A 10 años del feminicidio de Teresita Lichi

El pasado 17 de abril se cumplieron 10 años de la muerte de la estudiante Teresa Lichi, asesinada por su ex novio el abogado Guillermo Saúl Duarte, quien en un arrebato de celos la mató e hizo desaparecer su cuerpo por meses, hasta que la naturaleza le pasó una mala jugada al homicida para que el caso fuese descubierto.

Teresita Lichi, como era conocida la joven, vivía en la ciudad de Coronel Martínez, departamento de Guairá, el 17 de abril salió de su casa con destino a la Universidad Católica, ubicada en Villarrica. El viaje de unos 20 kilómetros lo hacía la muchacha a diario con la ilusión de terminar una carrera universitaria.

Con solo 20 años, Teresita era una joven con un objetivo bien definido, el ser alguien en la vida, se había propuesto que nada y nadie se iba a interponer entre ella y su sueño universitario. Pero Lichi desde hacía un tiempo inició una relación sentimental con el abogado Guillermo Duarte, ya mucho mayor que ella. Como toda historia de amor, la misma empezó con mucha ilusión, pero con el correr de los meses Teresita se dio cuenta que el hombre era muy posesivo y celoso, eso antes que ayudarla a lograr terminar la carrera, lo único que hacía era obstruir su progreso como estudiante. Por esa razón es que a finales de marzo de 2012 la joven decidió cortar la relación con Duarte. Le explicó los motivos, pero el abogado no quería perder a su amada, por lo que insistió en seguir el noviazgo.

Teresita Lichi, pese a sus cortos 20 años, era una de carácter fuerte y le hizo saber a Guillermo que la relación terminó. El abogado no quiso escuchar razones e intentó una y otra vez volver a la relación, sin éxito.

Guillermo Duarte, pasó semanas pensando cómo poder recuperar el amor de la joven, pero al no encontrar solución, tomó la peor decisión. Cuando ese 17 de abril Teresita salió de su casa para ir a la facultad, fue interceptada por su ex novio. De ahí en más sólo podemos conjeturar lo que ocurrió.

Tal vez Duarte por última vez le pidió volver a Teresita y ante la nueva negativa, el abogado ya tenía pensado matarla. Solo esperó escuchar el último “no” y fue entonces que mató a la joven. Según se supo la golpeó repetidas veces en la cabeza con la culata de un revólver y la mató.

Desaparición 

Teresita no regresó a su casa esa noche del 17 de abril. Como era de esperarse la familia se preocupó, ya que nunca antes la muchacha había faltado a su casa, sin avisar. Al día siguiente comenzó la gran preocupación, se averiguó en la facultad y la joven nunca llegó. Se radicó la denuncia policial y se comenzó a buscar a la estudiante.

Como ocurre en todos estos casos el primero en ser interrogado era el novio o ex novio en este caso. El abogado dijo que no veía a Teresita hace días, pero que la última vez que habló con ella, le comentó su intención de ir a trabajar a Asunción. Hábilmente el abogado sembró esa situación, para que no se piense en un crimen. Sin embargo la familia Lichi nunca creyó esa versión, ya que Teresita jamás comentó tal cuestión, ella estaba enfocada en su carrera universitaria.

Pasaron los meses y todos ya hablaban de un trágico final y sindicaron al ex novio como la persona que más sabía de lo ocurrido, pero el abogado negaba saber del paradero de Teresita, es más decía que nunca más la joven le contactó. Muchas manifestaciones se realizaron en el departamento de Guairá para dar con la joven universitaria.

Herminio González Cristaldo, era un hombre que tenía una finca en la compañía Potrerito, en el distrito de Ñumí, departamento de Guairá y se dedicaba a la cría de ganado.

El 7 de julio de 2012, se estaban por cumplir tres meses de la misteriosa desaparición de Teresita, cuando a eso de las 16:30 estaba cayendo la tarde y Norma Escobar, esposa de Herminio fue a buscar a sus vacas para llevarlas al corral. Algunas se alejaron del sitio de pastura y fueron hasta la zona de un arroyo, hasta ahí fue la mujer quien trató de estirar a un animal que estaba entretenido con algo que encontró.

