Por su actuación en pandemia, investigan a Boris Johnson

El ex primer ministro británico Boris Johnson deberá responder a preguntas difíciles el miércoles y el jueves en una audiencia en Londres, en el marco de la investigación pública sobre su actuación frente a la pandemia de covid, blanco de fuertes críticas de sus antiguos asesores.

 

Desde el inicio de las audiencias en junio, estos colaboradores, entre ellos varios asesores y científicos, han descrito a un primer ministro abrumado, indeciso, poco preocupado por las víctimas cuando estalló la pandemia a principios de 2020, con un gobierno dividido y caótico.

¿Boris Johnson tardó demasiado en imponer un primer confinamiento a finales de marzo de 2020? ¿Tenía una dimensión exacta de la pandemia? ¿Entendió los datos científicos que le llegaban? ¿Se mostró indiferente con las víctimas y especialmente con los ancianos?

“Era la peor crisis posible para las competencias de ese primer ministro”, dijo a la comisión investigadora a finales de junio Lee Cain, exdirector de comunicación de Downing Street, describiendo a un Boris Johnson que no tomaba decisiones y cambiaba constantemente de opinión, en función de la última persona que hubiera hablado con él.

Johnson, de 59 años, un orador brillante más rápido en responder con humor que con precisión, deberá poner todo su empeño para convencer en la audiencia de que a principios de 2020 era la persona adecuada para afrontar la situación.

– Disculpas “sin reservas” –

Johnson preparó cuidadosamente su defensa, leyendo 6.000 páginas de documentos, encerrado durante horas con sus abogados, según el diario The Times, que reveló las grandes líneas de su intervención.

Pese a todo, en su comparecencia en una oficina gubernamental en el centro de Londres, el dirigente conservador podría disculparse sin reservas” y admitir que cometió “errores”, subestimando inicialmente los riesgos del virus.

“Tenía una confianza fundamental en que las cosas irían bien”, se espera que diga, explicando que otras amenazas sanitarias del pasado habían sido menos catastróficas de lo que se temía.

La vida del propio Johnson corrió peligro debido al covid en abril de 2020.

El 23 de marzo de 2020 se impuso un primer confinamiento a los británicos, seguido de otros dos, entre los más duros de Europa.

Las revelaciones sobre fiestas ilegales en Downing Street durante este período provocaron un escándalo y contribuyeron a la caída de Johnson, quien se vio obligado a dimitir en julio de 2022.

Pero este eterno optimista, que prestará declaración durante dos días, debería afirmar también que su Gobierno “tomó las decisiones correctas en el momento adecuado”, contribuyendo a salvar a decenas o cientos de miles de vidas.

También tratará de insistir en el programa de vacunación, implementado desde principios de 2021, antes que muchos otros países.

El covid acabó con la vida de más de 232.000 personas en el Reino Unido.

Ante la comisión de investigación, que obtuvo miles de mensajes de WhatsApp y numerosos documentos, algunos de sus antiguos colaboradores hablaron de un primer ministro superado por los acontecimientos y que decidió el confinamiento demasiado tarde.

“Es incapaz de dirigir”, se lamentó en mensajes de WhatsApp el secretario general de Downing Street, Simon Case, el funcionario de mayor rango del país, a finales de 2020. “Cada día cambia de dirección estratégica”, dijo desesperado.

Los trabajos de la comisión independiente de investigación, presidida por la antigua jueza Heather Hallett, podrían durar hasta 2026.

VIDEO| Cuatro muertos y 14 heridos deja fuerte incendio en un edificio

El suceso se ha producido sobre las 17:30 [hora local] de este jueves, en un edificio ubicado en Valencia, España.

La tarde de este jueves se produjo un fuerte incendio en un edificio de la ciudad de Valencia, en la Comunidad Valenciana de España, que dejó cuatro muertos y al menos 14 personas heridas.  Del saldo de afectados, nueve son hombres, de entre 25 y 57 años; cuatro son mujeres, de entre 27 y 81 años; y hay un menor de siete años. Además, los medios locales reportan al menos 19 desaparecidos.

“A excepción de dos mujeres que han sido dadas de alta ‘in situ’, el resto han sido trasladados a diferentes centros hospitalarios de la capital”, informó Emergencias 112 en el reporte ofrecido a las 22:07 [hora local].

