UGP: “Cuando hacés un impuesto para castigar a alguien, no va a funcionar”

Para la Unión de Gremios de la Producción, toda reforma impositiva que funcionó siempre fue producto de un acuerdo entre los diferentes actores, mientras que los impuestos sacados “de la galera”, sin discusión alguna, causan un grave daño a la economía.

El presidente de la UGP, Héctor Cristaldo, explicó que la batería de impuestos que se pretende aumentar no solo afecta a la soja, sino también al trigo y al maíz.

“Tenemos que entender que toda reforma impositiva que funcionó fue producto de un acuerdo entre los diferentes actores, una reforma caída en paracaídas o impuesto parche, sacado de la galera para hacer magia y encandilar al público tiene un daño enorme a la economía”, dijo Cristaldo en entrevista con la 970 AM.

Aclaró que el gremio no rechaza la discusión, sino precisamente la intención de que se aprueben los proyectos sin antes haber debatido entre todos los sectores.

Recordó que existen cuatro dictámenes en contra y que con el nuevo parlamento hay muchos legisladores que ni siquiera leyeron el planteamiento, por lo que no podría resolverse todo en una semana.

“Cuando hacés un impuesto para castigar a alguien no va a funcionar y no vas a poder aplicar”, afirmó el titular de la UGP y señaló que cuando los esfuerzos son compartidos y todos cooperan para el desarrollo del país, no hay problemas.

 

'Atrincheran' acceso a sede fiscal y advierten: “Pueden haber peores medidas”

La Fiscalía se encuentra en huelga tras el veto del presidente Mario Abdo Benítez al pedido de ampliación presupuestaria para los funcionarios de dicha institución.

El fiscal Rogelio Ortúzar, quien está asignado al sector 1 del Ministerio Público, emitió una circular mediante la cual informó que “queda prohibido el acceso a esta sede fiscal a todas las personas y/o profesionales abogados, excepto que presenten algún documento citatorio para la fecha, esto debido a la huelga general del Ministerio Público”.

En su escrito manifiesta que se vio forzado a tomar dicha decisión, a la cual calificó de poco grata, a causa del veto presidencial a la ampliación presupuestaria para los funcionarios de la institución.


En charla con el programa Justicia al Día (Radio Uno), el representante del Ministerio Público indicó que siguen trabajando a puertas cerradas y que se restringe el ingreso a la unidad fiscal. Se permitirá entrar solo a los profesionales con citatorio.

Ejemplificó que en lo que va del año, en su unidad ingresaron más de 4.100 causas. En el 2017 y 2018, tan solo por violencia familiar se registraron 1.095 causas, pero en contrapartida solo cuenta con un psicólogo, quien ya posee citas fijadas hasta abril del próximo año.

Otúzar lamentó que se diga que solo trabajen seis horas, siendo que son más horas de labor al día.

“Cuál es la respuesta que le podemos dar a la sociedad, si nos cortan el presupuesto para hacer nuestro trabajo. Cuando las papas queman, los únicos que están, son los funcionarios de la Fiscalía, pero cuando se trata de reivindicar los derechos, ahí no se acuerdan de la Fiscalía”, cuestionó.

“Esta no es una medida de presión, porque el veto ya está hecho”, dijo. No obstante, advirtió que “esta es la primera medida, porque pueden haber peores”.

En su cuenta de Twitter, el fiscal también se descargó: “Por fin nos estamos sacando las caretas, por un lado los que defendemos las institucionalidad del MP para la lucha contra la criminalidad y por otro los que pretenden el debilitamiento para defender intereses oscuros bajo pretextos sofistas invocando la ley que no les interesa”.

“No voy a retroceder ni un milímetro en la lucha de los que trabajan abnegadamente sin horarios, feriados ni fines de semana, en defensa de aquellos que reclaman justicia verdadera victimas de delitos y personas vulnerables. #porfinnossacamoslascaretas”, esgrimió el funcionario público.

ABOGADOS NO ACOMPAÑAN

Para el titular del Colegio de Abogados del Paraguay, la medida impuesta por el fiscal Ortuzar se constituye en un acto arbitrario e ilegal. “Flaco favor le hace a la causa de la Fiscalía General. La doctora Sandra Quiñónez, como cabeza del Ministerio Público, debe tomar - inmediatamente - las medidas correctivas del caso”, dijo a través de sus redes sociales.