La mujer miró y vio que la vaca sacó unos huesos. Rápidamente fue a avisar a su esposo, quien vino a verificar la situación y efectivamente había varios huesos rotos en el lugar, pero no parecían restos de otro animal, por lo que informaron a la policía.

Una patrulla con agentes llegó al sitio y al verificar la denuncia encontraron más huesos y ya dieron con un cráneo humano a l que le faltaba la parte de la mandíbula. En ese tiempo se estaba buscando a Teresita, se creyó que esos restos podrían ser de ella. Después de ese hallazgo se iniciaron los trabajos de excavación para buscar más huesos y se logró rescatar unos cuantos más.

Con la intervención fiscal, los restos fueron recuperados y llevados al Laboratorio Forense del Ministerio Público, tras unas semanas una prueba de ADN confirmó el peor final, el cráneo y los otros huesos eran de Teresita Lichi.

La policía confirmó que los huesos encontrados fueron traídos por la corriente del arroyo y siguiendo aguas arriba estaba una propiedad del abogado Guillermo Duarte. Según se supo las grandes lluvias que se dieron en esos días pudo haber arrastrado los restos óseos. Con esta pieza clave se ordenó la detención de Guillermo Duarte, como el principal sospechoso de la muerte de su ex novia.

Ya la fiscalía con el correr de las investigaciones logró armar la trama de esta terrible historia. Para la fiscalía lo que ocurrió fue lo siguiente: ese 17 de abril Duarte interceptó a Teresita, para hablar. La joven se negó a la propuesta y fue reducida, el hombre la llevó hasta su establecimiento ubicado en Ñumí, donde la mató, luego fue hasta la zona del arroyo donde enterró el cadáver. La policía en los meses en que Teresita estaba desaparecida allanó el inmueble del abogado en busca de la universitaria y no encontró nada.

El cuerpo fue llevado lejos de la casa principal para ser enterrado, pero con lo que no contó Duarte fue que en la época de lluvias las aguas iban a llevar hasta el arroyo los restos óseos que finalmente fueron encontrados.

El juicio contra Guillermo Saúl Duarte, se inició en el 2016, luego de superar una serie de chicanas. La fiscalía tenía una serie de pruebas que iban a demostrar la culpabilidad del único acusado, pero esos documentos iban a ser apuntalados por más de 50 testigos que se subieron al estrado a contar que Duarte, era una persona posesiva, celosa y violenta, que fueron los motivos por los que Teresita Lichi decidió poner fin a la relación.

La fiscalía representada por María Unger y Noela Soto, pidieron la condena de 30 años de cárcel, más 10 años, como medida de seguridad para Guillermo Saúl Duarte, sin embargo el Tribunal de Sentencia integrado por Paternio Vera González, José Dolores Benítez y Nancy Roa Rojas, resolvió condenar al acusado a 23 años de cárcel.

Como era de esperarse la sentencia fue apelada y en octubre de 2018 un Tribunal de Apelación de Villarrica confirmó la pena para Duarte en todos sus términos. Duarte recurrió a la Corte pidiendo la nulidad de las resoluciones de primera y segunda instancia, pero el 28 de abril de 2019 la Sala Penal de la Corte integrada por los ministros Luis María Benítez Riera, Manuel Ramírez Candia y Alberto Martínez Simón, confirmó la pena de 23 años de prisión para Guillermo Saúl Duarte y dejó la misma firme y ejecutoriada.

Actualmente Guilermo Saúl Duarte, cumple diez de los 23 años de su condena.

La psicología del ‘fotopene’: Qué motiva al hombre a enviar imágenes de sus partes

Muchas mujeres son acosadas en las redes sociales de diferentes manera, pero la más desagradable es: recibir la foto del pene de un desconocido. Existen varias teorías que tratan de explicar este comportamiento presente en cierto grupo de hombres.