Previamente, Jorge Suárez Torres, subdirector general de Emergencias en la Agencia Valenciana de Seguridad, comunicó que había 13 heridos, de los cuales, seis son bomberos y el resto civiles.

Más temprano, esta institución mencionó que un bombero tuvo fractura de muñeca y otros dos se vieron afectados por quemaduras en las manos e inhalación de humo.

Labores

El suceso se registró sobre las 17:30 [hora local] en una edificación de 14 pisos, ubicada en la avenida Maestro Rodrigo del barrio de Campanar. El fuego comenzó en una de las plantas y se propagó rápidamente por el resto, reseñó Levante.

Emergencias 112 detalló que 14 dotaciones del Departamento de Bomberos del Ayuntamiento de Valencia trabajan para sofocar el fuego y rescatar a las personas atrapadas en el edificio.

Asimismo, el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia informó que envió cuatro dotaciones de bomberos para ayudar a sus colegas municipales en las labores.

Los bomberos han conseguido rescatar a un hombre y una mujer que se encontraban en un balcón mientras a su alrededor avanzaban las llamas y el humo.

El rescate se logró con una cesta elevada, después de enfriar la zona con mangueras.

En la zona fueron dispuestos dos hospitales de campaña y se están habilitando hoteles para albergar a las personas afectadas.

Los agentes de seguridad encargados de controlar el perímetro han concentrado a los vecinos evacuados para su identificación; y la Policía habilitó el número de teléfono 690 167 830 para atender a los familiares de las personas afectadas.

Las autoridades se pronuncian

Carlos Mazón, presidente de la Generalidad Valenciana, agradeció “la eficacia y profesionalidad de los efectivos de emergencias desplegados” en Campanar y pidió a la ciudadanía no acercarse al lugar, ya que “puede ser muy peligroso”.

De igual forma, María José Catalá Verdet, alcaldesa de Valencia, comentó que está “muy pendiente” de la evolución de este hecho. “Rogamos, por favor, a vecinos de otras zonas de la ciudad que no se acerquen a las inmediaciones del incendio para facilitar el trabajo de los equipos de emergencias movilizados”, indicó.

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, también se pronunció al respecto: “Consternado ante el terrible incendio en un edificio de Valencia [...] Quiero trasladar mi solidaridad a todas las personas afectadas y el reconocimiento a todos los efectivos de emergencia ya desplegados en el lugar”.

Señaló que conversó con Mazón y Catalá “para conocer de primera mano la situación y ofrecer toda la ayuda que sea necesaria”.

FMI califica de excelente la reunión con Milei

El presidente argentino, Javier Milei, recibió este jueves en la Casa de Gobierno a la subsubdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, quien consideró “excelente” la reunión con el mandatario, que se dio en un marco de creciente tensión social.

Fuente: AFP

“Mi primera visita a Buenos Aires fue excelente”, escribió Gopinath en un comunicado, luego del encuentro en el final de una visita de dos días a Argentina.

“He podido conocer mejor los progresos que se están realizando, pero también las dificultades a las que se enfrenta el pueblo argentino”, agregó.

Durante su visita, Argentina vivió el miércoles una jornada con el servicio de trenes paralizado por una protesta y el jueves un paro del gremio sanitario. En tanto la CGT, principal central sindical argentina, debate si organiza una segunda huelga nacional después de la de 12 horas que convocó el 24 de enero.

En este contexto, Gopinath mantuvo reuniones con el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; el ministro del Interior, Guillermo Francos; el ministro de Economía, Luis Caputo, y el presidente del Banco Central, Santiago Bausili.

En 2018, bajo la presidencia del derechista Mauricio Macri, Argentina tomó del Fondo un préstamo por 57.000 millones de dólares, de los cuales recibió 44.000 millones. El programa crediticio fue renegociado en 2022 por el peronista Alberto Fernández (centroizquierda) y, tras el incumplimiento de metas en 2023, fue reflotado por el actual gobierno.

Milei emprendió un fuerte ajuste fiscal, mayor al que había recomendado el propio FMI, con el que se comprometió a terminar 2024 con un superávit de las finanzas públicas de 3% del PIB.

