El Gobierno brasileño rechaza cualquier restricción a extranjeros por la pandemia

El ministro brasileño de Turismo, Gilson Machado, dijo este jueves que el Gobierno de Brasil rechaza cualquier restricción a la entrada de turistas extranjeros pese a la pandemia del covid-19, pero que acatará lo que las autoridades sanitarias decidan sobre la exigencia del certificado de vacunación.


Fuente: EFE

Machado dijo igualmente que el Gobierno federal defiende la inmediata reactivación del turismo y de los eventos turísticos, como el carnaval, pero que está de manos atadas si los diferentes gobiernos regionales o municipales deciden cancelar sus fiestas carnavalescas, como lo han anunciado ya unas 60 ciudades.

"El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro no trabaja con ningún tipo de restricción a las libertades individuales, principalmente a los propios brasileños dentro de Brasil", afirmó el ministro en una rueda de prensa virtual a corresponsales extranjeros en el país, entre los cuales la agencia Efe.

Al ser interrogado sobre si el Gobierno le exigirá certificado de vacunación a los turistas extranjeros que quieran ingresar al país, el ministro aclaró que Bolsonaro es contrario a las restricciones pero que escuchará lo que tenga a decir la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa, regulador).

"La orientación del presidente es que se escuche a la Anvisa, pero la decisión final será de los gobernadores o de los alcaldes. Ellos pueden imponer esas restricciones incluso contra la voluntad del Gobierno federal", afirmó.

BOLSONARO PIDE APERTURA DE FRONTERAS SIN RESTRICCIONES

El líder de la negacionista ultraderechista brasileña, uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia, ha pedido a Anvisa que autorice la apertura de las fronteras terrestres, cerradas desde el año pasado por causa de la pandemia, y que retire las restricciones a los extranjeros en los aeropuertos.

El jefe de Estado alega que la flexibilización es necesaria para reactivar el turismo, uno de los sectores más castigados por las medidas restrictivas impuestas para frenar la pandemia.

Brasil es el segundo país con más víctimas por covid en el mundo, con 613.000 muertes, y el tercero con más contagios, con 22 millones, pero el avance de la campaña de vacunación hizo con que los números de óbitos e infecciones cayeran a los niveles de mayo del año pasado, cuando la pandemia estaba en sus primeras semanas.

Gobernadores y alcaldes quieren liberar el carnaval pero temen que la aglomeración generada por las fiestas y la llegada de turistas en los que la pandemia sigue sin control pueda provocar una nueva ola en el país o introducir nuevas mutaciones.

Machado rechazó incluso la decisión de Anvisa que exige que los turistas extranjeros que quieran ingresar a Brasil presenten resultado negativo para el examen de diagnóstico de covid por PCR.

"Esa exigencia del PCR es una barrera muy grande para el turismo en Brasil. Si un visitante tiene que pagar un alto costo por el examen que se le exige para entrar al país y tiene que volver a hacerlo cuanto quiera regresar a su país terminará pagando casi el mismo precio que el pasaje", afirmó.

El ministro alegó que, pese a rechazar las restricciones, el Gobierno no puede impedir que estados y municipios las impongan debido a que la Corte Suprema determinó que las medidas sanitarias para enfrentar la covid son de responsabilidad de gobiernos regionales y municipales.

"El carnaval dependerá de la voluntad de cada gobernador o de cada alcalde, pero me gustaría saber cuál será el argumento de los que quieren liberar el carnaval pero aún tienen cerradas las iglesias", agregó.

Al menos 60 ciudades de los estados de Sao Paulo, Minas Gerais y Paraíba ya anunciaron la cancelación de las fiestas, pero Río de Janeiro, Salvador y Recife, que ofrecen los carnavales más famosos y multitudinarios, las confirmaron. EFE

 

Sólo el 27 % de los sanitarios están vacunados contra la covid en África

Sólo el 27 % de los trabajadores de la salud en África han sido completamente vacunados contra la covid-19, lo que deja desprotegida a gran parte de esa fuerza laboral que actúa en primera línea contra la pandemia, según advirtió este jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Fuente: EFE

La OMS basó esas cifras en sus análisis de datos de 25 países que revelan que, desde marzo de 2021, 1,3 millones de trabajadores sanitarios estaban completamente vacunados.