Fuente: Carol Salinas

Un escrache en Facebook, donde una señorita mandó ‘al frente’ a un degenerado por querer enviarle la foto de su órgano sexual como un intento básico, desesperado y de bajo recurso para ligársela, fue la motivación para buscar la respuesta a dicha acción y a las preguntas de, ¿Qué motiva a este grupo de hombres a mandar la imagen de su miembro erecto a las mujeres que les parecen atractivas? ¿Será que con el avance de la tecnología el método de conquista se redujo a solamente enviar fotos no solicitadas?

Esta situación, sumamente incómoda y desagradable, de seguro le pasa a la mayoría de las mujeres, porque quién querría recibir semejante imagen sin permiso, consentimiento, conocimiento y para colmo de alguien desconocido, que incluso es considerado como ciberacoso.

Para adentrarnos a la mente de estos hombres, la psicóloga Paola Zapata explicó en HOY/Nación Media que este grupo envía fotos de sus genitales a mujeres que ni conocen y jamás ni siquiera han entablado una conversación, entonces, ¿Cuál es la necesidad? -muchas se preguntan – porque generan una gran incomodidad.

Algunas teorías que podemos mencionar son:

“Muchos hombres perciben de una manera errónea el interés y en su gran mayoría esas mujeres, lo que menos les interesa son sus partes íntimas como forma de primera conquista. Como muchos hombres son conquistados por los ojos, ellos creen que la mujer también tiene como parámetro lo que ven”, explicó la profesional.

En otros casos, también es una manera de demostrar hostilidad o rabia hacia la mujer, mostrando su ira de forma sexualizada. El deseo de dominación sexual, es una forma de que el hombre siente que por tener pene es símbolo de hombría y poder hacia ellas.

Mientras que para otros, es sencillamente una manera impulsiva de hacerlo, no lo piensan – lo hacen – y tampoco les importa las consecuencias y eso se incrementa cuando está bajo alguna sustancias o alcohol eso refuerza dicha impulsividad, acotó.

¿Puede este tipo de hombre sostener una relación sana sin infidelidades?

Sobre ese punto, la psicóloga indicó que la infidelidad para muchos tiene varios conceptos y la exposición de fotos íntimas no asegura que una relación sea seria, porque que para pueda formarse de esta manera, son varios los factores que construirán esa relación y no solo el de tener en cuenta la exposición

“La fidelidad va más de todo esto, es el conjunto de un todo, ya que podemos tener también como parámetro a hombres que no realizan este tipo de actos, pero son personas infieles”, puntualizó.

OTRAS TEORÍAS

Están apegados a sus partes privadas

La psicoterapeuta de Nueva York, Jeannette Stern, dijo que esta percepción errónea también se debe al apego de los hombres a sus partes íntimas, porque generalmente sienten una conexión con sus genitales y quieren que la persona que les interesa sexualmente comparta ese interés, percibiéndolo incluso más placentero para el receptor de lo que a menudo es.

Puede relacionarse a dominación

El terapeuta sexual de Detroit, Russell Stambaugh, explicó que enviar imágenes de partes privadas es una combinación de buscar aceptación e intimidad, jactarse y buscar dominación.

Hay alguna base evolutiva para ello

¿Hay algunos hombres simplemente programados para hacer este tipo de cosas?

Stambaugh sostiene que hay una base evolutiva para algunos de los comportamientos de este tipo. Lo llama “señalización sexual” que está diseñada para estimular las condiciones a partir de las cuales puede ocurrir el comportamiento sexual reproductivo.

El investigador sexual Justin J. Lehmiller está de acuerdo con ese sentimiento y comentó cómo funciona algo llamado teoría de la gestión de errores.

“Una teoría evolutiva sugiere que hombres y mujeres han evolucionado sesgos cognitivos específicos que pueden ayudar a una reproducción exitosa”, escribe Lehmiller.