CÓDIGO DEL TRABAJO

El Código del Trabajo establece que está prohibido disminuir intencionalmente el ritmo de trabajo, suspender la ejecución del mismo permaneciendo en su puesto o incitar a su suspensión arbitraria, siempre que ésta no se deba a huelga declarada, en cuyo caso deberán abandonar el lugar del trabajo.

 

Principio de incendio en lavandería por un lavarropas conectado

Un gran susto se llevó el propietario de una lavandería en el barrio San Vicente, donde se registró un principio de incendio a causa de un lavarropas que quedó conectado. El sistema de alarmas se activó y se pudo evitar que el fuego se propague.

El hecho ocurrió esta madrugada, en una lavandería situada sobre la Avda. Félix Bogado y 24 de Mayo, del barrio San Vicente de Asunción, donde la gran humareda permitió activar el sistema de alarmas.

La empresa de seguro y los bomberos llegaron al sitio, donde con un extintor lograron controlar la situación.

“Dejaron enchufado, presumiblemente adentro tenía todavía ropa y agua también”, explicó a la 970 AM el suboficial Juan Caballero, de la Comisaría 14ª Metropolitana.

Por su parte, el propietario Daniel Balmori reconoció que fue una verdadera suerte que el principio de incendio no haya pasado a mayores y consideró que el sistema de alarma resultó de gran ayuda.

Los bomberos voluntarios procedieron al enfriamiento del lugar y también cortaron el suministro de energía eléctrica, por precaución.

 

Abdo se centró más en defender a exmodelo que atender temas clave

El presidente de la Repú­blica, Mario Abdo Bení­tez, a su arribo al país tras su viaje a Italia, se preocupó más en defender a la esposa de Rodolfo Friedmann, la ex modelo Marly Figueredo, y a la maquilladora de la primera dama, Mónica Alonso, que responder las inquietu­des de la prensa referente a los temas de interés ciudadano.


Fuente: La Nación

Abdo Benítez, acompañado del vicepresidente Hugo Veláz­quez Moreno y de su esposa Sil­vana López Moreira, asumió el papel de defensor y criticó a los medios que se hicieron eco sobre los reclamos de la ciudadanía en torno a la falta de necesidad de incorporar a varias personas en su comitiva y que no poseen una función en el Gobierno, como el caso de Figueredo y de Alonso.

“Yo quiero darle mi solidaridad a la señora Marly por las críti­cas. Ella no es una persona de la función pública. Se metie­ron en su vida privada. Yo no sé qué tiene este señor (Hora­cio) Cartes, contra las mujeres. Se agarró contra la senadora Blanca Ovelar, después contra mi señora”, indicó, tras dar un resumen sobre su visita al Papa y su homólogo italiano Sergio Mattarella.

El mandatario insistió en que las publicaciones sobre la ex modelo “no corresponden”. Visiblemente ofuscado, el Pre­sidente añadió: “Mi solidaridad porque no corresponde. Esto demuestra lo poco hombre que es para dedicarle tanto espacio y manosear a una mujer para­guaya, esposa de un senador. Este señor usa sus medios para atacarle a sus adversarios polí­ticos porque el ataque es para el senador Friedmann. Mi soli­daridad con la pobre maquilla­dora que fue a hacer un curso en Praga y viajó a Italia para tener la satisfacción de maqui­llar a la primera dama”.

LO QUE EVITÓ RESPONDER

Uno de los temas que Abdo Benítez evitó ayer dar expli­caciones fue con respecto a la preocupación entre los mili­tares activos por haber ava­lado por cuestiones políticas el retorno a la Armada del viceal­mirante Carlos Velázquez, hermano del Vicepresidente.

En el Silvio Pettirossi aguar­daron al jefe de Estado y comi­tiva el vicepresidente Hugo Velázquez, altos mandos de las FFAA, entre ellos el cues­tionado vicealmirante Car­los Velázquez, así como otros ministros del Ejecutivo. El Presidente se refirió además al caso de la intervención de Ciu­dad del Este y a la ampliación presupuestaria solicitada por la Fiscalía General, señalando que quiere dar el gusto a todo el mundo pero que no hay dinero.