Posponen juicio del Papo Morales por intoxicación de medicamentos

El juicio oral y público estaba fijado para las 07:30 de esta mañana, pero fue pospuesto debido al estado de salud de Gregorio "Papo" Morales, acusado por el crimen de Robert Fabián Marín el pasado 23 de noviembre del 2020.

El Tribunal de Sentencia integrado por Federico Rojas, Fabián Escobar y Juan Pablo Mendoza, decidió postergar el juicio de Papo Morales fijándolo para las 14:30 de esta tarde.

La decisión fue asumida a raíz del grave estado de salud del acusado. Al respecto, el Dr. René Morínigo, médico forense del Poder Judicial, indicó que Morales se encontraba sedado y no lograron despertarlo para el inicio del juicio.

En ese sentido, el doctor informó que el Papo Morales se encuentra en mal estado general y dispuso su internación por fiebre y deshidratación. Detalló que al momento de su revisión médica, este se encontraba con saturación de 95% y recibía hidratación con suero a 874 cc por hora, presentaba náuseas y vómitos y una rigidez en miembros superiores e inferiores por la enfermedad de Parkinson que padece.

Tema relacionado: Padres de joven asesinado por mimado de las chicanas piden a Corte que pare las suspensiones

En efecto, el profesional recomendó el traslado de Morales a un centro asistencial, para su desintoxicación con acompañamiento psiquiátrico.

En ese orden, la abogada querellante Edelira Insemblante Álvarez mencionó que, tanto ella como el fiscal la causa, Hernán Galeano y el abogado defensor del acusado se constituyeron hasta el retén del Palacio de Justicia para constatar el estado general de Papo Morales, encontrándolo dormido.

“Solicitamos un informe detallado a la penitenciaría de Tacumbú qué día ingresó a enfermería, porque sorpresivamente un día antes del juicio este fue con un cuadro de fiebre y deshidratación. Queremos saber qué médico lo atendió, cuáles fueron los medicamentos que le suministraron para que esté en estás condiciones”, puntualizó.

Por último, mencionó que también la pareja del Papo, Cynthia Ojeda Burgos, está acusada por el crimen de Robert Fabián Marín el pasado 23 de noviembre del 2020.

Mujer es arrollada por ómnibus de la Línea 23 en el centro de Asunción

Una mujer de 66 años fue arrollada por un ómnibus de la Línea 23 en la zona céntrica de Asunción. Tras el percance, la víctima fue trasladada a una clínica periférica de IPS.

En la mañana de este lunes se reportó un caso de arrollamiento en la intersección de las calles Colón y Víctor Haedo, en la zona del microcentro de la ciudad capital.

Resultó víctima de este episodio Ana Narváez, de 66 años, quien sufrió diversas lesiones luego de ser embestida por un ómnibus de la Línea 23 - empresa TTL S.A.

Te puede interesar: Animales sueltos en las rutas causaron el 14% de los siniestros en 2023

Por su parte, el conductor del transporte público fue identificado como Arnaldo Saúl Florentín Ocampos, de 33 años, quien fue demorado por la Policía Nacional tras el percance vial.

De acuerdo al informe del canal GEN, la mujer pretendía cruzar la calle para abordar otro bus y, en ese interín, fue arrollada por el colectivo de la Línea 23.

Leé también: Nuevo asalto a estación de servicio en el este: ladrones llevaron G. 5 millones y celulares

Posterior al choque, Narváez fue asistida por paramédicos y llevada al IPS Boquerón, ubicado en inmediaciones del Mercado 4, para recibir atención médica.

Conductora choca contra un árbol tras desviar un bache

El percance vial se produjo ayer, en horas de la noche, sobre la avenida Rogelio Benítez, en el barrio Boquerón de Ciudad del Este.

Una conductora perdió el control de su vehículo y terminó impactando contra un árbol al realizar una maniobra brusca para esquivar un bache. La misma sufrió varias lesiones, por lo que tuvo que salir derivado a un centro asistencial.

Lea: Confuso incidente en el tránsito: discutieron con otro conductor y luego abandonaron su auto

De acuerdo al informe policial, Bernarda González Alfonzo (34), con domicilio en la ciudad de Hernandarias, iba al mando de su automóvil Toyota Caldina, se dirigía hacia la avenida Bernardino Caballero y, al pasar frente a la cárcel de Ciudad Del Este, realizó un desvío brusco desviar un bache.

A raíz de ello, perdió la dirección del vehículo y se estrelló contra un árbol ubicado en el paseo central de la vía, frente a la Dirección de Policía.

En consecuencia, la misma sufrió algunas lesiones, por lo que recibió primeros auxilios de parte de los bomberos voluntarios, posteriormente, la derivaron al Hospital Regional de la ciudad para recibir la atención médica correspondiente.

Lea más: Niña de 10 años abusada está en UTI: su madre, un hermano y dos adultos, acusados


Nuevo asalto a estación de servicio en el este: ladrones llevaron G. 5 millones y celulares

Delincuentes perpetraron un nuevo asalto a una estación de servicio en la zona de Alto Paraná. En esta oportunidad, se alzaron con la suma de G. 5 millones y dos teléfonos celulares.

Alrededor de las 16:00 hs de este domingo se registró un hecho de asalto a mano armada en la estación de servicio del emblema Petropar, ubicada sobre la avenida Julio César Riquelme del barrio Ciudad Nueva de Ciudad del Este.

De acuerdo al parte policial, dos hombres armados llegaron al surtidor a bordo de una motocicleta y encañonaron a los dos empleados que se encontraban de turno, identificados como Horacio Javier Peña (38) y Tatiana Modesta Segovia Giménez (21).

Te puede interesar: Ladrones entraron a robar en un instituto religioso y se alzan con objetos de valor

Posteriormente, se apoderaron de la suma de G. 5.000.000 en efectivo y dos teléfonos celulares, un iPhone 7 Plus negro y un Samsung A3 azul.

Tras lograr su cometido, ambos delincuentes se dieron a la fuga en el biciclo en el que habían llegado, una motocicleta de tipo clásico, color azul, según el informe.

Leé también: Tráfico de coca ‘onda hormiga’ en aeropuerto: caso del senador, rosca de Dinac y mulas caídas

Cabe mencionar que ninguno de los ladrones llevaba casco protector, por lo que tenían el rostro descubierto. Uno vestía una campera roja con capucha, mientras que el otro usaba una campera gris y un kepis azul, indica La Jornada.

La denuncia del hecho fue formalizada ante la Policía Nacional, que activó un operativo de búsqueda para dar con los autores, aunque hasta ahora sin éxito.