Cambiar vidas a pesar del “freno” en educación, el desafío de AI en Paraguay

La organización global Amnistía Internacional (AI) trabaja para la promoción y defensa de los derechos humanos en 50 países en el mundo, incluyendo Paraguay donde lleva casi 30 años de permanencia. En esta nota compartimos un poco más sobre la entidad, sus desafíos y metas.


Fuente: Aizar Arar (@AizarArar)

Cincuenta y ocho años pasaron desde que en 1961 el abogado inglés Peter Benenson, lograra mediante la recolección de gran cantidad de firmas la liberación de dos estudiantes que fueron presos tras brindar por la libertad. Aquel acontecimiento marcó el inicio de Amnistía Internacional, actualmente con 7 millones de miembros en todo el mundo.

Con la investigación, al incidencia, la educación y la movilización de derechos humanos, AI activa en nuestro país desde tiempos de la dictadura, de la mano de cinco personas de manera confidencial.

“Documentaban casos y remitían en la sede central en Londres y a partir de ahí se llevaba adelante la defensa de las personas violentadas. Fueron más de 500 casos en durante el régimen”, expresa Rosalía Vega, Directora Ejecutiva de AI en Paraguay.

A lo largo de los años y ya en la era democrática, la organización sigue enfrentando diversas dificultades para impulsar la defensa de los derechos humanos, como los grupos conservadores o fundamentalistas que, a palabras de la directora, actúan con aquiescencia del Estado, fomentando discursos del odio.

“La labor de Amnistía Internacional se centra en exigir a los Estados que cumplan en su rol de garante de los derechos humanos, el trabajo va relacionado a crear políticas públicas, en ese ámbito realizamos varias acciones, en la que entran movilizaciones, sentatas y marchas, en las plazas y oficinas de autoridades”, comenta María José Garcete, Gerente de Acción de AI.

Los derechos de las niñas y niños, de las mujeres, el de los pueblos indígenas y la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros/ transexuales e intersexuales), son algunas de las principales preocupaciones de la organización. “La meta de Amnistía es el cambio en la vida de las personas que están siendo violentadas en sus derechos”.

Ambas destacan la solidaridad internacional: “Cuando en Paraguay pasa algo, miles de activistas se movilizan en el mundo”. En ese sentido AI también se ocupa de formar defensores y defensoras de derechos humanos, para ello imparten educación en derechos humanos, talleres, charlas y en colegios y universidades.

Así también, recurren al arte como herramienta fundamental para extender su mensaje y hacer activismo, a través del teatro y sus exponentes principalmente. “Nos ayuda a amplificar las voces de las víctimas”, dice Rosalía.

Vega y Garcete cuentan que cada caso en los distintos países requiere de un proceso de investigación y en lo que hechos respecta, recientemente se dio uno al que consideran paradigmático. Se trata de la presentación de la Acción de Incostitucionalidad con relación de la resolución de la Junta Municipal y el Intendente de Hernandarias, Rubén Rojas, de prohibir la manifestación de la comunidad LGBTI en la ciudad.

Esta acción representa el primer litigio de Amnistía Internacional en Paraguay.

“Nos quieren echar del país, pero AI va a estar siempre al lado de las personas que necesitan, no distingue orientación religión, edad y raza. Paraguay no puede seguir negando derechos a las personas”, remarca María José.

Rosalía resalta la importancia de las personas conozcan los mecanismos para recurrir ya sea a nivel nacional e internacional en caso de no encontrar justicia. “En Paraguay tenemos un freno en la educación. Es una obligación del Estado garantizar la educación sobre derechos con un enfoque de igualdad y sin discriminación, basada en la ciencia y no en la cuestión religiosa”.

Uno de los grandes desafíos de AI nuestro país es la restitución de los derechos para los pueblos indígenas, la cual se da por la falta de prioridad por parte de los sucesivos gobiernos, además de los derechos de las niñas y los niños. “El Estado paraguayo no está pudiendo prevenir casos de abusos sexuales en menores”.

La ciudadanía puede ser parte de Amnistía Internacional y sumarse al activismo. Están disponibles distintas plataformas como las redes sociales y el sitio web.