Desde el punto de vista de esta teoría, la percepción excesiva del interés en el sexo, ya sea en Tinder o en el mundo real, podría considerarse adaptativa, ya que reduce la probabilidad de que los hombres dejen pasar cualquier oportunidad reproductiva.

Pero Lehmiller agrega que los hombres no deberían usar eso como una excusa para el mal comportamiento. “Incluso si pensamos que este comportamiento es adaptativo en un sentido evolutivo, esto no significa que esté bien o sea una excusa que los hombres envíen fotos a mujeres que no quieran verlas”, escribió.

Después de todo, Katehakis dijo, hemos evolucionado. “Probablemente tiene algunos fundamentos biológicos”, dijo, “pero hemos desarrollado estos grandes cerebros para rechazar todo eso”.

YA NO MÁS FOTOS DESAGRADABLES

Aplicaciones como Twitter, Instagram y WhatsApp ya muestran borrosas las fotografías que envían destinatarios desconocidos: eliminarlas directamente para evitar que ninguna mujer tenga que verlas e incluso bloquear a esos usuarios que solo utilizan las redes para enviar esos contenidos, haría de Internet un lugar mucho más amable para, al menos, el 53% de las mujeres.

Sin embargo, por el momento la solución que está al alcance de la mano es exponer al degenerado en las redes sociales para evitar que otra mujer caiga en ese juego sucio, o que al menos tenga la decencia y conciencia de no volverlo a hacer.

Buena alimentación y vida saludable: las prácticas descuidadas por los periodistas

Muchas veces se ha dicho que la profesión periodística es catalogada como de alto riesgo para padecer estrés laboral, a esto se le suma la falta de un estilo de vida saludable. Por eso, es importante que estos profesionales tengan en cuenta señales que el propio cuerpo lanza, así como también las buenas prácticas que lleven a mejorar esta situación.


Fuente: Por Juan Riveros

Por Juan Riveros.

De acuerdo a un trabajo de investigación publicado por la Licenciada en Nutrición, Nidia Ortiz, la característica principal de la vida poco saludable de los periodistas es la mala alimentación y el excesivo consumo de cafeína. Esto genera un alto riesgo de patologías graves en los comunicadores.

En ese sentido, los datos recolectados por la profesional y comentados a HOY, indican que más del 50% de los periodistas que ejercer propiamente la función de reporteros, padecen o padecerán de enfermedades productos del estrés de la presión laboral y los malos hábitos.

A esto se suma el exigente ritmo de trabajo que impide a muchos comunicadores tener una alimentación adecuada ya que generalmente se come en la calle y no siempre de la mejor manera, grasas saturadas y gaseosas son parte del menú. Por otra parte, se habla del estrés laboral la cual es una realidad experimentada cada jornada por la mayoría de los trabajadores de prensa.

Sin embargo, la licenciada señaló que también se pudo identificar a comunicadores que a pesar del trajín laboral, hacen todo el esfuerzo posible para llevar una vida saludable, pero la profesión misma impide llevar adelante los hábitos no saludables: comer sin horario, el estrés, tomar poca agua, no dormir pocas horas y consumir alimentos procesados.

Al respecto, precisó que la acumulación de estrés laboral puede alterar los patrones de conducta de quienes lo sufren, de manera muy especial, los hábitos alimentarios y las conductas asociadas a ellos.

Por otro lado, se pudo ver que a nivel mundial el encierro de la población durante el aislamiento social por COVID-19, tuvo grandes efectos sobre el estado emocional. La profesión periodística no estuvo ajena a esta situación, generando aún más los malos hábitos e ingesta emocional de los comunicadores.

La malnutrición por malos hábitos nutricionales e ingesta emocional. Abarca a:

– desequilibrios de vitaminas o minerales,

– el sobrepeso,

– la obesidad, en algunos casos desnutrición

– enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación.

Puntualmente, en el caso de los comunicadores sucede que sus extensas horas laborales a lo que se le suma la presión de tener una información precisa, concisa y veraz por lo que la mayoría de las veces la alimentación pasa a segundo plano cuando la información de último momento los llama o van en busca de la primicia.

