Peña tilda de “miserable” la expulsión de senadores liberales

El presidente de la República, Santiago Peña, calificó de “miserable” la decisión de la convención liberal de expulsar a los cuatro senadores y recordó además que él estuvo 20 años afiliado al Partido Liberal.

En entrevista con la prensa, el mandatario Santiago Peña se refirió a la expulsión y exclusión del padrón partidario por 20 años de los senadores Dionisio Amarilla, Noelia Cabrera, Hermelinda Alvarenga y Édgar López, quienes no acataron el mandato imperativo de su partido político, pese a que no existe dicha figura.

“Hemos ganado 15 de las 17 gobernaciones y hemos ganado por voto popular y por mandato popular mayoría en ambas Cámaras del Congreso. No nos quedamos con esa mayoría, salimos a construir una mayoría y hemos sumado a diputados y senadores de otros partidos políticos que hoy de una manera miserable fueron expulsados de un partido centenario como es el Partido Liberal, por el simple hecho de apoyar iniciativa del Gobierno, por haber apoyado iniciativas justamente que le van a permitir progresar al Paraguay”, esgrimió.

El mandamás sostuvo que, no comparte la visión de una oposición que solo se opone y no acompaña, ya que a su parecer este bloque opositor puede ser un contrapeso y aportar ideas a favor del progreso del país.

“Si hay alguien que se puede dar el lujo de hablar en estos términos, soy yo. Estuve afiliado al Partido Liberal por veinte años y lastimosamente como muchos jóvenes liberales que no vieron una opción para poder resolver los grandes problemas que tiene el país, salí y decidí afiliarme al Partido Colorado, donde sí veo a un partido político que quiere construir un Paraguay para todos los paraguayos”, defendió.

Nota relacionada: Convencionales liberales expulsan a cuatro senadores

Filtraciones a delincuentes: Senad, Dinac y Policía de la era Abdo, ‘bocinas’ del crimen organizado

Las filtraciones de servicios de inteligencia a jefes del crimen organizado han permeado las instituciones claves para el combate a la criminalidad.

El senador Rubén Velázquez dijo que las filtraciones de datos desde entes estatales para la delincuencia será uno de los principales tópicos que abordarán con el ministro de la Senad, Jalil Rachid, en la reunión que mantendrán el lunes próximo con legisladores en el Parlamento.

El parlamentario sostuvo que, los últimos episodios en que quedaron al desnudo la relación política con el submundo de la mafia, ponen al país al borde de una crisis de seguridad.

“Aquí hay muchas interrogantes, aquí hay muchas cuestiones que empiezan a preocuparnos. Es una situación sumamente delicada y sumamente grave. Veo yo que, lastimosamente, está permeando en nuestras instituciones el crimen organizado”, dijo Velázquez en comunicación con la 730 AM. Agregó que es menester poner freno a ese avance de la criminalidad, y para ello es clave la cooperación de poderes del Estado.

En la agenda sobre seguridad, que servirá de marco a la reunión de Rachid con los congresistas, además del caso filtraciones de la Senad a Tío Rico, están igualmente otros episodios similares que se detectaron.

Uno de estos es el que se dio en el seno de la Interpol, en donde desactivaron órdenes de detención contra Sebastián Marset, una maniobra que permitió al narco trasladarse por el extranjero, sin que se pueda detenerlo.

Es noticia: Condenan a motochorro que mató a Policía sobre Avda. San Martin

A estos se suman otra “intoxicación” de entes por parte del crimen organizado, y el relacionado a la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac). Esta entidad cuenta con recurrentes casos de “vista gorda” al transporte vía aérea de cocaína y armas.

La rosca de la Dinac era el bastión de la prófuga de la justicia, Dalia López, quien se sumió a la clandestinidad tras el caso pasaporte falso a Ronaldinho, un esquema que enlodó a su vez a la Policía Nacional.

Te puede interesar: Especialista habla del cuidado de los riñones en la vejez

Por visitas sexuales y otros ‘beneficios’, Rotela, pastor Insfrán y 17 reos más van a huelga

El titular de la Dirección Nacional de Penitenciarías, Coronel (SR) Rubén Peña, confirmó que 19 presos de la cárcel de alta seguridad de Emboscada están en huelga de hambre.

“Son 19 reclusos, de un total de 23 que actualmente se encuentran en el penal, los que realizan esta medida de fuerza”, señaló el alto funcionario a la 1020 AM.

Apuntó que, los reos piden que les permitan de vuelta el beneficio de usufructuar las “privadas” (visitas sexuales), así como aumentar el tiempo de duración de las visitas de familiares y abogados.

Se supo que el pastor acusado de narco, José Insfrán, fue el impulsor de la huelga, a la que sumaron Armando Javier Rotela y 8 de sus secuaces, así como uno de los hermanos de Reinaldo Cucho Cabaña, preso por acusación de tráfico de estupefacientes.

Te puede interesar: Militares en el sur, una cuestión de defensa nacional y protección ciudadana

El director Peña subrayó que el ente a su cargo estableció el protocolo que se estila para estos casos, entre los que se menciona la provisión de asistencia médica para los huelguistas, así como lo que los profesionales pidan para asistir a los internos.

El penal de alta seguridad de Emboscada es el primero de esta modalidad carcelaria, que impone las nuevas reglas. Entre estas están la eliminación de las privadas, reducción de las horas de visitas de familiares y los abogados defensores, mínimo contacto con guardiacárceles, etc.

El nuevo trato apunta a desmontar completamente el esquema que convirtió a las cárceles en verdaderos “puestos de comando” de jefes criminales. Una muestra de ello, Javier Rotela, puso en vilo la seguridad del país, estableciendo una oficina de hecho de capomafiosos que, demás de gozar de amplios privilegios, imponían desde los reclusorios, sobre comercialización de drogas y de asesinatos por encargo de personas que les importunaban sus negocios o relaciones personales.

Te puede interesar: Lugo cumple 73 años y responde si volverá a la política

Lugo cumple 73 años y responde si volverá a la política

En el día de su cumpleaños, el expresidente de la República y exsenador, Fernando Lugo, mencionó que se encuentra bien de salud y señaló que le sería muy difícil volver a la arena política.

En una entrevista con la radio 780 AM, el exmandatario Fernando Lugo expresó que se encuentra bien y agradeció la preocupación de la gente por su salud, lo cual dijo que considera grandioso.

Consultado sobre una eventual vuelta a la actividad política, respondió que ya es muy difícil que retorne y que quiere seguir con su vida desde donde está actualmente. “Es muy difícil, el ambiente es muy diferente, poder compaginar de nuevo con todo el eje, el espectro político. Ya estoy preparado para seguir la vida donde me tocó vivir”, sostuvo.

Por su parte, el Dr. Jorge Querey, médico de cabecera del expresidente, indicó que la expresión del paciente sigue siendo un inconveniente, con escasa o leve mejoría. “Habla más claramente, pero siempre con frases cortas. Cuando se extiende un poco la expresión, no se le entiende tanto”, comentó.

Nota relacionada: Lugo retornó de Cuba: “Camina, come, se baña en pileta y escribe con mayor facilidad”

Hace 10 días, el expresidente y exsenador regresó a Paraguay después de recibir un tratamiento de rehabilitación en Cuba, como parte de su recuperación del accidente cerebrovascular (ACV) que sufrió en agosto de 2022. Además llegó a superar el cáncer, en el pasado.