“Los estados tienen que tomar decisiones difíciles pero lo tienen que hacer porque tienen que comprender que su acción u omisión tienen efectos de manera de directa en la vida de la gente”, finaliza Rosalía Vega.

 

Confeccionistas hacen frente a la crisis con un Congreso Internacional de Moda

Ante la difícil situación que atraviesa el gremio de los confeccionistas industriales, se realizará un Congreso Internacional de Moda este jueves 24 y viernes 25 de octubre, de 8:30 a 13:30 en el Centro de Convenciones del Mariscal, durante la actividad Crea+Py.

El gremio de los confeccionistas industriales aboca sus esfuerzos a elevar su nivel de competitividad, por ello vuelve a apostar fuertemente a la capacitación, ya que las exportaciones en prendas de vestir cayeron un 11,21% hasta septiembre de 2019, en comparación al mismo periodo del 2018.

“Es un evento de actualización sobre temas de tendencia o lo que está hablando el mundo de la moda a nivel global. De hecho, somos un grupo comprometido con el desarrollo sostenible, por lo que buscamos buenos disertantes para hacer llegar al público las herramientas necesarias para competir en este sector”, explicó a nuestra redacción Eva Torales, Gerente de Capacitaciones de la Asociación Industrial de Confecciones del Paraguay.

En esta ocasión contarán con la presencia de Ignacio Archaín (Argentina), directivo de la marca “La Martina”, quien hablará sobre su experiencia con la marca que logró una colaboración con Maserati; Nicola Guerini director del Milano Fashion Institute de Italia para disertar sobre las nuevas estrategias de branding y la conexión con el lifestyle.

Desde Brasil, llega la consultora de moda Lilian Tozzatto, quien disertará sobre cómo analizar al consumidor de la marca y alinear las estrategias de comercialización de productos con dicho conocimiento. Además, María Ezcurra, especialista en Comunicación de Moda y Lujo disertará sobre herramientas para trabajar el branding desde lo local y estrategias para hacer premium a una marca.

“También la artesanía y todo lo que refiere a la identidad paraguaya, tiene mucha repercusión en el mundo y es uno de los que se posiciona internacionalmente. Este congreso tiene como objetivo reforzar la mirada local a fin de enfrentar los desafíos del mercado global, así como también reafirmar el compromiso en pos de sostenibilidad de la industria local”, manifestó Torales.

Por otra parte, puntualizó el propósito de dicha actividad. “Queremos brindarles estrategias de competitividad a las marcas, a las empresas, a la industria en sí, la moda es un fenómeno local incluso global”, aseveró antes de exponer la situación del comprador en el mundo de la moda.

“Actualmente el consumidor está más conectado y accede con más rapidez. Por sobre todo su preferencia de consumo cambia, entonces las marcas tienen que adaptarse a los cambios y a las nuevas formas de trabajo”, concluyó.

 

Kachibot, el invento de universitarios para facilitar enseñanza del guaraní a los niños

La idea arrancó como un simple proyecto universitario pero tuvo tan buena aceptación por parte del público que ahora planean impulsarlo como un método de apoyo educativo en las escuelas. Se trata de “Kachibot”, el robot que ayuda a los niños a aprender guaraní.

Sergio Román, Fernando Antúnez, Diego Dacak, Alejandro Candia y Marcelo Enciso son estudiantes de la carrera de Ingeniería en Electrónica en la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (UNA).

En el marco de la Exposición Tecnológica y Científica (ETyC), desarrollada hace una semana en dicha casa de estudios, estos cinco alumnos presentaron un interesante proyecto que se robó la atención de todos los presentes: el “Kachibot”.

Se trata de un pequeño robot fabricado con piezas impresas con tecnología 3D que fue desarrollado para el aprendizaje didáctico del idioma guaraní en el nivel inicial. En este caso, los usuarios (niños en edad escolar) tienen la posibilidad de interactuar con él a través de una aplicación móvil desarrollada especialmente para conectarse a través de Bluetooth.



El Kachibot -nombre que se origina de la fusión de “Cachique” y “robot”- está programado para detectar la presencia del usuario y realizar movimientos variados, pudiendo emitir sonidos de más de 500 palabras pronunciadas correctamente en guaraní, mostrando además la escritura correcta de las mismas.

