Sin agua durante días, calor extremo, hacinamiento: así son los 'infiernos' en Paraguay

El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura presentó un nuevo informe que desnuda la cruda realidad que se vive en las penitenciarias nacionales. De acuerdo con el estudio, de los más de 15.000 internos, 1.800 no tienen acceso a una fuente de agua potable durante el día en todo el país.

El comisionado del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, Dante Leguizamón, declaró que a la falta de agua potable, se le deben sumar la falta de acceso a la salud, educación y atención primaria. Existen cárceles en donde el servicio de provisión del líquido vital es solamente por horarios determinados, mientras que en algunos se observa la ausencia del mismo por varios días.

“Los pabellones más pobres son los que no acceden al agua, muchas veces deben incluso pagar para poder tener un poco de agua”, dijo a La Unión.

Según el informe, se observa un promedio diario de 14 horas de acceso al agua en todas las cárceles a nivel país. En el caso de los penales de mujeres, el 73,5% de la población tiene agua potable las 24 hs y el 100% de las mujeres tiene acceso por más de once horas al día. En el caso de los penales masculinos, sólo el 37% tiene acceso al agua durante todo el día y el 44,4% por un promedio de 12 horas.

En general, se encontró que existen casos extremos donde el 11,9% de las personas privadas de su libertad no tienen acceso al agua potable en sus reclusorios. En el caso de ellos, deben acarrear agua desde otros sectores para consumo y almacenamiento para los horarios de reclusión celular. En el polo opuesto, existe un 39,2% de la población penitenciaria tiene agua potable sin restricciones durante las 24 horas del día.

Según los datos del 2018, en Tacumbú existen 58 espacios reclusorios celulares identificados. Sin embargo, el 19 de marzo del 2019, solamente figuraban 12 sectores en los que se distribuye una población penitenciaria de 3.469 personas. En este centro penitenciaro, el 86,9% de la población tiene acceso al agua potable entre durante más de 19 horas al día, mientras que el 6,4% entre 13 a 18 horas y el 6,7% por 12 horas o menos. La situación en el Buen Pastor es totalmente diferente. El 94,2% de la mujeres privadas tienen agua potable en sus espacios de reclusión celular durante más de 19 horas al día, mientras que 5,8% entre 13 y 18 horas diarias.

La situación en la cárcel de Emboscada es incluso más preocupante. En el pabellón Hermano, a través de la autogestión de los internos y mediante el grupo religioso que administra el lugar, se logró dar solución a la problemática del acceso al agua potable con la instalación de un tanque en el techo. Las personas privadas de libertad manifestaron que hace meses no volvieron a tener inconvenientes con el suministro desde la instalación.

En Emboscada, el 39,1% de los internos tiene acceso al agua por 5 horas diarias o menos. Sólo el 22% tiene suministro de agua potable entre 6 y 12 horas diarias. Finalmente, apenas 38,9% tiene agua potable por diecinueve o más horas al día.

Desde el 2018, en las cárceles del interior del país se cortó el suministro de agua en el interior de las celdas, pasando a ser únicamente para los pabellones. Durante el periodo de recolección de datos, el MNP constató que existen canillas incrustadas en las tuberías de incendios que se encuentran en la mayoría de los pabellones y así es como se puede acceder al agua potable. Los internos deben cargar botellas, baldes o cualquier tipo de recipiente para transportar el líquido para consumo, higiene personal, limpieza de desechos de las letrinas y de las celdas.

Otro hallazgo del Mecanismo Nacional de Prevención de Prevención de la Tortura tiene que ver con la provisión de agua en las correccionales de menores. A excepción del Centro Educativo de Itauguá, todas tienen el servicio disponible sin restricciones durante las 24 horas. En este penal, el 86,4% de los internos accede al agua potable durante 6 a 12 horas diarias y el 13,6% entre 13 y 18 horas por día.

Por último, destacan que en los establecimientos penitenciarios construidos o inaugurados después del año 2000 hay graves problemas de suministro de agua potable. Así como también mostraron que los cortes en el suministro de energía eléctrica interfieren seriamente en el sistema de bombeo del líquido, especialmente en verano, cuando estas caídas son más frecuentes.

El estudio demuestra que ante mayor hacinamiento, menor es la satisfacción de la necesidad de agua potable y el crecimiento acelerado de la población penitenciaria dificulta la solución inmediata de este problema. Asimismo, para garantizar el acceso a todos los internos, se sacrifica la eficacia en áreas vitales como el sistema de combate a incendios, generando una situación de riesgo adicional.

 

Pacientes oncológicos temen que recortes en Salud afecte provisión de fármacos

Los recortes al presupuesto de Salud anunciados días pasados por el titular de la cartera sanitaria alertó a los pacientes que siguen tratamiento contra el cáncer ya que la disponibilidad de menos recursos podrían afectar la provisión de medicamentos que requieren.