Únicamente seis países alcanzan más del 90 % de los trabajadores de la salud con una pauta completa de vacunación, mientras que nueve han vacunado totalmente a menos del 40 % de ese personal.

Por contra, subrayó la agencia de la ONU, un estudio mundial reciente de la OMS de 22 países, en su mayoría de ingresos altos, arrojó que más del 80 % de sus trabajadores de la salud están completamente vacunados.

“La mayoría de los trabajadores de la salud de África todavía se están perdiendo las vacunas y permanecen peligrosamente expuestos a una infección grave por la covid-19", afirmó en una rueda de prensa virtual la directora de la OMS para el continente, Matshidiso Moeti.

"A menos que nuestros médicos, enfermeras y otros trabajadores de primera línea obtengan una protección total, corremos el riesgo de un retroceso en los esfuerzos por frenar esta enfermedad. Debemos asegurarnos de que nuestros centros de salud sean entornos de trabajo seguros", advirtió Moeti.

Según los datos notificados a la OMS por los países africanos, desde marzo de 2020, ha habido más de 150.400 infecciones por covid-19 en los trabajadores de la salud, lo que representa el 2,5 % de todos los casos confirmados.

Cinco países representan aproximadamente el 70 % de todas las infecciones notificadas entre los empleados sanitarios: Argelia, Ghana, Kenia, Sudáfrica y Zimbabue.

"Con un nuevo aumento de casos que se avecina en África después de la temporada festiva de fin de año, los países deben acelerar urgentemente el lanzamiento de vacunas para los trabajadores de la salud", concluyó Moeti.

Hasta la fecha, unos 403 millones de vacunas han sido adquiridas por África, de las que se han administrado cerca de 222 millones, según las últimas cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de la Unión Africana (África CDC).

Sólo el 6,6 % de la población continental (unos 1.300 millones de personas) han recibido la pauta completa de vacunación, según informó hoy en otra rueda de prensa telemática el director de África CDC, John Nkengasong.

De momento, unos 8,6 millones de casos de coronavirus se han registrado en el continente, de los que más de 222.000 han acabado en muertes, de acuerdo con las últimas cifras de África CDC.

 

Sudáfrica registra nueva variante con múltiples mutaciones: "Es preocupante"

Una nueva variante de covid-19 fue detectada en Sudáfrica, el país más afectado oficialmente por la pandemia y que registra un nuevo aumento de las contaminaciones, anunciaron los científicos el jueves.


Fuente: AFP

“Lamentablemente, hemos detectado una nueva variante que es motivo de preocupación en Sudáfrica”, indicó el virólogo Tulio de Oliveira en una conferencia de prensa.

La variante cuyo código científico es B.1.1.529, “tiene un elevado número de mutaciones”, prosiguió.

También ha sido detectada en Botsuana y Hong Kong entre viajeros procedentes de Sudáfrica.

El ministro de Salud, Joe Phaahla, afirmó que esta variante es “muy preocupante”, y es la fuente del aumento “exponencial” del número de casos constatados en el país.

Los contagios se dispararon a más de 1.200 casos el miércoles, contra unos 100 diarios a comienzos del mes en curso.

El año pasado, Sudáfrica detectó la variante Beta, pero actualmente el número de infecciones ha repuntado por la Delta, detectada originalmente en India.

Con alrededor de 2,95 millones de casos y 89.657 fallecidos, se trata del país más afectado en el continente africano.

 

Regulador europeo aprueba vacuna Pfizer para niños de entre 5 y 11 años

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aprobó este jueves la vacuna de Pfizer contra el coronavirus para los niños de entre 5 y 11 años, una decisión que contribuirá a acelerar la lucha contra el virus en un momento en que la pandemia se recrudece en Europa.


Fuente: AFP/EFE

La EMA dijo que un panel de expertos “recomendó ampliar la indicación para la vacuna Comirnaty para incluir a los niños de entre 5 y 11 años”, dijo la agencia, usando el nombre comercial del inmunizante.

La inyección se administrará en dos dosis, con un intervalo de tres semanas entre la primera y la segunda, subraya la agencia en un comunicado, en el que señala que los beneficios de vacunar con Pfizer a los niños en esa franja de edad superan los riesgos.

Los efectos secundarios más comunes detectados en los ensayos clínicos fueron similares a los de los mayores de 12 años, lo que incluye cansancio, dolor muscular y de cabeza, escalofríos, molestias y enrojecimiento en el lugar de la inyección.