La licenciada señaló que una detección precoz de los malos hábitos alimentarios e ingesta emocional, desde los servicios de nutrición y psicología, evitaría uno de los factores de riesgos más pronunciados en salud pública que es la obesidad.

Puntualizó además de la necesidad de la creación de un proyecto sobre promoción de buenos hábitos alimentarios, cuyo pilar prioritario sea la educación nutricional para evitar las enfermedades por contaminaciones cruzadas y también implementar las recreaciones con actividades físicas con el cual se elimine el sedentarismo al igual que el estrés.

 

Hogar San José: vocación y entrega en favor de los ancianos abandonados

Dar nuestro tiempo en favor de aquellos que más lo necesitan es un gesto altruista, desinteresado y sobre todo una vocación de servicio. En el Hogar de Ancianos San José, una congregación de religiosas con apoyo de un gran equipo humano se encarga de poner en práctica esta premisa, dando una mejor calidad de vida a varios adultos mayores.

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

Ver ancianos que se encuentran en situación de abandono, quedando varados a su suerte, o que no reciben la atención necesaria por parte de sus familiares es una dura realidad que no queda ajena a la sociedad paraguaya.

Buscando dar una nueva oportunidad a personas que se encuentran en estas condiciones fue como surgió la iniciativa del Hogar de Ancianos San José, administrado por la Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados.

Este hogar se encuentra ubicado en el barrio La Amistad de Ykua Dure, en la ciudad de Luque, y fue inaugurado en mayo del 2021 en un moderno predio de unos 18.791m2.

El lugar está preparado para albergar a aproximadamente a 100 ancianos, quienes cuentan con todas las comodidades para su desenvolvimiento y bienestar. Su finalidad principal es la de acoger a adultos mayores vulnerables y abandonados, atendiendo todas sus necesidades tanto materiales, de afecto y espirituales.

Quienes viven allí reciben alimentación, asistencia médica, además de tener a su disposición otras actividades recreativas para distraerse durante la jornada. Un equipo multidisciplinario se encuentra pendiente de sus requerimientos de manera constante.

La Congregación de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados nació en España en el año 1873, a iniciativa de Santa Teresa de Jesús Jornet y Saturnino López Novoa, quienes se unieron en aquel entonces con el propósito de dar una nueva vida a aquellos ancianos en situación de vulnerabilidad.

A través de los años, la congregación fue extendiéndose a diversas partes del mundo hasta llegar a tener, a la fecha, unas 214 casas u hogares en las que se atiende a cerca de 28.000 ancianos, involucrando a unas 3.000 religiosas.

En Paraguay, la congregación se asentó hace 8 años, teniendo inicialmente otra sede antes de mudarse a su nuevo hogar en Luque, el cual cuenta con todas las comodidades para que los adultos mayores puedan disfrutar de una estadía permanente.

Cuatro religiosas y un equipo humano integrado por enfermeras, personal de limpieza, asistentes, fisioterapeutas, cocineras, entre otros, son quienes dan todo de sí para asistir a los ancianos de este espacio.

“Cuidar los cuerpos para salvar sus almas” era una de las máximas que tuvo en vida Santa Teresa de Jesús Jornet. Siguiendo esta misma premisa, las hermanas de la congregación y el personal de apoyo, a través de su incansable labor, permiten cuidar a los ancianos desamparados para darles la vida que se merecen y, con ello, ayudarlos a encontrar el lugar ideal.

El Hogar de Ancianos San José se sustentan en base a la caridad de la ciudadanía y la ayuda económica proveniente de la congregación en España. Los ancianos, en su mayoría, son personas que fueron abandonadas o que no tienen familia, por lo que hay ningún aporte que se les exija para su residencia.

Actualmente existen empresas privadas que colaboran con donaciones de alimentos, insumos y otros productos, aunque de igual manera las religiosas a cargo del hogar buscan la forma de seguir sumando benefactores para esta noble causa.

Los números de contacto del Hogar San José son 0981 171 880 / 021 728 9298.