Los integrantes de la Asociación de Pacientes con Cáncer y Familiares (Apacfa) solicitaron informes al Ministro de Salud, Doctor Julio Mazzoleni sobre el estado actual de la deuda por compra de medicamentos en términos financieros y las implicancias que podría tener en la provisión de medicamentos oncológicos para el próximo año.

El temor de los pacientes se acrecentó cuando se dio a conocer los recortes al presupuesto de Salud y las declaraciones de Mazzoleni con respecto al pago de la deuda y la continuidad de la compra de fármacos atendiendo que muchos son los pacientes que solo acceden a sus tratamientos a través de amparos judiciales para lograr la provisión de lo necesario.

Además solicitan los avances en cuanto a la puesta en vigencia de la Ley N16266/19 con la nómina de personas que integran la Comisión Nacional Asesora para la Atención Integral del Cáncer, institución u organización a la que representan, profesión y especialidad, también piden informe de las decisiones tomadas por la comisión o el estado de las tareas de acuerdo a lo que establece el artículo 13 de la legislación.

Los mismos datos solicitan sobre los funcionarios que integran el comité técnico interdisciplinario encargado de elaborar el Listado Nacional de Drogas Antineoplásicas y Complementarias y cómo avanzaron los trabajos al respecto.

 

Abogada de Messer entrega su teléfono y advierte: “Vengo con la verdad”

Leticia Bóbeda, abogada de Darío Messer, fue hasta el Ministerio Público para ofrecerse a colaborar con la investigación. Entregó su teléfono y anunció que remitirá a la SET los comprobantes de sus honorarios.

Tras salir de la sede del Ministerio Público, Leticia Bóbeda explicó que presentó un escrito en el que manifiesta su interés de colaborar con la investigación y que se pone a disposición de la justicia paraguaya para lo que hubiera lugar.

“Entregué el teléfono celular que es lo que me atañe a mí, porque a mí me atribuyen mensajes en donde le dan un contexto y un sentido que no son, (…) no tengo nada que ocultar, vengo con la verdad”, advirtió Bóbeda.

Responsabilizó al Ministerio Público Federal (Brasil) de manipular el contenido de su teléfono y pidió que así como el vecino país se inmiscuye en los asuntos de Paraguay invocando tratados internacionales, también la Fiscalía paraguaya comience de oficio una investigación al respecto.

Según la abogada, lo presentado por la Fiscalía brasileña está editado y armado para sostener la hipótesis que fueron construyendo en relación a la supuesta gestión de la misma para sobornar al ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, con la suma de 2 millones de dólares.

En cuanto a los honorarios que percibió como defensora legal de Messer, sostuvo que eso forma parte del secreto profesional, pero que aun así remitirá una copia a la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET).

Consultada sobre las relaciones comerciales de Messer con Horacio Cartes contestó que desconoce los vínculos de su defendido y que solamente se enfocó en su trabajo.

LO QUE DICE EL DOCUMENTO DEL MINISTERIO PÚBLICO FEDERAL SOBRE BÓBEDA

"La investigada es abogada e hija del senador paraguayo José Manuel Bobeda y habría sido sindicada por ROQUE, para DARÍO, como la persona influyente del Gobierno. De acuerdo con la autoridad policial, LETICIA habría sido contratada por DARÍO en junio del 2018 HASTA LA DETENCIÓN DE ÉL EN JULIO DE ESTE AÑO, para cuidar la situación del fugitivo en Paraguay, incluyendo un pago al ministro del Interior con la finalidad de evitar la extradición del investigado al Brasil."

 

Asume suegro de Fidel Zavala en reemplazo de Kriskovich en el Vaticano

El exsenador de Patria Querida, Alfredo Ratti, asumió como embajador ante la Santa Sede, para reemplazar a Esteban Kriskovich en el Vaticano. Desmintió que su designación sea un cupo político para la nucleación donde milita su yerno, el senador Fidel Zavala.

Alfredo Osvaldo Ratti juró este miércoles como embajador paraguayo ante la Santa Sede. Desmintió en la ocasión que su designación haya sido por pago de favores al partido Patria Querida.

“Fui candidato a embajador hace 10 años en el gobierno de Fernando Lugo, pero el presidente eligió otro. Fui fundador de Patria Querida y atribuyen que soy moneda de cambio de mi yerno, pero no es así”, dijo en charla con la prensa.

El nuevo representante contó que la primera Dama Silvana Abdo viajará en breve a Italia para un encuentro de esposas de mandatarios, pero no se reunirá con el papa Francisco. Reveló además que el presidente Mario Abdo desea ir más adelante a entrevistarse de vuelta con el Sumo Pontífice, pero que aún no estableció una fecha.

Ratti llegó a desempeñarse como senador del Partido Patria Querida en el periodo 2003-2008 y es el suegro del legislador actual Fidel Zavala.

El elegido reemplaza así al exembajador paraguayo Esteban Kriskovich, quien fue sacado porque “estaba muy por encima del plazo de misión diplomática”, según alegó en su momento Mario Abdo. Kriskovich estaba ocupando el cargo hace más de siete años y medio, cuando las misiones tienen un máximo de seis años.