de personas registrado durante estos días.

El doctor Juan Carlos Portillo, viceministro de Atención Integral a la Salud, señaló que se están buscando alternativas efectivas desde el punto de vista del control epidemiológico.

Indicó que se pretende además que estas medidas no tengan incidencia en el relanzamiento de las actividades productivas de los diversos sectores.

Sostuvo que este fin de semana se dieron ejemplos concretos de “descontrol” ciudadano en cuanto a las medidas sanitarias.

“Si tiende a repetirse el descontrol, entonces es para preocuparse y ocuparse de la situación”, señalo el doctor Portillo en comunicación con Universo 970 AM.

Además, dijo que se está trabajando en una comunicación estratégica para llegar de mejor forma a la población en cuanto a la aplicación de medidas.

Asimismo, apuntó a un mejor control de las actividades que todavía no están permitidas.

 

Defensa costera de Pilar conoce de un sostenido avance en sus obras

Las obras de infraestructura que se llevan a cabo en Pilar avanzan sostenidamente y van adquiriendo la forma diseñada en el proyecto original.

La construcción de la costanera será de beneficio para todo el departamento de Ñeembucú, que anualmente sufre la crecida del Río Paraguay, que llega a niveles desbordantes.

El trabajo de refulado avanza gradualmente, el que servirá para preparar el terreno por donde pasará la costanera que tendrá una extensión de 7,5 kilómetros.

Con ella se detendrá la subida del río, que cada vez que lo hace sume a la ciudad en total aislamiento. Los trabajos deben culminar en 36 meses.

Al mismo tiempo se vienen ejecutando tareas de reordenamiento vial que son complementarios a esta obra que apunta a ser la más importante para la ciudad.