El gobierno pudo mostrar al FMI dos resultados de su política de ajuste: un superávit comercial de 797 millones de dólares y un superávit fiscal de 588 millones de dólares en enero.

Fue el primer superávit fiscal en 12 años, logrado en buena parte merced a recortes en jubilaciones, subsidios al transporte y energía, y salarios.

“Las medidas iniciales están empezando a dar fruto, aunque el camino por recorrer sigue siendo difícil. Será necesaria una política monetaria y cambiaria coherente y bien comunicada para seguir reduciendo la inflación de forma duradera, reconstituir las reservas y reforzar la credibilidad”, escribió Gopinath.

La subdirectora del FMI se reunió también con académicos y representantes de organizaciones sociales y sindicatos.

“Hubo un amplio reconocimiento de que Argentina necesita reformas orientadas al mercado para revertir un declive a largo plazo en la calidad de vida, pero que éstas deben ser diseñadas y secuenciadas para asegurar un crecimiento sostenido e inclusivo”, dijo Gopinath.

Al aprobar el último desembolso para Argentina, el FMI elogió el “ambicioso plan de estabilización” de Milei para revertir una inflación anual de 254,2%, una pobreza que alcanza a la mitad de la población y una contracción del PIB de 2,8% prevista para 2024 por el propio organismo.

Gobierno argentino cierra instituto nacional contra la discriminación

El gobierno argentino resolvió este jueves el cierre del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), informó el vocero presidencial Manuel Adorni, en una decisión repudiada por organizaciones de derechos humanos.

Fuente: AFP

“Se tomó la decisión de avanzar en el desmantelamiento de institutos que no sirven absolutamente para nada, como el Inadi”, dijo Adorni al enmarcar el cierre del organismo que lucha contra la discriminación y asiste a sus víctimas en el plan de reducción del Estado del presidente ultraliberal Javier Milei.

El organismo, con dependencias en todo el territorio nacional y una plantilla de 400 empleados, recibe un promedio de 2.500 denuncias al año por discriminación, según su último informe. La mayoría proviene del ámbito laboral o educativo y es por motivos de discapacidad, orientación sexual o género.

Diego Morales, director de Litigio del Centro de Estudios Legales y Sociales, calificó esta decisión como “parte de un programa del gobierno nacional destinado a eliminar o limitar las capacidades de órganos de protección de derechos humanos en Argentina”.

Morales advirtió que muchas denuncias quedarán en “un limbo” y recordó que el Inadi es el órgano de aplicación en Argentina de los compromisos adquiridos ante el Comité para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (CERD) de la ONU.

Por esto, el cierre del instituto será “también un problema de derecho internacional de los derechos humanos. Este es un problema que Argentina va a tener con la ONU”, agregó.

“No nos sorprende, porque este gobierno se ha ensañado especialmente con las instituciones que defienden los derechos de las diversidades”, dijo de su parte Ana Fornaro, cofundadora de la Agencia Presentes, un medio regional especializado en temáticas de género, diversidad y derechos humanos.

Al explicar que deben darse pasos administrativos antes del cierre definitivo del instituto, Adorni detalló: “Nos encantaría que el Inadi esté cerrado hoy, eso no es posible por cuestiones administrativas”.

“Hay un sinfín de institutos que el presidente Milei está decidido a desmantelar; la batalla de achicar el gasto público es central en nuestro plan de gobierno”, agregó.

Desde que asumió el 10 de diciembre, el presidente ultraliberal despidió a 30.000 empleados del Estado y no renovó otros 10.000 contratos, además de paralizar las obras públicas que financia la administración nacional en todo el país en aras de achicar el gasto público.

“No vamos a seguir financiando lugares donde se pagan favores políticos en un país que está absolutamente empobrecido”, dijo Adorni al tender un manto de sospecha sobre las designaciones dentro del Inadi, que actualmente está intervenido.

El Inadi fue creado en 1995 por una ley del Congreso y depende del Ministerio de Justicia.

Argentina registró en enero su primer superávit fiscal mensual en 12 años en el marco de un drástico plan de achicamiento del Estado que incluye, entre otros recortes, una millonaria quita de subsidios a la energía y el transporte, con una inflación interanual en enero de 254,2%.