De igual manera, los niños podrán acceder de manera práctica a las diferentes secciones de aprendizaje y de juegos relacionadas al plan de estudios del nivel inicial en el área del Guaraní, como por ejemplo el abecedario (achegety), números, animales, colores, frutas, etc.

Marcelo Enciso, uno de los estudiantes involucrados en el proyecto, en entrevista con HOY comentó que para ellos fue una grata sorpresa el enterarse que, además de tener gran aceptación del público al momento de su presentación, su invento había sido destacado por varios medios de comunicación que se hicieron eco de la noticia.



Según mencionó, la repercusión fue tal que inclusive ya pautaron una reunión con autoridades del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) con el fin de ver la posibilidad de introducir al Kachibot de manera oficial en las aulas, aunque para lograrlo aún queda un largo trecho por recorrer. “Estamos tocando puertas para ver si se da”, apuntó.

El universitario refirió que la creación del robot tuvo su trabajo e implicó una considerable inversión, que ronda los G. 900.000, pero que no es algo imposible de hacer, sobre todo si se tienen los conocimientos e ideas suficientes para llevarlo a cabo.

Enciso adelantó que la idea a futuro es incluir actualizaciones y enfocarse también en la enseñanza de otras materias como castellano, inglés o matemáticas para los niños, así como incorporar niveles superiores de aprendizaje.

 

Una Drag Queen en la UNA: "Señorita Bello" causó furor en los Juegos Universitarios

La inauguración de los juegos universitarios de la Universidad Nacional de Asunción en el SND Arena motivó a Esteban Mendoza, estudiante de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte, a presentarse en el escenario como Drag Queen. El joven conversó con HOY sobre su performance.

Esteban cursa el segundo año de Diseño Industrial, junto a sus compañeros y alumnos de otras carreras prepararon la temática y coreografía, ya que el tema elegido fue “Cabaret”. El joven de 23 años sugirió a sus compañeros incluir en el show una Drag Queen.

“Me surgió la idea porque el tema se prestaba y además era una forma de mostrar esa parte de la comunidad LGBT, que de repente no tiene tanto destaque pero que va surgiendo. Desde el inicio fue buena la aceptación, mis compañeros me apoyaron totalmente”, expresó.

Mendoza salió a la pista de baile vestido de su personaje “Señorita Belo” al ritmo de 'Show Me How You Burlesque' de Christina Aguilera. “Mi presentación fue coreografiada y en parte improvisada, pero desde que salí empezaron los aplausos. La experiencia fue demasiado gratificante, porque tuve el apoyo de toda la facultad, mi familia e incluso de personas que ni conocía”, manifestó.

Señorita Belo nació en una fiesta de Halloween de su facultad, cuando a él y a su grupo les tocó disfrazarse de los personajes de las chicas superpoderosas y en la ocasión, el joven interpretó a la conocida asistente del alcalde y desde entonces adoptó ese nombre.

“Más que nada el drag es una expresión artística donde cualquier persona perteneciente a la comunidad puede expresarse de lo que es este concepto, es llevar la femineidad a una forma exagerada, pero no es una burla a la mujer. Las drags son artistas, hacen baile y canto”, explicó.

“Llevé el drag a un escenario donde la gente no está acostumbrada a ver, incluso muchos ni siquiera saben lo que es el drag. Llegar al escenario de la UNA es realmente importante, para que de a poco se vaya normalizando nuestra presencia dentro de la sociedad”, agregó.

Por otra parte, Esteban reconoció que si bien la comunidad LGBTI recibe el apoyo de la FADA, no pasa lo mismo con otras facultades de la Universidad Nacional de Asunción, “eso hace que muchos alumnos se sientan cohibidos por no poder expresarse, sienten que no tienen esa libertad”, puntualizó.

Su presentación en la inauguración le inspiró a seguir como Drag Queen. “Lo volvería a hacer, capaz y no tanto en los juegos universitarios porque ya se vio, repetir esa fórmula ya va a estar gastada, pero puede surgir algo nuevo en otro formato. De hecho tengo planeado hacer algo parecido pero ya en fiestas drags que se realizan en Asunción”, finalizó.